Síntomas de deshidratación en bebés: ¿sabes reconocerlos?

Los síntomas de la deshidratación en bebés son otro de los grandes clásicos del verano. Decía Rocío Jurado que se nos rompió el amor de tanto usarlo. Yo estoy convencida de que hay algunas palabras que se nos rompen de tanto usarlas y una de ellas es hidratación. En cuanto asoma la patita el mes de junio, si uno enchufa la radio o la televisión recibe mensajes sobre hidratación prácticamente por ósmosis. Y ahí les he dejado el enlace de mi post sobre hidratación, así de original soy…

síntomas de deshidratación en bebés

 

¿Por qué los bebés tienen mayor riesgo de deshidratación?

A pesar de toda la información que nos llega por tierra, mar y aire, hay cosa que seguimos haciendo mal, especialmente en los bebés. Hay tres motivos por los que los bebés tienen un mayor riesgo de deshidratación que los adultos:

  1. Los bebés no saben hablar. Aunque parezca de Perogrullo, no es ninguna tontería. Al no saber hablar no pueden quejarse abiertamente de que tienen sed. Pueden llorar, sí, pero ¿cómo distinguir si tiene sed, caca, pis, gases, hambre, sueño, dolor de tripa, ganas de estar en brazos o simplemente es que está más aburrido que una mona?
  2. Los bebés hacen mucho pis. A sus riñones aún les falta un hervor y la producción de hormona antidiurética es menor que en el adulto. Esto se traduce en que no concentran bien la orina y por eso mojan el pañal un rato sí y otro también.
  3. Tienen mayor tasa de superficie corporal. Esto quiere decir que para lo pequeño que es su cuerpecillo, tienen una proporción de piel superior a la de los adultos. Por lo tanto transpiran más y son más sensibles al calor.

¿Hay que ofrecer agua a los bebés para evitar la deshidratación?

Los bebés menores de seis meses alimentados a pecho en exclusiva no necesitan beber agua: la leche materna a demanda debe ser su única fuente de hidratación.

Cuando el bebé ya toma alimentación complementaria, la leche materna debe seguir siendo su principal fuente de hidratación, sin embargo, puede ofrecérsele agua de vez en cuando.

¿Cuáles son los síntomas de deshidratación en bebés?

Aunque no hablan, los bebés nos envían señales. Aquí un traductor automático para padres primerizos…

  • Decaimiento e hipotonía. Traducción: Bebé aplatanado.
  • Disminución de la diuresis. Traducción: Pañal menos mojado.
  • Heces secas y duras. Traducción: Caca tiesa como un palo.
  • Sequedad de piel y mucosas. Traducción: Lengua como un gatete.
  • Depresión de la fontanela. Traducción: Cabecita abollada.
  • Signo del pliegue. Traducción: Tras un pellizquito se queda la marca.

síntomas de deshidratación en bebés

Es importante permanecer atento a estos síntomas y acudir al pediatra en caso de ser necesario. Especialmente es posible que aparezcan estos síntomas cuando los niños sufren gastroenteritis debido a la diarrea y vómitos. El pediatra valorará cuál es el tratamiento más oportuno.

¿Cómo podemos evitar la deshidratación en los bebés?

Todos nos sabemos la teoría: los menores de tres años no deben exponerse directamente al sol. En la práctica, cada papá y cada mamá hace de su capa un sayo. Además de ofrecer agua o el pecho como comentábamos anteriormente, es importante seguir los siguientes consejos:

  • No ir a la playa en las horas centrales del día. Y no digan que ya se lo saben. Les animo a bajar a cualquier playa española a la una de la tarde y empezar a contar bebés… no terminaríamos nunca.
  • Proteger a los niños con gorritos y sombrillas… Lo cual está muy bien, pero recuerden que el uso de una sombrilla iglú, de tipo tienda de campaña, sigue sin ser lo más apropiado en las horas centrales del día. El bebé se nos cuece en su propio jugo.
  • Atención coches: ¡Cuidado con los que se quedan aparcados al sol! Hay que aclimatar siempre el coche antes de montar al bebé. Cuando lleguemos a la playa y hagamos el “desembarco de Normandía”, lo primero es que el bebé se encuentre en un lugar fresquito, no dejarle ahí a la solanera viendo la vida pasar.  Ojo también con las “esperas” dentro del coche en lugares sin ventilación como garajes, parkings de centros comerciales, etc.
  • Mantener la piel del bebé hidratada ya que la piel es la barrera a través de la cual se regula la transpiración.
  • Usar ropa fresquita. Recordemos que usar camisetas de algodón normal y corriente protege del sol menos que una crema solar pero hoy disponemos de ropa con fotoprotección. Aquí les dejo un vídeo explicativo:

Y cualquier otro consejo relacionado con el sentido común que nos indique que hay que mantener al bebé hidratado y fresquito. No es tan complicado.

Todo esto y mucho más en El Moco Radiactivo…

Si sois padres primerizos, os recomiendo echar un vistazo al único, al inigualable, al increíble libro para padres primerizos “El Moco Radiactivo”. En él encontraréis el capítulo “Bebé on the beach” con todos los consejos necesarios para sobrevivir a las primeras (segundas o terceras) vacaciones con el bebé.

Quizá te interesen otros posts relacionados con los niños y el verano como…

 

Imágenes:

Lucreativo

Una Respuesta al comentario

  • M. Jesus21 agosto, 2017 a las 21:29

    Tengo un nieto de 2 años y a estas alturas del verano cada vez que le ponen crema solar especial bebes de farmacia, el niño chilla y piensan que es debido a que contienen alcohol ????? Puedes aclararme cusl seria pues la mas indicada? Gracias..
    M. Jesus

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.