¿Tengo una picadura de pulga?

Meryl Streep tenía una granja en África. La Madre Tigre vive en una. En Alemania. La picadura de pulga es sólo el último de los episodios en esta familia de cinco hijas, cinco, que ahora vive alejada del mundanal ruido en su preciosa granja de 1700. Y cuando digo alejada del mundanal ruido, es hasta las últimas consecuencias: hasta allí no llega internet.

¿Tengo una picadura de pulga?

Eso es lo que ella se pregunta con terror. Aterrizar en la granja y entrar en íntimo contacto con la naturaleza ha sido todo uno. Primero fue un gato el que miccionó sobre sus flamantes colchones nuevos de viscolátex, después un pony le mordió la mano a alguna de las cinco rubias (no me pidáis que recuerde el número de orden de la criatura agredida, porque ni queriendo). En el penúltimo accidente doméstico no intervinieron animales pero acabaron igualmente en urgencias. Ahora es el turno de las pulgas.

picadura pulgas

Y no creáis que llevan viviendo en la granja una larga temporada. No. Se mudaron allí el 30 de julio pero el mes de agosto lo han pasado en Marbella. Así son ellos. Les cunde todo mucho. Para lo bueno y para lo malo.

Ayer domingo, la reencarnación de Caroline Ingalls en forma de Madre Tigre me pidió un post sobre la picadura de pulga. A bocajarro. En Twitter. Saltándose todos los protocolos sobre el envío de preguntas mediante el formulario de Preguntas a la Boticaria. Pero ¿quién se ha creído? No debería escribirlo, pero sólo imaginármela remangándose el sayo (creo que lo llaman dirndl) para contar picaduras me pone muy tierna, así que allá vamos.

 

¿Cómo son las pulgas?

 

Las púlgas (sifonápteros) son insectos que no vuelan, pero sí saltan (hasta 200 veces su tamaño) gracias a sus largas patas traseras. Miden entre 1,5 y 3,5 mm, es decir, a simple vista hay que esforzarse para cazarlas. Aunque son más frecuentes en verano y gustan de climas húmedos y tropicales, al final hacen a pelo y pluma cuando sea y como sea si se presenta una buena ocasión.

Hay muchos tipos de pulgas pero la más común es la mal llamada “pulga del gato”. Y digo mal llamada porque también afecta a perros y humanos. Su nombre elegante es Ctenocephalides felis. Me juego una gallina con pedigrí 1700 a que el gato que estrenó las sábanas tiene algo que decir en todo esto.

Por lo general, la picadura de pulga sólo origina molestias transitorias aunque pueden transmitir enfermedades como el tifus, la peste bubónica o funcionar como intermediarias de alguna tenia. No se me asuste nadie porque ésto no es lo habitual.

 

picadura pulga

 

 

 

El ciclo de la pulga.

Las hembras pueden llega a poner unos 25 huevos al día durante tres o cuatro semanas. Eso son cientos y cientos de huevos durante su vida. Un no parar de procrear.

Al igual que los mosquitos, tienen que comer antes de poner huevos. Suelen ponerlos sobre sus víctimas y de ahí caen al suelo. Los huevos miden entre 0,5 mm y 1 mm así que son difíciles de ver. Se desarrollan preferentemente en lugares oscuros, húmedos y con residuos fecales a mano (un establo o una caseta de perro descuidada es un paraíso). Aunque también son amigos de las alfombras, camas, muebles… De hecho, la mamá pulga deja cariñosamente gotitas fecales a sus larvas para que puedan alimentarse si no encuentran otra cochinada mejor. Las mamás pulgas piensan en todo.

Si todo va bien, el huevo caído al suelo pasa al estado de larva, luego al de pupa, y en una o dos semanas está listo para salir de casa como un adulto hecho y derecho. Sin embargo, en muchas ocasiones, la pulga puede permanecer envuelta en su “capa de pupa” durante meses o incluso un año esperando el crimen perfecto.

Como curiosidad, uno de los factores que puede hacer que las pulgas eclosionen es un estímulo de vibración (unos simples pasos en el suelo). Por ello, si un animal, un humano o cinco trigresitas rubias, entran en un lugar abandonado (un establo o un bucólico cobertizo) donde aguardan pulgas a punto de caramelo, las pulgas se despojan de su capa y salen saltando como locas (y muertas de hambre) en búsqueda de su presa. Simplemente estaban esperando, agazapadas, a que alguien llamase a la puerta.

 

¿Por qué aparecen “granitos” con la picadura de pulga?

 

El daño causado por la picadura de pulga se produce por dos motivos:

1. Las pulgas tienen por boca un taladro succionador en condiciones y, aunque sea pequeñito, no deja de ser un buen “mordisco” lo que le pegan a su víctima. El “traumatismo” que supone que la pulga introduzca partes de su boca (o incluso  de su cuerpo según la especie) en la piel para extraer la sangre provoca una lógica irritación en la víctima.

2. La saliva de la pulga es una sustancia extraña que entra en el interior de la piel y puede originar una dermatitis alérgica en individuos sensibles.

 

¿Cómo podemos diferenciar si se trata o no de picadura de pulga?

 

Puede ser complicado diferenciar las picadura de pulga de la de otros insectos (como los chinches) pero éstas son algunas pistas para ir centrando el tiro con los granitos:

Forma: es una protuberancia (lesión papular) con un puntito en el centro (por el picotazo). Las pulgas cuando pican continúan su marcha, no se “grapan” a la piel como las garrapatas.

Disposición en hilera: las pulgas no vuelan y las picaduras son parte de su particular baile de Paquito el Chocolatero: dan unos pasos, agachan la cabeza y pican, dan otros cuantos pasos, agachan la cabeza y pican. Y así, hasta que dan la faena por terminada.

Picor: los granitos pican y pueden sangrar.

Lugar: las picaduras de pulga aparecen preferentemente en articulaciones: tobillos, codos, rodillas y pliegues: axilas, ingles o bajo el pecho.

Pruebas del crimen: se pueden encontrar restos de sangre en las sábanas o la ropa (pelotillas rojizas o marrones). Las pulgas pueden succionar sangre hasta 20 veces la capacidad de su estómago debido a que mientras succionan van preparando estas “pelotillas” rojizas (es la comidita que dejan para alimentar a las futuras larvas y que mencionábamos anteriormente).

 

Podéis encontrar alguna foto de picaduras en el blog de la dermatóloga Rosa Taberner, quien, además, acaba de publicar un libro (enfocado a profesionales) recopilando los casos descritos en su blog. Rosa ha sido tremendamente generosa y quien quiera puede descargárselo gratuitamente aquí.

¿Cómo prevenir la picadura de pulga?

 

Fundamentalmente mediante la higiene:

Mascotas (perros o gatos). Lavándolas regularmente y utilizando insecticidas como las pipetas de Frontline o Advantix. El contenido de la pipeta se absorbe a través de la piel del animal almacenándose en las glándulas sebáceas y formando un reservorio que va saliendo al exterior poco a poco. Por eso su efecto puede durar meses.

Ganado (ovino, caprino, bovino, aviar). Hay que trabajar mucho con la pala y la manguera para que los porches o establos no sólo sean bucólicos por fuera, sino también por dentro. Además, deben usarse los parasiticidas adecuados (la pulga “del gato” es resistente a muchos de ellos), rodenticidas y evitar el contacto con otras especies infectadas (el clásico perro pulgoso que contagia a la oveja).

picadura de pulga

 

Humanos (o tigresitas). Para dar de comer al corderito no es necesaria la escafandra, pero tampoco se debe ir a cuerpo gentil. Las botas de goma altas están de moda (o lo estaban) y no hay mejor ocasión para darles salida que ponérselas al entrar a las naves de ganado o a los corralitos varios. Después, manguerazo a las Hunter y, por supuesto, fuera de casa (aunque eso en Alemania creo que se hace muy bien). Además, a partir de los dos años se puede utilizar un repelente natural con Citriodiol.

En casa. Ducha diaria para despedir a los amigos que hemos hecho en el campo. Cambio de ropa de cama y aspiración exhaustiva de colchones, sofás, sillones, silloncitos y alfombras varias ante la mínima sospecha. Se calcula que cuando la existencia de las pulgas se hace visible (el perro se rasca o nos descubrimos la picadura de pulga), un 5% está en las mascotas y el 95% restante, pululando a su alrededor. Si las pulgas se hacen fuertes, al igual que como ocurre con los chinches, puede necesitarse intervención profesional. Aquello de “hay que fumigar”.

 

¿Y si ya lucimos con orgullo picaduras de pulgas por nuestro cuerpo?

 

El tratamiento con antihistamínicos orales o corticoides tópicos puede estar indicado para aliviar los síntomas y evitar infecciones bacterianas posteriores (en ocasiones se originan debido a las heridas por el rascado frecuente). No se deben emplear en principio antihistamímicos tópicos ya que pueden ser fotosensibilizantes.

En niños pequeños, tener a mano alguna crema reparadora o refrescante (la famosa crema mano de santo) puede ser útil en estos casos.

 

El consejo de la boticaria

 

Aunque dice la canción que la vida pirata es la vida mejor, la vida en el campo tampoco está mal. Eso sí, tiene sus riesgos, y entre ellos está la picadura de la pulga.

Queridos residentes en el agro y queridos urbanitas que los fines de semana os dejáis caer por el Museo del Burro: los animales tienen bichos. Podéis tatuároslo por si se os olvida.

Hay que recordar que, aunque en la mayoría de las ocasiones los incidentes con insectos no pasan de la picadura y el rascado, frecuentemente puede generarse una infección secundaria a la picadura. Por ello, a todos los que os mezcláis con la fauna con cierta regularidad os recomiendo empaparos de las recomendaciones generales sobre repelentes de insectos y sobre el tratamiento de picaduras, incluidas las del mosquito tigre. Y ya puestos, también sobre repelentes de piojos y remedios para picaduras de medusa. Nunca se sabe si el bicho vendrá por tierra, mar o aire.

En cuanto a La Madre Tigre, salvo que me proteja a La Quinta y que empiece a replantearse esa costumbre alemana de saltarse el baño diario a los niños, prefiero no recomendarle nada. Ella sabe que un te lo dije con aplomo es de las cosas que más disfruto yo en el mundo.

¿Sabías que las pulgas aguantan hasta un año sin comer? ¡Despiertan hambrientas! -       

Powered by Vcgs-Toolbox

Si os ha resultado útil esta entrada y queréis echarme una mano con un voto en los Premios Bitácoras… ¡os lo agradeceré en el alma!

1. Haced click en la imagen siguiente

Votar en los Premios Bitacoras.com

2. Probablemente os saldrá el siguiente mensaje diciendo que para votar tenéis que identificaros. Lo más sencillo es que os conectéis con vuestro perfil de Facebook o Twitter y listo.
premios-bitacoras-registro

 

3. Tras el registro buscad el apartado de Mejor Blog de Salud e Innovacción Científica e introducid el nombre de vuestro blog preferido, es decir, boticariagarcia.com (si entrasteis haciendo click en la imagen de arriba probablemente ya os lo encontréis relleno). En el resto de apartados os dejo libertad de voto. Soy así de generosa.

 

premios-bitacoras-boticariagarcia

 

4. Ya sólo queda que hagáis click en votar abajo del todo.

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS POR VUESTRO APOYO!

Fuentes: 

 

Fuentes:

 

 

28 Respuestas a los Comentarios

  • mamagnomo8 septiembre, 2014 a las 09:20

    Por Dior bendito! Mira que yo soy muy fan pero esto me supera. Ayer me picaba todo de leerla por Twitter. Y yo no sé cómo no hemos cogido esos bichos de niñas: mi hermana le daba de comer a las cabras en chanclas!!! Y montabamos sin montura :S ahora ni se me ocurre. Ay! Que se desparasiten esas rubias, las 6, que tienen que eatar rascándose más que yo jajaja.

    Responder
    • boticariagarcia8 septiembre, 2014 a las 10:41

      Sobre todo a la sexta rubia, que es la más peligrosa de todas. La única peligrosa, me temo!

      Responder
  • remorada8 septiembre, 2014 a las 09:29

    xDDD!!!

    me río, pero cuando era pequeña la casa de mi padre recogió a muchos poetas malditos, y digo malditos porque nos trajeron pulgas! apenas mi madre vio las picaduras en hilera y las manchitas en mi sábana me puso en cuarentena y le dijo a mi padre que no volvíamos a su casa si no fumigaba… el se aprovechó de la situación y estuvimos 6 meses sin verlo. En ese tiempo editó un libro, una antología de los poetas malditos y okupas, que no trataba de “memorias de una pulga”, pero casi.

    Responder
    • boticariagarcia8 septiembre, 2014 a las 10:43

      A tu padre le cundió más qué a la familia Tigre en 7 días de granja. Aunque a saber qué son capaces de hacer ellos en 6 meses. Sabía que tu historia pulgosa no defraudaría. Me encantaría leer esa antología…

      Responder
  • Mamá en Bulgaria8 septiembre, 2014 a las 09:46

    Vaya parece la sinopsis de una novela negra, con tanto crimen, víctima y sangre jaja! Ahora me pica todo..
    Qué velocidad de redacción, de un día para otro un post completito. 🙂

    Responder
    • boticariagarcia8 septiembre, 2014 a las 10:44

      Cuando se trata de las siete plagas, la velocidad importa. Y sólo por imaginar a la tigre pensando en Tenias merece la pena.

      Responder
  • Macarena8 septiembre, 2014 a las 10:51

    ¡Pulgas! nosotros hemos hecho un curso avanzado sobre la prevención, erradicación y tratamiento: vivimos un año en un pueblo de 180 habitantes, veníamos de Palma en Mallorca, y además creo que para vivir en un sitio así se debe ser ‘nativo’, eso unido a que sólo había 8 niños en el cole (si, muy chulo desde fuera, pero…), nos hizo mudarnos a otro pueblo, este de 5000 habitantes, y cerca de una ciudad.

    Las ovejas que tan bonitas quedan en el camino tienen pulgas si el pastor no las desparasita por fuera, y las mascotas de la familia se convierten en portadoras. A mi hija le han llegado a hacer 60 picaduras en minutos.

    Funciona aspirar bien: bien quiere decir BIEN, colchones, rodapiés, muebles, sofás… bien quiere decir tirarse dos horas con la aspiradora. Y todas las otras medidas que tan sabiamente recomienda Marian, también funcionan, hago hincapié en la ducha, el lavado de sábanas y ropa con agua caliente, y ponerle pipetas y collar a gatos y perros.

    Añado que también pican en la cintura, y que si ya han picado alguna vez, conviene revisar las costuras de la ropa: se pueden esconder allí, no me preguntéis cómo saben que así pasan desapercibidas. Más: si por casualidad alguien atrapa una de un manotazo, retenedla hasta que la tengáis entre dos dedos y matadla apretando las uñas, no mueren aplastadas con el zapato como las cucarachas.

    Y a la Madre Tigre, que le sea leve, de todas formas, una vez se le coge el truco, no cuesta tanto deshacerse de ellas, eso sí: no es por ser aguafiestas, pero si no se mantienen las medidas de prevención pueden volver, y una sola puede poner muchos huevos, que miedo.

    Puaj, mira que hay pocos insectos que me den asco / miedo… pero desde luego las pulgas están entre ellos.

    Macarena.

    Responder
  • Mi Álter Ego8 septiembre, 2014 a las 11:58

    La que les tiene terror es mi madre porque es alérgica. No es que tenga una alergia severa pero, en cuanto la pica una, ya le pica todo el cuerpo y, claro está, eso no es nada cómodo. Jajajaja. Besotes!!!!

    Responder
  • Catalina de Mamatambiensabe9 septiembre, 2014 a las 09:56

    Ay! Pues creo que me he traido alguna saltarina del Retiro…será posible? En mi trópico querido, ese dónde vi la luz al nacer, se dice que las pulgas son de frío y montaña… Por eso dudé que los tres pares de piquetes que tengo fueran de pulgosa fuente. Tendré que revisar como bien dices, porque aún cuando también vivo a lo campestre (nunca al nivel de la tigresa) nunca nos habíamos visto afectados por tales “sifonápteros????”

    Responder
    • boticariagarcia9 septiembre, 2014 a las 16:59

      Lo de sifonápteros mola ¿eh? Como te comentaba por twitter, realmente lo que no les va bien a las pulgas son los extremos, ni mucho frío ni mucho calor. En el frío son capaces de hacerse fuertes aunque para desarrollarse les favorece una temperatura más calentita y la humedad.
      Siento que te llevaras un souvenir del Retiro. Eso es lo que pasa cuando se visitan sitios turísticos. Besos! 🙂

      Responder
  • mamapinta9 septiembre, 2014 a las 14:48

    Pues me parece que a mi primero y único le ha picado una este fin de semana en el campo, pensaba yo que había sido una araña la agresora pero por lo que veo, bien podría haber sido una pulga. Lo que no me queda claro (conste que he seguido el link) es lo de la crema mano de santo, podría recomendarme alguna para aliviar el muslillo del damnificado señora Boticaria? Gracias por su magnanimidad y sapiencia una vez más 🙂

    Responder
    • boticariagarcia9 septiembre, 2014 a las 17:02

      En el apartado de Niños y Embarazadas del enlace están todas las referencias a la crema “mano de santo”. En cualquier caso, te recomiendo la nueva “bepanthol calm” de Bayer o “stelatria” de Mustela para calmar, refrescar y ayudar a la regeneración de la piel en los peques. Un beso y gracias a ti por comentar!

      Responder
      • mamapinta10 septiembre, 2014 a las 08:53

        Gracias mil!! Buen día guapa 🙂

        Responder
  • Cristina26 noviembre, 2014 a las 13:48

    Buenas,

    a mi me ha picado pulga varias veces, una por cercanía con ovejas y tal y otra porque en la zona donde vivían mis padres hubo una plaga y se me metió en el coche. Madre mia. Son picaduras pequeñas pero muy jodidas!!! Pican muchísimo. Lo que mas me aliviaba era después de la ducha frotarme un limón, y luego pues alguna crema de las que venden en farmacias para aliviar el picor. Lo peor es que cuando andas o te mueves pica más. Es horrible, porque además en cero coma tienes bastantes…. Son picaduras muy molestas. Saludos

    Responder
  • Beatriz26 enero, 2015 a las 04:40

    ¡Gracias por este artículo tan amable con el lector!

    Ayer descubrí que las ronchitas de mis piernas no fueron producto de mosquitos, sino de pulgas (¿o chinches?). Y es que he regresado de un largo mes de vacaciones en la casa de campo, donde por primera vez llevé a mi mascota (un chihuahua muy guapo) y al parecer se divirtió mucho transportando bichos por todos lados.

    En fin, que desde que lo descubrí había estado de lo más paranoica e hipocondriaca. Hasta ahora. Tú artículo tan lleno de humor y palabras amables me ha dado un poco de calma y mayor seguridad para combatir a esos bichos tan odiosos que llegaron a la ciudad sin invitación.

    Responder
    • boticariagarcia27 enero, 2015 a las 12:21

      Te agradezco muchísimo tu comentario, me alegro de que el post te haya sido de ayuda!! Ánimo con esos bichejos y ya sabes, precaución la próxima vez! Un abrazo!

      Responder
  • ana25 abril, 2015 a las 09:27

    Huy yo llevo ya un año con esas malditas pulgas y no hay manera de q se vallan de mi casa se han instalado aqui y no paran de venir familiares de visita tengo dos gatos y vivo en la capital pero al lado de mi casa hay un escampado lleno de vegetacion abandonado y creo q allí se multiplican yo he probado de todo y no hay maneta de echarlas de mi casa , aspiradora duchas diarias pipetas a los gatos….ya no se q más me an dicho q hay unas pastillas q se les da a los gatos y las hembras de las pulgas se quedan infertiles o sea que no ponen más huevos eso es cierto ? Dime algo por favor gracias.

    Responder
  • Achilles Pain29 julio, 2015 a las 14:36

    I’m excited to discover this web site. I need to to thank you for ones time for this particularly wonderful read!!
    I definitely really liked every little bit of it and I have you book marked
    to check out new information on your web site.

    Responder
  • arantxeli30 julio, 2015 a las 16:09

    Ojiplatika me dejas kon lo de la infertilidad de esas pastillas!!!!

    Responder
  • elena5 agosto, 2015 a las 07:54

    Pues a mi me iría muy bien saber cuanto tiempo pasa entre que te muerde la pulga y empieza a picar…así sabría donde coño me estan picando!!!

    Responder
  • Emily3 octubre, 2015 a las 05:07

    Recien me pico una pulga y tengo una como roncha y como que me duele un poco, no se que hacer, me estoy asustando, ni me di cuenta, al dia siguiente por la mañana me di cuenta, en este momento mw puse mentol 🙁

    Responder
  • paty14 octubre, 2015 a las 07:45

    Estoy pasando este problema mi vecina a desbarató su casadas que era criadero de cuy de gatos y sólo nos separa una pared y resulta que m7 hijo esta picado todo su cuerpo unas ronchas como que siguen una línea estoy desesperada ya hecho de todo pero tal parece que sólo le siguen a mi hijo

    Responder
  • Asd4 abril, 2016 a las 15:41

    Hola, tengo un grave problema con las dichosas pulgas. No tengo animales en casa y desde hace una semana me devoran mientras duermo. He lavado todo, es aspirado todo y lo último q me queda por probar es tirar el colchón y comprarme uno nuevo o cambiar de habitación y no volver hasta q se hayan muerto todas!
    Sabes cuánto tardan en morirse para q pueda volver a dormir allí?
    Hay algún truco para q desaparezcan de mi vida??
    Ayuda!!!!
    Tengo el cuerpo como q tuviera varicela y esto pica…!!

    Responder
  • lu15 mayo, 2016 a las 03:13

    Hola!
    El post es una maravilla me moria de risa y tiene mérito ya q como la q me precede comentando, desde hace una semana una pulga no me deja vivir. No tengo animales, la debi coger en la calle saludando a algun cuadrúpedo. En fin, si q hay pastillas q hacen q si pica al perro gato etc se queden estériles. Me pregunto si hay lo mismo para nosotr@s.
    os comento que hace años ya, en la universidad tuve un problema similar y ko solucione lavando las sabanas a 90 grados y literalmente encharcando el parquet del cuarto con una fregona q tenia un poco de todo x si acaso vinagre amoniaco etc y tb infusion de romero. Lei q si bebes infusion de romero tu sudor se vuelve poco atrayente para los bichitos.
    tb me gustaría saber cuanto tiempo pasa desde q te pica gasta q realmente te escuece

    Responder
  • Smg15 noviembre, 2016 a las 07:33

    Yo no se si mis picaduras son o no se pulga por q ni tengo tantas ni en línea tengo 3 ronchas muy grandes en la cintura, pulgas en casa tengo estoy en proceso de desparacitacion de mis 4 gatos y 1 perro, mi miedo q tengo un bb de 20 días y aunq los animales están separados de las habitaciones creo q yo misma al manipular los animales las transportó, pánico me a dado de leer los comentarios y ver que hay quien se a tirado un año sin poder quitarse los vi checos de encima espero tener

    Responder
  • ISABEL27 junio, 2017 a las 17:45

    Hola, mis hijos han estado una semana de vacaciones en Marruecos y por el desierto, uno de ellos ha vuelto lleno de picaduras de pulgas. Hemos utilizado las medidas de higiene, ducha con gel antiparásitos, aspiradora y lavado de toda la ropa.Mi pregunta es cuantos días debemos seguir así??cambio todos los días las sabanas

    Responder
  • IreneHostess21 julio, 2017 a las 12:05

    A los desesperados:
    Yo vivo en la gran ciudad, no tengo mascotas y vivo sola..pues, desde hace unos cuatro años, todos los años cojo pulgas.
    Pican de dos en dos en hilera, les encantan “las dobleces”, como debajo del culito..y las picaduras tardan bastante más en desaparecer que las de los mosquitos(al menos, en mi caso..sé que pueden provocar dermatitis, así que depende de la sensibilidad de cada uno).
    Yo no las veo ni de blas, pero , con ver las picaduras, ya no me hace falta.
    La primera vez, me traje una o varias desde..un sitio rural , a 600 kilómetros!.
    Pues vinieron conmigo .Y..no quiero pensar dond vinieron, pero se agarran al pelo, así que..en mi cabellera o…Glup!
    Y , como aún no tenía experiencia, pasé unos días preguntándome qué era aquello, y otros cuantos, probando remedios naturales y..sin saberlo, conseguí que se me llenara la casa de pulgas!.
    Y eso sí que es grave..y mucho más difícil.
    (continuará)

    Responder
  • IreneHostess22 julio, 2017 a las 00:42

    A mí me gustan los remedios naturales como a la que más, pero creo que todos los insectos se están acostumbrando a los venenos, y están cada vez más resistentes..
    Si habeís llegado a la Invasión de Las Pulgas, es una desesperación..no hay repelentes específicos para ellas, y los insecticidas , collares y pipetas..son para animales..para nosotros, nada de nada. ..se siente una como una tonta, parece que solo te pase a tí y a nadie más!
    Y mientras, cada día, dos o cuatro habones más, si tienes suerte!.
    Antes de llegar a la opción fumigador, si son pocas aún, puedes atajarlas con el insecticida “Master Lac”, una laca que permanece bastante tiempo y que sirve para otros adorables bichitos, pero, para pulgas, también.
    Aspirar todo, lavar a más de 60 toda tu ropa, rociar con precisión los lugares donde te suelen picar, las lamas, el suelo, las maderas..vete de casa unas horas y , al volver, ventila muy bien y no friegues con agua en 24 horas, para no quitar la película que deja el spray.
    Si crees que las llevas contigo..tienes que sumergirte totalmente en alguna parte, hasta el último pelo de tu cabeza, hasta que se ahoguen.Todo esto a la vez que la campaña de fumigación de tu casa, porque, sino, a lo mejor, el único sitio “no venenoso” al que se pueden agarrar..es a tí, que las sacas del sitio fumigado y las pones a salvo.
    Si no funciona, usar con precaución la bomba insecticida Bayer.
    En cualquiera de los dos casos, haz un “recuerdo” a los 15 días( en función de su ciclo reproductivo).
    Y, para las picaduras, mejor que el amoniaco o la calamina , a mí me funciona genial el aceite del árbol de té, directamente aplicado, pues, aparte de quitar el picor, las desinfecta y las va secando.
    Actúa pronto y suerte con ellas!

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.