La mejor crema para las estrias

15-07-2014 | ⚕️ Salud | 32 Comentarios

En el último post apuntábamos cuáles eran las causas de la aparición de las estrías y como evitarlas. Dentro de las seis buenas prácticas para evitarlas (alimentación, hidratación, protección solar, ejercicio físico, masajes y cremas antiestrías), las cremas para las estrías suele ser la primera opción que pasa por nuestra mente. Queremos una crema que garantice una piel inmaculada. Y la queremos buena, bonita y barata. ¡Ah! La magia. ¿Es posible?

El mito: cualquier hidratante sirve

Siento desilusionar al respetable, pero no: las cremas hidratantes de uso diario no son suficientes para prevenir las estrías. Las practicantes del amimefuncionismo, la cuñada que estos días presume en bikini de haber usado una hidratante de marca blanca y no tener ni una sola estría tras haber parido tres churumbeles, debería saber que también hay muchas mujeres que no usaron la de marca blanca, ni ninguna otra, y tampoco tienen estrías.

La aparición de estrías depende de la elasticidad de la piel y de la resistencia al factor hormonal y de estiramiento. Salvo que contactemos con Esperanza Gracia (o Rappel para los nostálgicos), es muy difícil predecir cómo se va a comportar nuestra piel. Por tanto, debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para que ésta pueda defenderse mejor ante los dos factores desencadenantes mencionados (y eso implica algo más que una crema hidratante ordinaria).

La teoría de la dermis y la masa de pan

La dermis es una capa situada por debajo de la epidermis y unas diez veces más gruesa que ella. Debe ser firme y elástica. Cuando se produce una determinada tensión y la dermis no es capaz de resistirla, se produce la rotura y con ella, la estría.

Imaginemos ahora la dermis como una masa de pan que un panadero puede amasar y estirar como un chicle. Para que la masa se expanda dentro del horno, no es suficiente con que contenga agua, por un lado necesita la levadura, y por otro el almidón y los azúcares que son «el alimento» de la levadura.

En la dermis sucede algo similar: para expandirse, además de la hidratación, por un lado necesitamos los estimuladores de fibroblastos (la levadura) y por otro los aminoácidos (el almidón y el azúcar) que son el sustrato necesario para que los estimuladores de fibroblastos puedan desarrollar su acción.

la mejor crema para las estrias

 

El pan no «sube» si no hay levadura, o si la levadura no tiene almidón y azúcares como sustratos para realizar su función. Del mismo modo, la dermis no se estira correctamente si no hay fibras elásticas (elastina, colágeno) ni aminoácidos en la piel para que se formen dichas proteínas.

¿Cuáles son los componentes que diferencian una crema normal de una crema para las estrías?

1. Estimulantes celulares. La «levadura» de la piel suele ser de origen vegetal. El estimulante más utilizado es la centella asiática. La centella asiática aumenta la actividad fibroblástica y la producción de fibras de colágeno y elastina. Algunas de las cremas que lo contienen son Trofolastín antiestrías, Bepanthol crema antiestrías, Suavinex antiestrías, Repavar regeneradora antiestrías o Velastisa de Isdín. Otros estimulantes celulares empleados son el extracto de Thymus y algunos aceites vegetales como el de rosa mosqueta. Mustela antiestrías menciona en su composición un complejo «elastorregulador» con lupeol y arabinogalactano, péptidos de aguacate y manteca de karité.

Del mismo modo que al hablar del mejor anticelulítico, comentamos que la cafeína era el compuesto estrella de casi todos desde el principio de los tiempos (ya fueran baratos o caros), en el caso de las cremas para las estrías, la centella asiática es la reina indiscutible.

2. Elementos nutritivos. Suelen ser hidrolizados de elastina y colágeno, es decir, las piezas de construcción que van a dar lugar a las proteínas elásticas. Trofolastín, por ejemplo, los incluye en su composición.

Otros compuestos interesantes en las cremas para las estrías

Además de los compuestos anteriores, que son los que aportan la elasticidad y firmeza a la dermis, y que son diferenciales con respecto a la composición de una crema hidratante convencional, las cremas antiestrías están formuladas con otros activos para hidratar y nutrir la piel. Algunos de ellos son:

a) Lípidos y aceites: tienen propiedades emolientes y nutritivas. Hidratan, suavizan y mejoran la flexibilidad de la piel. Contribuyen a la formación de ceramidas, que foman la barrera de la epidermis impidiendo la agresión de agentes externos.

Algunos de los más utilizados son: rosa mosqueta (Suavinex, Repavar), aceite de germen de trigo (Trofolastín), aceite puro de oliva (Bepanthol), mantecas (Mustela, Suavinex). Otros aceites muy utilizados son el de almendras o el relativamente reciente Bio-Oil, que contiene en un vehículo de aceite ligero, no graso, extractos vegetales y vitaminas A y E.

b) Vitaminas: se incluyen por su capacidad antioxidante, hidrante y suavizante de la piel. Algunas de ellas son la vitamina E y F (Trofolastín, Suavinex, Velastisa), provitamina B5 (Mustela, Bepanthol).

¿Cuál es la mejor crema para las estrías?

Esther Gili clavó en una de sus geniales viñetas el rechazo que experimentan muchas primíparas a la compra de cremas antiestrías. Por ello, la mejor crema antiestrías debería cumplir los siguientes puntos:

1. Buen olor. Se trata de algo absolutamente subjetivo y cada cual debe encontrar «su fragancia amiga». Es importante ya que en el embarazo, una crema cuyo olor nos desagrade es una crema que no se va a usar y, por tanto, una crema perdida. Aunque a Trofolastín le va a costar desprenderse de su mala fama a este respecto, en realidad hace mucho tiempo que cambiaron la fórmula y actualmente tiene buen olor.

2. Rápida absorción.Aunque algunos crean que las mujeres pasamos horas en el baño, lo cierto es que nunca nos sobra tiempo. Una crema pringosa, que manche la ropa, o un aceite que no se absorba ni rezándole tres ave marías como a los huevos duros, también es una crema que no se va a usar y, por tanto, una crema perdida.

3. Calidad-precio. Tienen fama de caras pero lo cierto es que la crisis ha recortado también el precio de este tipo de productos y ahora mismo es posible encontrar duplos de cremas antiestrías de primeras marcas por menos de 30€, incluso por menos de 25€ como en el caso del duplo de Mustela o los 400ml de Suavinex. Por su parte, el precio de Bio-Oil y el de algunos aceites de rosa mosqueta está sobre los 10-11€.

4. Doble acción. Este último punto es menos subjetivo que los anteriores. Tal y como se ha explicado, las cremas antiestrías deben nutrir tanto la epidermis ( mediante aceites, lípidos y vitaminas) como la dermis (mediante estimuladores de fibroblastos e hidrolizados de colágeno y elastina).

El consejo de la boticaria

Aunque hay varios estudios que avalan la eficacia de la centella asiática, son necesarios más estudios in vivo que evidencien tanto su efectividad como la de otros compuestos en las cremas antiestrías. Mientras tanto, nos agarraremos a la teoría de la dermis como masa de pan a la que hay que nutrir lo mejor posible para que pueda estirarse como un chicle.

La mayoría de las cremas antiestrías mencionadas en este post tienen una composición similar. Mi consejo sobre la mejor crema para las estrías es elegir una que cumpla los cuatro puntos anteriores y aplicarla diariamente desde el primer trimestre (y no desde el último como suele ocurrir), con  similares consejos que con los anticelulíticos en cuanto a la importancia de la limpieza y el masaje de la piel para favorecer su absorción.

[piopialo vcboxed=»1″]Antes de comprar una crema antiestrías comprueba si cumple estas 4 características[/piopialo]

Fuentes:

 

 

 

Entradas relacionadas

32 Comentarios

  1. Cristina

    Hola. Yo estoy de 16 semanas llevo 4 semanas usando ppr las noches la crema Mustela y por las mañanas bio-oil. Empecé a usarlas porque aunque apenas tengo barriguita, los pechos seme han hinchado de rrepente hace 4 semanas y literalmente me ha explotado la piel. Me han salido estrias y desde que uso la crema y el aceite han parado de empeorar que con eso yo ya estoy contenta.
    Aparte he empezado a utilizar aceite de almendras despues de las duchas.
    Acabo de comprar la crema de Repavar, puesto ue quiero dejar de usar bio-oil y sustituirlo por la crema repavar.
    Yo voy a usar ambas tanto repavar como mustela y el aceite en las duchas, al menos prevenir que no me salgan mas estrias y no empeoren las que tengo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto los términos de uso

Boticaria García es la responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de moderar y publicar los comentarios que realices en el blog, para atender tu solicitud de publicación y avisarte de las respuestas recibidas. En ningún caso se publicará tu correo electrónico, pero sí tu nombre con tu comentario.

Tienes derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de tus datos que puedes ejercer en [email protected] Más información en la Política de Privacidad.

EL PRIMER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL SEGUNDO LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA

EL TERCER LIBRO DE BOTICARIA GARCÍA