Lo que Twitter se llevó: pulseras solares y sunburn art

Los humanos en general, y los habitantes de Twitter en particular, vivimos necesitados de noticias frescas que echarnos a la boca constantemente. Y les aseguro que es mejor que haya un buen trending topic para tuitear (como el nuevo logo del PP, que nos tiene ahora la mar de entretenidos), porque si no los tuiteros nos dejamos caer en los brazos del hashtag del último reality. Sí, por el último reality me refiero al de mis vilipendiados food-trucks.

Ahora que lo pienso, en lugar de “Lo que Twitter se llevó” quizá esta pseudo-nueva sección debería llamarse “Lo que EN Twitter se llevó”. Son noticias fugaces, serpientes de verano, que nos entretienen un ratito y de las que probablemente nunca más se sepa. Por lo menos, por lo menos, hasta el verano que viene.

Aquí mi selección de 3 noticias que han estado rondando por los medios esta semana:

1. Sunburn art

La noticia ha sido la reina de la semana. Y no nos creamos especiales en España porque ha sido trending topic mundial. Quien no haya visto aún el torso quemado con el símbolo de Batman tiene toda mi admiración por vivir dentro de su mundo de paz y felicidad.

Por las redes sociales circulan numerosas fotos a propósito de una supuesta moda iniciada este verano consistente en ponerse al sol sin protección con una plantilla que deje “tatuajes solares” en tu piel. Vamos, lo de la marca del bikini de toda la vida elevada a arte. Y a estupidez. Tenemos desde los clásicos motivos tribales hasta los florales pasando por una representación de la Gioconda. Sí, han leído bien, una Gioconda, la de Leonardo, tatuada gracias a una quemadura.

quemadura solar

Se dice, se comenta, que esta moda en realidad no existe y que todo es un fake. Cuesta pensar que alguien sea tan rematadamente idiota como para hacer esto (lo de quemarse y lo de poner de moda un fake así deliberadamente). Sin embargo, la insensatez humana no tiene límites y, sea cierto o no, con su difusión todos (yo la primera) puede que estemos dando ideas a los descerebrados para animarse a hacerlo.

Aquí dejo un vídeo de un informativo de Memphis (sí, así de exótica me he levantado hoy) donde se pueden admirar las octavas y enésimas maravillas.

¿Hace falta decir que esto está mal, muy mal, queridos niños, y amenazaros con que el coco del melanoma os va a comer cuando seáis mayores? En realidad el menor de los males en este caso es la quemadura superficial, que en tres días puede haber desaparecido. Creo que a estas alturas cualquiera con dos dedos de frente conoce los riesgos de exponerse al sol sin protector solar. Y para el que no los conozca, aquí dejo mis 1o consejos sobre fotoprotección.

 

2. Pulseras solares

No hay verano sin canción y sin pulsera. Como es viernes me voy a permitir el lujo de irme de tema y comentarles a ustedes lo que me espanta la canción que se postula como canción del verano 2015. Vean el vídeo, por favor. Enrique Iglesias y Nicky Jam. El moñas y el del reggaeton. Si por separado ya son terribles juntos han conseguido grabar una película de terror. Se trata de una canción cuyo estribillo es la frase favorita de mi hijo, mi Gremlin, el que no me come:

– Esto no me gusta.

– Esto no me gusta.

– Esto no me gusta.

Sinceramente, puestos a simplificar me gustaba más el estribillo del año pasado. Ya saben, la canción del mismo Enriquito titulada Bailando:

– Ya no puedo más.

– Ya no puedo más.

– Ya no puedo más.

Cuatro palabras y la negación cansina y afectada como reclamo. Como dicen en mi pueblo, no se han herniado. Y hasta aquí mi crítica musical, porque la última vez que me dio por criticar a Andy y Lucas en un post sobre corticoides luego hubo gente que se ofendió mucho y dijo que ya no me iba a leer más. Y si Andy y Lucas tenían fans (no hubiera dado un duro, pero resulta que sí los tenían), imagino que Enriquito tendrá alguno más y no está la cosa como para ganarse enemigos. Ni unfollows.

A lo que iba, las pulseras solares. Comencemos recordando pulseras históricas del verano:

1. Pulseras de los chinitos que daban con el Flanín

No tenían ninguna aplicación sanitaria pero como voy a hablar de las Rayma y de las Power Balance que en realidad tampoco sirvieron para nada, creo que merecen un puesto en la lista. Son mucho más monas y hoy mataríamos por haberlas guardad bien y poder lucirlas. Vintagismo del bueno.

2. Rayma

Estuvieron de moda hasta que llegaron los de Tous y cambiaron las bolitas doradas por ositos. Esto me lo he inventado pero podría ser perfectamente cierto.

3. Power Balance

Eran tan buenas tan buenas, y tan efectivas tan efectivas, que se agotaron para siempre. Como las de los chinitos del Flanín. En este caso yo creo que los de Power Balance copiaron a los de Tous, que ya tenían sus pulseritas de caucho… habría que investigar el tema.

4. Pulseras repelentes de mosquitos

Siguen estando en el candelabro a pesar de que deberían utilizarse únicamente como complemento. A mí me parecen perfectas para campamentos y otras fiestas de guardar.

5. Pulseras con código bidi

En vez de colgarle al niño una tarjeta al cuello por si se pierde, le ponemos una pulsera de silicona con un código de estos en blanco y negro. Ya hablé de ellas el año pasado así que no voy a extenderme.

6. Pulseras solares

En realidad no son novedad de este año. Ya existían el año pasado aunque este año hay más fabricantes en juego y con pulseras supuestamente mejoradas. La idea: uno se aplica el fotoprotector en el cuerpo, pulsera incluida, y la pulsera va cambiando de color al ir absorbiendo la radiación ultravioleta. En función del color al que vire la pulsera sabremos si nos toca reaplicarnos el fotoprotector o si incluso debemos retirarnos de la exposición solar y ponernos a cubierto. El precio de la nueva joya es de euro por pulsera y día. Son de usar y tirar.

Si alguien quiere pagar un euro al día por esa información extra, me parece bien. Y para el que no quiera gastárselo, aquí va un recordatorio de sentido común que le colocará en el mismo lugar:

– El fotoprotector debe reaplicarse cada dos horas y siempre que se salga de la piscina.

– No debemos exponernos al sol (especialmente los niños) en las horas centrales del día (aproximadamente entre las 12 y las 17 horas).

– Si estamos preocupados por conocer la intensidad de radiación, existen distintas aplicaciones como la APP solar de Be + que nos ofrece información sobre el índice de  radiación ultravioleta e infrarroja en distintas zonas de España.

Por si alguien se despista, es importante insistir en que las pulseras tienen su función y no son un producto milagro, pero sólo ofrecen información y ningún tipo de protección.

pulseras solares

 

 

3. Inglorious fruits and vegetables

Aunque se trata de una campaña que lanzó una cadena de supermercados franceses en mayo, esta semana se ha puesto de moda en las noticias patrias como en este artículo de El País.

La campaña trata de dar una segunda oportunidad a la fruta fea que los consumidores rechazan y que los propios agricultores no ponen a la venta sabedores de que nadie la querrá comprar. Ahora estas piezas “feas” se exponen en los supermercados junto a la fruta y verdura “impecable” con un descuento del 30% explicando al consumidor que sus propiedades nutricionales son las mismas. Son simples patitos feos intentando convencernos de que la belleza está en el interior. Y lo consiguen, por cierto: la fruta fea y barata se está vendiendo. He aquí el vídeo donde explican el fenómeno.

 

 

 

Ya puestos a lanzar flores a los supermercados franceses por incentivar el consumo de fruta y verdura, y a pesar de que no sea un fenómeno en las redes sociales, aprovecho para felicitar la campaña de los Freskis de El Corte Inglés. Comprando frutas y verduras se consiguen puntos canjeables por unos peluches con forma de frutas y verduras. Si triunfa que regalen muñecos con el Happy Meal o con el Huevo Kínder ¿por qué no iba a triunfar que regalasen muñecos con el consumo de verduras?

Sí, lo sé, esto de los Freskis recuerda dolorosamente a los Fruitis (y vaya por delante que los peluches de ECI tienen menos gracia que Gazpacho y Mochilo). A Senyoreta Irene y a Gwilt les espantan estos muñecos tanto como a mí la canción de Enrique Iglesias y Nicky Jam. Pero oigan, desde que tenemos la cartilla de puntos pegada en la nevera, mi Gremlin, el que no me come, devora el brócoli que se me caen las lágrimas. Ahora es capaz de lo que sea con tal de conseguir otro peluche. El esto no me gusta de mi hijo pasó a la historia. A ver si el de Enriquito también. Por lo que valga.

 

9 Respuestas a los Comentarios

  • Aina10 Julio, 2015 a las 07:51

    Ay Marian cómo me has hecho reir con el post de las pulseritas!!! Y te hago saber que hace muchos años, en mi época de adolescente, un amigo se hizo lo del Sunburn art. No se si te acuerdas cuando las nueces de California regalaban un cascanueces con forma de corazón, pues el chico estaba enamorado de otra amiga y se puso el corazón mientras tomaba el sol. El pobre no sabía que era un adelantado de su época.

    Responder
  • María10 Julio, 2015 a las 09:18

    Menos mal que me mantienes al día! Yo es que no soy muy de Twitter pero estoy por meterme solo por ver al imbécil del futuro melanoma con forma de Batman…
    Respecto a la canción, acabo de ver el video y estoy horrorizada. A “bailando” le cogí cariño porque aquí la ponían en inglés que no queda tan hortera y me la ponían en la radio cada día a la salida de clase de holandés y me hacía gracia. Pero esta del macarra… En fin.
    Las pulseritas las vi la semana pasada en una tienda y pensé “y no es más fácil simplemente ponerse crema cada dos horas y cuando sales del agua?”. Qué bien aprendido me lo tengo, eh? Jajaja!

    Responder
    • María10 Julio, 2015 a las 09:24

      Aaaaarrrrggggg!!! Acabo de ver Batman y la Gioconda!!! Aaaarrrggggg!!!!

      Responder
  • Cristina10 Julio, 2015 a las 10:53

    La pulseras “anti-mosquinos” contienen un componente natural, llamado citronella y cuya eficacia como repelente de insectos está más que probada. Hay multitud de trabajos que lo confirman. Ruego documentarse antes de escribir algo que se desconozca…

    Responder
    • lili10 Julio, 2015 a las 11:03

      Claro que funciona pero tal y como ha explicado como complemento. Porque si llevas una pulsera en la muñeca poco puede protegerte los pies y esto probado y comprobado científicamente Y en mis propias carnes…jejeje

      Responder
    • boticariagarcia10 Julio, 2015 a las 11:12

      Hola Cristina, la citronella no tiene categoría de biocida por la AEMPS ya que por ahora no existen estudios científicos que avalen su eficacia. El único compuesto natural con categoría de biocida es el citriodiol (lo explico en el post sobre repelentes de mosquitos, que está ampliamente documentado). Aún así, el formato “pulsera”, debido a sus características, no iguala la eficacia de la aplicación tópica del repelente. Un saludo.

      Responder
  • Mi Álter Ego10 Julio, 2015 a las 11:45

    No sé en qué clase de burbuja he estado metida que sólo me había enterado de lo de las frutas-peluche. Croe que las tuvieron también hace tiempo en Carrefour y dirás lo que quieras pero a mí la berenjena me mola. Jajajaja.

    La canción del Enriquito es exactamente igual que “Bailando”. Pensé que en cualquier momento se iba a arrancar con un “yo quiero estar contigo, vivir contigo…”. Se ve que si una fórmula funciona, ¿para qué cambiarla? Besotes!!!

    Responder
  • Almudena12 Julio, 2015 a las 10:27

    Menos mal que me mantienes informada amiga! Pero te has dejado en el tintero las pulseras cuadradas de hilos de plastico que todas hemos hecho ( la primera revision de las pulseras de gomitas que hay ahora). Despues de leer esto, y dado que me bajo a la playa, prometo renovar la crema solar mas amenudo! Lo juro por la gioconda en el pecho. Bss

    Responder
  • remorada15 Julio, 2015 a las 14:14

    lo de los tatuajes solares lo hacían mis compañeras de secundaria, pero claro, eran épocas en que no se usaba protector sino aceite de zanahoria, así que se les perdona (?)

    esto no me gusta, esto no me gusta

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.