¿Es mejor Dalsy o Apiretal?

Si me dieran un euro cada vez que alguien me pregunta en la farmacia o en las Preguntas a la Boticaria ¿es mejor Dalsy o Apiretal? estaría ahora mismo tumbada en una hamaca un gin tonic en la mano haciendo sonar sus hielos con elegante cadencia. Pero a mí me pasa como a Lola Flores con Hacienda, que los españoles tampoco me dan un euro por barba y aquí me tienen ustedes al filo de la media noche dando vueltas a un Cola-cao con galletas. Un jueves por la noche. Con lo que Lola y yo hemos sido. Sin comentarios.

¿Es mejor Dalsy o Apiretal?

Cuando me preguntan esto yo siempre me acuerdo de mi señorita Pilar, que fue la mujer que pacientemente me enseñó a sumar y que nos repetía en clase no menos de catorce veces al día aquello de: no se pueden sumar peras con manzanas. Confieso que nunca lo entendí del todo, yo en primero de EGB era muy de letras.

Pues bien, con el Dalsy y el Apiretal pasa lo mismo que con las peras y con las manzanas: son medicamentos distintos y por tanto no se pueden comparar . El Dalsy es ibuprofeno y el apiretal es paracetamol. Los dos son analgésicos (calman el dolor) y antipiréticos (bajan la fiebre) pero el Dalsy además, es antiinflamatorio.

mejor dalsy o apiretal

¿En qué se diferencian Dalsy y Apiretal?

Las diferencias son las mismas que entre el ibuprofeno y el paracetamol. En primer lugar hay que tener en cuenta que no está indicado administrar Dalsy en menores de 6 meses. Al menos el primer semestre lo tenemos fácil.

A partir de ahí, el ibuprofeno (Dalsy) puede ser más adecuado ante:

Traumatismos: por ejemplo, si le dan dos puntos en la cabeza como le ocurrió hace dos días a mi hija pequeña (que nadie sufra porque la niña está mejor que todos nosotros juntos).

Inflamación de encías: En este punto, y aunque sé que me juego la vida cada vez que hablo de mitos, debo decir que el masaje de las encías con Dalsy no sirve  más que si le das el masaje a pelo. ¿Por qué? Porque es un medicamento destinado a absorberse vía oral y no está formulado para que pueda absorberse vía tópica. Y quien realmente quiera comprobarlo, la próxima vez que le duela la cabeza que se espolvoree un sobre de Espidifén por el pelo a ver si se le hace también efecto (además del efecto nieve).

 ¿Cuándo hay que administrarlos?

En primer lugar: no hay que volverse locos. Sólo se administrarán antitérmicos cuando haya fiebre superior a 38º (en menores de tres meses hay que llevar a los bebés habría al pediatra ante cualquier signo de alarma).

En el caso de dolor ocasional, a partir de los seis meses pueden administrarse ambos salvo contraindicaciones. Si no media algún proceso inflamatorio como hemos visto en el apartado anterior, sobre todo en niños pequeños suele administrarse Apiretal al ser menos agresivo para el estómago.

¿Se deben alternar Dalsy y Apiretal?

Es una práctica bastante común aunque las revisiones recientes apuntan a que no hay ninguna evidencia de que alternar Dalsy o Apiretal sea más efectivo para bajar la fiebre. Se deben seguir siempre las instrucciones dadas por el pediatra.

¿Tienen efectos secundarios?

Como cualquier medicamento, pueden provocar efectos secundarios. El Apiretal puede ser dañino para el hígado en altas dosis y el Dalsy puede ser irritante para el estómago. En realidad, tienen los mismos efectos secundarios (en su escala) que el Paracetamol o Ibuprofeno.

Es muy importante mantener estos medicamentos fuera del alcance de los niños porque ya sabemos lo aficionados que son a dar un buen lingotazo a escondidas cuando menos lo esperas.

El 2% es la mitad de 4%

Parece de perogrullo, pero mi experiencia nos dice que muchos padres y cuidadores no lo tienen en cuenta. Existen dos tipos de Dalsy o ibuprofeno en solución: 2% y 4%. El que se considera “normal” es de 2%, pero cuando los niños crecen se prescribe el de 4% para evitar darles tanta cantidad (los dos jeringazos se hacen pesados). Hay que prestar atención a este detalle ya que es frecuente que se dupliquen las posologías.

 Mi hijo vomita el Apiretal

El paracetamol tiene un sabor amargo y es difícil de camuflar. Tanto en su versión Apiretal como en su versión genérica “saben a fresa”, pero una fresa que no termina de convencer a nadie.

El ibuprofeno tiene un sabor un poco más conseguido. Para pequeños gourmets que no encuentran su analgésico ideal, aquí un resumen de los sabores en algunos de los más utilizados:

Dalsy 2% sabor naranja y Dalsy 4% sabor fresa

Junifen 2% sabor naranja y Junifen 4% sabor fresa

Pirexin 2% y 4%  sabor fresa.

Ibuprofeno Cinfa 2% sabor naranja

Ibuprofeno Normon 4% sabor melocotón.

 

Mi hijo no se traga las pastillas

Para niños mayores que han dejado atrás el Dalsy y el Apiretal pero les cuesta tragar o no quieren ni ver los sobres, tenemos la opción de Apiretal Flas (comprimidos dispersables que se disuelven en la boca con sabor a limón) y Efferalgán Odis. Se encuentra en dosis de 500 mg. También existe Apiretal Flas de 250 mg para niños enemigos del jarabe que puedan ya tomar esa dosis.

Otra opción salvavidas es el ibuprofeno dispersable (Junifén) de 300 mg.

Dalsy se despide de la Seguridad Social

Como tantos otros, ante las contínuas bajadas de precio Dalsy dice bye-bye con la manita a la Seguridad social. A partir del mes de mayo dejará de estar financiado y emprenderá su camino en solitario con una novedad: se dispensará sin necesidad de receta médica.

Su precio actual es de 2,50€ y previsiblemente subirá, no sabemos hasta dónde. Tenemos reciente el ejemplo de su primo de zumosol, el Espidifén, cuyo precio era también de 2,50€ y ahora, en su nueva vida fuera del seguro cuesta 4,37€.

Que no cunda el pánico, porque como decía Bogart, siempre nos quedarán los genéricos.

 

El consejo de la boticaria

Dalsy y Apiretal son dos de los medicamentos más utilizados en niños (cuando vienen las visitas escolares a la farmacia son los únicos que conocen todos). Mi consejo es tener precaución en dos aspectos: no dejarlos al alcance de los niños porque los accidentes y las intoxicaciones ocurren y no utlizarlos como remedio para todo por parte de los padres. Me refiero a los clásicos: Que mi niño llora, le doy Dalsy. Que parece que no duerme, le doy Apiretal porque si acaso duele algo. Dalsy y Apiretal son medicamentos, no santos que tenemos en la estantería de la cocina a los que agarrarnos con fe.

En cuanto a la dosis, los prospectos nunca están cuando más se necesitan (a las tres de la mañana) así que aunque ya le dediqué un post a cuánto Dalsy hay que dar a un niño, repetimos la jugada de la Regla del Tres por si hay nuevos en la sala: el peso del niño equivale a los mililitros diarios de Dalsy. Si lo damos cada ocho horas, habría que dividir el peso del niño entre tres. Ejemplo: un niño que pesa 12 kilos debemos darle 4 mililitros de Dalsy.

Y como estamos a viernes, os dejo una canción muy animada sobre el paracetamol del Trío Zapatista que me descubrió mi amiga López. Lo más. No sé si es mejor el Dalsy o el Apiretal, pero desde luego el ibuprofeno no tiene una canción como esta.

 

Si os ha resultado útil esta entrada y queréis echarme una mano con un voto en los Premios Bitácoras… ¡os lo agradeceré en el alma!

1. Haced click en la imagen siguiente

Votar en los Premios Bitacoras.com

2. Probablemente os saldrá el siguiente mensaje diciendo que para votar tenéis que identificaros. Lo más sencillo es que os conectéis con vuestro perfil de Facebook o Twitter y listo.
premios-bitacoras-registro

 

3. Tras el registro buscad el apartado de Mejor Blog de Salud e Innovacción Científica e introducid el nombre de vuestro blog preferido, es decir, boticariagarcia.com (si entrasteis haciendo click en la imagen de arriba probablemente ya os lo encontréis relleno). En el resto de apartados os dejo libertad de voto. Soy así de generosa.

 

premios-bitacoras-boticariagarcia

 

4. Ya sólo queda que hagáis click en votar abajo del todo.

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS POR VUESTRO APOYO!

 

19 Respuestas a los Comentarios

  • Pepe10 abril, 2015 a las 08:14

    Mi querida y reconocida boticaria, vaya por delante un elogio tan grande como todas las cajas de los Dalsys y Apiretales que vendes juntos en un año metidos en un almacén por la concreción y claridad del post, peeeeeeero, ya sabes que entre mis múltiples hobbies destaca, entre paseos del perro y demases, puntualizar en los escritos que prodigas a papis, mamis y abuelitos/as de nuestra geografía, sólo, y sólo por ello apuntar un par de cosas:
    1- Desconozco, lo reconozco con humildad, el efecto que produce el Ibuprofeno (Dalsy) fregado en las encías, pero te puedo asegurar que en más de una unidad del Hospital Oncológico de Barcelona se ha venido usando esa técnica con Paracetamol (Apiretal) para aliviar las molestias producidas por las aftas resultantes de la quimioterapia. Cierto, es una galénica diseñada para su absorción digestiva, pero el principio activo está ahí y posiblemente en una pequeña cantidad se absorba por vía tópica. Al fin y al cabo la pretensión del fabricante no es otra que hacer llegar ese pricipio activo ahí…
    2- A pesar de lo que indique la ficha técnica, los pediatras, prudentes nosotros, no empleamos el Dalsy hasta pasados los doce meses de edad del bebé. El margen de seguridad dep paracetamol es mucho mayor y sus efectos indeseables mucho menores. Lo que apuntas en referencia al daño hepático que produce viene dado más como una toxicidad por sobredosis que como un efecto indeseable del propio medicamento, algo que no sucede con el Dalsy que es capaz, a las dosis habituales, de provocar esas molestas gastritis.
    Unúltimo apunte: Sin tener que dar excesivos jerigazos de Dalsy al 4% podemos administrar esa medicación con facilidad a los grandullones que no tragan las pastillas, no ingieren los sobres o simplemente no soportan ese sabor a menta/papaya del Espidifen… Diosssssssssss, es horrible!!!!!

    Responder
    • boticariagarcia10 abril, 2015 a las 08:36

      ¿Qué haría yo sin tus aclaraciones, Pepe? ¡Mis posts de Pequebotica serían como un jardín sin flores! Entiendo lo que comentas sobre el Dalsy y por ello en el post especifico que sobre todo en los más pequeños se suele dar Apiretal, pero ¡ay! ¡con la ficha técnica hemos topado! Te confirmo que a mí me llegan prescripciones de colegas tuyos de ibuprofeno en mayores de seis meses y menores de un año. El ibuprofeno, que como sabes está otra vez en la palestra investigado por la Agencia Europea del Medicamento y a ver qué nuevas nos traen (intuyo que parecidas a las de siempre, a mayor dosis, mayor riesgo cardiovascular).

      Con respecto al frotado de encías con ibuprofeno, probablemente el efecto positivo que refieren los padres se deba al masaje, independientemente de la mínima cantidad de principio activo que pueda absorberse (que, por otro lado, en cualquier caso llegaría igualmente si se administrase vía oral). Tampoco hace especial daño ni hay mucho riesgo con esta práctica, así que por mi parte mientras no les pongan el terrible collar de ámbar, que sigan frotando, pero sabiendo que no es “la purga de Benito” que dirían en mi pueblo.

      Coincido en el sabor terrible del Espidifén, que sin embargo a otros, incomprensiblemente, enamora. Habré tomado uno o ninguno en mi vida. ¡Que tengas buen fin de semana!

      Responder
  • Irene MoRe10 abril, 2015 a las 09:54

    Jijiji, espolvorear Espidifen, muy bueno. Estoy contigo con lo que dices en el post y en el comentario anterior, el alivio es por el masaje, se de con Apiretal o sin él.
    Yo soy más de paracetamol y con mi hijo mayor igual (el pequeño tiene sólo 3 meses, así que ibuprofeno con él ni hablar). Tenemos un bote de Dalsy que probablemente caducará casi entero. Eso sí tengo una amiga pro-defensora de la alternancia de ambos a la que no hay manera de bajarle de la burra.

    Responder
    • boticariagarcia10 abril, 2015 a las 10:08

      Los estdios dicen que no es más efectivo y que puede correrse el riesgo de sobredosis (por error). Pero si se dan las dosis adecuadas, lo cierto es que sigue siendo una práctica extendida y pautada incluso por muchos pediatras. En cualquier caso, como dice “Un fonendo en Villamocos” más abajo, nuestro empeño por bajar la fiebre es casi enfermizo…

      Responder
  • unfonendoenvillamocos10 abril, 2015 a las 10:05

    Estupendo post. Sólo destacar (estaba claro que íbamos a comentar los pediatras, eeeeh? jejeje) que una diferencia importantísima entre ambos, por os disgustos que da, es la alta concentración del Apiretal en comparación con el Dalsy. Esto hace que muchos padres a veces se líen (puesto que para tu niño ejemplo de 12 kg, de Dalsy le tocan 4ml pero de Apiretal con 1,2 ml es suficiente) y acaben administrando más Apiretal del debido (o sea, la dosis de Dalsy pero de Apiretal). Y eso, si ocurre una sola vez, no es tan terrible… pero lo que es relativamente habitual es que nos lleguen a Urgencias porque llevan 3 días con fiebre y al preguntar qué han tomado te respondan (los padres del niño de 12 kg): “Apiretal 4 ml cada 6 horas durante 3 días”. Dosis tóxica al canto. En cuanto a la alternancia de ambos, volvemos a lo de siempre… si es que lo más importante de la fiebre no es bajarla! ¿para qué alternarlos en un empeño por bajar fiebre? 🙂

    Responder
    • boticariagarcia10 abril, 2015 a las 11:39

      La confusión con las posologías es muy frecuente y grave como comentas. Y es curioso porque escriben al blog además muchos abuelos (sí, abuelos) a cargo de sus nietos preocupados por las posologías… un cuadro.

      Y apiretales aparte ¿no tienes Twitter para poder seguirte más de cerca? 🙂

      Responder
      • unfonendoenvillamocos10 abril, 2015 a las 12:03

        Te he mandado un mail a la cuenta de Facebook! 😉

        Responder
  • Mi Álter Ego10 abril, 2015 a las 11:17

    Sabes que ahora voy a estar con el soniquete del paracetamol en la cabeza todo el día. Lo sabes, ¿verdad?

    Un besote!!!

    Responder
    • boticariagarcia10 abril, 2015 a las 11:34

      La pusimos en la presentación. Así te haces una idea… jajaja. Es una chulada de canción, no me digas!!!

      Responder
  • Dolors10 abril, 2015 a las 16:41

    Que buen post y que grande Pepe con su comentario. La verdad que lo de fregar las encías está muy extendido y siempre me ha parecido “sana sana culito de rana…” pero parece que en algunos casos funciona, tal vez sea como poner una tirita a tu peque en el estómago porque le duele la barriguita y al minuto te dice mirándote feliz que ¡jastá! se ha curado, es que las curitas y los mimos de mami o papi si son imprescindibles con apiretal, dalsy o sin ninguno de los dos. Gracias boticaria me gustó mucho esta entrada ; )

    Responder
    • boticariagarcia24 abril, 2015 a las 00:36

      Gracias a ti Dolors! Al final con cosas inocuas como la tirita en la barriguita, no pasa nada y la psicología importa. Lo que hay que evitar es la “sobremedicación”. Un abrazo!!

      Responder
  • Mother Killer13 abril, 2015 a las 09:55

    Y digo yo… ¿la posología no la indican los pediatras? A no ser que alguien tenga problemas de atención o no sepa leer, si tú te llevas de la consulta un papel indicando exactamente la posología que le tienes que dar al peque… eso de las dosis tóxicas no pasaría. Yo es la primera vez que oigo eso del 2% y el 4%: en la vida un pediatra me ha dicho nada al respecto. Afortunadamente no me asusta la fiebre de mis hijxs y no les hipermedico. Pero yo recomendaría que, si eso sucede, es en las consultas de pediatría y en las farmacias donde se debe señalar de forma precisa la posología del medicamento que se receta y que se dispensa.

    Responder
    • boticariagarcia24 abril, 2015 a las 00:33

      No es cuestión de problemas de atención o de no saber leer, es cuestión de que un jueves cualquiera, a las tres de la mañana, El Niño tiene fiebre tras año y medio sin tener, y el prospecto y la receta del pediatra no aparecen. Reglas de este tipo ayudan más de lo que puedas imaginar. Por otro lado, lo del 2% y el 4% es algo muy habitual y los pediatras suelen pasar al 4% en cuanto los niños ya tienen “sus kilazos”. Un abrazo! Y cuanto tiempo, por cierto!

      Responder
      • VictorRodriguez12 agosto, 2015 a las 23:53

        Hola me fui el otro día con mi gemelo el pequeño y le recomendaron tomar para la otitis daysil…pero lo que me estrañas es que mi niño la semana anterior tuvo gastroenteritis….no hubiera sido mejor darle apiretal 0.6 cada 8 h…no se estoy que no se que hacer

        Responder
  • Jose26 mayo, 2015 a las 05:45

    La eterna duda cuando vas a darle apiretal o dalsy : no me acuerdo, ¿esto eran 5? ¿o 2,2? ¿cuanto pesa?
    Desconocía el tema del 2% y el 4%, me fijaré de ahora en adelante, gran post.

    Responder
  • Pedro4 junio, 2015 a las 20:31

    Lo tendre en cuenta

    Responder
  • Irene23 julio, 2015 a las 14:05

    Como siempre el post genial. Dos dudas:
    1. para bebés de vómito fácil ¿qué tal los supositorios? Mi pediatra me mandó Febrectal lactantes 150mg (supositorios).
    2. Siempre se habla de Dalsy y Apiretal, imagino que dará igual utilizar paracetamol Kern Pharma 100mg ¿no? ¿este es el genérico?

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.