El yogur no es un remedio vaginal (lo diga quien lo diga)

Existe la popular creencia de que el yogur aplicado en la vagina es un buen remedio para mejorar mal llamada “flora” (hoy microbiota)  o para tratar la candidiasis. Como todos los mitos, se sustentan en alguna teoría más o menos peregrina pero con algo de “fundamento”. En este caso, se alega que el yogur tiene bacterias probióticas que “aumentan las defensas”.

¿Qué dice la ciencia sobre yogures y vaginas?

 

  1.  Los probióticos de los yogures no son los mismos que necesita nuestra vagina. Algunos de los más estudiados con posibles efectos positivos son L. acidophilus, L. rhamnosus y L. reuteri. Sin embargo el yogur, para poderse llamar yogur, según la legislación, debe estar fermentado con L. bulgaricus y S. thermophilus.
  2. Los probióticos no han demostrado evidencia concluyente. Hasta la fecha no hay ninguna alegación aprobada por la EFSA que permita decir que los probióticos “suben las defensas”. Existen estudios prometedores sobre el uso de algunos probióticos “vía vaginal”, pero la última revisión Cochrane publicada en noviembre de 2017 arroja esta conclusión:

    “No hay pruebas suficientes para el uso de probióticos como adyuvantes de los medicamentos antimicóticos

    convencionales o para usar aisladamente en el tratamiento de la candidiasis vulvovaginal en mujeres no embarazadas.”

Es decir: ni los del yogur ni los de cápsulas. Si no se han encontrado pruebas concluyentes utilizando las cepas seleccionadas más eficientes, y en concentraciones mucho mayores a las que se pueden encontrar en un yogur, difícilmente conseguiremos algo untando un par de cucharadas del primer yogur aleatorio que pillemos por ahí. Concretamente se ha buscado evidencia sobre el uso intravaginal del yogur y no se ha encontrado. 

¿Y el pH ácido del yogur no ayuda a la vagina?

Los yogures contienen ácido láctico, bien. Pero hasta el más sencillo también contiene azúcares propios (un 4-5%), proteínas… Y todos estos nutrientes no tienen por qué ser positivos para nuestra vagina. Es más, son un elemento extraño y de composición muy variable según las marcas (unas añaden lactosa, otras leche en polvo, otras proteínas del suero). Todo esto puede actuar alterando el pH y no necesariamente para bien.

Si queremos ayudar al pH vaginal, lo mejor que podemos hacer es estarnos quietos y utilizar como medida higiénica un gel dermatológico, testado, con pH apropiado para la zona.

¿Qué podemos hacer para “subir las defensas”?

No hay productos mágicos para “subir las defensas”. El buen estado inmunitario se mantiene comiendo sano: frutas, verduras, cereales integrales, proteínas de calidad, grasas saludables. Siento las malas noticias pero no hay que hacer nada extraordinario o desagradable como meterse yogures por la vagina. Simplemente comer bien.

¿Qué podemos hacer si tenemos candidiasis vaginal?

Aunque los probiótios pudieran ser una ayuda, no olvidemos que al bicho cándida habría que matarlo igualmente. Y al bicho cándida se le trata principalmente con clotrimazol (en el enlace tienen toda la información sobre cuándo es necesario consultar al médico).

¿Por qué sigue triunfando el yogur vía vaginal como remedio popular?

Porque, reconozcámoslo, nos encanta jugar con nuestros agujeritos. Nos encanta jugar a la botica de la abuela porque tiene un punto mágico y ancestral (además de barato). Si no no se explica tampoco lo de la amiga Gwyneth con su enema rectal (aunque su enema salía por 135€). 

Es cierto que ha sido, y por desgracia sigue siendo, una medida recomendada por algunos profesionales sanitarios amantes de la “medicina natural” o poco actualizados. Pero el hecho de que haya profesionales “poco profesionales” solo significa que hay que hacer una mayor labor de divulgación desde la evidencia científica (que como ya hemos visto arriba, brilla por su ausencia en la cuestión yogurto-vaginera). Los médicos o los farmacéuticos no somos infalibles. Y que un profesional sanitario lo recomiende cuando la evidencia dice lo contrario dice muy poco a su favor.

El yogur vía vaginal en los medios de comunicación: ¿qué ha pasado?

Aunque a algunos los del yogur vaginal les sonaba raro yo veía que era un tema que seguía latente, casualmente he estado intentando poner mi granito de arena en los últimos días.

La semana pasada en Saber Vivir dedicamos una parte de la sección en la que me dedico a tumbar mitos a hablar sobre que no era buena idea meterse el yogur por ahí abajo. Lo podéis ver aquí, a partir del minuto 7:00. Y el martes pasado en El Club de Malasmadres también hablé de este mito en el vídeo que hicimos para aprender a elegir el mejor yogur del supermercado. Lo podéis ver aquí (no sé exactamente el minuto pero hacia el final):

Llamadme profeta, pero ha querido la casualidad que, justo anoche, la cantante Chenoa comentase en el Hormiguero que ella también es una aficionada al remedio yogurtero-bajero. Y si llevo dos semanas hablando del tema, entiendan ustedes que no podía menos que poner un tuit comentando la jugada.

Es cierto que Chenoa no es profesional sanitaria y no tiene por qué saber del tema. Es cierto que hizo un comentario en un entorno distendido y que la frase de “probadlo, probadlo en casa” está en un tono divertido lejos de una recomendación seria. Pero también es cierto que cuando una persona arrastra un “fenómeno fan”, cualquier cosa que diga tiene repercusión. Y a mí las chorradas me dan igual, es más, me encantan las chorradas, pero con la salud tenemos que tener cuidado. Les invito a ver los comentarios a mi tweet y comprobar lo difícil que es convencer a algunas personas de que el “amimefuncionismo” no sirve para nada.

Ojalá toda esta historia sirva para haber podido dar más fuerza al mensaje contrario. A que nos olvidemos de una vez de alimentar con yogur nuestros bajos fondos. Lo diga un médico, lo diga un farmacéutico o lo diga Chenoa. Y aprovecho para disculparme por las molestias que le haya ocasionado mi tuit. Aunque entiendo que a estas alturas cuando yo voy, ella ya está de vuelta.

 

 

 

14 Respuestas a los Comentarios

  • Mi Álter Ego2 febrero, 2018 a las 17:24

    He flipado con los twits. Jajajaja. La verdad es que no había oído hablar de esto en la vida. Debo de vivir en una burbuja. A mí mi médico me recetó clotrimazol y estupendamente, oye. Lo del yogur, ya de postre si eso. ¿Si el yogur tiene trocitos de fruta “alimenta” mejor a las defensas? Besotes!!!

    Responder
  • Mirukita2 febrero, 2018 a las 17:48

    Hace años una compañera de trabajo me decía que lo utilizaba cuando tenia infección de orina ya que le calmaba el escozor, Eso sí visitaba a su médico y se tomaba o se ponía la medicación que le indicaban.

    Responder
  • hablar clarito y dar luz a lo oscurito está muy bien2 febrero, 2018 a las 18:42

    Eso s como decir que el queso azul,por estar fermeentado por una cepa de la penicilina, cura la gripe, ¿no?
    Ahora bien, eso de meterse yogurcito para algún jueguecito tiene su puntito, no digo que no.

    Responder
  • El Fer2 febrero, 2018 a las 18:54

    Me encanta la caña que les das a los famosetes con sus magias modernas. Un saludo.

    Responder
  • ana2 febrero, 2018 a las 21:30

    Pues mi ginecólogo hace más de treinta años me lo “receto” , me quede tan sorprendida que le pregunte pensando que no lo había entendido bien “¿Danone? y me respondió que Danone o Yoplait… mientras sea natural y sin azúcar. Y funciono.

    Responder
  • EA2 febrero, 2018 a las 22:01

    Si tú medicación deprime tu sistema inmunológico y el cotrimazol ( y todas sus variantes) no hace más que aliviar momentáneamente a coste de irritación y sequedad (con efectos sobre la sensibilidad de la piel de la zona). Y esto te sucede mes tras mes cuando ovulas, usas lo que te sugieran o se te ocurra dependiendo de tu prudencia.

    Responder
  • Raquel3 febrero, 2018 a las 10:09

    He tenido candidiasis ahí dos veces, una a raíz de un tratamiento antibiótico, y las dos se me fue espontáneamente en una smana. Nunca se me o urrió lo del yogur, tampoco le veo el sentido.
    Lo que sí hago es tomar yogures (comérmelos, jeje ) cuando estoy con tratamiento antibiótico y dicho tratamiento me produce diarrea, porque tengo entendido que sí ayuda a la microbiota intestinal. También me lo han recomendado sanitarios. Y es por eso por lo que recetan el Ultralevura de venta en farmacias para tal fin, ¿no? Agradecería aclaración.

    Responder
  • Pepi3 febrero, 2018 a las 17:22

    A mí el de fresa del mercadona me baja la fiebre.

    Responder
  • Marie3 febrero, 2018 a las 17:30

    Es una verguenza que tentas tan poca idea de lo que hablas.
    La practica totalidad de la microflora bacteriana vaginal es Lactobacillus Acidophilus, que es la base de los yogures convencionales.
    La candida es consecuencia del uso de antiobioticos que destruyen a las bacterias que controlan la candida y de la dieta con hidratos, asi que reduciendo los hidratos y subiendo los acidofilus u otraws bacterias que compiten contra ella (como la boulardii), se elimina bastante bien.

    Y para la infeccion de orina, el MMS (dioxido de cloro), funciona increiblemente mejor que cualquier fraude farmaceutico.

    Y lo mejor que podeis hacer es simplemente comprobarlo.

    Responder
    • boticariagarcia4 febrero, 2018 a las 19:46

      Según el BOE (al que enlazo en el post): Artículo 2. Definiciones.
      1. «Yogur» o «yoghourt»: El producto de leche coagulada obtenido por fermentación
      láctica mediante la acción de Lactobacillus delbrueckii subsp. bulgaricus y Streptococcus
      thermophilus a partir de leche o de leche concentrada, desnatadas o no, o de nata, o de
      mezcla de dos o mas de dichos productos, con o sin la adición de otros ingredientes lácteos
      indicados en el apartado 2 del artículo 5, que previamente hayan sufrido un tratamiento
      térmico u otro tipo de tratamiento, equivalente, al menos, a la pasterización.
      Sobre lo del MMS… creo que no merece la pena ni comentarlo. Sus siglas responden a “Miracle Mineral Solution”. Ya puestos, prefiero el agua de Lourdes. Saludos

      Responder
  • Curie4 febrero, 2018 a las 10:06

    Lo que es una vergüenza es la poca falta de respeto que muestran algunos al opinar. No es necesario atacar ni descalificar a nadie, ni imponer los propios argumentos despreciando con esa agresividad a los demás. Esa actitud defensiva e intolerante sólo parece esconder que el principal argumento es la falta de los mismos.

    Responder
  • Lector4 febrero, 2018 a las 11:33

    Super fan de la boticaria

    Responder
  • Begoña5 febrero, 2018 a las 22:01

    Nunca lo probé, pero me lo recomendó un ginecólogo hace unos años y recientemente en una visita a la matrona también me lo aconsejó. No entiendo entoces, porqué profesionales de la sanidad recomiendan algo que parece ser que, no sólo no sirve para nada, sino que puede ser perjudicial, según he leído en tu artículo.

    Responder
  • Clara6 febrero, 2018 a las 16:26

    Yo tb fan de boticaria García y de comentario de Curie

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.