Leches infantiles y salmonella: tranquilidad en el frente

Quizá sorprenda saber que la retirada de medicamentos y productos de dietética es algo que los farmacéuticos hacemos con frecuencia. En general, se trata de lotes concretos de medicamentos que, aunque no tienen por qué ser defectuosos, se suelen retiran por precaución al detectarse anomalías en algún punto de su producción. Aunque es “nuestro pan de cada día”, estas alertas sólo suelen saltar a la prensa cuando se trata de productos más sensibles, como ocurre ahora, con estas las leches infantiles del grupo Lactalis.

Antes de que corra el pánico en los grupos de WhatsApp de padres, debemos considerar algunos datos. Aunque hoy es noticia, ya desde el 11 de diciembre de 2017 los farmacéuticos fuimos oficialmente informados y retiramos de nuestras estanterías los lotes indicados.  No solo en España, sino en más de treinta países. Posteriormente, el 21 de diciembre la empresa decidió ampliar el número de lotes, y comunicó que debían retirarse retiraron todos los envases que se hubieran fabricado en la planta afectada de Craón (Francia) a partir de febrero de 2017.

Hasta hace un par de días, los lotes anteriores a esta fecha, como el que se observa en la foto, podían seguir a la venta:

lactallis salmonella

 

El caso parecía cerrado hasta que el 17 de enero se comunicó que debían retirarse todos los lotes, independientemente de la fecha de fabricación. Según la empresa, “para facilitar la implementación de las medidas de retirada y recuperación teniendo en cuenta la gran cantidad de lotes involucrados”. Es decir: como el listado era eterno, mejor retirar todos y muerto el perro se acabó la rabia. Sin embargo, también cabe la posibilidad que el diagnóstico de salmonelosis en un bebé español que consumía leches de este grupo, y que conocimos la semana pasada, haya podido influir en esta tercera decisión sobre retirar todos los productos.

Lástima que a la tercera haya ido la vencida, pero en cualquier caso los lotes “potencialmente” más peligrosos hace más de un mes que están fuera juego.

Es cierto que todas estas circunstancias generan desconfianza e inseguridad, especialmente en los padres. Sobre todo después de conocer que en algunos supermercados de Francia siguieron vendiéndose lotes afectados después del aviso de retirada. Mi mensaje hacia las familias: Tranquilidad en el frente. En España, al menos dos veces al día, los farmacéuticos recibimos las alertas y hacemos las retiradas oportunas. Desde ayer, ya no es posible comprar ninguno de estos productos. Hacia las autoridades, una petición: investiguen y tomen medidas porque no el consumidor no merece estos “sustos”.

 

NOTA:

Aquellas personas que dispongan de envases de leches o productos infantiles del grupo lactalis pueden proceder a retirarlos y a recibir el importe de los mismos siguiendo estos pasos:

Sanutri

Damira

Puleva bebés

 

 

(Visited 2.083 times, 1 visits today)

5 Respuestas a los Comentarios

  • Pepe19 enero, 2018 a las 09:11

    Buenos y frescos días,
    El problema con el que nos encontramos después de esa retirada es que los niños que están con leches especiales por alergia a proteína de leche de vaca de ese fabricante, especialmente Damira, ahora tendrán que acostumbrarse a tomar otra. Con lo “poco agradables” que son de sabor esos productos es posible que alguno pase sus malos ratos…

  • Javier Santos19 enero, 2018 a las 10:02

    Mas que desconfianza, a mi me genera una enorme confianza en el sistema de control sobre este tipo de productos especialmente sensibles. Es obvio que es imposible evitar los errores y problemas al 100%, y siempre habrá la posibilidad de que en una fábrica pase algo malo. Por suerte, los sistemas de control saltan rápido, y se retira todo, minimizando los daños. Sabemos que la seguridad absoluta sencillamente no existe.
    Habría que ver qué tipos de controles pasan todos esos remedios naturales, suplementos y porquerías varias que se venden en herboristerías, y desgraciadamente también, en farmacias.

  • estas noticias me dan más confianza19 enero, 2018 a las 11:03

    Lo positivo de todo esto es saber que en cualquier momento se puede paralizar la venta de un producto dañino para la salud.
    El estado de bienestar no sólo concibe como parte fundamental de su esencia la facilidad de adquirir productos variados, qu emira que hay variedad de produtos en los estantes, sino también en las medidas de control que permiten mantener ese estado de buenaventura alimentaria en cotas de calidad muy alta.
    Aunque parezca paradójico, estas noticias me hacen depositar ma´s confianza en el sistema. Si miro hacia atrás en el tiempo… se incrementa aún más y exponencialmente lo que disfrutamos en estos tiempos. Mejorable todo, por supuesto.

  • Cuervo19 enero, 2018 a las 11:27

    Claro claro, se noto para quien trabajas y cuales son tus intereces

  • cositas chulas21 enero, 2018 a las 13:09

    Muchas gracias por la información, menos mal que mis peques no toman leche preparada maternizada de esas marcas, muy bien, saludos y enhorabuena por el blog, tratas temas muy interesantes. saludos