Mercurio y pescado azul: ¿qué pescados pueden comer niños y embarazadas?

Mercurio y pescado azul: ¿qué especies pueden comer niños y embarazadas?

La sombra del mercurio en el pescado azul es alargada. En general son los padres son los más preocupados por “envenenar” a sus niños niños con pescados contaminados por mercurio y otros metales pesados. Y en su afán proteccionista, la desinformación hace que en ocasiones sea peor el remedio que la enfermedad.

¿Tenemos que preocuparnos por el consumo de mercurio a partir del pescado azul?

En 2012, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria actualizó los niveles de exposición de mercurio inorgánico y de metilmercurio. El mercurio inorgánico en los alimentos no supone problema para el consumidor, ya que la exposición no excede la Ingesta Semanal Tolerable, mientras que con el metilmercurio (el que se se encuentra en el pescado azul) no sucede lo mismo. En su informe se reflejó que los niveles de exposición más altos se encontraron en las dietas de países mediterráneos, como España, Italia, Francia y Grecia, y ¡dato importante! que la exposición estaba más relacionada con el tipo de pescado que con las cantidades consumidas. 

Es decir, en este caso la “calidad” importa más que la cantidad.

¿Qué pescados tienen niveles más altos de mercurio?

Vamos a quedarnos con el dato de que son 4. Como los 4 mosqueteros: pez espada, tiburón, atún rojo y lucio. 

mercurio pescado azul

¿Quién es la población de riesgo para el consumo de pescado azul con altos niveles de mercurio?

Según la AECOSAN, únicamente las mujeres embarazadas (o que piensen que puedan estarlo), las mujeres lactantes y los niños tienen que tomar precauciones sobre el consumo de algunos pescados con altos niveles de metilmercurio. Las recomendaciones son las siguientes:

  • Embarazadas, mujeres en fase de lactancia y niños menores de tres años: evitar el consumo de los pescados con altos niveles de metilmercurio: pez espada, tiburón, atún rojo y lucio. Por ejemplo: Una mujer embarazada de 60 kg que ingiera una ración (100 g) de pez espada a la semana superaría la ingesta máxima tolerable de metil-mercurio.
  • Niños entre 3 y 12 años: Limitar el consumo de estos pescados a 50 gramos a la semana o 100 gramos cada dos semanas. Por ejemplo: Un niño que pesa 35 kg, de entre 7-12 años, puede consumir sólo media ración (50 g) de pez espada a la semana y ningún otro de los pescados grandes en esa misma semana.

¿Pueden comer los niños atún de lata?

Como hemos comentado, la recomendación de limitar/evitar atún es para el atún rojo. El atún rojo corresponde a la especie Thunnus thynnus. Se trata de una especie de gran tamaño que en general se consume en fresco, congelada y filetadada. Por ejemplo, los famosos “tacos de atún” tan de moda.

Las especies que se enlatan para hacer conservas, son de un tamaño mucho menor y por tanto su contenido en mercurio disminuye considerablemente.

Dices que “disminuye considerablemente”, pero algo de mercurio llevará el atún de lata…

Desde el Ministerio de Sanidad se realizó en 2011 un estudio en 21 muestras de atún enlatado. Se encontró que el nivel medio de mercurio (0,26 mg/kg) se situó muy por debajo del límite máximo establecido en la UE para mercurio en atún (1,00 mg/kg). Además se vio que no había diferencias significativas entre las distintas marcas.

Aunque efectivamente el atún de lata contiene ciertos niveles de mercurio, el margen hasta alcanzar el valor de ingesta semanal tolerable (TWI) es amplio. Como comentábamos al principio, en este caso importa más la calidad que la cantidad y lo importante es respetar las recomendaciones anteriormente indicadas con respecto a las especies “grandes” de pescado azul. El atún de lata puede consumirse de forma habitual sin problema. Eso sí, ya que nos ponemos, que sea al natural, en aceite de oliva virgen o AOVE.

 

¿Cuáles son los posibles efectos tóxicos del mercurio?

El metilmercurio afecta al sistema nervioso central en desarrollo. Por este motivo tanto el feto como los niños más pequeños (menores de tres años) son los más sensibles a este metal. Se han observado otros efectos sobre la ganancia de peso corporal, la función locomotora y la función auditiva.

¿Y los pescados como el panga? ¿Son tóxicos para mi hijo?

Sin ser la mejor opción de pescado desde el punto de vista nutricional, no deben cundir las alarmas. Lo comentamos el año pasado a raíz de la polémica por el consumo de panga en los comedores escolares. 

¿Es cierto que pintan el atún rojo con extractos de remolacha para que parezca fresco?

El fraude del atún rojo trajo cola en septiembre. Unos señores decidieron inyectarle colorante para proporcionarle mejor aspecto. A simple vista era difícil detectar el fraude. ¿Los riesgos? La escombroidosis. Por suerte se trató de un caso puntual en nuestro país y se intervino convenientemente por parte de las autoridades.

Conclusión de la boticaria

Anoche colgué una foto en Instagram con el menú que habían cenado mis hijos. Había una ensalada con bonito del norte en aceite de oliva que suscitó preguntas entre “el público” ya que algunas madres pensaban que el atún en lata no era recomendable para los niños. Comer pescado azul no solo es seguro, sino que es recomendable. De hecho, desde la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) se recomienda consumurlo varias veces por semana por sus efectos beneficiosos para la salud. Esto se debe, básicamente, a la calidad de su proteína y su grasa y una importante proporción de ácidos grasos omega 3 y de vitaminas A, D, E, B6 y B12.

Mi pregunta es: ¿cuánto atún rojo, lucio, tiburón o pez espada comen tus hijos?

Si la respuesta es “poco” o “nada”, quizá sea más interesante preocuparse por otros alimentos que no nos parecen “el coco” como los ultraprocesados, que en general, se consumen en los hogares a diario. Menos miedo al tiburón y más a los nuggets. 

NOTA: ¡Hoy firmo mocos!

De todos estos aspectos relacionados con la alimentación infantil (y muchos más) hablo en el libro “El moco radiactivo (y otros desvelos de padres primerizos)”. Hoy jueves, aprovechando la Feria del bebé, a las 18:00h estaré firmando ejemplares en la planta infantil de El Corte Inglés de Castellana.

 

Fuentes:

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_alimentaria/ampliacion/mercurio.htm

http://www.aecosan.msssi.gob.es/SIAC-WEB/pregunta.do?reqCode=retrieve&bean.id=1201

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/mercurio_pescado.htm

https://efsa.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.2903/j.efsa.2015.3982

Imagen:

@lucreativo (ilustrador de El moco radiactivo).

 

(Visited 8.409 times, 2 visits today)

4 Respuestas a los Comentarios

  • María22 marzo, 2018 a las 12:17

    Hola! Gracias por la información, muy interesante! Pero…Y el salmón?

  • Rosa22 marzo, 2018 a las 15:22

    Muchas gracias, me has quitado un peso de encima, porque mi peque está loco con el atún y, a mi me preocupa que coma demasiado. También me gustaría saber sobre el salmón, ya que es el segundo pescado que más comemos en casa, después de la merluza. Un saludo.

  • Paradelo22 marzo, 2018 a las 23:04

    ¡¡¡Buenas!!! ¿Dentro de los pesados de gran tamaño está también (a parte de esos cuatro) el emperador?

    • Amy23 marzo, 2018 a las 23:11

      Emperador y pez espada es lo mismo jeje