El Paciente Impaciente: Dia del Libro

Por si hay alguien que vive en su mundo, lo cual, dicho sea de paso, puede llegar a ser bastante saludable a nivel mental, hoy 23 de abril celebramos el día del libro. Desde luego no me negarán ustedes que soy de lo más original buscando excusas para volver a hablar de mi libro.

Ya sé que lo he pregonado en todas mis redes sociales, pero por si alguno de los que pasa por aquí no gasta de eso (algo que también es bastante saludable a nivel mental) debe saber que en esta casa estamos de celebración: justo ahora, cuando se cumplen dos meses del lanzamiento del libro, la segunda edición de El Paciente Impaciente ya está de camino. ¡LA SEGUNDA EDICIÓN! Cuando me lo dijeron yo estaba en la rebotica y Estrellita y Milagros se asustaron del grito que pegué. Las pobres me miraron intrigadas, pensando que sería algo importante. Cuando les dije de qué se trataba, pusieron esa cara suya de: ¡Ah, vale! Otra vez tu libro y tus cosas… Y siguieron discutiendo tranquilamente por unos albaranes de Cofares desaparecidos. Vamos, lo normal.

ar libro 2

Y es que nadie es profeta en su tierra, auque en mi caso me quejo poquito. A pesar de que Estrellita y Milagros piensen que he perdido el juicio, con esto de la promoción del libro he conseguido que un programa de televisión me grabe dentro del castillo de mi pueblo. Media hora de programa paseando las cámaras por Belmonte. Ahí es nada.

Claro, que en mi propia casa tampoco me tienen en alta estima (y eso que antes mis criaturas valoraban mucho mi libro). Cuando el lunes pasado le pregunté emocionada a mi hijo -de cuatro años- si iba a contar en la asamblea que había salido en la tele con su mamá, me contestó muy serio:

Lo siento mamá, pero no me apetece mucho decirlo. Ya he contado en el cole que he salido en la tele y en la asamblea no nos dejan repetir temas.

– ¿Que tú ya has salido en la tele, hijo? ¿Cuándo?

– ¡Pues en Semana Santa! ¿No te acuerdas? ¡Cuándo estábamos viendo la procesión desde el balcón de la Tia M. y nos enchufaron las cámaras!

Créanme que cumplió su palabra. Al recogerle en el cole no pude resistirme y pregunté a su profe:

– ¿Te ha contado que ayer salió en la tele, verdad?

– ¿Ayer? ¡No, mujer! ¡Hace mucho! El niño salió en la tele en Semana Santa cuando estuvo viendo la procesión en casa de su tía M…

Y mirándome con cara de “no te enteras de nada, ni siquiera de cuándo sale tu hijo por la tele” se dio la vuelta para llamar al siguiente niño de la clase. No sé cuánto le durará a mi hijo valorar con la misma ilusión salir en un primer plano en la tele que como un bulto desde 50 metros, pero ojalá sea mucho tiempo.

Entre mis amigas, mejor no hablar sobre sus comentarios:

– Mira hermosa, yo te quiero mucho, pero ¡cómo te vuelva a oír contar en una entrevista la anécdota de los supositorios pegados en los riñones apago la radio!

Para mi sorpresa, la mejor acogida ha sido sin duda entre los verdaderos protagonistas: los Pacientes Impacientes. En relidad yo quería llevarlo lo más discretamente posible en la farmacia, pero claro, el día en que se plantó en la puerta de la botica una furgoneta de Radio Nacional con una antena hasta el cielo y Chema García Langa empezó a entrevistar al vecindario, el tema de la discreción se complicó. Tampoco ayudó que los señores de Cuatro estuvieran grabando tres horas dentro de la farmacia una mañana de viernes. ¡Ah! Y no subestimen a mi parroquia de culto, porque les sorprendería saber cuántos de ellos me vieron el día que salí en La 2.

Lejos, muy lejos de molestarse (algo que me han preguntado en todas las entrevistas hasta la fecha y que parece preocupar mucho a los periodistas) mis Pacientes Impacientes me preguntan divertidos si salen ellos en el libro. Si alguno se molesta es precisamente por no haberle dado un papel protagonista o de reparto ¡con la cantidad de cosas que podías haber contado de mí! Y luego está la nueva categoría, los que directamente se lo compran y vienen para que se lo dedique: mis Pacientes Favoritos (me vendo fácil, la verdad).

Así pues, mientras yo sigo con mis bolos y mi tournée, les dejo disfrutando con el día del libro y sus múltiples festejos. No se olviden de visitar las librerías y por supuesto, siempre, las bibliotecas. Y por si alguien todavía no tiene su ejemplar de El Paciente Impaciente, se lo pongo fácil: los chicos de Blogueros TV sortean dos este fin de semana y estas son sus facilísimas reglas para conseguirlos. ¡Feliz día del Libro a todos!   

14 Respuestas a los Comentarios

  • Nuria23 Abril, 2015 a las 08:55

    Es mi regalo de Sant Jordi. deseando llegar a casa para devorarlo

    Responder
    • boticariagarcia23 Abril, 2015 a las 19:05

      ¡Muchísimas gracias Nuria! Espero que te guste ¡Ya me contarás!

      Responder
  • Arancha23 Abril, 2015 a las 10:22

    Se lo recomiendo a todo el mundo mundial.
    Lo devoré en 2 días y desternillada de risa.
    ¡Exitazo merecido, boticaria!
    A sus pies.

    Responder
    • boticariagarcia23 Abril, 2015 a las 19:07

      Si he conseguido que te rías un poco, es el mejor piropo que me puedes echar. ¡Mil gracias! ¡Un besazo de los gordos Arancha!

      Responder
  • Mi Álter Ego23 Abril, 2015 a las 10:38

    Feliz día del libro a mi celebrity favorita!!! El Gremlin mola mil. No se le sube la fama a la cabeza. Jajajajaja. Besotes!!!!

    Responder
    • boticariagarcia23 Abril, 2015 a las 19:08

      Siempre ha sido el mejor, con permiso de su hermanísima que ha tenido que liarlas muy pardas para hacerse hueco ante tal fenómeno de hermano… Un besazo preciosa!

      Responder
  • Elizabeth23 Abril, 2015 a las 13:57

    Hoy mismo me voy a autoregalar por el día del libro ‘El paciente impaciente’, estoy deseando leer anécdotas y comparar con todas las que vivo a diario en la farmacia donde trabajo y que sin ellas el mundo sanitario sería un simple trabajo mas.
    Un saludo! 🙂

    Responder
    • boticariagarcia23 Abril, 2015 a las 19:09

      Estoy convencida de que le vas a poder poner nombre y apellidos a más de uno y más de dos de los “Pacientes Impacientes” que desfilan por el libro… ¡son universales! Ya me contarás. Un beso y mil gracias!

      Responder
  • unfonendoenvillamocos23 Abril, 2015 a las 13:59

    Pues a disfrutarlo, hermosa. 🙂

    Responder
  • remorada23 Abril, 2015 a las 17:24

    Feliz primerdíadellibroensegundaedición!!! me ha encantado este post, ha sido como ver a dos de tus dosymedio blogs fusionados.

    Qué recuerdos, Boti, qué recuerdos!

    Responder
    • boticariagarcia23 Abril, 2015 a las 22:46

      Qué tiempos, Remorada, qué tiempos… fíjate que yo también lo he pensado y por eso hasta he enlazado el post de la asamblea… que me he puesto nostálgica, vaya! Un besazo amiga!

      Responder
  • Farmacia Andraca23 Abril, 2015 a las 21:25

    Felicidades Botiiii!!! Hoy mismo me comentaba una de las chicas de la farma que ya ha encontrado quiénes somos de los tipos de farmacéuticos… Pero no lo diré aquí 😉
    Tú ya has pasado al plano de farMAMAcéutica farmafamosa, así que a aprovecharlo!
    Sigue así, hermosa! A ver si no hay que esperar al próximo infarma para unas cañitas…

    Responder
    • boticariagarcia23 Abril, 2015 a las 22:53

      Digo yo que poco valemos si de aquí a un año no somos capaces de inventarnos una buena o mala excusa para tomarnos unas cañitas… ¡largo me lo fías! Un besazo y gracias por pasar por aquí (ya me comentarás en privado el análisis de tu compi…). Besazo!

      Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.