¿Cómo eliminar el olor de pies?

Pasa en las mejores familias. Tuvo hasta su propia canción del verano por obra y gracia de Emilio Aragón. Origen de discusiones materno-filiales y conyugales, es innegable que el olor de pies habita entre nosotros.  Desde la amenaza ¡te voy a tirar las zapatillas! a ¡te voy a cortar los pies! hay todo un grado de aguante familiar frente a un problema tan común como desagradable. Querido lector de pie aromático: no te dejes amedrentar. El olor de pies es algo muy frecuente, en cierta medida evitable, y, además, desde hoy puedes decir que padeces de hiperhidrosis plantar y hacer de tu problemilla algo más respetable.

olor de pies

¿Por qué huelen los pies?

 

La culpa, como casi siempre, no es del cha-cha-chá, sino de las bacterias. El sudor ecrino (que no equino, aunque algunas habitaciones adolescentes presenten el mismo olor de una cuadra) contiene un 99% de agua. Hasta ahí, todo parece inofensivo. Pero ¡ay! el otro 1% poseea una serie de sustancias (cloro, sodio, potasio, urea, amoniaco, ácido láctico e incluso proteínas) que lo convierten en manjar de dioses para las bacterias que pululan por la piel.

El sudor no huele, pero las bacterias se zampan el sudor y el mal olor se debe a los compuestos que resultan del festín (amoníaco, aminas, indol, derivados sulfhídricos o ácido butírico).

¿Por qué especialmente en los pies?

 

Los pies son una de las zonas del cuerpo más propensas a generar sudor ya que en ellos hay una mayor concentración de glándulas sudoríparas. Contienen unas 500-740 glándulas ecrinas por centímetro cuadrado frente a las 130-190 que, por ejemplo, puede haber en la espalda.

Si a ello le añadimos el entorno que le dejamos a las bacterias en los pies para su cena romántica: humedad, poca ventilación, y rincones íntimos entre los deditos, la fiesta está asegurada.

 

¿Hay más causas para mal olor corporal?

 

No es justo que el sudor cargue con todo el mochuelo. Hay otro tipo de sudor, el sudor apocrino que está controlado hormonalmente. Aparece en la pubertad y va disminuyendo con la edad. Tiene un aspecto lechoso, es más rico en lípidos que el sudor ecrino y, por tanto, más apetecible incluso para las bacterias. Para ser la hora de desayunar, este post cada vez resulta más atractivo.

Los adolescentes, como vemos, tienen todo de su parte para la sinfonía olorosa.

Por otro lado, el enranciamiento del sebo cutáneo se apunta a la fiesta y algunos alimentos (ajo, cebolla, especias) o incluso medicamentos, producen en su metabolismo algunas sustancias volátiles de olor poco agradable.

 

¿Es el mal olor de pies la peor consecuencia del sudor?

 

El mal olor de pies es la menos elegante de las consecuencias de la degradación del sudor, pero no la más peligrosa. Si una persona padece hiperhidrosis, se puede dar lugar a:

Maceración del estrato córneo. El sudor ablanda la piel, la hincha y la hace más permeable (los típicos deditos en forma de garbanzo que tanta gracia nos hacen en la bañera, pero sin hacernos gracia). La piel puede llegar a romperse, a formar las típicas ampollas y cráteres con riesgo de infección.

Congestión de los pies.Lo que comúnmente se conoce como “pies recalentados”. Ocurre muy frecuentemente en personas que trabajan todo el día de pie con botas de trabajo o zapato cerrado.

 

¿El sudor tiene alguna finalidad positiva?

 

El sudor, aunque odiado por todos, tiene, no una, sino varias misiones en el mundo:

Eliminar las sustancias de desecho en las toxinas: mejor fuera que dentro.

Mantener el pH de la superficie corporal: aquello del pH 5.5 que tanto vende y que al final, nadie sabe muy bien qué es.

Favorecer la termorregulación: unos pies frescos no necesitan que se ponga en marcha este mecanismo, así que tomad nota.

Hidratar la capa córnea: algunos de los componentes del sudor ecrino se corresponden al NMF (natural moisturizing factor) que es un factor hidratante natural del estrato córneo. Tienen la capacidad de mantener la hidratación, reservar sus propiedades biomecánicas, elásticas y de resistencia. Por todo esto, si nos lo cuenta Lancôme, estaríamos dispuestos a pagar fortuna. Y sin embargo, lo tenemos gratis y nos quejamos. El ser humano es ciertamente snob e ingrato con respecto a su sudor.

 

Las 3 formas de eliminar el olor de pies

 

1. Higiene: eliminando el sudor de la piel para evitar que actúen las bacterias. Viene a ser como sacar la basura de casa antes de que empiece a oler. Al igual que la basura se saca a diario, los pies también deben lavarse a diario.

2. Desodoración: evitando o enmascarando la degradación del sudor. Se trata de torpedear el crecimiento de los microorganismos que se zampan el sudor. Esto se consigue mediante mecanismos bactericidas, bacteriostáticos (compuestos como alcohol etílico, triclosán, aceites esenciales, farnesol o ethylexyl glicerin impiden la proliferación bacteriana), modificadores enzimáticos (antioxidantes como el tocoferol o el ácido ascórbico evitan que se produzcan las reacciones que originan los compuestos volátiles), absorbentes (mediante los clásicos talcos que atrapan las sustancias malolientes) o enmascarantes (no eliminan los compuestos olorosos y sólo deben ser usados como acompañantes).

3. Antiperspiración: evitando directamente que se produzca el sudor (sales de aluminio, sulfato de zinc, sulfato de cobre o ácido bórico bloquean la producción de sudor dejando sin comida, o con menos comida, a las bacterias).

 

Los mejores remedios para el olor de pies: desodorantes y antitranspirantes

 

Y ahora, vamos a lo que realmente nos interesa: las soluciones prácticas. Además de la higiene diaria, ¿qué productos hay en el mercado que pueden echarnos una mano en la lucha contra las bacterias?

POLVOS DESODORANTES: la opción con más solera. Los polvos de talco, junto con carbonatos y bicarbonatos, se han utilizado tradicionalmente como absorbentes de los malos olores. En la actualidad, además de sustancias aborbentes, los polvos incluyen activos desodorantes y/o antitranspirantes. Es decir, no es lo mismo ponerse polvos de talco que ponerse Devor-Olor.

Algunos de los más conocidos son Fungusol (ahora llamado Funsol) y otras opciones más económicas como el citado Devor Olor o Saltratos. Son una buena opción porque además de su capacidad absorbente, incluyen desodorantes bacteriostáticos como el triclosán, y otros de origen natural como el tomillo, eucalipto o el archiconocido aceite de árbol de té (muy usado, aunque su eficacia no esté comprobada, como repelente de piojos).

Tip para pies estilo roquefort: para aquellos pies resistentes, puede ser útil un tratamiento puntual de polvos antitranspirantes, como las ya clásicas sales de baño de Peusek, con sales de aluminio. Se trata de un tratamiento en dos pasos: un sobre con el que se bañan los pies en agua, y otro con el que se espolvorean ya secos y se mantienen dentro del calcetin durante la noche. El efecto antitranspirante puede durar varias semanas.

SPRAYS ANTITRANSPIRANTES: perdemos la capacidad absorbente del talco o el óxido de zinc, pero ganamos el poder antitranspirante de las sales de aluminio. También ganamos en comodidad en la aplicación (los polvos pueden ser un engorro), en el enmascaramiento del olor debido al perfume y en el confort de la sensación refrescante que algunos ofrecen. Además de Funsol, Devor-Olor, Saltratos o Podosán, merece la pena citar los antitranspirantes extra-fresh del Dr. SchollOtra opción para pies recalentados y doloridos es el spray desodorante con árnica montana de Hidrotelial 

 

– CREMAS ANTITRANSPIRANTES: Ofrecen las mismas ventajas que los sprays aunque la aplicación de la crema puede resultar menos cómoda. Son muy convenientes en lugar de los sprays cuando existen los típicos cráteres en los pies.

Una buena opción es aplicar cremas o sprays antitranspirantes directamente en los pies y espolvorear el calzado deportivo o de trabajo con los polvos antitranspirantes. 

TRATAMIENTOS ANTITRANSPIRANTES: Se trata de lociones como Perspirex o toallitas como Hiposudol de Viñas. Su eficacia se debe a que contienen cloruro de aluminio en concentraciones más elevadas que los antitranspirantes de batalla. Sólo deben utilizarse en personas con exceso de sudoración y en ningún caso aplicarse sobre piel dañada o sensible ya que tienen cierta capacidad irritante.

 

El consejo de la boticaria

Los dramas en general, y en los pies en particular, sirven de poco. Nadie tiene la culpa de que le huelan los pies (excepto el cochino que no se lava). A la ducha diaria debemos sumarle las medidas higiénicas que comentamos para prevenir los hongos en los pies (secarnos bien, cambiar frecuentemente de calzado y usar calcetines de algodón).

Y en cuanto a los sprays o polvos para prevenir el olor de pies, sí recomiendo su uso de forma regular en todas aquellas personas con tendencia a sinfonías pédicas. Una cosa es no tener la culpa, y otra no hacer nada al respecto. Un respeto al prójimo.

Cuando los pies cantan, las personas a tu lado se levantan ¿cómo evitarlo? -       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Fuentes:

http://zl.elsevier.es/es/revista/offarm-4/higiene-cuidado-los-pies-13028947-ambito_farmaceuticodermofarmacia-2002

Colección consejo. Productos de salud 2013.

Atención Farmacéutica en Dermofarmacia. Módulo I. Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. 2008.

 

 

 

5 Respuestas a los Comentarios

  • Irene MoRe22 julio, 2014 a las 13:15

    Vaya, por lo que veo, con mi enano de 2 años, aparte de la higiene diaria, nada de nada hasta que cumpla los 6 ¡¡la que me espera!!
    Una pregunta, ¿puede ser que a mí me huelan más los pies desde que estoy embarazada?
    Gracias como siempre por toda la información que nos das.

    Responder
  • Pri22 julio, 2014 a las 13:53

    Ay, Boticaria, que me has recordado algo que leí algún tiempo y es que el sudor hace que la piel luzca mucho más bonita.

    Ahora llevo el exceso de calor con alegría. Pienso en lo hidratada y lustrosa que me estoy pondiendo y ya no sufro.

    Responder
  • Alejandra22 julio, 2014 a las 16:56

    Como dice Irene…,nada para los churumbeles de dos años?

    Responder
  • Marta30 junio, 2015 a las 13:37

    Hola Boticaria. Yo también tengo la duda de si todos tus propuestas son válidas para mi peque de 3 años, que vaya por dios con el olorcillo…
    Gracias, como siempre, por tu sabiduría y por tu forma de transmitirla

    Responder
  • peter20 julio, 2015 a las 23:18

    mi olor de pies es incontrolable , tengo hipoersudor y bromhidrosis

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.