El cuarteto de los horrores
Sucedió el verano en que terminé la carrera, en una farmacia rural. Por allí vivía un señor de unos cincuenta años (un mozo viejo, como diría mi abuelo) que, habiendo estado soltero toda su vida y dedicado a su agricultura, finalmente encontró el amor y, desde entonces, vivía junto a una señora del Este (pongamos […]