Escarlatina en niños

La escarlatina ha dejado ilustres víctimas a lo largo del panorama cinematográfico, entre ellas, la difunta mujer del Capitán Von Trapp en Sonrisas y Lágrimas o Beth, una de las hermanas en Mujercitas. Es por ello que en el imaginario colectivo la escarlatina sigue ligada a épocas pasadas, a niños en pantalón corto, a mujeres lánguidas y decadentes y, sobre todo, a la gravedad e incluso la muerte. Sin embargo, ¿es grave la escarlatina en niños? La respuesta es no. La aparición (y democratización) de los antibióticos la dejaron fuera de juego. Ahora es una enfermedad relativamente frecuente pero que cursa de forma leve.

escarlatina en niños

La primavera, junto con los meses de invierno, es una de las épocas del año en la que la escarlatina es más frecuente. Actualmente hay un brote de escarlatina en la Comunidad de Madrid y son numerosos los carteles de aviso en colegios y guarderías. Estas son algunas de las cosas que se deben conocer sobre la enfermedad.

¿Qué produce la enfermedad?

A diferencia de otras enfermedades infecciosas que cursan con “granitos” (como la varicela o el sarampión), la escarlatina no está causada por un virus sino por una bacteria: un estreptococo del grupo A. Debido a este motivo, es posible su tratamiento mediante el uso de antibióticos.

¿Cuáles son sus síntomas?

La escarlatina, por explicarlo coloquialmente, vienen a ser unas “anginas comunes” escandalosamente adornadas con granitos. Esto se debe a que la bacteria que origina la infección de garganta produce también una toxina que pasa a la sangre y provoca el sarpullido en la piel. Hay dos típos de síntomas:

1. Síntomas  típicos de las “anginas”: fiebre, dolor de garganta, dolor al tragar, malestar…

2. Síntomas de la “fase escarlata” de la enfermedad. Tras el periodo de incubación, el sarpullido suele empezar en la cara y cuello y extenderse por todo el cuerpo (especial antención a los pliegues como axilas, codo, ingles e incluso tras las orejas). En la cara suele quedar sin granitos en triángulo entre las comisuras y el “bigote”, y es por ello que las mejillas aparecen más sonrosadas. La lengua puede aparecer aframbuesada (e incluso con un velo blanco recubriéndola al principio).

IMPORTANTE: No todos los granitos son “escarlata” y aparentemente visibles. La escarlatina en niños es una enfermedad que se debe palpar para ser diagnosticada. Muchos de los granitos son minúsculos e incoloros, casi invisibles a simple vista, pero al tacto se perciben como una lija cuando pasamos la mano por la superficie de la piel. Esto recibe el nombre de “piel de gallina”. En ocasiones, cuando desaparece el sarpullido, la piel se puede “pelar”.

¿Cómo diferenciamos la escarlatina en niños de otras erupciones en la piel?

No debemos alarmarnos ante la aparición de cualquier sarpullido. Los granitos de la escarlatina pueden ser similares a los que aparecen debido a exantemas víricos o a los que nos acompañan frecuentemente en esta época debido al calor (sudamina). Para el diagnóstico se observan los síntomas anteriormente citados y, además, se puede realizar un frotis faríngeo con una torunda para confirmar la presencia o ausencia del estreptococo. Esta prueba puede realizarse de forma rápida obteniéndose los resultados en aproximadamente media hora.

¿Cómo se contagia?

La escarlatina en niños se contagia de forma muy sencilla mediante el contacto directo (gotitas de la saliva al hablar, tos, estornudos). Es por tanto “carne de cañón” para propagarse en guarderías y colegios donde, nos guste o no, lo de compartir mordedor o lametón de grifo está a la orden del día.

La enfermedad es más frecuente en niños entre 2 y 10 años.

¿Cómo se cura?

La escarlatina se trata mediante la toma de antibióticos (normalmente Amoxicilina) que permiten liquidar al estreptococo y prevenir las posibles complicaciones vintage que en su día eran frecuentes con esta enfermedad. Aunque el tratamiento suele prescribirse para diez días y es importante completarlo, a las 48 horas de la toma del antibiótico el bicho se supone controlado y la enfermedad deja de ser contagiosa.

¿Cuáles serían sus posibles complicaciones?

De no controlarse la escarlatina con antibióticos, algunas de las complicaciones podrían ser otitis, sinusitis y neumonía. También se ha descrito la posible afectación al riñón y fiebre reumática

¿Se puede volver a pasar?

Sí. El hecho de haber padecido la enfermedad previamente no nos confiere “inmunidad definitiva” para no volver a pasarla. Por si acaso alguien se lo pregunta, no existe vacuna como en el caso de la varicela o del sarampión (aunque ya sabemos como anda de revuelto el patio con la polémica del Varivax).

El consejo de la boticaria

Ante el aviso de un posible brote de escarlatina en niños, en el colegio o la guardería infantil, se deben extremar las precauciones. Es conveniente permanecer alerta y acudir al pediatra ante posibles signos como la fiebre, dolor de garganta y la clásica aparición de los granitos.

Es importante también recordar los principios básicos de solidaridad y responsabilidad para con los centros infantiles y sus pequeños asistentes: la escarlatina en niños no es grave pero sí muy contagiosa así que ante la duda, y hasta tener el diagnóstico de un pediatra, los niños “sospechosos” de tener la enfermedad no deben acudir al colegio. Como hemos comentado, partir de las 48 horas de la toma del antibiótico, la escarlatina deja de ser contagiosa y, si el niño se encuentra bien, puede hacer vida normal (lo de las cuarentenas de Torres de Malory también está completamente demodé.  Salvo complicaciones poco frecuentes, la escarlatina tan solo será una muesca más en “el expediente” de las criaturas.

 

La escarlatina no es grave pero sigue habiendo casos en la actualidad ¿sabes sus síntomas? -       

Powered by Vcgs-Toolbox

Fuentes:

Casaní Martínez C, Morales Suárez-Varela M, Santos Durántez M, Otero Reigada MC, Pérez Tamarit D, Asensi Botet F. Estudio epidemiológico de un brote de escarlatina. Rev Pediatr Aten Primaria. 2001;3:41-49..

Guerrero-Fernández J, Suárez Otero G, Del Castillo Martín F. Erupciones y fiebre. Enfermedades exantemáticas. En: Ruiz Domínguez JA. y cols. Manual de diagnóstico y terapeútica en pediatría. Madrid: Editorial Publimed, 2003; p.411-426.

Gómez, S. O., Buenavida, A. S., Almirall, M. C., & Martínez-Roig, A. (2011). Diagnóstico de escarlatina. SOCIEDAD ESPAÑOLA DE INFECTOLOGÍA, 24(96), 154-161.
Fernández-Prada, M., Martínez-Diz, S., Colina López, A., Almagro Nievas, D., Martínez Romero, B., & Huertas Martínez, J. (2014, April). Brote de escarlatina en un colegio público de infantil y primaria en Granada en 2012. In Anales de Pediatría (Vol. 80, No. 4, pp. 249-253). Elsevier Doyma.
Ortigosa, G. S., Sánchez, B. A., Crehuet, A. M., & Martínez-Roig, A. Diagnóstico de escarlatina en 151 casos en el servicio de urgencias pediátricas durante 2006-2008.
Escarlatina en niños

21 Respuestas a los Comentarios

  • Trimadre16 Junio, 2014 a las 09:19

    Tres veces tres ha pasado la escarlatina por esta santa casa, dos veces el Mayor y una La Rubia, que ya reconozco una lengua aframbuesada a kilómetros de distancia. Y tienes razón, suena mucho peor de lo que es, una amigdalitis con granitos ;).

    Responder
    • boticariagarcia16 Junio, 2014 a las 19:41

      ¡Tres veces! Eres toda una experta… yo voy tras tus pasos, pero no te alcanzo todavía. Cruzo los dedos 🙂

      Responder
  • Gemma/El Sur (@Gemma_311)16 Junio, 2014 a las 09:22

    Muy bien Boticaria, explicándolo y quitando miedos.
    LaMediana la tuvo, efectivamente es muy contagiosa y a mi me dijo la pediatra que se diagnosticaba pasando la mano a contra piel, que es como la lengua de un gato.
    Y frotis de fauces para confirmar el diagnóstico.
    Y sólo recomendaría que después de cualquier episodio con streptococos, se vigile y se hagan ecografías renales.

    Responder
    • boticariagarcia16 Junio, 2014 a las 19:42

      Exactamente, para diagnosticarla hay que palparla porque en ocasiones los granitos son imperceptibles… Lengua de gato, lija, cualquier metáfora sirve para describir lo increíblemente áspero del asunto. Pobrecillos. Lo bueno, que en muchas ocasiones ni siquiera les pica.
      Hay que ver lo guapa que sales en la foto, ¿eh? jeje

      Responder
  • Isabel16 Junio, 2014 a las 10:02

    Cuando mis hijos estaban en la guardería, fue la primera vez que hoy hablar de alguien que tenía escarlatina en estos tiempos. Pensé que era una enfermedad erradicada por completo. La verdad es que me asustó un poco la primera vez que supe que una niña que había estado en contacto con mis hijos la tenía. Pero nos asusta lo desconocido, claro es que no sabía ni cuales eran los síntomas ni nada.
    He tenido la suerte que mis hijos no la han cogido nunca ni en la guarde ni en el cole. Pero es curioso que hay niños que se que todos los años la pillan.

    Responder
    • boticariagarcia16 Junio, 2014 a las 19:44

      “Nos asusta lo desconocido”. Me gusta esa frase, resume muchos de nuestros miedos hoy en día. La desinformación (y también la mala información) son el origen de muchos quebraderos de cabeza en padres y familiares. Queda mucho por hacer en este campo. Gracias por comentar.

      Responder
  • teresa16 Junio, 2014 a las 10:02

    Gracias, me has aclarado el tema porque en clase de la peque hay varios niños con ella asi que estare super al loro

    Responder
    • boticariagarcia16 Junio, 2014 a las 19:45

      Ánimo, quedan apenas dos días… con un poco de suerte a la piscina de cabeza sin visitantes de última hora!

      Responder
  • Marta16 Junio, 2014 a las 11:17

    hay que ver como estamos este año con las dichosas enfermedades… Gracias por la información.

    Responder
    • boticariagarcia16 Junio, 2014 a las 19:45

      Entre varicelas y escarlatinas no ganamos para disgustos. A ver si la próxima temporada las aguas se calman un poquito.

      Responder
  • Mi Álter Ego16 Junio, 2014 a las 11:40

    Y yo que pensaba que esta enfermedad ya ni existía… Cuán ignorante soy. Aunque el otro día también supe de un brote de tos ferina, cosa que yo también creía enterrada en el olvido. Besotes!!!

    Responder
    • boticariagarcia16 Junio, 2014 a las 19:52

      La vacuna de la tos ferina está incluída en el calendario vacunal y debería ser frecuente, sin embargo, siempre hay niños no vacunados o la posibilidad de importar al bicho del extranjero y hacer un roto en nuestro sistema, en princpio protegido.

      Responder
  • Bego17 Junio, 2014 a las 15:04

    justo ayer me hablaban de un caso aquí en madrid.
    gracias por avisarnos del brote, estaremos atentos 🙂

    Responder
  • Johnk67525 Junio, 2014 a las 08:09

    I am no longer sure the place you’re getting your info, but great topic. I needs to spend a while studying much more or understanding more. Thanks for wonderful info I was on the lookout for this info for my mission. fbddggbecaab

    Responder
  • Peggy27 Junio, 2014 a las 11:04

    Eres absolutamente maravillosa a la par que socialmente útil y lo mejor es lo de la cuarentena de Torres de Mallory

    Responder
  • Maria31 Mayo, 2015 a las 01:53

    Buenas noches! Estoy leyendo el blog y veo que los comentarios son del pasado año, aún así comentarle que mi hijo lleva cuatro antibióticos seguidos para tratar la bacteria de escarlatina y no vemos la salida, se tomó amoxicilina, penicilina, agudmentine y mañana acaba con azitromicina , después esperar otra vez el resultado del exhudado. La pediatra dice que si sale positivo tendrán que operarle de anginas, estamos preocupados por si hay secuelas o complicaciones , algún consejo? Gracias

    Responder
  • Dayane5 Marzo, 2016 a las 20:06

    Tengo una nena de 3 y me dijeron que debe estar en cuarentena aunque ya tenga su tratamiento?

    Responder
  • Yasna17 Julio, 2016 a las 07:32

    Hola, mi hijo esta con escarlatina, bueno ahora sabemos que es eso porque lo lleve solo tenia amigdalitis y le dieron azitromicina ahora apareció el sarpullido y la doctora me dice que es escarlatina pero el tratamiento es el mismo, mi preocupación es porque ya lleva cuatro días y todavía no se le pasa el dolor de garganta que no puede ni tragar y a veces un poco de fiebre

    Responder
  • Silvia16 Agosto, 2016 a las 03:06

    Mi hijo tuvo escarlatina el año pasado y ahora empezó otra vez con los mismos síntomas. Me llama la atención lo rojo de las erupciones en las fotos que circulan en Internet, que en nada se parecen a las que tiene mi nene, sino que son tal cual como se describió acá, como una piel de lija. Mañana al doctor para confirmar el diagnóstico… o no ?

    Responder
  • Nuria4 Marzo, 2017 a las 22:02

    Hola! Leyendo mil artículos sobre la escarlatina porque no encuentro a nadie que su hija/o lo haya tenido 5 veces como mi hija. Tiene 4 años y ya es la 5 vez en 7 meses y claro con tanto antibiótico está hasta reventada! Ya no sabemos ni qué hacer, la vuelven a hacer analítica y frotis en la garganta y aún así me dicen que se la puede pillar más veces. Me parece una locura y ya estamos desesperados con el problema. A alguien le ha pasado algo parecido?

    Responder
  • Graciela15 Junio, 2017 a las 12:49

    Mi hijo tuvo.escarlatina a los tres años. Ahora tiene casi 7 y su piel sigue aspera. Como puedo solucionarlo???

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.