¿Cómo evitar que las mascarillas y los guantes acaben en el mar?

24-06-2020 | Actualidad, Salud | 1 Comentario

Si cada ciudadano español usa una mascarilla quirúrgica al día, al cabo de un mes las contaremos por millones. Los guantes no son obligatorios, ni siquiera están recomendados, pero al igual que las mascarillas son plásticos de un solo uso. ¿Qué podemos hacer para evitar que guantes y mascarillas acaben en el mar?

¿Qué tienen en común las mascarillas y los guantes que acaban en el mar?

Además de ser elementos de protección frente al coronavirus, las mascarillas quirúrgicas, los EPI y los guantes están fabricados con materiales plásticos de un solo uso. En España no los reciclamos y es importante usarlos de manera responsable para evitar que guantes y mascarillas acaben en el mar.

Desde el 21 de mayo, salvo las excepciones contempladas en el BOE,  todas las personas con más de 6 años están obligadas a llevar mascarilla en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier lugar cerrado de uso público donde no se pueda mantener la distancia de seguridad, así como en el transporte público.  Las autoridades sanitarias solo recomiendan el uso de guantes en situaciones muy concretas, pero se están utilizando. Es muy importante entender que el uso de guantes nunca debe sustituir el lavado frecuente de manos, preferiblemente con agua y jabón o con soluciones desinfectantes.

guantes y mascarillas en el océano

Foto: Opération Mer Propre

¿Por qué los guantes y las mascarillas acaban en el mar?

Las mascarillas y los guantes de un solo uso se tiran en el contenedor de restos (el gris) .  A este contenedor  va la basura general después de haber separado en casa el papel y cartón, el vidrio y los envases. Nunca debemos tirar las mascarillas y los guantes al contenedor amarillo, son plásticos, pero no son envases. Y, por supuesto, jamás deben tirarse por el inodoro o en la vía pública.

Los plásticos que forman parte de los residuos urbanos acaban en vertederos, en incineradoras o en plantas de reciclaje. Las mascarillas y los guantes, que no se reciclan en España, pueden acabar en los ríos y en el mar a través de los sistemas de drenaje de aguas en zonas urbanas. También son arrastrados por el el agua que fluye por los vertederos, o en el caso de las mascarillas y los guantes, a causa de los vertidos deliberados o el incivismo.

A propósito de estos vertidos deliberados de mascarillas y guantes, muchas ciudades han tenido que recordar que en sus ordenanzas sobre gestión de residuos prevén sanciones y algunas, como Santa Cruz de Tenerife, ya han empezado a aplicarlas.

¿Qué ocurre con las mascarillas y los guantes cuando llegan al mar?

Según WWF Italia (en España no se ha hecho un estudio específico), aunque solo el 1 % de las mascarillas se desechara de forma incorrecta y se dispersara por la naturaleza, provocaría que hasta 10 millones de mascarillas cada mes contaminaran el entorno.

Teniendo en cuenta que el peso de cada mascarilla quirúrgica es de aproximadamente 4 gramos, esto daría como resultado la dispersión de más de 40.000 kilos de plástico en la naturaleza. Si a ello le sumamos que una mascarilla quirúrgica puede tardar hasta 400 años en desintegrarse, la situación puede llegar a un punto crítico. Los guantes (de látex, nitrilo, vinilo o polietileno) pueden tardar en descomponerse entre 50 y 100 años dependiendo del material y de las condiciones ambientales, principalmente de la radiación UV en el caso de encontrarse en el fondo del mar.

La ONU calcula que cada año acaban en el mar ocho millones de toneladas de plástico, a las que ahora se suman los procedentes de guantes y mascarillas de un solo uso.  Esos plásticos llevan asociadas otras sustancias que se utilizan en su fabricación, muchas de ellas son persistentes, bioacumulables y tóxicas. Tenemos, además, el problema de los microplásticos, que son plásticos del tamaño de un grano de arroz que llegan al mar de dos maneras: por fragmentación de plásticos mayores mediante la acción de la luz solar y el oleaje o a partir de cosméticos, pastas de dientes o productos de limpieza que los incluyen específicamente en su composición. Además, un estudio reciente de la Universidad Rovira y Virgili ha demostrado que más de la mitad de los microplásticos que llegan al mar son fibras de ropa procedentes de la lavadora.

¿Cómo afectan los plásticos y microplásticos a la fauna marina?

Plásticos y microplásticos pueden convertirse en comida para la fauna marina y especialmente los microplásticos se van acumulando a medida que ascendemos en la cadena trófica (en un fenómeno conocido como biomagnificación), en cuya cúspide estamos los humanos. Pero el problema no es solo que las tortugas coman bolsas de plástico al confundirlas con medusas o que los microplásticos puedan llegar a los humanos a través del pescado. Además, los plásticos y microplásticos acumulan sustancias tóxicas presentes en el medio marino y además actúan como vectores de trasmisión de especies invasoras (rafting).

guantes y mascarillas en el mar

Foto: Opération Mer Propre

¿Qué podemos hacer para evitar que las mascarillas y los guantes acaben en el mar?

Precisamente porque las mascarillas son obligatorias por su utilidad frente al coronavirus, las autoridades sanitarias, con el apoyo de los ministerios de Consumo, de  Industria, Turismo y Comercio y de Transición Ecológica han lanzado sus recomendaciones para unir protección y sostenibilidad.

  1. Priorizar el uso de mascarillas higiénicas reutilizables en la población sana. Estas mascarillas siguen la especificación UNE0065, que implica el uso de tejidos autorizados y una verificación mediante ensayos técnicos de su capacidad de filtración (superior al 90 %) y de respirabilidad (inferior al 60 %). Siguen un patrón rectangular con pliegues horizontales y sin costura central (similar al de la mascarilla quirúrgica). Estas mascarillas pueden lavarse en ciclos de 60 grados o sumergiéndolas en una dilución de agua y lejía (dos cucharadas soperas en un litro) y aclarando posteriormente con agua y jabón.
  2. Usar guantes solo en situaciones muy concretas, siendo en general preferible no emplearlos, y ser rigurosos con las medidas de higiene (lavado frecuente de manos, no llevar las manos a la cara…). Incluso en el caso de utilización y manipulación de objetos que pueden suponer un riesgo (por ejemplo, bicicletas o patinetes públicos), es preferible emplear soluciones hidroalcohólicas para limpiar manos antes y después de la utilización o para la desinfección del objeto manipulado.
  3. Usar soluciones alcohólicas o geles de desinfección a la entrada y a la salida de los establecimientos comerciales.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud recomendaba el pasado 5 de junio las mascarillas higiénicas reutilizables de tres capas (algodón + TNT+ poliéster) y animaba a los países a desarrollar normativa propia de fabricación de este tipo de mascarillas, como ha hecho España. La recomendación de la OMS en ningún caso invalida las mascarillas reutilizables que siguen la especificación UNE0065.

¿Qué otras medidas reducen el consumo de plástico en la nueva normalidad?

Las orientaciones para la prevención y la gestión de residuos durante la desescalada ofrecidas por el Ministerio para la Transición Ecológica, incluyen medidas que podemos seguir aplicando una vez levantado el estado de alarma:

  • Evitar el uso de vajillas desechables, especialmente de plástico, en el ámbito de la hostelería.
  • Mantener las ventas a granel evitando la manipulación directa por parte de los clientes y extremando la higiene en la exposición de productos.
  • Fomentar el consumo de grandes formatos y el empleo de bolsas reutilizables.
  • Evitar el uso de toallas desechables y utensilios de un solo uso en peluquerías, barberías y centros de estética, que deben reforzar las medidas de limpieza y desinfección de las instalaciones.

Además de estas orientaciones, existe una orden del 19 de marzo de este año para la gestión de residuos de la COVID-19, en la que se especifica qué hacer también con los procedentes del ámbito sanitario. Coincidiendo con la desescalada, en España se aprobó el anteproyecto de Ley de Residuos, que traspone una directiva europea de 2018 y que no habla de guantes y mascarillas, por lo que resulta difícil, sin regulación específica y sin la contribución de todos, evitar que los guantes y las mascarillas acaben en el mar.

El consejo de la boticaria

Las mascarillas higiénicas reutilizables son la opción más sostenible desde el punto de vista ambiental y también desde el económico. Al no estar fabricadas a partir de plásticos su impacto ambiental es menor que el de las quirúrgicas, los guantes y los EPI, pero igualmente acabarán en el mar si no somos responsables una vez agotados los lavados que indique el fabricante. También se desechan en el contenedor de restos (gris), en el que depositamos la bolsa general de residuos domésticos.

Ojo con los reclamos de mascarillas “ecológicas”, “bio” y “orgánicas”. Aunque cumplan con la especificación UNE0065, que sería lo más importante desde el punto de vista de la protección, hasta que se biodegraden, las fibras naturales presentarán para el medio ambiente la misma amenaza física que las fibras plásticas. Por otra parte, y a diferencia de las fibras de plástico, las interacciones entre las fibras naturales y los contaminantes químicos y patógenos comunes no se comprenden completamente. No olvidemos que la moda de “lo natural” conlleva problemas adicionales en países donde no se protegen en exceso ni el medio ambiente ni la salud humana. Por ejemplo, en Asia central, el riego de los campos de algodón está impactando en el cauce de los ríos que alimentan el mar de Aral, además de diezmar la biodiversidad y la industria pesquera.

Nota:

Gracias a Enoch Martínez, ambientólogo y técnico de consultoría ambiental, por la información facilitada para elaborar este post y por ese directo de Instagram que no pudimos conservar por problemas técnicos. Seguimos tus podcast en Podcastidae.

Entradas relacionadas

¿Los purificadores de aire eliminan el coronavirus?
¿Los purificadores de aire eliminan el coronavirus?

No, los purificadores de aire no eliminan el coronavirus. Algunos podrían retenerlo, pero no serviría de nada si por tener un purificador olvidamos la distancia de seguridad o la desinfección con productos incluidos en la lista de virucidas del Ministerio de Sanidad....

¿Las lámparas de luz ultravioleta eliminan el coronavirus?
¿Las lámparas de luz ultravioleta eliminan el coronavirus?

No, las lámparas domésticas de luz ultravioleta no eliminan el coronavirus. Si son ultravioleta A, no lo eliminan. Si son ultravioleta C, que es la radiación utilizada en los quirófanos para desinfectar, tendrán una potencia tan baja que no matarán nada. Y menos...

1 Comentario

  1. silvino

    Las papeleras repartidas por los barrios deberias ser cerradas para que vento no las vacie

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuevo libro gratuito: 123 preguntas coronavirus

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

Boticaria Cara

Lee las primeras páginas

Cómpralo en un click en:

Comprar en Amazon

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

Moco Radiactivo

Lee las primeras páginas

Cómpralo en un click en:

Comprar en Amazon