Serrapeptasa y autismo: la falsa enzima milagrosa

02-04-2018 | ⭐ Actualidad, 💊 Medicamentos, 🍼 Pequebotica | 23 Comentarios

Serrapeptasa y autismo: la falsa enzima milagrosa

La serrapeptasa o serratiopeptidasa es la «nueva» enzima milagrosa. En este caso no es una enzima para adelgazar, como la enzima prodigiosa que le gusta a Mercedes Milá, sino una enzima para curar el autismo. Hoy es el Día mundial de concienciación sobre el autismo y creo que es importante fomentar el espíritu crítico frente a las inabarcables terapias alternativas que pululan alrededor del Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

¿Qué es la serrapeptasa o serratiopeptidasa?

La serratiopeptidasa es una enzima proteolítica (capaz de romper proteínas) producida por la bacteria Serratia spp.  Se encuentra de forma natural en el intestino del gusano de seda japonés y su misión en la vida es romper el capullo. Tal cual.

¿Para qué sirve la serrapeptasa?

Más allá de su acción natural en los gusanos de seda, a esta enzima se le atribuyen efectos antiinflamatorios, antiedémicos y analgésicos cuando se administra vía oral. Incluso se propone su ingesta como suplemento alimenticio para prevenir la morbilidad cardiovascular. Sin embargo, una revisión sistemática publicada en el año 2013 concluye que no hay pruebas científicas de su eficacia como analgésico ni como suplemento saludable. Tampoco, ojito, hay datos de su seguridad a largo plazo.

La serrapeptasa se destruye en el estómago

Por su naturaleza proteica, esta enzima sería digerida e inactivada en el tracto digestivo. Es decir, no absorbería como tal sino en forma de aminoácidos sueltos (algo parecido a lo que le ocurre al colágeno), por lo que su biodisponibilidad oral es prácticamente nula. Por este motivo, uno de los mayores reclamos de los fabricantes de la enzima se basa en ponderar la calidad de sus cápsulas, supuestamente diseñadas para resistir el ácido del estómago y llegar en una concentración adecuada al intestino.

¿Qué efectos puede tener la serrapeptasa en el autismo?

Existe una hipótesis sobre el origen del autismo que indica que si el intestino es permeable, podría permitir el paso al torrente circulatorio de sustancias lesivas para el cerebro. En este caso, la teoría es que la serrapeptasa solo tiene la capacidad de digerir el tejido no vivo, permitiendo que las capas tóxicas antiguas que obstruyen el sistema digestivo se disuelvan. Se propone como un «asistente» para la eliminación de residuos y toxinas y como antiinflamatorio en general para todo el cuerpo. El uso de la serrapeptasa estaría alineado dentro de las teorías que vinculan una modificación en la alimentación (como por ejemplo la dieta cetogénica, la dieta sin gluten) con la mejora de los síntomas del autismo.

Y como no podría ser de otro modo, detrás de todo este tinglado hay un gurú (otro tipo distinto de capullo) que hace su agosto vendiendo libros y suplementos impunemente en su página web.

serrapeptasa autismo

Llegados a este punto es importante remarcar que los Trastornos del Espectro del Autismo son trastornos del neurodesarrollo de origen neurobiológico y que no existe evidencia de que los TEA estén relacionados con trastornos digestivos. Una revisión Cochrane  no encontró pruebas para justificar el uso de las dietas libres de gluten y caseína.

Autismo y alimentación: ¿qué hay de cierto?

Existe evidencia de que los trastornos de la conducta pueden manifestarse en trastornos alimenticios. Por ejemplo, el llamado «pica» (comer o lamer sustancias que no son alimentos) o algo más habitual: el rechazo de alimentos por su sabor, color, textura u olor. Estos desórdenes de la alimentación podrían desembocar a la larga en futuros déficits nutricionales. Por otro lado, y aunque no existen  problemas digestivos específicos del TEA, sí hay varios estudios que ponen de manifiesto que determinados problemas digestivos funcionales (estreñimiento, alteraciones del ritmo intestinal) en esta población pueden tener mayores consecuencias comportamentales y adaptativas.

Sería conveniente, por tanto, el abordaje de estos problemas desde un punto de vista terapéutico psicoconductual. Eso sí, teniendo en cuenta que este abordaje mejoraría las complicaciones derivadas de los trastornos alimenticios pero no ejercería mejora sobre el trastorno del espectro autista como tal.

Tratamiento farmacológico del Trastorno del espectro autista

No existen medicamentos que puedan curar los TEA ni tratar los síntomas principales. De hecho, se considera que el tipo de intervención más efectivo es el tratamiento psicopedagógico. Sin embargo, existen medicamentos que, prescritos de forma individualizada por el especialista, pueden ayudar a algunas personas que tienen un TEA.

Por ejemplo, algunos medicamentos pueden ayudar a controlar la incapacidad para concentrarse, la depresión o las convulsiones. Según una revisión publicada el pasado mayo de 2017, la risperidona y el aripiprazol mejoraron las conductas a corto plazo, pero con efectos secundarios clínicamente significativos. El metilfenidato y la atomoxetina también se asociaron con mejoras en la hiperactividad en algunos ensayos controlados. Por otro lado, no hay evidencia de la efectividad de suplementos de ácidos grasos omega-3, N-acetilcisteína, caseína, dimetilglicina, quelantes de metales pesados, tetrahidrobiopterina así como del oxígeno hiperbárico y la musicoterapia.

¿Por qué crecen como setas las pseudoterapias para tratar el autismo?

Quizá el motivo principal es que los TEA son trastornos crónicos que no desaparecen a lo largo de la vida. Es cierto que los niños pueden desarrollar sus habilidades en diferentes ámbitos (social, comunicación, rutinas diarias, etc.). Como hemos comentado, puede observarse mejoría a partir de distintas intervenciones junto a familiares, educadores y equipo sanitario, entre las que se encuentran:

1. Tratamiento psicopedagógico: son estrategias en torno al comportamiento y la comunicación.

2. Tratamiento farmacológico: no siempre es necesario.

Sin embargo, estos tratamientos para el TEA no curan y, con el tiempo, esto entrega a muchos padres en brazos de la mal llamada medicina complementaria y alternativa. Digo «mal llamada» porque ni es medicina, ni complementa nada, ni es una alternativa para nada. Según nos cuenta el neurobiólogo JR Alonso, más de la cuarta parte de los niños norteamericanos diagnosticados con TEA son tratados con pseudoterapias. Y entre ellos, se encuentran los «tratados» por la enzima serrapeptasa.

serrapeptasa autismo

Serrapeptasa: la enzima de los capullos

No hay ni un solo estudio publicado que muestre beneficios de la enzima serrapetasa sobre el trastorno del espectro autista. Ni uno solo. Y sin embargo, ahí está: entre 15€ y 50€ el bote, publicitando sus bondades impunemente en Internet. La serrapeptasa ha pasado de ser la enzima que rompe capullos a ser utilizada por otro tipo de capullos para vender esperanza.

Utilizar este tipo de remedios pseudocientíficos no solo no es aconsejable sino que puede ser peligroso por varios motivos. El primero es evidente: se corre el riesgo de abandonar otro tipo de terapias que pueden ser más beneficiosas. El segundo también es grave, ya que el empleo de estas terapias implica cierta fe en sus efectos por parte de los padres o cuidadores… y por tanto puede conllevar una futura frustración al no encontrar mejoría. Frustración que puede ser difícil de gestionar.

Ayer fueron las dietas sin gluten y hoy es la serrapeptasa. Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias, así que los defensores de estas teorías deberían presentar los estudios rigurosos que los avalen. Mientras tanto, aprovechemos que hoy es el Día mundial de concienciación sobre el autismo para concienciar también acerca de los mitos y falsos tratamientos que florecen a su alrededor.

Quizá te interese…

El mito de las vacunas y el autismo:

 

Para saber más sobre el autismo:

Visita el didáctico blog de la Dra. María José Más, neuropediatra.org

Tener un hijo con autismo. El libro escrito en primera persona de la periodista Melisa Tuya.

Bibliografía:

Serratiopeptidase: a systematic review of the existing evidence. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23380245

Medical Therapies for Children With Autism Spectrum Disorder—An Update [Internet] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29064643

Use of oral enzyme preparations: Is there any evidence? http://www.bioline.org.br/pdf?pl04018

Serratiopeptidase: elactancia: http://www.e-lactancia.org/breastfeeding/serratiopeptidase/synonym/

Guía de Práctica Clínica para el Manejo de Pacientes con Trastornos del Espectro Autista en Atención Primaria

http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-disposition&blobheadername2=cadena&blobheadervalue1=filename%3Dautismo+guia_resumida.pdf&blobheadervalue2=language%3Des%26site%3DPortalSalud&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1271579362127&ssbinary=true

 

https://www.researchgate.net/publication/319243579_Dietary_Supplement_for_Core_Symptoms_of_Autism_Spectrum_Disorder_Where_Are_We_Now_and_Where_Should_We_Go/fulltext/599d7e40a6fdcc5003507785/319243579_Dietary_Supplement_for_Core_Symptoms_of_Autism_Spectrum_Disorder_Where_Are_We_Now_and_Where_Should_We_Go.pdf

https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/autism/treatment.html

 

Entradas relacionadas

¿Qué es el Atarax, para qué sirve y cómo debo tomarlo?
¿Qué es el Atarax, para qué sirve y cómo debo tomarlo?

Hay medicamentos que tienen varias utilidades que no guardan relación entre sí. Es el caso del Atarax, que no solo se utiliza para el tratamiento de la ansiedad. ✅ Toma nota, porque voy a contarte todo lo que tienes que saber sobre el Atarax. ¡Comenzamos! ¿Qué es y...

23 Comentarios

  1. Melgar

    Es usted Boticaria García una persona MISERABLE , una bien pagada y una garganta agradecida de la medicina oficial.
    Pero cada palo que aguante su vela.
    Que triste ver sus opiniones.

    Responder
  2. Amparo Ortega Nodal

    Pues te puedes irritar lo que quieras pero desde que abandone la ‘medicina’ tradicional y empecé con las alternativas, todas mis enfermedades se me an curado, y eso que me trataban en la ‘unidad de cuidados paliativos’de mi ciudad, y e llegado a la conclusión evidente que me enfermaban los tratamientos mandado por los médicos.

    Responder
  3. Amparo Ortega Nodal

    Se me olvidaba, decirte que soy una de las ‘capullas’ que toma serrapectasa y lumbroquinasa, y llevó más de seis años sin tomar los venenos que me recetavan antes ,les digo veneno puesto que no me curaban la enfermedad y además me ocasionan otras. Llegué acer una Enferma crónica, y todo gracias a tus «medicinas» y ahora me encuentro perfectamente saludable gracias a nuestra Madre Naturaleza.
    Debo decir que no es sólo estas dos las que tomó sino que son un montón .
    Con ellas me cure una calvicie,
    Dos bronconeumonías que me daban cada año, estaba terriblemente enferma sin poder ni caminar en la unidad de cuidados paliativos aparté de todos los antiinflamatorios y analgésicos me trataban con MORFINA , que te enteres !!!y hoy tengo 75 años y me boy a bailar asta la hora de cierre.
    ¡¡¡SE A ENTERADO, FARMACEUTICA . ESTOY REJUVENECIEDO Y ASTA TENGO UÑAS EN LOS DEDOS MEÑIQUE DEL PIE,

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuevo libro gratuito: «123 preguntas sobre Coronavirus»

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA