Despedida…

Hace dos años por estas fechas, tuve la gran oportunidad de incorporar el blog en la cabecera de la Revista AR. Recuerdo perfectamente la primera reunión en la redacción y aún me duele la factura de teléfono que pagué cuando después de la misma llamé a Natalia a Alemania desde la boca de metro de Fuencarral (no me podía esperar a llegar a casa) para contarle los detalles. Aquello era una fiesta.

Por aquel entonces, en paralelo, estaba firmando con La Esfera de los Libros el contrato del futurible “El Paciente Impaciente”, que por supuesto aún no tenía ni nombre. Fue un verano de cambios y de mucha ilusión en un proyecto que en realidad tampoco merecía el nombre de “proyecto”. Simplemente yo había empezado a escribir en Internet sobre lo que me gustaba y la cosa se estaba animando.

Empezar a escribir en AR fue un antes y un después en mi vida de blogger, y casi diría que en mi vida en general. En primer lugar, no nos engañemos, por las pedazo de fotos que me hicieron justo antes de entrar. Nunca estaré tan mona como en esa foto del traje morado y el taconazo y lo sabemos todos. Sobre todo mi marido, que compró todos los ejemplares del kiosko en la playa cuando salí en aquel primer número de agosto. En realidad, entre mi marido, mi madre, mi abuela, y todos nuestros amigos que decidieron entrar en la competición de fotografiar a sus hijos con la revista y enviar las fotos por Whatsapp, la tirada debió de agotarse casi antes de salir.

En segundo lugar porque con la entrada en la revista el blog pasó de ser un hobby a ser un hobby con objetivos. Fue un verdadero estímulo para escribir más e intentar hacerlo mejor. Y sin duda fue también diferencial contar con los recursos de un gran medio como Hearst Magazines a nivel de difusión. Mi gran objetivo siempre ha sido (y es) luchar contra el Dr. Google, y desde AR he tenido muchas más armas para hacerlo.

Creo que a nadie se le escapa a estas alturas que este post suena a despedida. Es el último post que escribo en AR y lo hago desde el profundo agradecimiento por todo lo que he aprendido, por la generosidad con la que me han tratado y, en definitiva, por haberme hecho sentir no como en casa, sino en casa. Bueno, y por haber puesto en portada el año pasado aquello de “Verano a Salvo con Boticaria García, la farmacéutica más famosa de España“. En mi pueblo todavía se comenta.

Tengo muchas personas a las que dar las gracias en la revista, comenzando por su directora Pilar García Vázquez. Desde el primer día todo fue muy fácil gracias a ella y esa primera impresión se ha mantenido a lo largo de estos dos años. Gracias por el apoyo constante en los múltiples saraos en los que me he ido metiendo, por tenerme siempre en mente y por todo el cariño recibido. Gracias también a Ana Multigner y a Benedetta Poletti por su generosidad y por su tiempo. Y por supuesto, gracias una vez más a Amaya Ascunce por ser una tía maja que contesta a los mails de gente que apenas conoce y encima les sigue el rollo. Insisto, ella es de lo que ya no se fabrica.

Gracias también a tooodo el equipo de redacción. Aunque seguro que me dejo a alguien no quiero dejar de mencionar a aquellas personas con las que he trabajado más directamente durante este tiempo como María Ángeles Aragoneses (a la que le debo un dueto en el Toni2, de esa no te escapas), Teresa Olazábal, Sonia Fornieles, Óscar de Jara, Mila Fernández, José Miguel Torrente (aunque con Torrente empecé regular al final creo que he conseguido caerle medio bien… no sé, no sé… tendrá que confirmármelo…). Seguro que me estoy olvidando de alguien, lo siento… pero no me dejo a María José Riaza, con quien mi comunicación ha sido casi diaria durante mucho tiempo. Según Gmail, tengo más de 150 hilos de conversación con Mariajo. A una media de 4-5 mails por hilo son varios cientos de mails los que nos hemos intercambiado por motivos varios en los que si algo no ha faltado es el buen humor y las risas. Ya lo sabe ella, lo que Getty ha unido que no lo separe el hombre. ¡Gracias por todo queridísima!

Ya sabéis que no soy yo de ponerme tierna en general, pero hoy es un día especial y emotivo para mí. Como dice Julito, podría decirse que en esta casa he pasado de niña a mujer y nunca olvidaré a quienes me dieron la oportunidad de crecer. Me tendréis siempre a vuestra disposición para cualquier cosa en la que esta boticaria os pueda ser de ayuda (si es legal, mejor, si no… por la amistad que nos une siempre podremos hacer un apaño).

A todos los demás… os espero por aquí mañana temprano. Si os frotabais las manos pensando que os librabais de mí, estáis listos.

GettyImages-525372017

 

 

10 Respuestas a los Comentarios

  • Pepe30 junio, 2016 a las 11:36

    Engaaaaaaaaa!!! Alegra esa carilla que seguro es para mejor. Besote!

    Responder
  • Mo30 junio, 2016 a las 11:51

    Hola hermosa! Te comento poco por logísticas complicadas, pero te leo mucho 😉
    Me alegro de que hayas podido disfrutar de esta etapa tan enriquecedora y de que te hayas convertido en la boticaria más dicharachera del reino. 😉
    Me parto con lo del apaño, jajajaja!
    Besotes!

    Responder
  • Anto30 junio, 2016 a las 12:00

    Si algo bueno tienen las despedidas es que cuando miras para atrás puedes ver todo lo que has aprendido, y aunque tienen algo de tristeza, seguro que pronto se compensa con alguna alegría! Un saludo!

    Responder
  • Jose Maria30 junio, 2016 a las 13:17

    … al andar se hace camino y al volver la vista atras
    se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar ,
    caminante no hay camino…
    pero estamos en ello
    fdo. Colegio de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos.

    Responder
  • Amaya30 junio, 2016 a las 13:44

    :_____(((( Suerte titi!

    Responder
  • candela30 junio, 2016 a las 17:05

    animo niña , yo te leo desde hace mucho y no opr AR , tu publico te es fiel gracias por tus consejos que son muy utiles , un besooooooooooooooooo

    Responder
  • ANNA P30 junio, 2016 a las 18:09

    Oh!! Vaya sorpresa boti. Mucha suerte y un abrazo muy grande. Seguimos en tw!!

    Responder
  • Ana30 junio, 2016 a las 19:13

    Aquí otra que no comenta casi nunca… Pero ahora venzo la pereza (y la vergüenza un poco también) para decirte que tienes un blog excepcional, y que escribas donde escribas, y hables de lo que hables (de Gremlins, de maternidad o de salud…) es un verdadero placer leerte. Escribir un blog que se lee con la sonrisa en la boca hablando de antiestrías, hemorroides o analgésicos, nena… no es nada fácil. Larga vida al blog y muchísimas gracias!

    Responder
  • Mi Álter Ego1 julio, 2016 a las 11:06

    Las despedidas siempre tienen un deje amargo pero tú sabes hacerlas divertidas. Los caminos de cada cual siguen y lo bueno es que siempre se puede tomar un desvío para reencontrarse. Un besote!!!

    Responder
  • José Antonio4 julio, 2016 a las 20:13

    Ánimo, que aquí seguiremos leyéndote los irreductibles!!

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.