¿Cuál es la mejor postura para amamantar al bebé?

La mejor postura para amamantar al bebé es una de las grandes claves de la lactancia. Como algunos sabrán, la semana pasada celebramos el comienzo de la  Semana Mundial de la Lactancia 2017  con un post titulado ¿es mejor dar pecho o biberón?. Si se aburren en vacaciones, échenle un ojo a los comentarios. Les aseguro que no defraudarán su curiosidad.

Inexplicablemente, más de una y más de dos señoras se sintieron ofendidísimas porque mi post ponderaba los beneficios de la lactancia materna. Según ellas, mi post fomenta la culpa que ellas sienten por no haber dado el pecho a sus hijos. Y digo inexplicablemente porque hay una frase en el post que dice: si una madre debidamente informada, por el motivo que sea, decide no dar le pecho a su hijo, por mi parte no hay más que hablar. Además, para que a nadie se le escapara, ni siquiera a la más despistada de las madres que no han dado lactancia materna, puse la frase en negrita.

Pero aun así, hay quien decide ofenderse y yo no puedo hacer nada al respecto.

Siento que hoy en día siga existiendo falta de información para los padres. De hecho, me parece algo tan importante, que casualmente dedico bastantes horas a un blog con una sección llamada “pequebotica” y además he escrito un libro para padres primerizos.

Siento también que haya madres que se sientan mal por no haber podido dar lactancia materna y que no sepan como gestionar la frustración.

Pero sobre todo siento que los árboles no dejen ver el bosque y que esa frustración lleve a decir barbaridades como que no hay pruebas de que la lactancia materna sea lo que digo ser. Bueno, pues empiecen si quieren a leer evidencias por aquí. Hasta se las cuentan en forma de podcast.

Si alguien no quiere/puede dar el pecho, ya he dicho que me parece perfecto, pero no seamos ridículos negando la mayor. Y sobre todo, ya que somos padres, empecemos por hacer algo que se nos presupone, que es ser adultos y asumir nuestras decisiones. Sin arrastrar culpas ni salpicar a los demás con ella.

Y dicho esto, ahora sí, hoy hacemos nuestra particular clausura de la semana de la lactancia con este post para que, una vez elegida la mejor opción, la lactancia vaya para largo…

La mejor postura para amamantar al bebé

Encontrar la postura adecuada es el primer paso para una lactancia feliz y duradera. Lo de feliz no es por resultar cursi, sino porque un gran porcentaje de las grietas que amargan la existencia de la madre lactante son consecuencia de una mala postura. Estas son las tres claves para seguir una técnica correcta :

  1. El cuerpo del bebé no debe estar situado de lateral sino enfrentado con la madre. Como en la canción aquella de pechito con pechito y ombligo con ombligo solo que en esta ocasión sería algo así como cachete con pechito y barriga con barriga.
  2. El bebé debe abrir mucho la boca introduciendo gran parte de la areola, especialmente por la parte inferior. Si se observa más areola por arriba que por abajo de modo que el mentón del bebé esté tocando el pecho, vamos por buen camino.
  3. Los labios del bebé tienen que estar evertidos, es decir, hacia afuera. Nunca como si el bebé fuese a tocar un trombón con los labios hacia adentro.

mejor postura para amamantar

¿Es normal que la madre sienta dolor cuando amamanta al bebé?

No, aunque puede suceder en algún momento por un mal agarre puntual, en general madre no debe sentir dolor.

Si se siente dolor, suele ser porque algo no se está haciendo correctamente. En este caso hay que corregir la postura lo antes posible para evitar que ese roce continuo acabe convirtiéndose en una grieta. Una vez que aparece la grieta, el dolor sí es un desafortunado compañero de viaje.

 

¿El bebé tiene que mamar siempre de los dos pechos?

No es necesario que el bebé mame de los dos pechos en cada una de las tomas. Puede mamar de un solo pecho o de los dos. Lo que sí es interesante siempre es que vacíe los pechos alternativamente ya que la composición de la leche materna varía durante la toma: al principio la leche tiene una composición más acuosa y después, más rica en grasa.

¿Quieres saber más?  El Moco Radiactivo te espera

Si sois padres primerizos (o estáis a punto de serlo) os recomiendo echar un vistazo al único, al inigualable, al inconmensurable libro titulado “El Moco Radiactivo”. En él no sólo encontraréis información sobre las dudas más frecuentes en lactancia materna y alimentación complementaria, sino también sobre los cuidados básicos del primer año de vida del bebé.

Otros posts relacionados que quizá puedan interesarte:

Imágenes:

Wikipedia

Lucreativo (bebé mamando)

6 Respuestas a los Comentarios

  • Isabel7 Agosto, 2017 a las 19:23

    ¡¡GRACIAS!!
    Soy farmacéutica y miembro de un grupo de apoyo a la lactancia materna y la verdad, se agradece que alguien de la profesión que llega a tanta gente deje un poco las cosas claras en este tema, el agradecimiento de las madres que consiguen superar los problemas es recompensa suficiente, pero una se cansa a veces de encontrar tanta ignorancia y tantas barreras.

    Responder
  • Fresita7 Agosto, 2017 a las 19:51

    Hola, muy fuerte me parecen las señoras ofendidas… cada cual que haga lo que quiera con su vida, pero no se puede negar lo evidente, lo que es natural y lo que una mujer es capaz de hacer con su cuerpo. Es una pena que la industria, durante décadas, hayan querido implantar el uso del biberón como sustituto de la lactancia materna. Y todo esto ha pasado factura a nuestra sociedad machista que ha querido quitar a la mijer la idea de que ella puede con esto y con mucho mas. Un sociedad donde la mujer tiene solo 16 semanas de baja maternal que es una verguenza de lo corta que es (la OMS recomienda LM hasta los 6 meses… bastante mas semanas). Es muy fuerte que hoy en día todavía exista tanta desinformación acerca la lactancia materna, que todavía existan algunas madres y suegras que esten presionando para que la madre del bebé le de el biberón porque así ellas lo hicieron y creen que que es lo mejor… cuantas madres recién paridas tienen que afrontar la dura etapa de la lactancia con estas presiones familiares y de algunos que equipos médicos!!!! Cuanto daño ha hecho la industria por favor!! Que ciegas algunas madres!!! Poco a poco va mejorando pero todavía hay un largo camino que recorrer, para volver a los inicios, cuando la LM era lo mas normal del mundo. Que verguenza debería dar a aquellos que ver LM en la calle les molesta o les ofemde, pero no les molesta ni ofende ver una mujer haciendo topless o desnuda en una pelicula…. qué manipulados estáis, por favor!!!!!

    Responder
  • C108 Agosto, 2017 a las 09:36

    Hola!
    Mi padre te escucha por la radio y me regaló “El moco radioactivo”, me ha encantado, y me he reído mucho, muy ameno.
    Con el tema de la lactancia, me gustaría preguntarte si hay alimentos que perjudiquen. He oído varias veces que no es bueno que la madre tome lácteos porque le da aires al bebé, y no sé si es realidad o ficción.
    Por otro lado, ¿hay que seguir evitando la carne poco hecha, el pescado sin congelar y los quesos de leche cruda durante la lactancia?
    Muchas gracias. Un saludo

    Responder
  • da lástima que esté tan abandonado8 Agosto, 2017 a las 11:04

    Es imposible aceptar, pero hay que hacerlo, que a estas alturas, pleno siglo 21, tenga que existir una boticaria inteligente para explicar a las mujeres cómo amamantar correctamente. Y como se lee en comentarios, tanto que hay que hacer. Parece mentira que esté tan dejado de la mano un tema tan importante y lindo, maravilal de vida y amor, cuidado, unión con milagro existencial.
    La falta de amor a la naturaleza humana, la censura atroz a la que se viene sometiendo desde siempre actos tan naturales como éste, debería avergonzarnos antes que hacernos creer que somos lo má sde lo más, los dignos limpios y puros que no tiene nada que ver con la Naturaleza que nos da vida. En el trasfondo también se nota el tufo del poco amor hacia la mujer, del conocimiento verdadero de su importancia en la especie humana. Debería hacerse un cisma global para elevar la figura de la mujer, que de igualdad nada, que nosotros no valemos tanto que no tenemos sino estupideces heredadas en la mente que así anda el mundo como anda.
    Más de estas cosas deberían explicarse, porqeu la Naturaleza humana es preciosa y no merece la brutalidad de miras con que aún se le castiga.

    Responder
  • Jaione8 Agosto, 2017 a las 12:31

    Yo di el pecho hasta los 15 meses y ahora que estoy embarazada también se lo quiero dar a la que viene.
    Pero muy al contrario que muchos comentarios… creo que la sociedad está totalmente enfocada a que si no das el pecho eres mala madre. En tu post, boticaria, no, ni en el de Madre Reciente. Digo en sí en la sociedad. A mí me tardó 5 días en subir la leche y no tenía ni calostro, pues en el hospital por pedir algo de ayuda hasta que la leche me subiese me “amenazaron” de que si “empezaba así” no daría el pecho y no sé cuántas cosas más… me complicaron muchísimo la lactancia porque el niño me destrozó el pecho con grietas, sangre y pus. Las pezoneras me salvaron esa lactancia. Y cuando ya no tenía las grietas pude disfrutar de ella. Si el niño no hubiese estado tan desesperado por comer y a mí no me hubiesen amargado de pensar que era mala madre por querer ayudarle con lactancia artificial todo hubiese sido mucho más fácil.

    Responder
  • Jaione8 Agosto, 2017 a las 12:35

    por cierto, a la que comenta lo de qué puedes comer y qué no… disfruta!! ya puedes comer de todo!! de hecho hay muchísimos medicamentos compatibles (visista e-lactancia.org). Por supuesto cuanto mejor y más saludable comas, mejor para ti y para tu bebé. Pero ya han pasado esos meses de tener que controlar lo que comes y lo que no comes. Y si te pones enferma de gastroenteritis o costipados o… varios, no te de miedo darle el pecho, le pasarás anticuerpos. Siempre vete al medico y que te recomiende, pero sin miedo a darle el pecho, que es lo mejor que le puedes dar!

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.