Las 7 mentiras del agua cruda

05-01-2018 | ⭐ Actualidad | 22 Comentarios

No acabamos de empezar el año cuando ya tenemos la primera estupidez gorda que llevarnos a la boca. Literalmente. Al parecer, entre los seres más avanzados del planeta (los que viven en Silicon Valley) se ha puesto de moda beber «agua cruda», sin tratar, a seis euros el litro.  Sinceramente, me ha costado creer que el vídeo promocional no sea un fake. Pero ya saben, la realidad supera la ficción así que les invito a coger palomitas y verlo:

Las siete mentiras del «agua cruda»

Tanto en el vídeo como en su página web no hay siete, sino setecientas mentiras. Pero como ni ustedes ni yo podemos perder todo el día con esta gilipollez permítanme que resuma:

 

1. Beber el agua cruda a uno le da energía y paz. 

Diarrea. Diarrea es lo que le da a uno por beber agua cruda. No merece la pena ni comentarlo porque la cara que pone el fulano cuando habla de la «peaceufulness» que le da beber este agua es más bien de haberse puesto ciego de hierba (hierba natural, de la naturaleza, por supuesto).

2. Su vecina no podía amamantar a su hijo y gracias al agua cruda lo consiguió.

Vean el vídeo, les prometo que usa el argumento de que «a su vecina le funcionó». Y poca broma con esto porque le funcionó nada más ni nada menos que para ejercer como galactogogo. Al parecer su vecina no podía amamantar porque «los doctores le habían dicho que tenía un déficit nutricional» pero nuestro muchacho iluminado se vino arriba y le dijo: «Hey, Lisa, tranqui que te traigo una de mis garrafas del monte y verás como pronto podrás darle teta al pequeño Ben». Y voilà. Es terrible, indignante y vomitivo, que esta afirmación se permita, siendo la diarrea en el lactante una importante causa de mortalidad en numerosos países.

3. El agua cruda tiene 5 tipos de probióticos que no podemos conseguir de ninguna otra forma.

Afirmaciones extraordinarias requieren de pruebas extraordinarias. ¿Cuáles son esos cinco probióticos? Señor iluminado, preséntenoslos con nombres y apellidos, por favor. Es cierto que el agua que brota de manantiales contiene una cantidad determinada de bacterias. Pero ¿por qué estas 5 bacterias tendrían que ser necesariamente buenas e imprescindibles para nosotros? ¿Dónde está la evidencia que lo demuestra?

4. En nuestro organismo, el número de células procedentes de bacterias es diez veces mayor que el número de células humanas. 

En la web del agua cruda alardean de que el 90% de nuestras células corresponden a la microbiota. Es un dato que se ha repetido hasta aburrir pero resulta que las cuentas se habían hecho mal y según este artículo de 2016 publicado en PLOS Biology, la cosa queda en un 50-50%. No me lo tomen como una falacia ad hominem, pero se me hace difícil creer las afirmaciones del muchacho sobre probióticos cuando no maneja ni los datos básicos actualizados.

5. Los tratamientos para potabilizar el agua son dañinos.

Se demonizan, por ejemplo, tratamientos como la ozonización, cuando son métodos totalmente seguros si realizan de forma controlada. En España, los parámetros estipulados para el tratamiento con ozono en agua están recogidos en el BOE. Lejos de ser perjudiciales, los tratamientos para potabilizar evitan que se transmitan enfermedades como la diarrea, el cólera, la disentería, la fiebre amarilla o la poliomelitis. Según la OMS, el agua potable contaminada causa más de medio millón de muertes por diarrea en todo el mundo, cada año.

6. El flúor, o la gran conspiración.

Otra de las teorías, no mencionadas en el vídeo pero argumentadas por los defensores del agua cruda, es que hay que evitar consumir agua potable porque se le añade flúor y esto origina eventos malignos como:

  • El flúor vuelve tontas a las personas y así nos pueden manipular.
  • El flúor se añade porque así las industria del aluminio puede dar salida al flúor sobrante.
  • Al añadir flúor para prevenir la caries, la gente se confía y toma más dulces, y así las azucareras ganan más (esta es mi favorita).

Es cierto que el uso de flúor en el agua con objeto de disminuir la caries dental hoy es objeto de controversia. Actualmente podría no ser muy útil para este fin porque disponemos de otras medidas extendidas eficaces (como cepillado, pasta con flúor, colutorios) . Sin embargo, no hay motivo para la alarma: dentro de los límites establecidos, la fluoración del agua siempre es segura. En España, por cierto, la fluoración del agua es algo anecdótico y poco extendido (si se desea profundizar en el tema es interesante este documento del Departamento de Salud del País Vasco).

7. El poder de las piedras preciosas. 

Como cosa grande, se explica que el agua brota de lugares donde se encuentra el ágata de fuego. Y nos ponen la piedra girando en el centro de la pantalla en modo hipnótico. Sí señores, el ágata de fuego. Piedra que por supuesto, como todas las pseudopiedras, digo pseudociencias, aporta energía. Concretamente esta piedra protege frente a las malas intenciones. También favorece las relaciones sexuales y enciende la «chacra base». No sé lo que significa eso pero mi mala leche también la enciende. Llegados a este punto, y a este tufo, es inevitable acordarse de los collares de ámbar y la madre que los fundó. Ojo al dato con esta imagen, que lo dice todo:

 

BONUS: Si usted ha apurado con los regalos de Reyes y aún está indeciso, sepa que para transportar sus garrafitas de vidrio llamadas «jarras de la flor de la vida» , esta gente comercializa también una especie de cestos portátiles (y orgánicos) para llevar en el coche. A tiempo está usted de sorprender a su cuñado.

 

¿Qué hay de cierto sobre el agua cruda?

Hemos contado 7 mentiras, pero ¿qué hay de verdad (o posverdad) en todo esto?

  • Es posible consumir agua que provenga de yacimientos subterráneos sin tratamiento (o con el mínimo tratamiento). Pero no estamos descubriendo la pólvora. Se llama agua mineral natural y es la que solemos encontrar embotellada el supermercado. Eso sí, la compramos a 0,30€ el litro, no a 6€. 
  • También es posible que el agua que estén vendiendo como «agua cruda» pueda pertenecer a esta categoría y ser apta para consumo humano sin riesgo para la salud… pero para poder garantizarlo no basta con que lo diga un iluminado: es necesario realizar controles que lo certifiquen. En España, y esto está regulado en la legislación, las empresas que comercializan agua mineral natural deben realizar distintos tipos de controles diarios, mensuales y anuales. De esta forma se asegura la seguridad del agua para su uso alimentario.
  • Y por último, es de traca tener que insistir en que el agua, sea cruda o a la parrilla, no tiene ninguna propiedad extrasensorial. No es un superalimento, no enciende tus chacras ni apaga tus miedos. El agua potable hidrata. Punto. Y el agua cruda es una estafa que puede comprometer la salud de quienes la beban (y la de sus hijos, como en el caso de la vecina que amamantaba a su bebé). De hecho, lo más surrealista de todo es que, para evitar demandas, en su página web aclaran que no tienen autorización de la FDA para decir todo lo que dicen sobre el agua. Olé.

Conclusión: 

Decía Forrest Gump: Tonto es el que hace tonterías. Y yo añado: el que bebe «agua cruda», más todavía.  

Sin embargo, esta noche vienen los Reyes y es buen día para creer en la magia. ¿Y saben qué? En cierto modo sí existe el agua mágica. Incluso unas pastillas capaces de crear agua mágica. Se trata de las pastillas potabilizadoras que se utilizan en países donde no tienen la suerte de abrir el grifo en casa y encontrar agua potable. En países donde jamás entenderían este absurdo drama del primer mundo en el que, como nos sobra de todo, nos parece cool pagar 6€ para beber un agua sucia que a ellos podría costarles la vida.

Esta noche vienen los Reyes y gracias a UNICEF, con solo 14€ podemos regalar 3500 pastillas de agua potabilizadora. Y con cada pastilla conseguimos 4-5 litros de agua potable. Es decir, por poco más del precio de dos litros de agua sucia en Silicon Valley, nosotros podemos conseguir ¡unos 15000 litros de agua potable! Les invito a ustedes a conocer la iniciativa del «Regalo Azul» de UNICEF en la que, además de estas pastillas, se puede regalar alimento terapéutico (por 10€) o incluso kits de juego infantil (por 22€). Porque los Reyes Magos vienen de Oriente hasta nuestras casas pero estaría bien que hicieran alguna otra parada por el camino.

Queridos míos, esta noche vienen los Reyes (creo que lo he dicho ya) y de regalo, termino con un vídeo infinitamente más bonito que el del fulano iluminado. No dejen de verlo, y a ser posible, de compartirlo. ¡Gracias!

 

 

Entradas relacionadas

22 Comentarios

  1. Roberto Xavier

    La 8ª Mentira es considerar al Agua de Manantial igual que Agua Mineral Natural. La primera surge naturalmente del acuífero, mientras que la segunda es extraída artificialmente mediante una perforación.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto los términos de uso

Boticaria García es la responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de moderar y publicar los comentarios que realices en el blog, para atender tu solicitud de publicación y avisarte de las respuestas recibidas. En ningún caso se publicará tu correo electrónico, pero sí tu nombre con tu comentario.

Tienes derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de tus datos que puedes ejercer en [email protected] Más información en la Política de Privacidad.

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA