Lactancia y alcohol: ¿es compatible?

03-08-2016 | 🍼 Pequebotica | 18 Comentarios

¿Puedo tomar alcohol durante la lactancia?

Cada año, del 1 al 7 de agosto la OMS y UNICEF organizan una «Semana de la lactancia» cuyo objetivo es promover la lactancia materna. El tema central de este año es promover la normalización de la lactancia en lugares públicos y éste es uno de los pósters que se distribuyen para ello (podéis ver aquí todas las campañas anteriores).

lactancia alcohol

 

Pues bien, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid (y que estoy de guardia y tengo toda la noche por delante) creo que puede ser útil responder a la pregunta del millón: ¿Si estoy dando el pecho me puedo tomar una copa de vino?

Según mis estadísticas cutre-salchicheras en el mostrador de la farmacia, la mayoría de las lactantes (y no digamos de sus señoras madres, también conocidas con el peligroso nombre de «abuelas») piensan que no, que el alcohol es imcompatible con la lactancia ya que el niño se puede poner piripi (sic).

Lo cierto es que, sin ánimo alguno de instar a alzar sus copas a las lactantes (y ahora veremos el porqué), la lactancia puede ser compatible con una cerveza o una copa de vino siempre que se tomen las medidas adecuadas.

¿Por qué no es aconsejable tomar alcohol durante la lactancia?

Principalmente hay dos motivos por los que evitar el alcohol en la lactancia:

1. El que asusta: El alcohol es una sustancia tóxica que se excreta a la leche materna y por tanto puede acabar siendo ingerida por el niño. La concentración de alcohol en la leche es similar a la concentración en el plasma sanguíneo. Esto quiere decir que el niño va a tomar una graduación menor que la que bebe su madre, pero aun así es perjudicial para él.

2. El que debería asustar: El alcohol puede disminuir la producción de leche debido a que inhibe la oxitocina y la prolactina. Es decir, para una madre que está luchando por instaurar la lactancia materna, tomarse una copa puede suponer un paso atrás.

Este segundo punto, por menos conocido, es especialmente importante. De hecho, existen numerosos mitos que no ayudan, por ejemplo, aquellos que confieren a bebidas alcohólicas como la cerveza la capacidad de aumentar la producción de leche materna cuando es justo al revés. Al hilo de esto, no pierdo la ocasión de recordar que la única técnica cuya eficacia se ha demostrado para aumentar la producción de leche materna no pasa por tomar pociones mágicas ni píldoras de la China: la estimulación del pecho colocando al niño en el mismo es el camino. 

¿Qué cantidad de alcohol es seguro tomar en la lactancia?

En la revista Canadian Family Physician (2002) se publicó esta interesante tabla que relaciona el peso de la madre con el número de copas tomadas y la cantidad de tiempo que debe transcurrir desde la ingesta de alcohol a la toma.

En la tabla se considera «unidad de bebida» una cerveza (tercio) de graduación 5%, una copa vino de 140 g de 11% de alcohol   o una copa de licor de 42 g al 40%. Para hacernos una idea la ginebra está entre 37º y 47º. De cara a futuribles festejos, podéis consultar también esta infografía en la que se indican las diferencias entre sidra y cava (resumiendo, la sidra puntúa como cerveza y el cava como vino).

alcohol lactancia

 

Por si a alguien le da vueltas la cabeza con tanto número, podríamos hacer un resumen diciendo que si nos tomamos una cervecita o una copa de vino, deberemos esperar 2,5 horas para volver a dar el pecho. Y que si nos vamos de farra y nos tomamos 3 copazos, habrá que esperar 7,5 horas para volver a dar el pecho. 

 

¿Cuál es el mayor inconveniente de tomar alcohol dando el pecho aunque «respetemos los tiempos»?

Aunque respetemos los tiempos y sea seguro para el niño, el gran inconveniente es que al tener que «esperar», la lactancia fisiológica materna no puede ser «a demanda». ¿Cuál es la solución? Como muchos estaréis pensando, efectivamente la madre puede extraerse previamente la leche para poder ofrecer tomas al niño durante este tiempo al igual que lo hace cuando tiene que ausentarse por otros motivos (como el trabajo). Ahí ya entran muchas variables a valorar que deberá decidir individualmente cada madre.

¿El alcohol se acumula en la leche materna?

Ésta es la respuesta del millón y la respuesta es NO. Una vez transcurrido el tiempo de espera la madre puede poner al pecho a su hijo sin necesidad de extraserse leche y tirarla para «limpiar» el pecho, como mucha gente asume. Sería una pena desperdiciar esa leche materna.

 

El consejo de la Boticaria

Una vez aclarado que el consumo de alcohol debe evitarse por los motivos anteriormente expuestos, creo firmemente que si bien la campaña de la OMS lucha por normalizar la lactancia en los lugares públicos, también es importante normalizar la lactancia dentro de la propia vida cotidiana de la madre, sin que en ocasiones lo perciba como un estigma o como «una enfermedad» que no le permite «hacer vida normal». Ocurre lo mismo con los mitos sobre alimentos prohibidos en el embarazo, cuando muchos de ellos no lo son o pueden «gestionarse».

Si tenemos en cuenta que la OMS recomienda continuar con la lactancia materna durante dos años como mínimo, resulta difícil imaginar en una sociedad como la nuestra que durante dos años (y multiplicando según el número de hijos), la madre no se encuentre en una situación en la que no le apetezca tomarse una caña con unos amigos o una copita de vino en algún momento especial. No se trata de fomentar el consumo de alcohol en la lactancia sino de que, con la farmacocinética en la mano, alguien pueda permitirse esa pequeña ingesta sin sentirse culpable o sin que suponga uno de los puntos negativos para acabar dejando la lactancia.

Os dejo con una imagen de 1938 en la que ya se hacía promoción de la lactancia materna. Como veis, aunque con menos colorido que los carteles de la OMS, no estamos descubrimos la pólvora cuando casi 100 años después seguimos en la misma batalla.

lactancia alcohol

 

Imagen 1: OMS. Semana de la lactancia materna:

http://www.who.int/mediacentre/events/2016/support-mums-breastfeed-poster-es.jpg?ua=1

Imagen 2: Can Fam Physician.

Moretti ME, Lee A, Ito S. Which drugs are contraindicated during breastfeeding? Practice guidelines. Can Fam Physician. 2000; 46: 1.753-1.757.

Imagen 3: By WPA Federal Arts Project – Work Projects Administration Poster Collection (Library of Congress). http://memory.loc.gov/service/pnp/cph/3f00000/3f05000/3f05300/3f05325r.jpg, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=10367370

 

Entradas relacionadas

Repelente de piojos nuevo ¡y eficaz!
Repelente de piojos nuevo ¡y eficaz!

Los piojos y yo tenemos una relación intensa y tormentosa. Inauguré el blog con una entrada dedicada a su caza y captura explicando cómo localizarlos, después les metí mano a los repelentes de piojos, por aquello de que más vale prevenir, y como colofón, dejé para el...

18 Comentarios

  1. Edgar

    Vamos a ver, aqui se esta juntando el no querer entender lo que se ecplica con una demagogia barata de cuidado, la demagogia del sr Jesus y del sr Marcos asusta.

    La unica que da estudios y datos es la redactora, el resto solo a decir cosas que no tienen nada que ver…

    Efectivamente la ingesta de alcohol por parte del lactante debe ser 0, lo que no entendeis es que el alcohol que pasa a la leche es eliminada del cuerpo pasado X tiempo (no importa cuanto, en el mercado hay tiras reactivas para que compruebes si tienes aun alcohol en la leche) y a partir de entonces el alcohol que es ingerido por el lactante es 0, los daños que pueda provocarle a la madre por haber ingerido dicho alcohol no sera transferido de ninguna otra manera.

    Por favor suficiente complicadas son las cosas alrededor de la lactancia como para aguantar moralistas sin argumentos y desinformadores natos.

    Alcohol, si, siempre respetando los tiempos y siempre que la lactancia este consolidada y no vaya a suponerle un problema al lactante (ej. Que todavia dependa del pecho para dormir)

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuevo libro gratuito: «123 preguntas sobre Coronavirus»

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA