¿Cómo lavarse y cepillarse los dientes? La VERDADERA guía sobre higiene dental

14-06-2021 | Salud | 1 Comentario

¡Dientes, dientes!, que diría la Pantoja…

Los dientes traen a muchos de cabeza, porque la teoría parece fácil: hay que cuidarlos, lavarlos al menos dos veces al día…

❌ Pero la realidad es que estamos bastante perdidos en lo que a salud dental se refiere.

¿Cuántas veces hay que lavarse los dientes?

Por eso hoy toca dar la respuesta a todas esas preguntas del millón que suelen surgir sobre los dientes y su cuidado.

¿Preparadas, hermosas? Pues venga, voy a contaros todo lo que tenéis que saber sobre higiene dental.

¡Vamos allá!

¿Cuántas veces nos lavamos los dientes al día y cuánto tiempo?

La Organización Mundial de la Salud recomienda cepillarse los dientes siguiendo la regla del 2 por 2: al menos 2 veces al día, y al menos 2 minutos cada vez.

Se aconseja utilizar alarmas o relojes de arena, ya que no suele cumplirse este tiempo.

Por otro lado hay que pensar que si son 2 minutos y se divide la boca en 4 cuadrantes, habría que estar 30 segundos en cada cuadrante, o 4 segundos en cada diente.

¿Existe una técnica que sea mejor que otra?

No, no hay una especie de «regla única de oro». Desde hace tiempo las instituciones han recomendado diferentes técnicas de cepillado: con inclinación o sin ella, de forma circular, de la encía al diente, etc.

👉 Pero la OMS no recomienda nada sobre este tema, porque son muchas las técnicas válidas mientras se hagan bien.

✅ Lo importante es que cada uno tenga su propio método, piense en sus cuatro cuadrantes y no quede ninguna zona sin limpiar.

Ahora bien, si queréis algunas pistas, la Asociación Dental Americana recomienda lo siguiente:

  • Colocar el cepillo de dientes de manera que forme un ángulo de 45 grados con las encías.
  • Mover el cepillo hacia delante y hacia atrás, de forma suave y con movimientos cortos, para cubrir completamente los dientes.
  • Cepillar los dientes por las superficies externas, internas y con las que se mastica.
  • Al limpiar las superficies internas de los dientes frontales, inclinar el cepillo de forma vertical, y hacer varios movimientos hacia arriba y hacia abajo.
  • Finalmente, una cosa que nadie hace…Cepillarse la lengua para eliminar las bacterias y que el aliento se mantenga fresco.

La lengua funciona como si se tratara de una esponja, por lo que si la olvidamos, por muy bien que nos limpiemos los dientes, acumularemos en ella millones de bacterias que eliminamos de los dientes.

A los 2 minutos será como si no hubiéramos hecho nada.

Cómo cepillarse los dientes

¿Resulta necesario utilizar también hilo dental?

No basta con cepillarse bien los dientes. La Asociación Dental Americana recomienda además limpiarse los dientes con seda dental o un limpiador interdental todos los días.

Las bacterias que causan la caries son muy listas y se esconden entre nuestros dientes, donde no llegan las cerdas del cepillo.

Pero utilizar hilo dental sirve para eliminar la placa y las partículas de alimentos atrapadas entre los dientes y bajo la línea de las encías.

👉 Por otro lado, además de seguir la regla del 2 por 2 al limpiarse con el cepillo de dientes, es fundamental llevar una dieta adecuada y evitar los tentempiés si no va a ser posible lavarse los dientes.

Además hay que ir al dentista con frecuencia para limpiezas y chequeos bucales.

Hilo dental

¿Es mejor el cepillo de dientes manual o el eléctrico?

Si bien es cierto que algunos cepillos eléctricos son mejores que los manuales, si se siguen las recomendaciones básicas que acabamos de ver, con ambos tipos de cepillos se puede hacer un buen cepillado.

¿Cuáles son las ventajas del cepillo eléctrico?

A pesar de lo que hemos comentado, el cepillo eléctrico tiene algunas ventajas dignas de destacar:

Es más eficaz al reducir la placa bacteriana.

En algunos casos, sobre todo cuando tienen un mecanismo oscilante-rotatorio, pueden reducir en mayor medida la placa bacteriana, que causa la caries y la gingivitis.

Puede disminuir el riesgo de sufrir erosión dental

Al utilizar un cepillo de dientes eléctrico, el riesgo de abrasión disminuye. Ello se debe a su mecanismo de control de la presión, que reduce el riesgo de erosionar la superficie de los dientes.

Las limpiezas suelen durar más

Existen estudios que han comprobado que quienes utilizan un cepillo de dientes eléctrico suele estar entre un 20% y un 40% más tiempo cepillándose los dientes. Ello puede deberse a que su uso cansa menos, o que el usuario está más motivado al utilizarlo.

También puede explicarse por algo muy básico, que es que algunos cepillos eléctricos de última generación cuentan con una señal acústica que garantiza un cepillado de un mínimo de dos minutos de duración. Que es lo aconsejable, como vimos antes.

¿Hay contraindicaciones para utilizar el cepillo de dientes?

Sí, existen casos en los que es mejor utilizar un cepillo de dientes manual. Un ejemplo de ello sería una cirugía tras la cual se han hecho puntos de sutura o hay una zona con dolor.

Se recomienda en este caso utilizar un cepillo manual de cerdas ultra suaves para poder medir y controlar la velocidad y el cuidado con el que se limpia la zona sensible.

⚠️ ¡CUIDADO! ⚠️

También se aconseja que utilicen con mucho cuidado el cepillo eléctrico algunas personas que llevan ortodoncia, ya que con el cepillado se puede desprender un alambre o bracket.

Los niños pueden utilizarlo sin problema, pero hay que valorar si de veras el cepillo eléctrico es adecuado a su edad.

¿En qué casos es mejor utilizar cepillo eléctrico?

Está recomendado especialmente en las personas con discapacidad física o psíquica, que tengan problemas o limitaciones para mantener su higiene personal.

👍 También puede ser más cómodo, práctico y eficaz el cepillo eléctrico cuando es un cuidador o familiar quien tiene que cepillar los dientes de una tercera persona.

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar el cepillo de dientes?

Lo aconsejable es cambiarlo cada tres meses aproximadamente. Ojo, que hablamos de una regla de máximo, no de mínimos.

Si pasados dos meses el cabezal está que da pena, no hagas guarrerías y tíralo.

¿Cómo se lava el cepillo de dientes después de usarlo?

Se recomienda sacudirlo con fuerza debajo del chorro del agua, y colocarlo en vertical para que se ventile.

Es mejor guardarlo con una tapita o fundita ventilada y con agujeros en vez de al aire libre, ya que después tiramos de la cadena con la tapa levantada y…¡Fiesta de aerosoles llenos de bacterias flotando en el aire que van a nuestro cepillo! ¡Ñam ñam!

❌ No estoy de broma. Se han encontrado restos de bacterias fecales en los cepillos de dientes.

Otro consejo que hay que seguir es cambiar el cepillo tras pasar una gripe, o una infección bucal o de garganta, ya que algunos bichos se pueden esconder en las cerdas del cepillo y reactivar la infección.

¿Se deben utilizar las pastas blanqueadoras?

Si te digo directamente que las pastas blanqueadoras no existen, ¿me creerías?

A ver, hay pastas que devuelven su color original al diente, pero sin llegar a blanquear. Las pastas que realmente blanquean no se pueden comprar en la farmacia, ni tampoco en un supermercado o a través de Internet.

Hoy en día las farmacias solo pueden vender dentífricos blanqueadores con una concentración de peróxido de hidrógeno que no supere 0.1%.

Sí hay productos que son blanqueadores de verdad, y que tienen una concentración superior al 0.1% de hidrógeno y al 0.3% de peróxido de carbamida.

Pero tan solo puede dispensarlos el dentista, quien puede también indicar su uso de forma domiciliaria.

👉 Sé lo que te estás preguntando…Si entonces las pastas blanqueadoras no sirven de nada. Y a esto tengo que decirte que de nada nada no, pero que solo pueden ser un complemento.

Es decir, pueden tratar de devolver al diente su color original y reducir el tono amarillento que a veces adquiere con el paso del tiempo.

Existen pastas abrasivas que pulen la capa externa del diente, que es el esmalte. Estas ayudan a eliminar las manchas externas, pero sin cambiar el color.

⚠️ Pero como podrás imaginar hay que tener mucho cuidado con ellas, ya que pueden desgastar, rayar y ser bastante abrasivas. Y para colmo de males, no existe evidencia científica del poder blanqueador de estas pastas.

Normalmente las personas que utilizan una pasta blanqueadora van a tener los dientes más blancos. Pero desengañémonos: esto se debe a que son personas que se cuidan la boca más, y que se cepillan los dientes mucho.

¿Qué es la blancorexia?

Tras este peculiar nombre se esconde la obsesión de algunas personas por tener sus dientes blancos y brillantes, las cuales utilizan todos esos tipos de pastas que se ven por Instagram: carbón activo, bicarbonato, etc.

❌ Respecto al carbón activo, ese polvillo negro que te deja los dientes blancos supuestamente, no existe evidencia alguna.

Y el bicarbonato es muy abrasivo, pudiendo dañar y quemar la encía y los tejidos que rodean al diente si no se utiliza con cuidado. Sí, gasta el esmalte, pero sobre todo hace daño a la encía.

¿En qué consiste el «oil pulling»?

Esta es una técnica que surgió con la medicina ayurvédica de la India. Se trata de mantener entre 15 y 20 minutos una cucharada de aceite vegetal en la boca, removiéndola fuertemente de un lado a otro y pasándola entre los dientes, a modo de colutorio para mejorar la salud de la boca.

Está bastante de moda, pero no hay ninguna evidencia sobre su eficacia. Existen alternativas mejores, por lo que su uso no resulta nada aconsejable.

👉 Para blanquear los dientes son eficaces los peróxidos (tanto la carbamida como el hidrógeno), que son solubles en gua y consiguen blanquear al pasar por los espacios del esmalte.

El aceite de coco no es soluble en el agua, ni cuenta con estas características. Que no puede blanquear, vaya. A lo que hay que añadir que según algunos expertos, con 20 minutos de enjuague seguidos se corre el riesgo de aspiración por accidente a los pulmones.

¿Hay alimentos que tiñen los dientes?

Sí, esto no es un mito. Hay bebidas como el café, el té o el vino, y especias como el azafrán o la cúrcuma, que pueden hacer que se manchen los dientes.

De ahí la importancia de hacerse un buen cepillado después de las comidas en las que se incluyan este tipo de alimentos.

¿Con qué pasta hay que lavarse los dientes?

Se ha podido comprobar que utilizar pastas dentales fluoradas ayuda a prevenir la aparición de la caries. Vamos a comenzar con los niños:

De 0 a 3 años

Desde que aparece el primer diente hay que comenzar la limpieza con pasta de dientes con 1000 ppmm de ión flúor.

Deben lavarse los dientes dos veces al día, de las cuales una tiene que ser a la noche.

Se tiene que utilizar gasa, un dedil de silicona o un cepillo de dientes adecuado al tamaño del pequeño.

Respecto a la cantidad de pasta de dientes, debe ser como un grano de arroz. Y desde que aparecen las muelas de leche hay que empezar a utilizar hilo dental.

De 3 a 6 años

Se tiene que utilizar una cantidad de pasta de dientes como un tamaño de un guisante, con entre 1000 y 1450 ppm de ión flúor, según el riesgo de caries que tenga el peque.

⚠️ Es importante que sea un adulto quien realice el cepillado hasta los 8 años de edad más o menos, y supervisarlo hasta que el niño ya sea adolescente.

También es aconsejable utilizar hilo dental.

Lavado de dientes en niños

De los 6 años en adelante

De nuevo la cantidad de pasta dental será como un guisante, pero en este caso será pasta con 1450 ppm de ión flúor. La concentración de flúor puede ser de hasta 5000 ppm según el riesgo de caries, pero siempre y cuando lo indique el odontopediatras.

Es recomendable el uso de hilo dental, y escupir la pasta tras el cepillado de dientes para no ingerirla. Sin embargo no hay que enjuagarse con agua, para así lograr que el flúor haga más efecto.

¿Por qué se forma la caries?

La OMS dice que la caries es el trastorno de salud crónico que con más frecuencia se produce, ¿pero a qué se debe?

De pequeños nos han dicho a todos que no teníamos que comer azúcar, porque «se picaban las dientes», ¿verdad? No sé vosotros, pero cuando yo era pequeña me imaginaba que el azúcar era malísimo, y que perforaba los dientes e incluso hacía túneles.

En realidad no es exactamente así. El azúcar por sí mismo no es «el culpable» de la caries; lo son las bacterias. Como son tontas ellas, también les gusta el azúcar, se lo zampan y lo convierten en ácido.

Vamos, es algo así como si dejasen su «pis de bacteria» sobre los dientes.

¿Os da asco esto? Pues esperaos, que ahora voy con la historia de la guerra civil bucal.

Sí, en realidad la caries es la guerra entre bacterias de la misma boca, que pertenecen a diferentes bandos.

Dentro de la placa dental existen unas 600 especias de bacterias que conviven en armonía. Pero cuando se rompe el equilibrio de la microbiota, las especias invasoras, que son las malas, se hacen fuertes y «barren» a una parte de las bacterias buenas.

Pues bien, cuando se forma la caries, ya solo hay 200 especies y no 600. Y cuando se forman lesiones blancas de caries ya solo están 125 de las 600 que había. Lo cual significa que «han ganado» las bacterias malas.

Entonces, ¿es que las bacterias celebran la victoria «haciendo pis»?

En realidad no, sino que forman un biofilm, que es una capa de bacterias que se pega a la superficie de los dientes. Esas bacterias tienen la capacidad de generar un ácido que destruye los dientes…¡Comiendo azúcar!

Sí, se zampan los azúcares libres (que son los azúcares añadidos; los presentes de forma natural en la miel, siropes y zumos de frutas; azucarillos y azúcar moreno) y los convierten en ácido. En concreto en ácido láctico, que acidifica el pH de la boca.

👉 Cuando el pH es inferior a 5,5, la hidroxiapatita, que forma el esmalte dental, comienza a disolverse y provoca el deterioro dental por desmineralización.

Y cuidado, que la cosa no termina aquí, ya que la evolución de la caries es progresiva. En primer lugar afecta al esmalte; a continuación a la dentina, a la pulpa o «nervio»; y al final al conducto de la raíz y los tejidos blandos.

❌ La cosa va a peor poco a poco, porque la caries es un proceso sin dolor hasta que afecta a la pulpa «nervio».

Fases de la caries dental

¿Cómo se puede evitar la caries?

Fácil, ¡con el flúor! Porque este mineral ha demostrado su capacidad de evitar la caries, el actuar a distintos niveles:

✅ Haciendo que el esmalte sea menos soluble a los ácidos.

✅ Tiene un papel fundamental en la remineralización, ya que cuando se combina con los cristales del esmalte forma el fluorapatita, que resiste mucho más al ataque ácido. Es algo así como si «blindase» al diente.

✅ Tiene un efecto bactericida en concentraciones altas. Tanto que puede llegar a «cargarse» a las bacterias.

En conclusión, por una parte refuerza al diente y por la otra termina con las bacterias. Todo un fenómeno el flúor, oye.

Un truquito, por cierto: se ha demostrado que al dejar actuar la pasta fluorada sin enjuagarse en poder de remineralización es mayor.

¿Qué son las caries?

¿La genética influye en la caries?

Un estudio internacional realizado sobre 62.000 pacientes encontró 47 genes que guardan relación con la caries de las dientes.

👉 Además, según esta investigación, hay otros factores como el tabaco o la obesidad que también influyen en que aparezca la caries.

Pero que haya una cierta predisposición genética no supone excusa alguna: sigue siendo igual de importante lavarse los dientes con pastas fluoradas.

Pues ya hemos terminado hermosas. Esto es todo lo que tenía que contaros sobre el cuidado de nuestras valiosas y queridas piezas dentales.

Ahora a aplicar toda la teoría, que como veis es algo más compleja de lo que seguramente pensabais. Todo sea para que nuestros dientes se mantengan sanos y bonitos por mucho tiempo. ¡He dicho!

Entradas relacionadas

Picaduras de araña: ¿cómo son y qué síntomas provocan?
Picaduras de araña: ¿cómo son y qué síntomas provocan?

¿Quién no se ha encontrado alguna vez con una picadura que no sabía identificar, y le ha echado la culpa a una pobre araña? Y es que si no es de mosquito, que esas nos las conocemos bien... ¡Seguro que tiene la culpa ella! Pero para no seguir elucubrando con este tema...

1 Comentario

  1. aitziber

    Yo tenía entendido que si el agua que bebes ya tiene flúor, como es el caso de mi ciudad, no hace falta usar pasta de dientes fluorada….¿es cierto?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuevo libro gratuito: «123 preguntas sobre Coronavirus»

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA