Desabastecimiento de medicamentos: ¿tenemos un problema?

Desabastecimiento de medicamentos: ¿tenemos un problema?

El desabastecimiento de medicamentos ha sido noticia y el Ministerio de Sanidad ha mantenido una reunión con las partes implicadas. En este post tratamos de explicar algunas de las claves resumidas en 7 puntos:

 

desabastecimiento de medicamentos

1. ¿Realmente tenemos problemas de desabastecimiento de medicamentos? ¿Es preocupante?

Sí y no. Sí hay problema de desabastecimiento pero no tenemos que alarmarnos porque afortunadamente tenemos alternativas. El mensaje que se quiere lanzar, tanto desde el Ministerio como desde la Industria es de tranquilidad.

2. ¿Cuántos medicamentos sufren desabastecimiento?

Unos 100. El Ministerio de Sanidad ha publicado un informe que se puede consultar en la web del ministerio, en la parte de últimas publicaciones y ofrecen con transparencia todas las cifras. Las notificaciones de desabastecimiento han crecido casi un 30% en el segundo semestre de 2018 y esto no es una buena noticia, aunque gran parte de las notificaciones se han debido a la retirada de algunas presentaciones de Valsartán (este medicamento antihipertensivo en el que se detectaron nitrosaminas).

3. ¿Qué medicamentos son los que faltan en las farmacias?

Principalmente fármacos relacionados con el sistema cardiovascular (medicamentos “para la tensión”, “para el colesterol”) y con el sistema nervioso. También algún antiinflamatorio conocido. Pero que nadie se ponga nervioso pensando que se va a quedar sin su ibuprofeno. Quizá no haya ibuprofeno de una marca pero hay de otras y son iguales. La cuestión, y esto sí que es cierto, es que en determinadas personas como las personas mayores o personas con problemas de salud mental, los cambios constantes en la medicación dificultan la adherencia. Vamos, que se hacen un lío con el color de las cápsulas y aunque nos parezca una tontería, estos pequeños cambios pueden suponer un problema.

4. Los “sustitutos” tendrán unas previsiones de venta, ¿no se pueden quedar sin existencias si aumenta de pronto la demanda?

Hay un caso claro que es el de la flecainida, el principio activo de un medicamento antiarrítmico muy conocido y con gran cuota de mercado que es el Apocard. Los problemas de suministro de Apocard 100 provocaron el aumento de la demanda de otras alternativas con flecainida, por ejemplo genéricos, pero tampoco se podían conseguir. El problema que hay cuando un medicamento tiene una cuota de mercado muy alta es que los demás no tienen capacidad de producción porque en el día a día no venden.

5. ¿Existe solución a este problema?

Ante los problemas de desabastecimiento de medicamentos, la Agencia Española del Medicamento interviene. En este caso contactó con los titulares de los laboratorios que fabrican genéricos y les solicitó que aumentaran su producción. Como aun así no ha sido suficiente, se ha gestionado la importación de medicamentos extranjeros y se ha paralizado la exportación de medicamentos con ese principio activo. No estamos dejados de la mano de dios y si la AEMPS detecta que realmente las alternativas peligran, interviene. La cuestión es que, y esto se recogió en la reunión del Ministerio, hay que trabajar en la prevención. Habría que analizar qué medicamentos tienen riesgo de desabastecimiento y favorecer políticas de producción, especialmente a genéricos que pueden solucionar el problema.

6.  ¿Cómo es posible que suceda esto en España en el año 2019?

La mitad de las causas son los problemas de fabricación y de capacidad.

– Lo problemas de fabricación pueden ser por una remodelación puntual de la planta de fabricación. Algo que ha sucedido por ejemplo con el famoso Adiro, que es ácido acetil salicílico. Hubo cambios en la planta de fabricación y puntualmente durante un tiempo se interrumpió el suministro a las farmacias. Este fámaco tiene una cuota de mercado mayoritaria y aunque hay 15 genéricos, como se vendían poco no estaban preparados para atender a la demanda.

– Los problemas de capacidad aparecen cuando se genera una alta demanda. Por ejemplo la vacuna Bexsero. Nunca hemos tenido tantos amigos los farmacéuticos como en la temporada del desabastecimiento de Bexsero.

Adicionalmente, se ha recrudecido una situación que venimos alargando desde hace un tiempo, y es que el precio del medicamento en España, que está regulado y en general es de los más bajos de Europa, empieza a no ser sostenible para la industria. Como casi siempre, el dinero suele estar detrás de muchos problemas. Voy a dar un dato concreto que comentó en una mesa redonda Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda (secretario general del AESEG): el coste de la materia prima para fabricar ibuprofeno hace diez años era 10€ el kilo. El coste hoy es de 30€ el kilo. Al laboratorio le cuesta el triple pero el ibuprofeno sigue costando 1,97€. Y una cosa es llevar un margen ajustado, porque con 1,97€ entendemos que casi cuesta más la caja que el ibuprofeno, y otra cosa es que ya no sea rentable.  Vivimos en un mundo global y si en España los medicamentos cuestan más baratos que en otro país, los laboratorios pueden elegir dónde vender. Y esto no significa que la industria farmacéutica sea mala malísima, es algo bastante lógico.

7. Desabastecimiento de medicamentos cara al futuro…

En la reunión de ayer del Ministerio hubo buen entendimiento. Desde la industria se pide una revisión de los precios de referencia, y quizá deban actualizarse y ajustarse. No solo es que se incremente el precio de la materia prima, como en el ibuprofeno, muchos costes de producción, calidad… también van aumentando con los años. Todo sube de precio menos los medicamentos. Y esto no significa necesariamente que al paciente le vaya a salir mucho más caro. Recordemos que los medicamentos están financiados en gran parte por la administración y que además se pueden tomar otras medidas internas para incentivar a la industria. Entre tener los medicamentos muy baratos y no tenerlos, puede haber una línea delgada.

 

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.