El desayuno de los ofendiditos

Anda Twitter calentito con un absurdo debate sobre “el desayuno de los campeones”. ¿Cree usted que es mejor darle a su hijo un chupicao con galletas o enviarlo al cole sin desayunar? Cada vez que un periodista lanza esta pregunta y el entrevistado responde lo segundo, como ha ocurrido esta semana, se arma la de San Quintín. Para empezar el debate parte de una dicotomía improbable: ¿acaso hay que elegir entre desayunar mal o no desayunar?

Los ofendiditos se rasgan las vestiduras ante la remota posibilidad de que una criatura se vaya al cole sin desayunar. Y lo hacen sin valorar: 1. La evidencia científica: el ayuno no parece ser el demonio. 2. Las alternativas: el niño puede almorzar en el recreo. 3. ¡Sorpresa! ¡algunos titulares pueden estar sacados de contexto! Pero ya se sabe, además de un seleccionador de fútbol en su interior, ahora cada español lleva también un nutricionista.

desayuno

Quizá interese recordar que la OMS califica a la obesidad de epidemia explosiva. Tenemos 41 millones de menores de 5 años con sobrepeso u obesidad y la previsión para 2025 aumenta a 70 millones. Ante los datos, en lugar de ofendernos tanto, quizá sea más útil reflexionar sobre si en nuestra casa podemos hacerlo mejor. ¿O es quizá por eso que nos ofende tanto? El mensaje principal es que los ultraprocesados no son saludables. No desviemos el foco.

“Es que los pobres no tienen otra cosa”. Es el argumento con el que el ofendidito da el puñetazo final en la mesa. Pero no es cierto. Estos son los precios de un supermercado que cuenta con unas 5000 tiendas en España: el paquete de 500 gramos de copos de maíz cuesta 1,09€ y el de 600 gramos de pan integral, 0,65€. Por suerte, otro desayuno es posible: sin galletas y sin arruinarse. ¡Ah! Y sin madrugar para hacer tostadas de aguacate.

16 Respuestas a los Comentarios

  • Eduardo4 diciembre, 2018 a las 14:05

    Cuánta razón.

    No obstante, y sin añadir ni modificar un ápice a lo que dices, me gustaría remarcar una realidad que he vivido (en casa comíamos 4 con 426€ de aquella manera, y tirando de lo que daba el pequeño huerto familiar) como usuario de servicios sociales y voluntario de Cruz Roja. ¿Existe alguien que revise los alimentos que se entregan a las familias en riesgos de exclusión social?

    Me explico, casi todo lo que se entrega a estas familias para el desayuno de sus nenes son: galletas, zumos, batidos o bebidas de cacao… Ignoro si está supervisado (o no) por algún nutricionista, porque, sinceramente, igual en lugar de ayudar, estamos creando malos hábitos de alimentación.

    Sinceramente, lo ignoro. Entre otras cosas porque no soy experto en la materia.

    Gracias, como siempre.

    Responder
    • Javier Santos5 diciembre, 2018 a las 10:00

      Igual dan lo que pueden. No sé de dónde se saca, pero imagino que mucho es donativo de empresas, o en las recogidas de alimentos que se hacen en campañas como la que hemos tenido hace unos días. Y sí, tienes toda la razón, al menos en las recogidas de alimentos se ven galletas para llenar un barco, batidos y zumos. Cuestión de que la gente vaya, cada vez más, pillando el tema. Porque claro, una persona que te dona algo, sea lo que sea, tampoco le vas a decir que no te de eso… Hay que tener en cuenta que además tienen que ser cosas no perecederas, pero estoy de acuerdo, deberían ser muy claros, y fomentar que se den legumbres (también cocidas, que la pobreza energética no es ninguna tontería), pasta y arroz (preferiblemente integral), leche entera (en serio, no necesitan cuidar la línea con los semidesnatados)…

      Responder
      • Mama Chus12 diciembre, 2018 a las 00:13

        El otro día los voluntarios del Banco de alimentos entregaban en la puerta del supermercado folletos con lo que más necesitaban. Entre otras cosas pedían azúcar y cacao soluble. No soy nutricionista pero tengo entendido que la obesidad se ceba especialmente con los que menos recursos tienen, así que sí , es necesario ponerse las pilas pero con urgencia. Por cierto, yo done un paquete de lentejas.

        Responder
  • Cerealita4 diciembre, 2018 a las 15:10

    El único pan integral que he visto a ese precio (en la web de cierto supermercado) es el de molde, que muchos tenemos grabado a fuego como producto insano. ¿Estamos equivocados en eso o te refieres a otro pan?

    Responder
  • Isabel4 diciembre, 2018 a las 16:18

    Totalmente de acuerdo contigo , yo creo que tú como nutricionista entre muchas otras cosas , eres muy sensata , la información es poder , y solo informais , yo soy de las que intento evitar las galletas pero si un día no me ha dado tiempo o no tengo otra cosa les doy , y no pasa nada , pero creo que las cosas tienen que ir cambiando poco a poco y ser más conscientes de lo que comemos , vomen nuestros hijos , y de educarlos en eso , a veces me pongo las manos a la cabeza viendo que las meriendas de algunos niños son siempre productos nada recomendable a…

    Responder
  • Fulgencia4 diciembre, 2018 a las 23:34

    Segun tengo entendido los cereales tienen tanta azucar como las galletas.Puedes poner la marca porq.yo no he visto en el super cereales a ese precio. y porq.son mas sanos, que las galletas que tienen las galletas de toda la vida que son tan malas para desayunar.??? porq. los cereales no veas lo que llevan…..

    Responder
    • Javier Santos5 diciembre, 2018 a las 09:55

      Casi ninguno de los cereales son saludables. La avena es la mejor opción, porque la venden normalmente en copos sin refinar, por 1€ los 500 gramos normalmente. Luego, los copos de maiz, que no tengan azúcar añadido, seguramente sea la segunda mejor opción. El resto, tienen azúcar hasta arriba.
      El pan integral, integral de verdad, es una magnífica opción.
      Las galletas de toda la vida se hacen con cereales refinados, mucha azúcar, y casi siempre grasas que no son de la mejor calidad. Es cierto que puedes encontrarlas con grasas más saludables, y algunas integrales, pero el chupinazo de azúcar no te lo quita nadie. Ya nos gustaría a todos que algo tan omnipresente fuera saludable, pero no lo es.

      Responder
  • espe6 diciembre, 2018 a las 23:40

    En mi época infantil nos daban habitualmente para desayunar colacao con galletas, comiamos codidos, lentejas, pollo, paella los domingos y merendabamos pan con chocolate.

    Me he criado sanisima y sin ningún tipo de sobrepeso.

    Hartita estoy de tanta moda alimenticia y que se sustenta en los intereses de las empresas que nos lo venden, o nos los quieren vender.

    Responder
    • Adrián7 diciembre, 2018 a las 14:38

      Si, pero quizas en esos años movíamos más el culo que los niños de esta época

      Responder
    • Javi Santos10 diciembre, 2018 a las 10:01

      Que tu caso particular sea que no tienes sobrepeso no quiere decir que globalmente, haya una enorme tasa de sobrepeso. Nunca se pueden sacar conclusiones a partir de casos particulares.
      Por otra parte, desconozco cuándo fue tu época infantil, yo tengo 42 años, y ni de lejos los niños comíamos la cantidad de zumos-batidos-bollería-cereales-etc que toman hoy. La diferencia es abismal, sencillamente no había tantísima oferta. Y sí, yo comí galletas, no digo que no, pero repito que ni de lejos en las cantidades que toman hoy día, y como comenta el otro usuario, yo me pasaba todas las tardes jugando en el patio del colegio. Comparado con lo de hoy, no hay color.

      Responder
      • Mama Chus12 diciembre, 2018 a las 00:20

        En nuestra época podríamos desayunar galletas, es verdad, pero hoy en día además de desayunar galletas meriendan porquería puts y dura. No hay más que mirar las papeleras de los parques. Chips ahoy, gusanitos, bebibles, biofrutas…

        Responder
  • Fan7 diciembre, 2018 a las 23:02

    Hola!
    ¿En serio que el pan de los supermercados, kioskos y algunas panaderías, de hoy en día, es más sano que las galletas? Al menos en estas vienen los componentes, pero en el pan, no viene nada escrito y vete tú a saber qué le ponen, porque yo cuando lo voy a comer por la noche, casi que me ahogo.

    Responder
  • Ane9 diciembre, 2018 a las 12:28

    Yo creo que el pan es mas sano que cualquier cereal de desayuno , lo unico que igual hay que gastar un poco mas en la barra de pan para que por la noche tambien este rico pq 1 barra de 0.50 que hay en supermercados por supuesto q a la noche es incomible.

    Responder
  • Anna10 diciembre, 2018 a las 10:16

    El problema está en los padres, no en los niños. Es que los adultos somos tan superiores, tan sabios, tan arrogantes… Quién va a bajar del burro y decir «oye, quizá lo había hecho mal hasta ahora, quizá debería cambiar las cosas, al fin de cuentas está en juego la salud de mis hijos y es verdaderamente importante». Peto no… adultos gritan, gesticulan y llaman idiotas a los que les llevan la contraria. Hasta que seguiremos siendo tan intransigentes como las piedras, seguiremos discutiendo sobre los copos de cereales. Hace un siglo que se han inventado y la humanidad dio el salto evolutivo gracias a las cajitas con copitos…

    Responder
  • Raquel10 diciembre, 2018 a las 16:53

    Tambieb hay galletas sin sal ni azúcar y con grasas, hasta el momento, consideradas saludables. Y no muy caras

    Responder
  • Antonio10 diciembre, 2018 a las 17:06

    Deseo que alguien escriba sobre si es cierto de que hay remedios caseros para eliminar las varices de las piernas sin tener que pasar por el quirófano o esclerosarlas, que es muy caro. Un saludo y espero noticias.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.