Medicamentos genericos o de marca: podemos elegir

Año nuevo, leyes nuevas. O al menos tuneadas. Esta vez con los genéricos como protagonistas estelares.

¿Se puede elegir generico o marca?

Desde el 1 de enero ha entrado en vigor la enmienda que se aprobó a la Ley de Presupuestos en la que se modificaba el artículo 4, apartado 6 del texto refundido de la Ley de Garantías. Todo esto que suena aburridísimo (y lo es) en realidad es muy facilito. Hay varios puntos que han cambiado, pero lo que realmente interesa al paciente de a pie es que, desde ya mismo, si el médico prescribe el fármaco por principio activo, bien sea en receta de papel o electrónica, a igualdad de precio entre ambos el paciente va a poder elegir si se lleva un medicamento de marca o uno genérico en la farmacia.

Ejemplo: si el médico te prescribe “paracetamol  1 g 40 comprimidos efervescentes”, tú como paciente puedes decidir si te llevas paracetamol genérico o Efferalgan.

 

medicamentos genericos o de marca

 

 

¿Tiene sentido este cambio en la ley?

Pues como en los toros, división de opiniones. Hay quien defiende que a igualdad de precio genérico-marca no tiene sentido que se prime el uso de unos sobre otros ¿por qué penalizar a los que investigaron en primer lugar si los medicamentos valen lo mismo? Pero también con lógica hay quien defiende que, una vez vencida la pantente, si no se incentiva el uso de genéricos, se desmotiva a la industria del genérico para seguir lanzando moléculas (que ha sido un puntal para el Ministerio de Sanidad de cara al ahorro de precio).

¿Por qué tanto lío con los genéricos?

En 1996 aterrizó en España el primer genérico (20 añazos, este 2016 vamos de cumple) y desde entonces los variopintos cambios en la legislación que han sufrido han favorecido cierta desinformación en la población ha quedado latente en algunas encuestas como ésta publicado por Pfizer hace unos meses. Según estos datos del laboratorio, que aunque no son “oficiales” coinciden en parte con mi “pulso” en el mostrador, hoy por hoy, por ejemplo, el 69% de la población sigue pensando que los medicamentos de marca son más caros que los genéricos.

¿Y cuál elijo?

Es la pregunta del millón y lo fundamental es no volverse locos , sino informarse. Hay demasiados mitos en torno a los genéricos que, 20 años después de que vivan entre nosotros, va siendo hora de desterrar. Sea cual sea la decisión final, si escogemos marca o genérico (porque nos guste el color de la caja, la forma del comprimido o nos quepa mejor en el armarito del baño, que es una razón tan buena como cualquier otra), lo más importante y el consejo que quiero lanzar hoy desde aquí es que estemos tranquilos, ya que ambos medicamentos serán igualmente seguros y eficaces.

Tenéis toda la información sobre los mitos y leyendas en este post ¿Los medicamentos genéricos son peores que los de marca? y para los comodones, en la entrevista sobre este tema y los cambios en la legislación que me hicieron al respecto en el programa La Aventura del Saber de La 2.

 

*Actualizado 05/01/16

Al parecer en la Comunidad de Madrid no está previsto que se aplique la modificación a la ley y la recomendación es seguir dispensando genéricos como hasta ahora si las recetas vienen prescritas por principio activo. Quedamos a la espera de una comunicación oficial ya que desde la oficina de farmacia resulta complicado trasladar esta información al paciente, contraria a la que está llegando a través de los medios de comunicación desde el mes de octubre, en el que se aprobó la enmienda. 

 

18 Respuestas a los Comentarios

  • Blanca5 Enero, 2016 a las 00:33

    Hola, muy buenas!!
    Leo tu blog desde hace bastante, soy farmacéutica y me ayuda mucho a la hora se saber como explicar las cosas a los pacientes, así que lo primero, muchísimas gracias!!
    Pero quería comentar, que de momento, hoy por hoy, creo que aún no se puede hacer esto… Hemos llamado al colegio, a dispensación, y nos han comentado que ellos solo pagan aquellas recetas correctas “según concierto” y que aun no hay ningún concierto que trate este tema, por lo que de momento no es indistinto el dar genérico o marca…
    Igual no nos hemos enterado bien, pero bueno, quería comentarlo para salir de dudas en ese caso.
    Un saludo, y de nuevo, gracias!!!

    Responder
  • boticariagarcia5 Enero, 2016 a las 01:30

    Hola Blanca,

    Hay comunidades autónomas como Andalucía donde las subastas cambian todo, no sé dónde estáis vosotros.
    En principio el concierto está redactado en base a la Ley de Garantías modificada por el Real Decreto Ley 16/2012 de 20 de abril. Al haberse producido una enmienda en la Ley de Presupuestos, entiendo que la modificación de la ley prevalece. De hecho, la duración del actual concierto de la Comunidad de Madrid (que se firmó la pasada primavera) está está prevista hasta 2019 mientras que la aplicación de la ley es del 1 de enero de 2016. Entiendo que no vamos a esperar 4 años a actualizarnos porque si se hiciera así con todo no se podría avanzar.
    De hecho, ya ha habido precedentes en otros aspectos como la receta electrónica. Tampoco había un concierto que regulase la receta electrónica desde el primer día y sin embargo las recetas se han estado pagando hasta que se ha actualizado.
    Un saludo y gracias a ti por tus palabras!

    Responder
  • Mi Álter Ego5 Enero, 2016 a las 12:30

    Menudo lío hay montado. Ya veo que no os lo están dejando demasiado claro… Tiene que ser un poco desesperante trabajar así. Un besote y feliz año!!!

    Responder
    • boticariagarcia6 Enero, 2016 a las 21:06

      La verdad es que ya tenemos callo porque no es la primera vez que unos dicen A y otros dicen B (como por ejemplo, y aunque no tenga nada que ver, con el que fue famoso euro por receta). Entre tanto, la casa sin barrer…

      Responder
  • Miren5 Enero, 2016 a las 17:16

    Buenas tardes,

    Se agradece la información, y me surge una duda: ¿va a ser posible elegir entre un genérico y uno de marca abonando la diferencia si este último resulta más caro? O incluso abonar el importe íntegro (como si fuera sin receta), pero tener la opción de elegir. No sé si me explico… Me recetan un antibiótico que sólo puede adquirirse con receta, genérico, y existe uno de marca igual. Aunque tenga que abonar el importe íntegro del de marca, ¿me serviría la receta? Entiendo que no, pero por preguntar que no quede, porque hay una medicación para el corazón de mi madre que me trae por la calle de la amargura… Mil gracias!

    Responder
    • Mª Ángeles5 Enero, 2016 a las 19:29

      Por supuesto, abonando el precio íntegro del medicamento se puede comprar, eso sí , la receta debe quedarse en la farmacia como justificante de la prescripción.
      Lo de abonar la diferencia no está contemplado. Fue así en la primera orden de precios de referencia, pero se anuló esa posibilidad y nunca más ha vuelto a ser así.
      Si realmente tu madre necesita una marca concreta, díselo a su médico y puede prescribir por marca.
      Por último, querría comentarte que si no le viene bien un genérico no es por el hecho de que sea genérico porque queda claro que marca y genérico son completamente equivalentes

      Responder
      • boticariagarcia6 Enero, 2016 a las 21:15

        Hola!
        Sólo una aclaración, los medicamentos genéricos y de marca no son totalmente equivalentes (sino bioequivalentes, que no es exactamente igual). Aclaro esto porque sí es posible que en función de los excipientes un paciente no pueda usar un genérico en concreto (por intolerancia a la lactosa) y sí pueda utilizar la marca… aunque por supuesto esto también podría suceder al revés (alguien a quien le “siente bien” un genérico y no la marca).

        Saludos!

        Responder
    • boticariagarcia6 Enero, 2016 a las 21:11

      Hola Miren,

      ¿De qué medicamento estamos hablando? Hay algunos medicamentos (son pocos pero quizá sea alguno de ellos el que usa tu madre) de los que existe genérico cuyas marcas no han bajado el precio marcado por Sanidad para ser financiados y por tanto “no los cubre la seguridad social”.

      En estos casos el paciente, si desea esa marca, debe pagar íntegramente el importe y la receta funciona como si fuera una receta privada. No existe actualmente la posibilidad de pagar esa diferencia de precio.

      Un saludo

      Responder
  • Miren5 Enero, 2016 a las 22:33

    Muchísimas gracias por la aclaración, no sabes cuánto me has ayudado.

    Eso pienso yo tbn, que deben ser ambos iguales, pero el especialista se empeña en que debe tomar el de marca y la de cabecera siempre nos mete en la tarjeta el genérico. Y nosotras en medio… Tenemos que volver siempre a que nos cambie la receta. Un millón de gracias tb por esta última aclaración.

    Buenas noches y felices Reyes!

    Responder
  • Galeno6 Enero, 2016 a las 12:26

    No, no son iguales. A cerca de la composición de los genéricos la Ley deja un hiato en cuanto a la composición o mejor dicho la cantidad de principio activo que puede ser un poco menor. En cuanto al excipiente…misterio.
    Mejor el original. El genérico es “potable” y algunos laboratorios son especialmente buenos reproduciendo/clonando el potingue, amén del precio que en muchos casos justifica optar por el genérico ya que el beneficio en términos de salud es similar.
    In dubio pro originalis, si se me permite el latinajo. O sea, ante la duda, el original.
    Me gusta tu blog. Es ameno, ilustrativo y simpático.
    Gracias

    Responder
    • boticariagarcia6 Enero, 2016 a las 16:19

      Hola Galeno, gracias por tus amables palabras! Tengo que discrepar contigo sobre la afirmación que haces acerca de que la cantidad de principio activo puede ser algo menor. Se trata de uno de los mitos más arraigados ya que en realidad, la cantidad de principio activo está regulada y debe ser igual que en la marca. Se permite una variación de un +- 5% pero esto se aplica tanto a las marcas como a los genéricos. Es decir, una marca también puede presentar un 5% menos de principio activo.
      Un saludo y feliz día de Reyes!

      Responder
      • Galeno7 Enero, 2016 a las 00:58

        De acuerdo, están autorizados a utilizar ese margen tanto unos como otros y mi opinión ha resultado algo sesgada, pero en mi experiencia, sobre todo con antibióticos he detectado algunas intolerancias no esperadas; no importantes pero si algo molestas. Probablemente, como comentas con el colirio, sea debido al excipiente, pero es que el excipiente es inseparable del medicamento entero, es su soporte. Ahí habría que insistir en mayores controles de calidad.
        En cuanto al principio activo, pongamos un ejemplo : amoxicilina. Poner un 5% más o menos es poco determinante, aunque la diferencia podría llegar al 10% tampoco sería excesivamente determinante. Si hablamos de acenocumarol que tiene que ir algo más “milimetrado”, ese 10% ya habría que tenerlo en cuenta. En fin, no quiero pecar de puntillista, se nota que no soy muy amigo de los genéricos , salvo algún Laboratorio que se han hecho auténticos clonadores y con fuertes controles de calidad.
        Te agradezco tu corrección a mi anterior post porque no me gusta haber citado una Ley cargándola sobre una de las partes.
        Me gusta tu blog, aparte de lo dicho, porque en el contacto con vosotras las boticarias, que aparte de anécdotas tenéis una rica casuística (y una buena formación), siempre se aprende. De hecho frecuento las reboticas “de mostrador”, las fetén ya no se estilan…como la dice la canción.
        Gracias otra vez.
        PS.- El 10% citado se puede aplicar a cualquiera de las partes. Queda a criterio sobre todo, del enfermo que debe estar informado

        Responder
        • Juan15 Enero, 2016 a las 19:58

          Yo tenia entendido que la posible variacion, y +- 20% era en la concentracion plasmatica. (Biodisponibilidad).

          Responder
  • Victoria6 Enero, 2016 a las 14:49

    Llevo 30 años utilizando colirios para mi glaucoma. Los genéricos me ponen los ojos rojos y me dan lagrimeo constante. Conclusión: algún componente algo tiene que no me sienta.

    Responder
    • boticariagarcia6 Enero, 2016 a las 21:18

      Probablemente haya algún excipiente que no sea el más adecuado para ti. Como comentaba más arriba, esto también puede suceder entre distintas marcas, ya que entre ellas también pueden variar los excipientes. Por este mismo motivo comentaba algo más arriba que los genéricos no son totalmente equivalentes sino bioequivalentes, es decir, en el organismo se comportan igual pero su composición no es idéntica.
      Saludos

      Responder
  • Julio23 Febrero, 2016 a las 14:04

    Hola! Enhorabuena por tu blog y por tu artículo.
    En tu actualización del post indicas que “Al parecer en la Comunidad de Madrid no está previsto que se aplique la modificación a la ley…” ¿Quién ha dado esas recomendaciones?
    Se supone que una ley es de obligado cumplimiento, pero ¿es posible que desde la Comunidad de Madrid se dé una recomendación a sabiendas de incumplir una ley?
    Gracias 😉

    Responder
  • susi30 Junio, 2017 a las 22:23

    Hola.Por comprobación propia,nada que ver la eficacia de los genéricos con las marcas.El ibuprofeno de los laboratorios Vir y Aristo no hacen efecto en absoluto.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.