Un pez llamado panga

Un pez llamado panga

“Un pez llamado Wanda” fue una comedia que triunfó a finales de los años 80, protagonizada por algunos de los Monty Phyton. La historia giraba en torno al robo a una joyería. Pocas risas y poco lujo, sin embargo, surgen hoy cuando aparece en escena este pez “low cost” llamado panga. ¿Cuánto hay de mito y cuánto hay de verdad en el miedo a la panga?

Una polémica que viene de lejos…

Pese a que la polémica se ha recrudecido con el anuncio de Carrefour de retirar la panga de los supermercados, la tirria a este pescado no nos viene de ayer. En este caso Carrefour alega los problemas medioambientales que genera la panga, aunque, por no meterme en más camisas de once varas que las estrictamente necesarias, hoy me centraré en los aspectos de seguridad alimentaria y nutricionales

Las críticas por estos aspectos aparecieron desde el mismo momento en que la panga se hizo fuerte en los menús escolares bajo la atónita lectura de los padres, que leían la tablilla de la semana pensando:

  • ¿Pero esto qué es lo que es?

Nadie sabía lo que era la panga. Aunque de primeras ya sonaba chungo. Cuando, tras rascar un poquito, los padres se enteraron de que la panga venía cruzando medio mundo, desde el mismo Vietnam y que las razones de su inclusión tenían grabado el inconfundible símbolo del euro, las protestas no se hicieron esperar.

pez panga

¿Comer panga es seguro?

La primera duda es sobre seguridad alimentaria. La panga se cría en el río Mekong, lleno de contaminantes, (mercurio y herbicidas) y es razonable pensar que esta porquería puede acabar en los peces, y de los peces a nuestro estómago. El Ministerio de Sanidad, en la página de preguntas y respuestas de la AESAN (muy útil, por cierto), advierte de que no hay que temer  porque todo el pescado importado es sometido a control.

Nos dice que es habitual encontrar niveles de mercurio en la panga pero que no superan el límite legal marcado por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria). No hay que olvidar que el pescado azul también puede conterner mercurio y que por este motivo se aconseja que los menores de 3 años no consuman este tipo de pescado.

La AESAN admite también la presencia de un herbicida (trifuralina) no autorizado en la UE, pero en una cantidad que no es tóxica.

¿Comer panga realmete “alimenta”?

La segunda duda es sobre sus bondades nutricionales. Comparándola con la merluza, la panga tiene algo menos de proteína (13,4 g frente a 15,9 g por cada 100 g) y menos de la mitad de ácidos grasos omega 3. Nutricionalmente no es ningún chollo si la comparamos con otros pescados comunes de consumo habitual.

¿Panga sí, panga no?

En resumen, aunque es evidente que estos peces no se crían en las mejores condiciones, los análisis muestran que el nivel de basura que le llega al consumidor es tolerable. La pregunta es: si nutricionalmente la panga no es mejor que los pescados de nuestras costas, ¿tiene sentido abandonar el consumo local por unos durillos? Insisto, como ya hemos comentado en alguna ocasión, en la importancia de que los padres y la dirección del centro exijan materias primas de la mejor calidad posible a las empresas de restauración.

Como decía mi abuela Adela: Quien bien tiene y mal escoge del mal que le venga no se enoje.

 

Imagen: Wikimedia Commons

14 Respuestas a los Comentarios

  • Itziar2 febrero, 2017 a las 12:35

    En casa ya hace tiempo que no comemos ese pescado, tampoco lo habiamos consumido más que muy de vez en cuando. Pero en el colegio de mis hijos, suelen poner limanda, y yo no he visto nunca ese pescado en las pescaderías. ¿Sabes qué tipo de pescado es y si es o no recomendable? Muchas gracias. Itziar

    Responder
    • boticariagarcia3 febrero, 2017 a las 00:23

      La limanda es el pez gallo y la polémica surge cuando se desconoce el origen. Puede ser de origen europeo o japonés, y la limanda japonesa también se cría en condiciones “poco amables”. De ahí la desconfianza de algunos al verlo en el menú escolar. Saludos

      Responder
      • Olga3 febrero, 2017 a las 13:07

        En el colegio de mi hija el único pescado que ponían hace cosa de tres o cuatro años era la dichosa panga. Tras las quejas de varios padres la han eliminado del menú escolar pero a cambio les ponen limanda también…. El mismo perro con distinto collar….

        Responder
  • Ignacio2 febrero, 2017 a las 16:05

    Yo desde que un día preparando merluza encontré el anisakis no he vuelto a comer pescado,osea que llámese panga o mero,no van a entrar en mi puchero

    Responder
    • boticariagarcia3 febrero, 2017 a las 00:20

      El anisakis sigue entre nosotros pero se puede congelar. De hecho, se DEBE congelar todo el pescado y en restauración es obligado.

      Responder
      • Marisa3 febrero, 2017 a las 13:54

        Hola. La congelación del pescado en restauración como prevención al anisakis SÓLO es obligatoria si el pescado se consumecen crudo. La cocción también destruye el anisakis.

        Responder
  • Mi Álter Ego2 febrero, 2017 a las 16:51

    Lo he visto alguna vez en el supermercado pero nunca me dio por probarlo y, desde luego, no sabía que generaba tanta polémica. Besotes!!!

    Responder
    • boticariagarcia3 febrero, 2017 a las 00:21

      Pues te puedes quedar como estás con tus peces de siempre. No estarás perdiendo nada irresistible 🙂

      Responder
  • Inés2 febrero, 2017 a las 18:15

    La limanda es pez gallo. Corríjanme si me equivoco, plis.

    Responder
  • Maite3 febrero, 2017 a las 14:22

    Yo nunca he comprado panga, y no porque supiera que era mala, sino porque me daba mal rollo que nunca se viera el pez entero, solo los filetes que por cierto tienen pinta plasticosa.
    En el colegio de mi hija no ponen panga pero si limanda que tuve que buscar en google porque yo no sabía que pez era. También ponen zapatero. Lo que no se es porqué no ponen un pescado más normal tipo merluza, bacalao…

    Responder
  • Mónica3 febrero, 2017 a las 15:08

    Los ponen porque son mucho más baratos…

    Responder
  • Crist3 febrero, 2017 a las 21:30

    Buenas, no quiero defender a las empresas de restauración, pero ¿alguna vez os habéis preguntado cuanto dinero pagan a las empresas por dar de comer a niños, ancianos, pacientes de hospital? En muchas ocasiones es ridículo el precio que se marca, especialmente organismos públicos, y son muchos los requisitos que padres y estado solicitamos a estas empresas.
    En el colegio de mi hija dicen que no dan panga pero estoy convencida que lo camuflaran con otro nombre. Vosotros darías a vuestros hijos de comer sano y a su gusto por menos de dos €?? Creo que las administraciones públicas deberían pensar que bajando el precio es inevitable bajar la calidad.

    Responder
  • Isabel4 febrero, 2017 a las 22:46

    Además de los problemas medioambientales que causa la cría de Panga en piscifactorias, la mayoría de gente que trabaja en esas factorías lo hace rozando la esclavitud o directamente como esclavos.

    Responder
  • Gedu6 febrero, 2017 a las 09:43

    Dos puntualizaciones: Respecto a Anisakis, no es necesario congelar el pescado para consumirlo cocinado. No resiste las temperaturas habituales de cocinado. Otra hiotoria es consumirlo crudo (o muy poco cocinado). Si lo que tienes es un problema de alergia a las proteinas de Anisakis, dará igual que lo congeles, el problema segurá existiendo. Es un error frecuente por desconocimiento del parásito decir que todo el pescado se debería congelar. Si prefieres consumir pesacdo congelado es mejor comprarlo congelado industrialmente y no congelar pescado fresco en casa, porque lo normal es que tu congelación doméstica sea lenta, con lo cual el pescado pierde calidad. Eso sí, fijaté en el peso escurrido porque te orienta de la cantidad/prpoporción de agua en el glaseado (capa externa de hielo, para no pagar agua a precio de pescado) que es de obligación indicarlo en la etiqueta de los productos congelados.
    Respecto a la limanda japonesa es un pescado marino, no de río y si se cría en piscifactorías en japón, imagino que no tendrán nada que ver con una piscifactoría de otros paises menos desarrollados. De todas formas, hay que enseñar a los niños a comer pescado, aunque tenga espinas o piel. Y el mar, por desgracia, también tiene cierto nivel de contaminacuión, igual que los pastos, cultivos, etc. Pon de tu parte para mejorar el medio ambiente, muchos granitos de arena forman una montaña…

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.