“Esto sabe a nenuco”

25-05-2013 | El im-paciente | 39 Comentarios

«Esto sabe a Nenuco» es la historia de una frase que se ha quedado para los restos entre la familia y amigos a los que, por aquel entonces, les contamos la terrible anécdota.

Un lunes por la mañana, entraron por la puerta de la farmacia una madre muy enfadada y su hija (toda una moza de unos veinte años).

Madre (con mal gesto): Mire usted, fuimos el sábado a urgencias porque la niña estaba mala, y el médico de guardia le dio unos sobres de antibiótico para que tuviese tratamiento durante el fin de semana. ¡Dígale a la niña que se los tiene que tomar! ¡Aunque estén malos!

Hija (llorosa): Mamá… que esto está muy malo… que esto sabe a Nenuco…

Farmacéutica: ¿Nenuco?

Madre (gritando): ¡Así todo el fin de semana! ¡Que sabe a Nenuco! La verdad es que son unos sobres muy difíciles de tomar, ni haciéndole un bocadillo de pan para disimular el sabor se los ha querido comer.

Farmacéutica: ¿Con pan? ¿los sobres? ¿bocadillo?

Hija (llorosa): Mamá… que esto está muy malo… que esto sabe a Nenuco…

Madre: Así que mire, le he traído los sobres, a ver si le explica a la niña como tomárselos, porque yo no puedo más. He intentado hacerle una infusión con el pan de ángel ese… pero tampoco.

Farmacéutica: ¿Pan de ángel?

Hija (llososa): Mamá… que eso está muy malo… que esto sabe a Nenuco…

La madre sacó del bolso unos sobres de un antibiótico, aparentemente normales. Al abrir uno, resultó que en su interior había una toallita impregnada en colonia (para entendernos, como las que ponen en los bares con las gambas). Se trataba del típico regalo publicitario de los laboratorios. Unas toallitas húmedas que, a modo simpático, venían dentro de unos sobres con el mismo formato que el del antibiótico. Tan conseguidos estaban que el médico se confundió y le dio al paciente las toallitas de merchandising en lugar de los sobres de antibiótico.

La hija tenía razón con aquello de «esto sabe a Nenuco». Pero lo peor no fue eso… lo peor fue explicarle a esa madre y a esa hija, «con delicadeza», que llevaban todo el fin de semana intentando hincarle el diente a una toallita de manos.

Entradas relacionadas

50 libros de Boticaria
50 libros de Boticaria

Lo sé, lo sé. Vosotros hubierais preferido las 50 sombras de Grey, pero os vais a tener que conformar con los 50 Pacientes Impacientes de la Boticaria (que no es poco e incluso alguno tiene su punto erótico-festivo). Hace ya la friolera de tres meses que os anuncié el...

El Paciente Impaciente: Dia del Libro
El Paciente Impaciente: Dia del Libro

Por si hay alguien que vive en su mundo, lo cual, dicho sea de paso, puede llegar a ser bastante saludable a nivel mental, hoy 23 de abril celebramos el día del libro. Desde luego no me negarán ustedes que soy de lo más original buscando excusas para volver a hablar...

39 Comentarios

  1. Ser Educadora (BR)

    Mier** se me va a desprender el embrión de tanto reír y llorar a partes iguales. Me están echando la bronca ‘por tanto esfuerzo’ abdominal al reírme. Es buenísimo, he tenido que coger un kleenex porque no me daba abasto con las manos para secarme los lagrimones de la risa…..

    Responder
    • boticariagarcia

      ¡Cuidadito! ¡Que lo primero es lo primero! jajaja

      Responder
  2. Paola

    jajajaja me parto de risa .. No me quiero imaginar tu cara a ver el pañuelo desechable tomando se la chiquilla … La realidad supera a la ficcion ni inventando un chiste te hubiera salido asi de pintado

    Responder
  3. Una Mamá en la Cocina

    Peroooo,peroooo, vamos a ver…no se daba cuenta de lo que le estaba dando?? O_o me quedo muerta

    Responder
  4. paula sd

    NO PUEDOOOOOOOOO!!!!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    Esto es una perla, querida.
    besos

    Responder
    • boticariagarcia

      Y tanto, una perla que he guardado durante años como un tesorito. Éste post lo subió alguien a menéame y tiene el récord absoluto de visitas que jamás de los jamases superaré aunque hubiera posts de premio Nobel, jajaja

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los mejores y peores post de 2014 - boticaria garcia - […] (dudoso honor, pero en este caso no hubo trolls, así que tampoco ha daños qué lamentar). La anécdota sobre…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuevo libro gratuito: «Comida rápida, barata y saludable»

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA