¿Para que sirve la metformina?

Hace unos días les amenacé con dedicar una serie de entradas a la diabetes mellitus y sus circunstancias. He decidido empezar por la metformina porque este fármaco es el abanderado de la diabetes tipo II. No hablar de metformina en el tratamiento de la diabetes sería como hablar de superhéroes sin mencionar a Superman, como hablar de Operación Triunfo sin mencionar a Bisbal o como hablar de Presidentes de Gobierno en España sin mencionar a…  a… esto… (disculpen, esto me lo tengo que pensar mejor).

¿Para qué sirve la metformina?

La metformina, de la familia de las biguanidas -de las biguanidas de toda la vida- desde que nació en 1957, como mi padre,  tiene el noble objetivo de controlar la glucosa, también conocida como azúcar, en sangre. Se emplea como fármaco de elección para el tratamiento de la diabetes tipo II, especialmente en aquellos casos en los que el paciente tiene sobrepeso. Es decir, en ausencia de contraindicaciones, las probabilidades de salir de consulta con una receta de metformina bajo el brazo si a usted le diagnostican diabetes y no mejora con dieta y ejercicio, son elevadas. De hecho, actualmente se apoya también el empleo de metformina en un estado llamado “prediabetes”, a modo de prevención.

para que sirve metformina

 

¿Sólo de diabetes vive la metformina?

Distintos estudios muestran el potencial de la metformina con prometedores resultados en otras patologías entre las que destacan dos:

– Síndrome de ovario poliquístico y la infertilidad.

– Tratamiento de la enfermedad neoplásica.

Hoy nos centraremos exclusivamente en su uso frente a la diabetes.

¿Cuál es el mecanismo de acción de la metformina?

TRES son las virtudes antihiperglucemiantes de la metformina (es decir, que evitan el aumento de glucosa en sangre) en TRES lugares distintos del organismo:

1- HÍGADO: Reduce la producción de glucosa mediante dos vías: evitando la gluconeogénesis (“fabricación” de glucosa desde cero) y la glucógenolisis (la división “en cachitos” de glucógeno dando lugar a glucosa). El glucógeno es como un tren de mercancías donde se va almacenando el azúcar para cuando hace falta tirar de las reservas. Si se necesita energía, se desengancha un vagón, y listo. La metformina impide que los vagones se separen de la máquina si no es necesario.

2. MÚSCULO: Mejora la sensibilidad a la insulina y la captación de glucosa. Todos hemos escuchado alguna vez que la insulina es la llave que permite abrir la puerta de entrada de la glucosa a las células para que éstas puedan obtener energía. Pues bien, la metformina actúa como el spray “3 en 1” cuando esa cerradura está algo atascada (o algún graciosillo nos ha puesto un chicle, que también pasa) y la glucosa no puede entrar bien en la célula.

3. INTESTINO: Retrasa la absorción en el intestino de glucosa. Si la glucosa no “pasa a sangre” tan rápido, se evitan picos de glucemia.

¿La metformina puede producir una bajada de azúcar como la insulina?

No, y ésta es la clave de su superpower. Como acabamos de ver en su mecanismo de acción, la metformina no estimula la liberación de insulina, que es la madre del cordero en la cuestión hipoglucémica. Controla el nivel de glucemia por distintos mecanismos (menos “directos”, si se quiere llamar así) de modo que una persona que únicamente tome metformina no corre riesgo de sufrir una bajada de azúcar por este motivo.  Toda una ventaja.

¿Cuánto cuesta la metformina?

Éste, sin duda, es el otro superpower. El precio de la metformina es de 1,94€. Por si alguien sigue teniendo dudas sobre los precios de los genéricos y las marcas, aclaro que el precio es el mismo para la metformina genérica y la de marca (como Dianben).

¿Cuál es la dosis de metformina?

En general, la dosis inicial normal de metformina 850 mg es un comprimido 2 ó 3 veces al día. Pasadas un par de semanas, la posología se ajustará en función de los niveles de glucosa en sangre. No deben superarse los 3 g diarios.

Efectos secundarios de la metformina

Las reacciones adversas más frecuentes son las comunes a la mayoría de fármacos y están relacionadas con trastornos gastrointestinales: dolor abdominal, nauseas, vómitos, diarreas y/o pérdida de apetito. Raramente pueden causar reducción de la absorción de la vitamina B12, lo cual, al igual que sucede con los efectos secundarios del omeprazol, tiene una solución relativamente sencilla. Raramente también, puede originarse acidosis láctica, a la que dedicaremos su propio apartado:

El talón de aquiles: la acidosis láctica

Pese a no ser frecuente, la acidosis láctica es una complicación metabólica que puede surgir por acumulación de metformina y debe ser tenida en cuenta ya que puede originar el coma y la muerte. No se trata de meter “el miedo en el cuerpo” a los millones de pacientes que usan metformina, pero sí de advertirles de la importancia de seguir todas las pautas indicadas por su médico y farmacéutico. Los factores de riesgo asociados a la acidosis láctica pueden ser la cetosis, el ayuno prolongado, el consumo excesivo de alcohol, la insuficiencia hepática y cualquier estado asociado con la hipoxia. Quiero llamar la atención sobre el consumo excesivo de alcohol, ya que es una recomendación que en ocasiones se toma a la ligera.

para que sirve metformina

¿Cuáles son las contraindicaciones de la metformina? ¿Puede tomarla cualquier persona?

No, como nos podemos ir imaginando por el apartado anterior, la metformina no es apta para todos los públicos.

Contraindicaciones ABSOLUTAS son la insuficiencia renal (filtrado glomerular < 60 ml/m), el alcoholismo, la insuficiencia hepática, la insuficiencia respiratoria, un estado de desnutrición importante y algunas etapas específicas de la vida como la gestación o lactancia.

Y la pregunta del millón… ¿se puede utilizar la metformina para adelgazar?

Desde hace unos años se viene observando una demanda de metformina en la farmacia por parte de personas no diabéticas, generalmente jóvenes, que han leído en algún foro de mala muerte de Internet que la metformina, por el módico precio de 1,94€ es el más mejor adelgazante. 

Es cierto que el empleo de metformina se puede asociar a una reducción de peso en diabéticos (probablemente en parte debido a la reducción de la absorción de glucosa intestinal), pero no es la indicación de este fármaco y, desde luego, no debe tomarse en ningún caso sin control médico. Como hemos visto, las contraindicaciones son importantes.

 

Fuentes:

Ficha técnica AEMPS Metformina Cinfa 850 mg.

HUNDAL, Ripudaman S., et al. Mechanism by which metformin reduces glucose production in type 2 diabetes. Diabetes, 2000, vol. 49, no 12, p. 2063-2069.

RENA, Graham; PEARSON, Ewan R.; SAKAMOTO, Kei. Molecular mechanism of action of metformin: old or new insights?. Diabetologia, 2013, vol. 56, no 9, p. 1898-1906.

SYNGELAKI, Argyro, et al. Metformin versus Placebo in Obese Pregnant Women without Diabetes Mellitus. New England Journal of Medicine, 2016, vol. 374, no 5, p. 434-443.


7 Respuestas a los Comentarios

  • Mi Álter Ego19 abril, 2016 a las 11:16

    ¿En serio la gente pide esto para adelgazar? Nos hemos vuelto todos locos… Un besote!!!

    Responder
  • Miriam19 abril, 2016 a las 20:43

    Caramba, me diagnosticaron prediabetes hace dos años, tomo metformina y nunca había visto sus efectos tan bien explicados. Muchas gracias.

    Responder
  • Isa19 abril, 2016 a las 22:46

    Hola! Me ha encantado como lo explicas! En mi caso, síndrome de ovarios poliquístico con obesidad y resistencia a la insulina, me ayudó a quedarme embarazada y tuve que tomarla hasta el tercer mes de embarazo para evitar los posibles abortos por los picos de insulina. Obviamente todo esto pautado por médicos, pero no está contraindicado.

    Responder
  • Isabel20 abril, 2016 a las 12:08

    Hola, me ha interesado mucho este articulo, solo he de hacer un apunte, y es que lamentablemente mucha gente pide la metformina para adelgazar no porque lo haya leido en algun foro. Aqui en Valencia hay algun que otro medico que en sus consultas particulares recetan a todos sus pacientes este medicamento para adelgazar, porque padecen, segun dicen, resistencia a la insulina. Me parece a mi mucha casualidad que toooodos sus pacientes padezcan esto, no? En fin, igual es que peco de desconfiada… Enhorabuena por los articulos, no hay ni uno solo que no me guste.

    Responder
  • Cirujano22 abril, 2016 a las 07:04

    En un análisis rutinario el médico de cabecera me aconsejó tomar metformina pues estaba casi al limite para pasar a ser diabético, tengo 68 años y soy hipertenso, pues no solo me ha solucionado lo del azúcar sino que además me han desaparecido unos mareos que me daban a menudo sin saber porqué, ahora sigo haciendo ejercicio de pilates y natación tres días a la semana y tengo los niveles correctos. ¡Bien por la metformina!

    Responder
  • Ana Lorena quesada8 febrero, 2017 a las 12:36

    Muy buena la explicación, también para tomar nuestra propia decisión si la tomamos o no, yo soy de medicina alternativa.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.