Como evitar las estrias en el embarazo

Cuando una mujer se queda embarazada son miles las dudas que le asaltan sobre su nueva condición. Entre los múltiples cuidados que pasan a su lista de deberes se encuentran cosas tan variopintas como no comer jamón o hacer posturas imposibles con una pelota gigante de goma. Sin embargo, algo tan sencillo como evitar las estrías en el embarazo no suele entrar dentro de las prioridades de las primíparas.

como evitar las estrías en el embarazo

¿Cómo se forman las estrías?

A priori podríamos pensar que como consecuencia del aumento de volumen, la piel se estira y se estira hasta que no puede más y se rompe. Más o menos, como si un globo explotase.

Sin embargo, esto no sucede exactamente así. La capa más superficial de la piel, la epidermis, no se llega romper (de hecho no hay una herida abierta), sino que la rotura se produce en la dermis, que es una capa más profunda.

En la dermis las fibras de colágeno y elastina pueden perder su elasticidad y, ante la tensión, ocurre la rotura. Sucede algo similar a lo que ocurre con los movimientos de placas tectónicas bajo el mar: se produce una protuberancia que en ocasiones no afecta al relieve de la superficie (el agua) pero que sin embargo puede observarse a través de ella.

Comparativamente a la imagen, nuestra epidermis sería el agua del mar. Puede derformarse sin romperse y, través de ella, podemos observar el desaguisado en forma de estría de la dermis (la fractura de la placa tectónica).

¿Qué tipos de estrías existen?

Estrías rojas: es la fase inicial de la estría. Acaba de producirse la “falla” en la dermis y el color rojo o morado que se observa se debe a que aún conserva irrigación sanguínea. En esta etapa es en la que aún existe alguna posibilidad de prevención.

Estrías blancas: es la fase final de la estría en la que se produce algo similar a una cicatriz sobre la que es muy difícil actuar. Volviendo a la comparación, es como si el “magma” alrededor de la falla se hubiera secado y nuestro “corteza” hubiera sido modificada para siempre.

¿Cómo detectar la aparición de las estrías?

Aunque suene un poco místico, lo cierto es que nuestro cuerpo nos envía señales. Previamente a la aparición de la estría roja, la zona puede aparecer sonrosada y experimentar picor y ardor.

¿Dónde aparecen las estrías?

La imagen bucólica de la embarazada acariciando con aceite su tripa es preciosa, pero el culo, menos bucólico y accesible, también existe.

No olvidemos el pecho, caderas, muslos y glúteos.

¿Por qué se forman las estrías en el embarazo?

Las estrías en el embarazo se forman fundamentalmente por dos causas:

Mecánica. El “efecto globo” es el más evidente y en el que todos pensamos. Con el aumento de volumen corporal, fundamentalmente a partir del segundo trimestre del embarazo, el riesgo de la tensión y posterior rotura de fibras en la dermis es elevado.

Hormonal. En el embarazo aumentan significativamente los niveles de estrógenos y progestágenos a partir del segundo trimestre. Estas hormonas disminuyen la producción de proteínas fibrosas de la dermis conduciendo a una menor elasticidad de la piel.

Por lo tanto, si sumamos por un lado el “estiramiento” de la piel debido a que ganamos volumen y, por otro, que la piel está en peores condiciones para estirarse debido a las hormonas, nos encontramos con que el embarazo es una situación fisiológica divina como caldo de cultivo de estrías.

¿La genética tiene algo que decir para evitar estrías en el embarazo?

Sí, la genética juega un gran papel en esta película. El factor determinante para la aparición de estrías no es lo mucho o poco que se engorde durante el embarazo, sino la capacidad elástica de la piel para resistir la tensión generada.

Esta capacidad elástica está determinada genéticamente en gran medida.

¿Cómo evitar estrías en el embarazo?

La situación es complicada:

1- No podemos intervenir sobre la genética.

2- No podemos intervenir sobre las causas hormonales que conducen a la aparición de estrías.

3- Sí podemos intervenir, aunque obviamente hasta cierto punto, en el aumento de volumen. Es importante controlar el peso durante el embarazo y evitar los kilos extra (de hecho, las estrías es el menor de los problemas a este respecto), pero el “bombo” no nos lo quita nadie.

Entonces, ¿qué podemos hacer para evitar las estrías? Mejorar la capacidad elástica de la piel.

 

 5 medidas para mejorar la capacidad elástica de la piel

 

1. Alimentación: durante el embarazo la prioridad es el feto y a él es a quien van destinados prioritariamente los nutrientes. Por tanto, si descuidamos nuestra alimentación nuestra piel puede resentirse. Es importante asegurar un aporte suficiente de proteínas, vitaminas (especialmente aquellas más importantes para la piel como la A, C, E y K) y ácidos grasos esenciales (omega 3).

Todos estos nutrientes pueden conseguirse mediante una alimentación equilibrada, sin embargo, en ocasiones es complicado alcanzar los requerimientos (fundamentalmente de omega 3 en el embarazo, ya que el consumo de pescado azul está limitado debido a la toxicidad del mercurio) y por ello puede ser conveniente utilizar algún complemento específico para la gestación (Natalben, Gestagyn, Femasvit).

2. Hidratación: se debe asegurar la hidratación interna de la piel mediante la ingesta de agua. Las recomendaciones están en torno a los dos litros diarios. Si beber agua se te hace imposible, recuerda que puedes apoyarte en frutas, verduras o zumos naturales. Por si alguien aún no lo sabe, la sandía tiene un 95% de agua.

3. Protección solar: además de lo indeseable de una quemadura solar en la piel de la embarazada, hay que tener en cuenta que los rayos UVA atraviesan la epidermis y llegan a la dermis pudiendo alterar la capacidad elástica de la misma. Es importante seguir los consejos adecuados sobre fotoprotección y no exponer la piel directamente al sol.

4. Ejercicio físico: además de ayudar en el control de peso durante el embarazo, el ejercicio físico contribuye a una buena circulación sanguínea.

5. Masajes: los masajes contribuyen también a la circulación sanguínea y a una mejora del tono de la piel.

6. Cremas antiestrías: las cremas antiestrías son la madre del cordero de la prevención, aquello a lo que  nos agarramos con fe y, normalmente, tarde, mal y nunca. No basta con una crema cualquiera para evitar las estrías en el embarazo. Si, como hemos visto, las estrías se forman en la dermis y no en la epidermis, una hidratación superficial es insuficiente para evitarlas. Las cremas antiestrías, además, deben aportar una hidratación profunda y estimular la producción de fibroblastos. Una tarea nada sencilla si, como sabemos, hasta el mejor anticelulítico tiene el gran problema de poder atravesar la piel para llevar a cabo su cometido.

 

En el próximo post analizaremos cuáles son las mejores cremas disponibles en el mercado para evitar las estrías en el embarazo. Hasta entonces, vigilad vuestras placas tectónicas.

Las 5 claves para evitar las estrías en el embarazo -       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Fuentes:

Hernández, José Ángel García, et al. “El uso de productos no específicos es insuficiente para prevenir la aparición de las estrías gravídicas: Evaluación del impacto en la calidad de vida tras la utilización de productos antiestrías durante el embarazo.” Piel 27.9 (2012): 484-491.

http://zl.elsevier.es/es/revista/offarm-4/cuidado-piel-embarazo-posparto-13043198-ambito_farmaceuticodermofarmacia-2003

 Carreras, Miquel. “Las estrías y su prevención.” Matronas Profesión 8.1 (2007): 20-22.

como evitar las estrias en el embarazo

12 Respuestas a los Comentarios

  • Matronaonline9 Julio, 2014 a las 11:33

    En los complementos polivitamínicos tampoco hay que depositar mucha esperanza… porque no contienen ninguna vitamina liposoluble de las recomendadas (A, E, K)
    Espero con ganas la próxima entrada, muchas mujeres me preguntan por marcas en concreto y siempre les digo que mejor consulten en su farmacia. Como a nosotras nos vienen todos los representantes hablando maravillas de sus marcas y diciendo que sus cremas son las mejores…

    Responder
  • Planeando ser padres9 Julio, 2014 a las 12:05

    Yo usé un batiburrillo de cremas, baratas y caras, y me planté en el paritorio feliz de no tener ni una estría. Pues cuando volví a casa del hospital ¡ahí estaban mirándome todas sonrosadas, un montón del ombligo para abajo. Yo no sé si es que con el panzón no me las había visto, si la iluminación del baño es muy mala pero a fin de cuentas ¡nada me hizo efecto!

    Responder
  • Aniinteutonland9 Julio, 2014 a las 13:36

    Tomo nota para cuando llegue el momento 😉
    Esperando me quedo a la parte 2 😉
    Besotes!

    Responder
  • Padres frikerizos9 Julio, 2014 a las 14:46

    Ya estas tardando en poner el siguiente, estoy con trofolastin a tope para ver si se va la maldita roja o al menos atenuarla pero si me dices que hay otra mejor cojo a la churrumbela y me planto en la botica rauda y veloz!
    Genial entrada como siempre!

    Responder
  • ser educadora12 Julio, 2014 a las 22:38

    Pues a mi me salieron en el ombligo del tamaño del pulgar con peligro de rotura de piel, la matrona asustada….
    Luego me quedaron mareones aunque para ser justos casi me salieron todas de golpe 3 aemanas antes de dar a luz y de rojas nunca tuvieron mas q los poros a punto de sangrar, ahora ya vuelven a su color, pero mi ombligo ya nunca será el mismo….ains…

    Responder
  • la señora de arriba a la izquierda28 Julio, 2014 a las 23:52

    Querida,

    Yo no tengo ninguna a mi edad, tras parto y múltiples cambios de peso, y me asombro al ver a mi adolescente cómo las padece por un crecimiento rápido.

    Gracias por ayudarme en esta época.

    Suya,

    Responder
  • Eva23 Abril, 2015 a las 09:31

    Aunque me estado dando cremas, he cuidado mi alimentación etc… no he podido evitar que saliesen las estrias, era genético. Al final he conseguido eliminarlas por medio de láser en una clinica dermatologica. Me ha ido bastanten bien por que tenia la barriguita fatal y me daba apuro ponerme en bikini

    Responder
  • lucero8 Julio, 2015 a las 03:02

    a mi me gusta tu sitio muy bonito

    Responder
  • hiren25 Julio, 2015 a las 21:09

    NIVEA (caja azul) la de tooooda la vida

    Responder
  • colorsandia9 Abril, 2017 a las 12:14

    Yo siempre he tenido un montón de estrías desde la adolescencia. Incluso en los últimos años antes de quedarme embarazada me salieron yendo al gimnasio. Pensé que no habría manera de evitarlas, pero dije: yo voy a hacer todo lo posible y por mi que no quede. Pues mi niño tiene ahora 13 meses y sigo sin una sola estría nueva. Solo fue cuestión de paciencia y constancia como os conté en mi blog, parece muy duro seguir una rutina de hidratación pero nada comparado con lo que te viene cuando haya nacido el bebé. 🙂

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.