¿Cómo ajustarnos la mascarilla? 7 trucos para un ajuste correcto

03-03-2021 | 😷 Mascarillas | 4 Comentarios

Las mascarillas y todo lo relativo a ellas es un tema que por motivos muy tristes ya lleva más de un año en nuestras vidas.

Pero desde este año se está hablando tanto de ellas que incluso se han convertido en trending topic semana tras semana…

Ajuste de la mascarilla: ¿qué hay de cierto en los «trucos» que se cuentan?

Que si con la quirúrgica nos vale, que si elegir entre la FFP2 y la FFP3, que cómo elegir una mascarilla higiénica eficaz, que lo de que es mejor  llevar dos mascarillas

¡No nos aclaramos!

Todos esos temas son importantes, pero hay uno que también lo es (y mucho).

Y sin embargo parece que se nos pasa más por alto: el ajuste de la mascarilla.

Ya puedes llevar la mejor mascarilla del mundo que si está mal puesta, te servirá de mucho menos de lo que debía…

🎬 VÍDEO: 7 trucos para aprender a ajustarse bien la mascarilla

De hecho se ha podido calcular que ponerse mal una mascarilla quirúrgica puede hacer que se escape hasta la mitad del aire exhalado sin filtrarse.
Algo que no nos podemos permitir.

Por eso, hermosos, hoy voy a daros mi opinión sobre los «trucos» para ajustar la mascarilla que se están contando por ahí.

Un tema del que os hablo también en el vídeo que acabáis de ver.

Y si no lo has visto, ¡ya estás tardando en darle al PLAY!

Elige una mascarilla con twist-band o clip nasal

✅ Totalmente recomendable.

Lo mejor es quedarse con las mascarillas que tienen clip nasal. Suelen ser de metal, y están colocados en el borde superior de las mismas, alrededor de la nariz.

Esto hace que el aire no se vaya por arriba.

Mascarilla con clip nasal

De hecho, insisto: evita las mascarillas sin clip nasal.

Y sobre todo esas que tienen una costura vertical que no pueden ajustarse a la nariz, y en las se produce un «efecto chimenea» (es decir, que la parte de alrededor de la nariz de la mascarilla queda holgada).

Utiliza un «ajustador» de mascarilla

¿Cómo? ¿Ajustador de mascarilla? Sí, te sonará a chino pero existe.

Es un dispositivo circular que se aplica en torno a la boca, sobre la mascarilla y abarcando también la nariz, respetando la anatomía. El ajustador tiene unas gomas que se enganchan normalmente a las orejas, mejorando la sujeción.

👉 Hay muchos tipos de ajustadores de mascarillas, algunos totalmente elásticas y otros que se imprimen en 3D.

Todos ellos tienen la misma ventaja, que es que mejoran el ajuste de la mascarilla higiénica o quirúrgica de forma más que considerable.

¿Qué opino yo? Bueno, en el caso de ciertos profesionales, por ejemplo en las clínicas dentales, puede ser interesante recurrir al ajustador de mascarilla, si bien es cierto que quizás sea mejor utilizar una mascarilla FFP2.

Ahora bien, con respecto al ciudadano de a pie, yo pienso que lo mejor es lo que vimos antes: utilizar mascarillas con clip nasal, que puedan ajustarse sin una «ayudita» extra.

Hay que tener en cuenta que el ajustador tiene sus desventajas: hay que desinfectarlo, convirtiéndose en otro posible fómite.

A lo que hay que añadir que aumenta la presión sobre nuestras orejas, que ya tienen bastante con esto de las mascarillas.

Los pliegues y el nudito

La idea es realizar unos pliegues en la mascarilla quirúrgica, y un nudo pequeño en la zona de la mejilla (delante de la oreja).

Así es fácil conseguir un ajusto mejor en la mascarilla, pero también en este caso hay un punto en contra: la mascarilla se «abomba», haciendo que se reduzca su superficie.

Y esto para algunas personas puede ser molesto, porque la mascarilla se les queda pequeña o les incomoda.

Llevar una mascarilla de tela sobre la quirúrgica

Haciendo esto probablemente consigas un ajuste más alto. Pero esto te lo recomiendo solo hasta cierto punto, ya que al igual que cuando llueve es mejor llevar un impermeable y no dos chaquetas de punto, en este caso es más interesante ponerse una mascarilla apropiada.

Cómo justar una mascarilla de tela

❌ Lo digo porque al llevar estas dos mascarillas pueden pasar algunas cosas no muy agradables:

  • Que la respirabilidad empeore.
  • Efectos colaterales: por ejemplo que el sudor haga que la mascarilla pierda eficacia.
  • No respirar bien por encontrarnos incómodos.
  • Que nos toquemos la mascarilla más de lo deseable para ajustarla.
  • O incluso que finalmente no podamos coger aire y terminemos quitándonosla.

Las «X» en las gomas

👎 Nada de nada, no te lo aconsejo en absoluto.

Si cruzas las gomas a los dos lados de la mascarilla en forma de equis no consigues un mejor ajuste facial.

Lo que sí logras es hacer una bolsa en cada lateral, por la que el aire escapa con mucha facilidad.

Esto será tendencia, pero nos confirma una vez más que hay «modas» peligrosas.

Colocar una media de nylon sobre la mascarilla quirúrgica

Esta es una propuesta desde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

⚠️ Lo que pasa es que tal como comentábamos respecto a la mascarilla de tela sobre la quirúrgica, también en este caso empeoraría mucho la respirabilidad al mejorar el ajuste de la mascarilla.

Y una vez más añadimos otro elemento que limpiar y desinfectar. Por no decir que con esta pinta bien pueden pensar por ahí que somos atracadores de banco a punto de entrar en acción.

Los nudos detrás de las orejas

👏👏Un truco facilito, barato y con muy buenos resultados. 

Al hacer un nudo tras las orejas mejora el ajuste, reduciendo el espacio de los laterales. También es muy buena idea utilizar los clips de plástico o de silicona que se venden con este fin, ya que actúan como «pinza corredera» que mejora el ajuste.

Afeitarse (que si hay pelo, no hay ajuste)

Si eres de los que se aferra a su barba, este consejo no te va a gustar.

Pero la Agencia Ejecutiva para la Saludo y Seguridad de Reino Unido ha sacado una guía de consejos sobre las pruebas de ajuste de los equipos de protección individual (las FFP2 y FFP3), y coincide en su conclusión con una publicación de la revista científica Nature:

El vello del rostro, barba o barba estilo rastrojo, impide un buen sellado de la mascarilla en la cara. Afeitarse ayuda a evitar la fuga de aire contaminado por los bordes de la mascarilla.

Ahora ya lo sabes, ¡donde hay ajuste, no pasa el virus!

Ya lo ves, algunas de las técnicas que hemos visto y de los que se está hablando pueden ser eficaces hasta cierto punto. Otros son muy aconsejables, y hay alguna que nada de nada.

Yo lo que te recomiendo es que vayas a lo práctico y fácil, y te pongas una mascarilla que se pueda ajustar bien por sí misma. Consejo de Boticaria…

Entradas relacionadas

¿Es necesario llevar dos mascarillas juntas?
¿Es necesario llevar dos mascarillas juntas?

Ya no es nada raro encontrarse, sobre todo en sitios cerrados, con personas que llevan dos mascarillas juntas. Principalmente una FFP2 y una quirúrgica encima, aunque también se ve a la inversa; o una FFP2 y una de tela cubriéndola... las combinaciones posibles son...

¿Por qué no es tan fácil que bajen el precio de las mascarillas FFP2?
¿Por qué no es tan fácil que bajen el precio de las mascarillas FFP2?

Mucho se está hablando de las mascarillas FFP2 últimamente. En plena tercera ola del Covid-19, es importante usar un tipo de mascarilla más segura que la quirúrgica, y esa sería principalmente la FFP2 (ante la dificultad de conseguir la FFP3). Pero, ¡ay hermosos, que...

4 Comentarios

  1. Elena

    Qué post más interesante y útil, yo siempre tengo que coger las más pequeñas porque me suelen quedar algo grandes y se me escapa la nariz. Muchas gracias por estos trucos, los tendré en cuenta!

    Responder
  2. Formación online

    Me han venido genial estos consejitos, sobre todo el de colocar una media de nylon sobre la mascarilla quirúrgica. Ha sido estupendo leer este post. Un saludo.

    Responder
  3. SaludEducativa

    gracias por las recomendaciones, pero tambien se puede realizar una mascarilla a medida y es mas eficiente para nuestra salud

    Responder
  4. ELEVENGRAFICO

    Ajustar la mascarilla es muy importante para tu salud y la de los demás, pero tiene que ser lo suficientemente cómoda para que no se convierta en una tortura. Una vez consigas eso, ajustar la mascarilla a tu personalidad sería el siguiente paso. Para ello es muy recomendable decorarla o personalizarla con algún logo o dibujo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuevo libro gratuito: «Comida rápida, barata y saludable»

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA