Vicks Vaporub en los pies para la tos

11-10-2016 | ⚕️ Salud | 98 Comentarios

Antes de atacar al Vicks Vaporub, tengo algo importante que contaros, amigos:

Creo que ya se lo he contado hasta al portero (aunque estoy segura de que también se enteraría sin que yo se lo contara) pero el sábado pasado comencé una colaboración en El Programa (con mayúsculas) de Pepa Fernández en RNE1 titulado No es un día cualquiera. Hemos bautizado a la sección Efectos Perversos y en ella daremos cuenta de los numerosos mitos y bulos que hay en torno a la salud: medicamentos, enfermedades, alimentación… Todo lo que se nos ponga a tiro.

Decidimos comenzar abordando los mitos del resfriado y de la gripe, porque aunque gripe encabeza la lista de las diez enfermedades más frecuentes en el género humano, aún no tenemos muy claros algunos conceptos. En este enlace tenéis la entrevista, en la que, entre otro orden de cosas, Aberasturi me pregunta por la técnica de ponerse un perejil en el sobaco para que le suba la fiebre (por lo visto él lo hacía en la mili o algo así) y yo le contesto que en mis años de internado co
mía tiza con el mismo fin. Sí, ese es el nivel. Ya os advierto que la entrevista tiene mucha más gracia, pero por si estáis trabajando y poner el podcast canta un poco, os dejo por aquí lo más destacado:

 

1. La vitamina C no previene el resfriado

Resfriado y vitamina C han sido pareja de baile toda la vida porque en los años 70, el Premio Nobel Linus Pauling publicó un estudio que parecía apoyar esta teoría. Si lo decía un doble premio Nobel (Química en el 54 y Paz en el 62, ¿quién iba a decir lo contrario?).  Casi 50 años después, nuevos estudios indican que realmente no hay evidencia de que esto sea así, tomar suplementos de vitamina C no previene el resfriado PERO sí podría acortar en un día la duración del mismo.

Las recomendaciones de las autoridades sanitarias son curiosas: “probar” a aumentar el consumo de vitamina C mientras se tiene resfriado para ver si a uno le dura menos. Y si no funciona, no usarlo más. Vamos, que la cosa no está nada clara.

2. Hay que beberse rápido el zumo porque se van las vitaminas:

Por mucho que nuestras madres nos obligaran a tomarlo en plan maratoniano atragantándonos, porque las vitaminas se iban a “esfumar” o “evaporar”, hoy tenemos la oportunidad de cambiar la historia y dejar que nuestros hijos disfruten tranquilamente de su sabor. Las vitaminas se mantienen estables durante varias horas sin problema, aunque tampoco es plan de que el zumo dure desde el desayuno a la cena. Si alguien quiere ampliar información puede hacerlo en este post de Gominolas de Petróleo. 

3. Tápate la boca con la bufanda y no hables que con el frío “te entran” los virus.

Otra amenaza materna con una pata de mito y otra de realidad. Amigos de mis padres cuentan que cuando yo era pequeña mi madre me llevaba tan abrigada que parecía el muñeco Michelín, con la bufanda dada dieciocho vueltas. Mi hermano salió más listo y todas las mañanas antes de ir al colegio, cuando tenía 7-8 años y empezó a ir solo, aprendió a anudar la bufanda en los barrotes de la ventana de la vecina. A la vuelta, recogía la bufanda y llegaba a casa con ella puesta, tan guapo, tan rubio y con cara de no haber roto un plato. Y así un día tras otro. Mi madre se enteró meses después un día cuando la vecina chivata se lo contó partida de risa porque no se veía capaz de aguantar más el secreto.

Los resfriados se contagian por las gotitas de saliva y secreciones nasales que se expulsan al toser, al hablar o al estornudar. El frío puede resecar las mucosas y hacer que la barrera de entrada sea más fácil, pero no es cierto que los virus vengan por el frío. Eso sí, si nos resguardamos con la bufanda o con las bata mantas éstas que se pusieron de moda hace dos años y lleva la gente por la calle como si fueran a trabajar todos los días a Laponia, tendremos las mucosas en mejor estado.

4. Vicks Vaporub en los pies

Corre como la pólvora por Internet, poner Vicks Vaporub en los pies y encima los calcetines antes de ir a la cama, calma la tos. No tiene ningún fundamento. Básicamente porque a través de la piel de los pies no se absorben los componentes. Además, si algún potencial efecto tiene el Vicks Vaporub se debe a los vapores, y desde los pies embutidos en calcetines con pelotillas (o sin ellas) difícilmente llegarán estos la nariz. Es decir, la eficacia antitusígena es la misma que untarse los pies con carne de membrillo o betún de judea, por decir las dos primeras cosas que me han venido a la cabeza.

Además hay que recordad que no deben usarse estos bálsamos en menores de 2 años porque el mentol puede producir, broncoespasmo, crisis respiratorias similares a las que se producen en los asmáticos. ¡No está todo perdido! Hay bálsamos de romero y pino que sí son aptos para niños. Eso sí, para poner en el pecho, no en los pies.

vicks vaporub pies

5. Cebolla para la tos

Junto con el de la vitamina C es el más arraigado de todos los mitos, aunque de su eficacia no hay evidencia alguna. Ahora bien, como no es perjudicial, después de darle muchas vueltas y viendo las defensas apasionadas que genera la exposición de cebolla en rodajas como objeto de culto en la mesita de noche, si alguien desea que su casa se convierta en el festival del olor y montar un Burger King en su dormitorio, perfecto. Nada que objetar.

6. El paracetamol o la Aspirina efervescente no son descongestivos

Pastillas reminiscentes, desovetentes, que rechirben, que se fríen, que hacen pssssshhhhh.

Toda onomatopeya es poca cuando se trata de nombrar a las pastillas efervescentes. Su gran ventaja es que se absorben más rápido porque no tienen que disgregarse en el estómago. Pero aunque muchos se empeñen, por mucho que hagan psssssssssshhhhh, el paracetamol o el ácido acetil salicílico no “cortan los mocos”, únicamente son analgésicos y antipiréticos (y antiinflamatorios en el caso de la aspirina).

Los antigripales son descongestivos porque asocian los analgésicos a otros descongestivos como fenilefrina, pseudoefedrina

 

Y de los bulos con respecto a los antigripales sobre los que me puso de nuevo sobre la pista Marta Harias el otro día, hablaremos en el próximo programa… hasta entonces, ¡cuídense que el invierno nos asaltará de un día para otro!

Entradas relacionadas

98 Comentarios

  1. Sirley

    Si lo dudan háganlo, cuando tengan tos, tome vic calientelo un poco aplique en los pies y póngase calderones y verá que en minutos se le quitará, siempre lo hago con mis niñas y funciona total

    Responder
    • Eliana

      Se le puede echar a un niño de dos años? Ya lo e llevado a medico y me le han mandado medicamento y no se le quita y la verdad que días lo volvi a llevar a medico y me dijeron que estaba bien
      Ya no se que hacer
      Estaba viendo y dice que el vaprub con una tirita de cebolla sirve para quitarles la tos pero no se si a el se le pueda dar

      Responder
  2. Fabiola

    Después de estar casi dos semanas viendo a mi bebe de 2 años y 6 meses sin dormir por la tos de cada 3 a 4 minutos , encontré el titulo de este post, de vick en los pies, yo ya había comprado hace 1 semana vick para bebes libre de mentol y alcanfor, le puse a los piecitos haciendo masajes por aprox 10 minutos a cada piecito y le puse las mediecitas, quede encantada, dejo de toser por mas de 3 horas y le volví a poner y siguió durmiendo tranquila y yo también.. y después de leer sus comentarios me alegro muchisimo, esta noche intentaré con la cebolla.

    Responder
  3. Antonio

    Antonio: yo si he probado lo del mentol en las plantas deos pies y de verdad me descongestiona y se lo practicado ami hijo de 5 años y tambien le descongestiona toda la noche y duerme tranquilo. doy fe de eso

    Responder
  4. Rosy

    Opino de igual forma sirve el mentol en los pies porque de hecho saca el «frio» al rato los pies están como si hubieras pisado agua y es lo mismo que ocurre en la espalda, entonces científicamente no se a que se deba pero de que funciona, si, lo confirmo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto los términos de uso

Boticaria García es la responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de moderar y publicar los comentarios que realices en el blog, para atender tu solicitud de publicación y avisarte de las respuestas recibidas. En ningún caso se publicará tu correo electrónico, pero sí tu nombre con tu comentario.

Tienes derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de tus datos que puedes ejercer en [email protected] Más información en la Política de Privacidad.

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA