¿Para que sirve la aspirina?

Tiene delito que a estas alturas aún no haya dedicado una entrada a explicar para qué sirve la Aspirina. Tamaño despropósito sólo es equivalente a si tuviera un blog sobre futbolistas y aún no hubiera hablado de Raúl. Sí, Raúl, el del Madrid, el auténtico número 7, que al igual que la Aspirina ya vivió sus días de gloria, pero sigue conservando un lugar en nuestros corazones.

para que sirve la aspirina

¿Para qué sirve la Aspirina?

Canten ustedes conmigo:

– Eran uno, dos y tres, los famosos mosqueteros. El pequeño Nolotil, siempre va con ellos. 

En este caso los mosqueteros son los analgésicos de andar por casa. El número uno y dos del podio lo ocupan indiscutiblemente paracetamol e ibuprofeno y la medalla de bronce por motivo históricos es Aspirina, el archiconocido ácido acetil salicílico, que ocupa un tercer puesto de honor.

La Aspirina es un AINE (antiinflamatorio no esteroideo) con las características propias de los mismos:

Analgésico (calma el dolor).

Antiinflamatorio (disminuye la inflamación).

Antipirético (baja la fiebre).

Además de los tres clásicos superpoderes, el ácido acetilsalicílico posee un efecto antiagregante plaquetario por lo que se emplea a bajas dosis en la profilaxis de tromboembólica, especialmente en pacientes que han sufrido previamente un infarto de miocardio. Diversos estudios muestran que también juega un papel beneficioso en la prevención de la preeclampsia.

 

¿Por qué ha dejado de usarse (tanto) la Aspirina?

Modas aparte (la industria farmacéutica no está exenta de curiosas modas) lo cierto es que la Aspirina presenta unos efectos gastrolesivos considerables, es decir, puede acabar haciendo polvo el estómago y no se recomienda en pacientes con historial de úlcera. Gracias a la Aspirina y a sus anuncios todos sabemos pronunciar correctamente: úlcera gastroduodenal. Recordemos siempre que tenemos un amigo llamado omeprazol.

Cuando el paracetamol (analgésico que no hace daño al estómago) irrumpió en el mercado fue como cuando Cristiano Ronaldo llegó al Real Madrid. Primero le quitó el puesto a Raúl, lo sentó en el banquillo y después no paró hasta adueñarse del número de la camiseta. Actualmente Cristiano ya ha superado los 323 golesde Raúl… pero no todo son números. Raúl y la Aspirina tienen ese nosequé que quéseyo que no tienen ni Cristiano ni el paracetamol.

para que sirve aspirina

¿Es peor para el estómago el ibuprofeno o la Aspirina?

Al guapo del paracetamol le faltaba algo para ser perfecto y poder competir en igualdad de condiciones con la Aspirina: el paracetamol no es antiinflamatorio. Entonces llegó el ibuprofeno y apareció un verdadero rival de su tamaño.

Si hay que poner todas las cartas sobre la mesa, la Aspirina es más perjudicial para el estómago que el ibuprofeno o que el Voltarén (aunque menos que el Enantyum).

¿Cuántos tipos de Aspirina hay en el mercado?

Aspirina hay más de una, de hecho, son todo un clan. Comenzamos por la aspirina de 500 mg en comprimidos, que se comercializa desde 1899 y su moderna versión con sabor a cola que se disuelve directamente en la boca. Es la clásica para el dolor de cabeza y otras molestias leves.

La cafiaspirina y la Aspirina Plus contienen cafeína y están indicadas para el dolor muscular y de espalda (contractiras, lumbalgias, etc.)

Otro clásico popular es la Aspirina C efervescente, cuyos fans (que alguno queda) son fieles hasta la médula. Por razones tan históricas como equivocadas la gente asocia a la efervescencia y a la vitamina C un poder descongestivo que no tiene.

Por último, Aspirina Complex es una suerte de medicamento para la gripe que junto al ácido acetilsalicílico incorpora fenilefrina y clorfenamina (de manera similar al Pharmagrip o Frenadol). En este caso sí tiene propiedades descongestivas.

¿Por qué ya no existe la Aspirina infantil?

 Aunque probablemente todos los que estéis leyendo este post la habréis tomado en vuestra más tierna infancia (a ella o a su primo hermano el “Mejoral Infantil”) hace años que no se comercializa. Su uso está totalmente desaconsejado debido a la posibilidad de desarrollar Síndrome de Reye (aquí se puede leer la nota informativa de la AEMPS de 2003).
Por si hay algún despistado, el Síndrome de Reye no tiene nada que ver con los problemas de adaptación que tuvo el jugador del Sevilla en Inglaterra cuando lo traspasaron al Arsenal: se trata de un efecto secundario cerebral y hepático que se produce al consumir ácido acetilsalicílico especialmente durante procesos gripales y de varicela.

En el lugar de la Aspirina Infantil se han hecho fuertes el Dalsy y el Apiretal.

Aspitopic: mi medicamento favorito

Los más avezados dirán que el Aspitopic no contiene Aspirina en su composición. Y es cierto, el Aspitopic es un analgésico y antiinflamatorio tópico formulado a base de etofenamato, pero Bayer se las ingenió para que su nombre y su imagen se asociara a la Aspirina. No me pregunten ustedes por qué, pero esa cajita me enamora.

Lamentablemente, desde que lo desfinanciaron de la Seguridad Social las ventas de Aspitopic se resintieron y mi adorado gel nunca ha vuelto a ser el mismo. Sin embargo me puede la nostalgia y, al igual que Raúl, siempre tendrá un hueco en mi corazón (o mejor dicho, en mi cajonera).

El consejo de la Boticaria

¡Larga vida a las viejas glorias! A pesar de que el paracetamol o ibuprofeno nos hayan seducido con sus encantos (hay que reconocer que ser más barato y tener menos efectos secundarios, puntúa bastante) sigue siendo una alternativa eficaz para diversos dolores que puede ser tenida en cuenta. Para los nostálgicos, os recomiendo echar un vistazo a este post de @benderapotheker. Un buen compañero farmacéutico que hace un repaso de la cartelería vintage de la Aspirina desde 1900.

IMPORTANTE

Como ya sabéis, y si no lo sabéis os lo cuento, participo en los premios Bitácoras y os estaré agradecida si me ayudáis con un voto. Tenéis todas las instrucciones para votar aquí . ¡Amigos, os necesito! ¡Y pago con copas! ¿Se puede pedir más?

Fuentes:

Lanas, A. (2014). [Gastrointestinal bleeding, NSAIDs, aspirin and anticoagulants]. Gastroenterologia y hepatologia, 37, 62-70.

Comité Español Interdisciplinario para la Prevención Cardiovascular (CEIPC). Adaptación española de la Guía europea de prevención cardiovascular. Rev Esp Salud Pública 2004;78:435-8

SELVES, A., et al. [Aspirin and its danger: Reye syndrome in young adult]. EnAnnales francaises d’anesthesie et de reanimation. 2013. p. 814-816.

A Baldellou Vázquez. Síndrome de Reye. Cuarenta años después. An Pediatr (Barc) 2003; 59: 319 – 322

Documentos del 53 congreso de la SEFH

 

 

12 Respuestas a los Comentarios

  • Dolors6 Octubre, 2015 a las 11:36

    Me ha encantado esta entrada : ) guardo un sitio también en mi corazoncito jajaja para la aspirina, de hecho la aspirina infantil que había tomado alguna vez me parecía rica y todo : )
    Ahora mismo me miro eso del concurso niña que no me había dado cuent que participabas!

    Responder
  • Mi Álter Ego6 Octubre, 2015 a las 12:02

    ¿Sigue existiendo la Cafiaspirina? Yo pensé que la habían retirado… Anda que no me ha servido en momentos de cansancio extremo… Lo mismo por efecto placebo, vete a saber, pero a mí me daba un subidón tremendo aquello. Jajajaja. Besotes!!!

    Responder
  • Sar6 Octubre, 2015 a las 12:04

    Mi madre siempre cuenta aterrorizada como me puse mala con año y medio y me dio medio Mejoral Infantil. Cuando fueron a despertarme de la siesta no podían y me llevaron a urgencias. Alli iba de un lado a otro del pasillo como pato mareado, llevaba un colocón que para qué las prisas. A la pobre le acusaron de drogarme, menudo susto!
    A mi, mi ginecólogo me mandó durante todo el embarazo Adiro 100, para ayudar a la circulación.

    Vamos que arriiiiiiba la aspirina!

    Responder
  • Maria6 Octubre, 2015 a las 12:18

    Yo me acuerdo de mi abuela tomándose su “media aspirinita diaria”… Yo creo que no la necesitaba pero le encantaba tener su pastillita. Tengo que decir que murió de viejecita así que mala, mala no debía ser.
    Y las aspirinas infantiles… ¡esas sí que había que guardarlas fuera del alcance de los niños!

    Responder
  • mari6 Octubre, 2015 a las 19:02

    A mí me encanta la aspirina y siempre acudo a ella cuando me duele algo.

    Responder
  • Irene6 Octubre, 2015 a las 19:26

    Yo sigo siendo muy fan de la aspirina; muy por encima del iboprufeno y del paracetamol / acetaminofén.
    Es mi primera opción para cualquier dolor. Me gusta la aspirina clásica, de caja verde y pastilla blanca.
    De niña era casi hipocondriaca con tal de conseguir un par de mejoralitas… aunque te confieso que es la primera vez que oigo hablar del Síndrom de Reye.

    Responder
  • IreneyUmpalumpa6 Octubre, 2015 a las 20:00

    Desgraciadamente no puedo tomar aspirina…
    Pero mis recuerdos son taaaaaaan buenos… (¿Alguno de los afortunados que tomó aspirina infantil no recuerda lo increíblemente bien que sabía?)

    A la aspirina hay que seguir haciéndole un monumento… Alguien intentó quitarle su sitio, pero es lo que dices… Raúl tiene algo que no tiene Ronaldo. Y como antiagregante no tiene rival. Disminuye la mortalidad en ese campo… ¿algo más que añadir?

    (Por cierto, en cuanto a lo del Síndrome de Reye… aunque no discuto la retirada… muchos pediatras (al menos los que me daban clase) no estaban demasiado convencidos acerca de su relación. Me gustaría encontrar los estudios, luego lo hago en un momento… pero en esas cosas nunca es fácil demostrar “causalidad” teniendo en cuenta que la aspirina era algo tan normal en la vida de un niño por entonces… Aún así, nadie se atreve a discutirlo y una vez retirado, todo sería ver si ha disminuído la incidencia del Síndrome de Reye o no… 😉 )

    Responder
  • Irene MoRe6 Octubre, 2015 a las 22:57

    En mi casa se desterró cuando descubrimos que mi hermana era alérgica al ácido acetilsalicílico, así que nos convertimos en adictos al efferalgan hasta que llegaron los genéricos del paracetamol.

    Responder
  • Mamá en Bulgaria6 Octubre, 2015 a las 22:57

    Un artículo muy interesante. Por el trabajo de mi padre (en Bayer) estoy familiarizada con el tema desde pequeña y leer esto me ha traído muchos recuerdos.

    Responder
  • Paloma10 Octubre, 2015 a las 20:38

    Acabo de descubrir tu blog y esta entrada me ha fascinado. Desde hoy tienes una rendida seguidora más (yo también soy boticaria aunque me dedico a la investigación).
    Enhorabuena por crear tan estupendo blog

    Responder
  • Julia13 Octubre, 2015 a las 08:39

    Buenos dias boticaria. Tengo un dolor de garganda prolongado, que debo comprarme en la farmacia? Lizapaína, Strepsils o ibuprofeno???

    Responder
  • José Antonio13 Octubre, 2015 a las 16:21

    Interesantísimo el mundo de la aspirina, que junto con el Calmante Vitaminado y el Optalidón (entre otros) me recuerdan a mi infancia. Tengo una duda, la aspirina efervescente, ¿es menos dañina para el estómago? Gracias.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.