¿Es mejor dar pecho o biberón al bebé? Semana de la lactancia 2017

Hoy, uno de agosto, es buen día para plantearse si es mejor dar pecho o biberón al bebé. ¿Por qué? Porque además de celebrar que más de media España comienza sus vacaciones, celebramos la Semana Mundial de la Lactancia Materna.  En este enlace podéis encontrar información sobre las áreas temáticas en las que se va a desarrollar esta campaña.

En la web podéis descargaros este póster, por si os interesa ponerlo en vuestra farmacia, consulta, etc.

es mejor dar pecho o biberon

 

¿Es mejor darle pecho o biberón?

Y es que parece mentira que a estas alturas de la película sigamos recibiendo este tipo de preguntas. Aunque todo el mundo tiene más o menos claro que la lactancia materna es la mejor opción para el bebé, aún sigue habiendo falsos mitos o miedos. Es frecuente escuchar en la farmacia a muchas madres comentando frases como: “Es que tengo poca leche”, “Es que mi leche no alimenta”, “No coge peso por mi culpa”, “Se queda con hambre”, etc.

Salvo raras excepciones (generalmente por enfermedades del niño o de la madre) no hay ningún motivo por el que la madre no pueda dar el pecho al bebé. La composición de la leche materna es bastante similar en todas las mujeres y el hecho de que los pechos “se desinflen” se debe principalmente a una regulación en la frecuencia y cantidad de tomas por parte del bebé. ¡No hay de qué preocuparse!

Estas son cinco buenas razones para dar el pecho a tu hijo

 

  1. Mortalidad infantil.

La leche materna contiene anticuerpos que protegen al bebé frente a posibles enfermedades como diarrea, otitis media o infecciones de las vías respiratorias. Los fallecimientos a causa de estas enfermedades son menores entre niños que toman pecho.

  1. Enfermedades crónicas.

Además de proteger al bebé frente a infecciones, la lactancia materna también puede ayudar a prevenir algunas enfermedades crónicas que no suenan apetecibles como alergias, diabetes, hipertensión, cáncer, enfermedad de Crohn u obesidad. Los bebés alimentados con lactancia materna en exclusiva durante seis meses están expuestos a un menor riesgo de sobrepeso y obesidad.

  1. Desarrollo intelectual y motor.

Por dar pecho a nuestro hijo no vamos a convertirlo en Einstein, pero algunos estudios apuntan a que los niños alimentados al pecho alcanzan mejores resultados en pruebas de desarrollo intelectual y motor, en comparación con los que no son amamantados. No se conocen bien los mecanismos por lo que esto sucede aunque puede estar relacionado con la presencia en la leche materna de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (los famosos omega 3), conocidos por su importancia para el crecimiento y el desarrollo cerebral.

  1. Salud materna.

La lactancia materna estimula la liberación de la oxitocina, una hormona que ayuda a contraer el útero y reducir el sangrado de posparto. Además, las madres que amamantan tienen menor riesgo de sufrir cáncer de mama o cáncer de ovario.

También tiene un efecto de anticonceptivo natural, suprimiendo la menstruación. ¡Ojo! Que nadie se venga arriba con esto que puede acabar como yo, preñada a los cinco meses de parir a mi primogénito.

  1. Economía.

Parece imposible que todas las ventajas anteriormente mencionadas se puedan conseguir con un alimento que es gratis. ¡Gratis! La lactancia materna supone un considerable ahorro en fórmulas artificiales, biberones, esterilizadores y otros artefactos infernales. Indirectamente también puede suponer un ahorro evitando el coste del cuidado de salud del niño enfermo.

es mejor dar pecho o biberón

¿Si no doy el pecho voy a arder en las calderas del infierno?

Siendo objetivos, la leche materna es el mejor alimento para un bebé desde el punto de vista nutricional y es importante animar a las madres a amamantar a sus hijos durante seis meses en exclusiva, tal y como recomienda la OMS.

Dicho esto, si a pesar de considerar toda esta información una madre decide conscientemente alimentar con biberón a su hijo, por los motivos que considere oportunos, su decisión debe ser respetada. En mi opinión, no hay más que hablar.

Las fórmulas infantiles están diseñadas para que los bebés puedan cubrir adecuadamente sus necesidades nutricionales. Trasladar un sentimiento de culpa con miradas asesinas, cuchicheos y reproches velados a una madre que ha elegido libremente, puede generarle una ansiedad que repercuta negativamente también en la salud del bebé.

Todo esto y mucho más en El Moco Radiactivo…

Si sois padres primerizos, os recomiendo echar un vistazo al único, al inigualable, al increíble libro para padres primerizos “El Moco Radiactivo”. En él encontraréis información sobre las dudas más frecuentes en lactancia materna. ¿Existe algún “truco” para aumentar la leche materna? ¿Cuáles son los mitos más frecuentes sobre la lactancia materna? ¿Cuál es el mejor biberón? ¿Qué diferencia hay entre las leches de fórmula? ¿A qué edad puedo introducirle la alimentación complementaria? ¡Y mucho más!

Otros posts relacionados que quizá puedan interesarte:

 

 

 

54 Respuestas a los Comentarios

  • Pepe1 Agosto, 2017 a las 09:47

    Muy buena entrada y mejor aún el apoyo a la lactancia materna. ¡Eso siempre!
    Si me lo permites te añado un motivo a esos cinco ¿vale? Ecología, la lactancia materna no deja la huella hídrica que se genera para producir la leche artificial, ni impregna el ambiente de CO2 para su transporte, ni requiere la fabricación de envases de plásticos diversos para su administración, que, al final, siempre acaban, en el mejor de los casos en un contenedor.
    ¡Feliz verano!

    Responder
  • chema1 Agosto, 2017 a las 09:48

    Seria deseable que se publicasen qué estudios corroboran eso que se dice. Porque hasta donde yo se, esos estudios no existen. Y no vale eso de decir “infinidad de estudios” o colocar links de magufos y tal. No hay estudios serios concluyentes al respecto.

    Saludos

    Responder
  • Airam1 Agosto, 2017 a las 10:13

    Me parece muy bien todo eso de ka lactancia Materna pero creo que se devería explicar bien las cosas porque no es tan bonito como se dice…. a muchas mamas se le agrietan los pezones y en vez de ser un momento bonito con tu bebé es un calbario. yo a mis hijas las e dado leche de fórmula y están estupendas decir que intente dar el pecho a la mayor y aparte que no se enganchaba me perdió un 14% de peso…. con lo cual me la dejaron ingresada solo permiten un 10%, con esto quiero decir que todo no es el pecho ….. es disfrutar del momento con tu bebé

    Responder
    • Caire kibuc1 Agosto, 2017 a las 15:21

      Discúlpame, lo que es un calVario

      Responder
    • Caire1 Agosto, 2017 a las 15:24

      Discúlpeme, lo que es un calvario es intentar leerle. Por favor, haga un esfuerzo en escribir mejor si va a dar su opinión en un sitio público. Todo el mundo lo agradecerá

      Responder
      • Mamá Pingu2 Agosto, 2017 a las 09:28

        Caire, lo que es un calvario es ver faltas de respeto como la suya, se nota que el comentario de Airam está escrito con prisas.

        Por favor, revise su empatía.

        Responder
  • Leiser1 Agosto, 2017 a las 12:03

    Segúndepende… Mi hija tenía poca leche, tenía que usar unos aparatos rarísimos e incomodísimos para sacársela, y mi nieto pasaba encima más hambre que el pavo una rifa, y además, como es natural, con el riesgo de quedar bajo de defensas. Ahora toma leche maternizada -bueno, ahora ya toma de casi todo- y está fuerte y sano, y mi hija tranquila. Generalizar en estas cuestiones…

    Responder
  • Carmen1 Agosto, 2017 a las 12:09

    No hay ningun estudio serio que confirme lo que dices. Para poder dar 6 meses seguidos el pecho a tu bebe no solo no tienes que trabajar, sino que no tienes que vivir.

    Responder
    • Silvia1 Agosto, 2017 a las 17:25

      Disculpa, pero yo he amamantado a mis dos hijos, al mayor hasta los 2 años, y con el pequeño ya llevo 6 meses. Y trabajo y tengo vida. Con el primero trabajaba en un laboratorio en EEUU, me incorporé a las 8 semanas porque allí no tienen bajas reguladas, pero me podía sacar las leche y se la daban en biberón al bebé. Ahora soy profesora de Universidad y pienso seguir amamantando hasta que me canse.

      Responder
    • Mer1 Agosto, 2017 a las 19:37

      La lactancia materna es el alimento perfecto para el bebé, la de fórmula intenta imitarla.
      He dado «teta» a mi hijo 3 años, y trabajaba… es sacrificado, pero se puede.
      .

      Responder
    • María José1 Agosto, 2017 a las 23:24

      Yo le di dos años a mi primera hija trabajando. El trabajo no es excusa, pero sí tienes que tener ganas y estar motivada porque en el tiempo que estás trabajando hay que sacarse leche con el sacaleches, al principio. Después tus pechos se adaptan a las tomas habituales del bebé. Con mi segunda hija ya voy por el año, y me satisface mucho mucho darle pecho. Para mí no es un calvario. Al principio es duro, pero tiene más beneficios que prejuicios

      Responder
    • Yo misma,2 Agosto, 2017 a las 00:07

      Para nada, a mi primera hija estuve dándole el pecho 2 años y pico y yo decidí dejar de darle y a día de hoy tengo un bebé de 2 meses que igualmente pretendo darle otros sos años, claro que se puede, sino cuando existía la leche de fórmula… Tu me dirás…. Aquí estamos, un saludo

      Responder
      • Mamá Pingu2 Agosto, 2017 a las 09:33

        Cuando no existía la leche de fórmula se usaban nodrizas.

        O si no podías amamantar tu lo amamantaba otra persona cercana.

        Hoy en día no es necesario usar a las personas para que lacten a bebés que no son suyos, con todo lo que ello implica.

        Responder
    • Raquel8 Agosto, 2017 a las 09:37

      Una más que siguió amamantando a sus hijos tras la baja maternal (con la mayor me reincorporé a las 16 semanas justas y con el pequeño casi a los seis meses). Ambos mamaron hasta los 24 y 26 meses respectivamente. Y yo hacía mi jornada completa, me sacaba leche y, además, vivía.

      Responder
  • Sleva1 Agosto, 2017 a las 12:12

    Yo estoy totalmente de acuerdo en la lactancia materna. Pero ya no es solo el hecho de una madre elija o no libremente dar o no. En mi caso no pude darle el pecho el no quiso engancharse. Me sentí fatal. Y todos estos post no ayudan a que una madre que no ha elejido, si no se le ha impuesto por la circunstancia se sienta mejor.

    Responder
    • Leiser1 Agosto, 2017 a las 12:35

      No entiendo por qué se sintió fatal. ¿Fue culpa suya que no se enganchara? Cosas que pasan… Ya sabemos que la lactancia materna directa y natural está recomendada, pero algo tendrá que comer el crío; si no, no crece.

      Responder
    • Tiff1 Agosto, 2017 a las 14:09

      Totalmente de acuerdo. Entiendo que la lactancia materna sea “lo ideal”, pero hay muchos factores que impiden tener una lactancia adecuada “según lo recomendado por la OMS”: en mi caso sólo pude dar el pecho 2 semanas porque no me subió la leche (porque sí, señores, eso sí que pasa, por mucho que en este post se diga lo contrario!!) y mi hija perdió más del 10% de su peso. A eso hay que sumarle todo el estrés que supone ser primeriza, el cansancio físico tras el parto, las pocas ayudas por ser autónoma, la necesidad de volver a trabajar, la impotencia del padre por no poder ayudar etc Y desde luego, que este tipo de posts no ayudan EN ABSOLUTO a todas estas madres que no hemos podido dar el pecho y cargamos con el sentimiento de culpabilidad por no poder dar el pecho y se nos crucifica por ello…

      Responder
      • RNV1 Agosto, 2017 a las 15:03

        Yo estuve muy deprimida por no poder dar el pecho por una enfermedad… No ayudan nada de nada estos post. La próxima vez elijo FÓRMULA. Mi hija está como una rosa a pesar de beber leche de bote. Es un tema muy delicado con el que se frivoliza muy a menudo. A más de una me gustaría a mí verla…

        Responder
        • Mamá Pingu2 Agosto, 2017 a las 09:37

          Es increíble la de mujeres que lo hemos pasado mal por el tema de la lactancia. Ya basta. No queremos sentirnos culpables.

          He creado una red de apoyo para madres y familias no lactantes. Si queréis participar, he puesto el enlace, si pincháis en mi nombre os llevará al blog.

          Responder
          • Mamá Pingu2 Agosto, 2017 a las 09:39

            ¡Perdón! Me equivoqué al poner el enlace. ¡No es ese mi blog!

            Es wordpress, no blogspot. Ahora lo he puesto bien.

            ¡Lo siento!

      • Laura2 Agosto, 2017 a las 16:51

        Amén a todo, TIFF. Recuerdo sobre todo la impotencia de mi marido queriendo ayudar, y no sabia cómo. Si le decía que insistiera yo le decía que a él querría yo verle con esas grietas y sin dormir nada. Si me animaba a biberón me enfadaba con él por no apoyarme… Malditas hormonas. Recuerdo mi posparto como una nube negra hasta que di al niño el primer biberón y tras él durmió 3 horas seguidas. Y el siguiente se lo dio el padre y con eso encadené 6. No me creía tanta felicidad. Por no hablar de que yo pensaba que tenía un niño de alta demanda (otro término también de moda) que dejó de serlo mágicamente en cuanto empezamos con biberón. Qué curioso, verdad? En fin, que el pobre lo que tenía era hambre.
        También me siento identificada con la sensación de querer trabajar, de volver a ser yo, cosa imposible si tienes un niño pegado a la teta 24 horas al día. Recuerdo a mi marido dándome la cena porque yo necesitaba las dos manos para sostener al niño, las pezoneras, y noseque más artículos. En esos momentos me echaba a llorar y me sentía esclavizada, a la vez que culpable. No tendré más, pero si los tuviera… Biberón!

        Responder
  • Patri1 Agosto, 2017 a las 12:29

    Cuando nació mi hija no me subió la leche.La verdad es que lo pasé bastante mal, porque era algo que yo había tenido clarisimo que quería hacer.Por supuesto le tuve que dar leche de fórmula y ahora que mi niña tiene 16 meses os puedo decir que no me arrepiento de nada.No se me ha puesto mala nunca(ahora es la primera vez que ha tenido fiebre por anginas) y ha estado en guardería y todo.Sin embargo mi compañera de trabajo tiene a su niño que se lleva 17 días con la mía y desde que nació ha estado el pobre malito…que si otitis…que si gastroenteritis…vamos todas las itis que se puedan tener…vistas a urgencias de madrugada y todavía le está dando el pecho.
    Que es mas barato…por supuesto que si…pero sinceramente, creo que la lactancia materna está sobrevalorada…El niño que es de ponerse malito lo va a estar con leche materna o no…
    es mi opinión por supuesto…pero también decir que si volviese a tener un bebe, intentaría darle el pecho otra vez.

    Responder
    • María jose1 Agosto, 2017 a las 17:57

      Totalmente de acuerdo contigo, a mi me pasó algo parecido, siempre he quise dar pecho pero no aguante ni un mes( apenas subida, cólicos de riñon para mi durante dos semanas, perdida peso de m hijo) tardé demasiado en pasarme a la leche de fórmula.

      Responder
    • Laura2 Agosto, 2017 a las 16:38

      Totalmente de acuerdo, si es un niño enfermizo o no no depende de eso, todas conocemos infinidad de casos de alérgicos a todo alimentados a pecho y niños de biberón que nunca se ponen malos. Y viceversa. Y en cuanto a la economía, basar una decisiónasi en ahorrarse o no unos euros… Si no te salen las cuentas igual era mejor no tener hijo porque a partir de ahora todo va a ser gastar…

      Estoy de acuerdo con que la lactancia está ahora sobrevalorada, si se da bien estupendo, pero si no, biberón y a correr. Yo no estuve dispuesta a hipotecar un número indefinido de meses de mi vida sin poderme separar del niño ni una hora, dejar de dormir, no poder ni salir al médico sin el, ni darme una ducha, no no. Le di dos meses y no sé ni cómo. Yo sí que sí tuviera otro no lo dudaría, biberón desde el primer día. Para mí lactancia materna=nueva esclavitud para las mujeres

      Responder
  • una que va1 Agosto, 2017 a las 12:46

    Como ves, boticaria, no son “raros” y porque “tengan alguna enfermedad la madre o el niño” los casos en los que la leche no sube. Deberías contrastar algo más los datos, no sólo porque tengas una carrera tienes que saber de todo, aunque claro, quizá deberían hacerlo a nivel nacional, saber por qué no sube la leche y saber cual es la incidencia del fracaso en la lactancia materna cuando hay, por ejemplo, una inducción o una cesárea.

    La lactancia materna es necesaria, sí, pero si no se puede no se puede, dejemos ya de fomentar sectas que lo único que hacen es crear culpabilidades cuando no se puede.

    Responder
    • Patri1 Agosto, 2017 a las 13:05

      Yo no tuve cesaria ni inducción y la verdad es que mi salud es de hierro .Simplemete no me subió la leche. Quizá esto tenga un componente genético, ya que a mi madre tampoco le subió y como bien digo tengo una salud estupenda y también soy niña de biberón.
      Creo que todo esto de la lactancia materna se nos está yendo de las manos. ¿Que previene la obesidad? y si la madre le da leche materna pero luego no le da buena comida y le infla a bollos o dulces? Por favor, seamos serios y rigurosos….vale ya de sacar de quicio las cosas.
      Conozco casos de todos los colores y cada uno ha sido alimentado de una manera…así que a mi ya no me vale eso de que es lo mejor…

      Responder
      • Una que va1 Agosto, 2017 a las 18:25

        De hecho, mi hija toma biberón desde que tenía un mes y está baja de peso

        Responder
    • Ángela1 Agosto, 2017 a las 13:06

      Muy buen artículo.

      Responder
  • Fer1 Agosto, 2017 a las 13:45

    Veo que has escrito sobre alcohol y lactancia. Qué importancia tendría fumar marihuana durante la lactancia? Me refiero a un porro día, o a la semana,…

    Responder
  • Walewska1 Agosto, 2017 a las 13:49

    Yo di biberón y también di pecho, 13 meses a la pequeña. No tengo nada idolatrada la etapa de la lactancia materna (para mí tuvo muy poquito de místico), pero lo que es, es: y es sencillamente mejor. La leche maternizada lo que hace es tratar de imitar a la leche materna.
    ¿Hay algún problema por tomar leche artificial? Ninguno; mi hija la tomó y aquí está tan ricamente, pero yo soy perfectamente consciente de que es como comparar un solomillo de kobe con un filete de pollo. Los beneficios que tiene la lactancia materna son sencillamente superiores, y esto es así.
    Apoyo lo que dices, es mejor, y NADIE tiene derecho a juzgar a nadie o criticar si opta por el biberón. Pero de ahí a no poder hablar de las ventajas de la lactancia materna por si alguien se ofende… alucinando estoy con los comentarios anteriores

    Responder
    • Mamásofocada1 Agosto, 2017 a las 14:53

      El problema no es q nos vendan lo bueno bonito y barato de la lact mat (q ya cansa). El problema es q se insiste en q todo el mundo puede y q quien no lo hace es pq no quiere. Y es una mentira como un castillo q solo consigue hacer sentir culpables a una legión de madres q no se sienten comprendidas, q piensan q algo va mal con ellas, q ven a sus hijos pasar hambre y perder peso, bajárseles el azucar incluso, con lo peligroso q eso es y q lo pasan fatal. Q te digan q es un mito q no se tenga suficiente leche es intentar volver locas a muchas madres q lo han intentado todo. Y cuando ves carteles enormes en las salas de maternidad donde pone q dar pecho no duele te entran ganas de arrancarlos. Es como si te dicen q tu dolor no existe, q estás paranóica, q el resto de madres q pasa por lo mismo q tú mienten. Yo hice todo lo q m dijeron q debía hacer. Lo pasé peor con el pecho q con el parto, con eso lo digo todo. Me tiraba 1hora con el sacaleches y sacaba 2 gotas. La vez q más saqué fueron 40ml después de 1h. Mi hija se enrabietaba porq no sacaba nada. Yo rabiaba de dolor. Lo único q queremos es q sean sinceros y honestos. Q investiguen las causas en lugar de negar el hecho de q dar el pecho no es siempre factible. Aun hoy la gente me pregunta q si le doy pecho a mi niña, porq la ven super sana y grande(no gorda, grande), apenas enferma. Y cuando les digo q no, q bibi, alguna q ni me conoce m dice q lo mejor es la teta, q ella le dió a la suya hasta los 2 años, bla bla “¿perdona? Te he preguntado? Deja de venderme la teta. La teoría me la conozco muy bien” m entran ganas de decir. Pero sonries, aguantas la paliza, una y otra vez “Haber provado esto y lo otro” “ya lo hice” “no lo hiciste bien”. Y así siempre.

      Responder
      • Walewska1 Agosto, 2017 a las 16:24

        Yo te comprendo perfectamente porque esa frustración la sentí igual con mi hija mayor. Pasarme al biberón fue un alivio y no veía la hora. Pero al césar lo que es del césar. Este post no es un ataque a la lactancia artificial ¿Estamos locos o qué? Dice claramente que si a pesar de toda la información una no quiere, no hay más que hablar y su posición tiene que ser respetada.
        Es la semana de la lactancia, se habla de lactancia materna (y visto que en 20 comentarios el único que dice que la lactancia es lo mejor es el mío, yo, que di biberón y soy de todo menos una “loca de la teta”, parece ser que sigue siendo necesario) y no se criminaliza a quien opta por otra cosa. Pero ¿de qué se va a hablar en la semana de la lactancia materna? ¿de biberones?

        Responder
        • Una que va1 Agosto, 2017 a las 23:20

          Si es un ataque desde el momento que dice que tener poca leche es un falso mito o que solo ocurre si hay una enfermedad. Poco más y termina por llamarnos vagas. A ella la quería ver con Tomás de 15 horas ininterrumpidas como estuve yo durante días y a ver si todavía era capaz de decir que es un mito

          Responder
      • Quebró ha sido de mi2 Agosto, 2017 a las 15:20

        Totalmente de acuerdo contigo. La lactancia materna es un gran sacrificio y eso es tabú, porque parece que no se puede hablar mal de lo mejor que hay y que es una experiencia maravillosa. Y no siempre es así. En mi humilde opinión que no le importará a nadie, la lactancia materna no trata solo de lo mejor para el bebé, sino también para la madre y su entorno. Yo lo pasé muy muy mal en el postparto por la lactancia, porque nos tenemos que hacer al gran cambio que supone tener un hijo y que nadie te explica. He visto a matronas hablar de ello sin ni siquiera tener hijos… Cada madre, cada hijo y cada familia es un mundo, pero yo prefiero una madre cuerda y centrada para un hijo que una depresiva, cansada, desquiciada e incomprendida. Eso sí, yo lo respeto todo y creo que lo primero es intentarlo. Yo lo pasé mal y al final estuvimos hasta el año con lactancia materna. Pero también hice lactancia mixta un tiempo hasta que ella decidió que no quería biberón y yo me pude adaptar a sus deseos. Y seguimos porque nos acomodamos las dos, pero tengo claro que lo hice lo mejor que pude, como todas las madres. Así que respeto a todo el mundo y todas las decisiones.

        Responder
    • Mamasofocada1 Agosto, 2017 a las 14:56

      No sé pq se ha publicado mi coment aquí. Iba, creo, en respuesta a otro comentario.

      Responder
  • Maria del Mar1 Agosto, 2017 a las 15:17

    Pues yo creo que lo mejor es que la madre este bien para poder cuidar al bebe, si es leche materna estupendo y si no, de fórmula. Porque creo que nos dan tanta lata con eso que muchas veces nos hacen sentir culpables, y no todas podemos dar pecho.

    Responder
  • Patri1 Agosto, 2017 a las 16:57

    En mi primer comentario termino diciendo q si tuviese otro niño sin duda volveria a probar el darle el pecho…. Yo me sentí mal por no poderle darle el pecho, pero no por lo q me dijese la gente… Sinceramente me importa un pito y de puertas para dentro cada uno sabe lo q hay en su casa… Pero me gustaría lanzar una pregunta¿alguien me puede asegurar q mi hija estaria mas sana si hubiese tomado leche materna?
    Conozco muchas madres q dicen q al segundo leche de formula sin dudarlo….

    Responder
  • Rosa1 Agosto, 2017 a las 17:01

    Buenas tardes,
    Parece mentira que no empecéis leyendo el post: SEMANA DE LA LACTANCIA. Tan sólo se está enumerando los beneficios de la lactancia materna (como dice Walewska mirad lo que referencia la OMS) y que cada cual haga lo que puedamente quiera. A veces, es más difícil establecer la lactancia materna: desinformación, enfermedad, etc. ¿Sacrificado? Mucho. Pero no quita que sea lo mejor. Y no es propaganda, es la realidad. Y si se establece bien, es una libertad también tener la comida “a mano” 😉

    Responder
  • Clara1 Agosto, 2017 a las 17:01

    La fruta es buenísima para el organismo. Hay mil y unos estudios que lo demuestran y mi hijo no quiere comerla. No hay manera y no hemos podido hacer que la coma. Ahora bien, me tengo que sentir atacada porque existan esos estudios o porque alguien en su blog completamente informado lo escriba? Pues no. El sentido común y el respeto son vitales.
    Que no puedes dar el pecho, no lo des. Yo no pude, para mí fue un calvario. Pero reconozco que es mejor que la Lactancia Artificial. Biológicamente todas estamos capacitadas para dar el pecho a no ser que exista algún problema. Pero por suerte somos animales más complejos y nos afectan un montón de factores externos además de los biológicos. Empezando por la voluntad de nuestro peque para mamar, o nuestra capacidad de sentir o comprobar que realmente se queda con hambre o que pierde peso. Tan NATURALES son los factores sociológicos como los biológicos . Y más si tenemos a medio mundo opinando y al otro medio juzgándonos. Las mastitis, la inseguridad, los dolores, el sueño, el no tener ayuda etc pueden hacer que fracase la lactancia y en mi caso así fue. Pero biológicamente claro que debía poder, aunque no fui capaz por mis circunstancias. Lo que no quiere decir que no sea una buena madre ni pienso que lo sea. En este post no se ha dicho ninguna mentira ni debemos sentirnos atacadas. Sólo se da una información. Y luego cada una con sus circunstancias en cada momento hará lo que pueda, y no por eso se nos debe de juzgar. Algo que en este post no se hace.

    Responder
    • Mamá Pingu2 Agosto, 2017 a las 09:45

      A ver, es un post informativo. Creo que está muy bien informar de todo. También dice que no hay que culparse por no dar leche materna.

      Pero hay algún punto que baila un poco. El tema de la inteligencia no está demostrado. La inmunidad sí que lo está.

      Obviamente, nadie es perfecto y siempre se puede colar alguna cosa.

      También entiendo que haya personas que se sientan mal. Es un tema tan delicado que a veces se enquista y aunque no haya un ataque directo alguien se puede sentir mal.

      También hay muchas personas que se alimentan de esta información para ir diciendo a las demás lo que hacemos bien o mal.

      Pero el post está escrito cuidadosamente y sí, objetivamente podemos decir que no solo no ataca sino que también incluye.

      Responder
    • Raquel8 Agosto, 2017 a las 09:52

      Creo que lo has explicado perfectamente. Biológicamente todas las mujeres, salvo pocas excepciones, pueden dar pecho. Luego están otros factores que pueden hacer que la lactancia fracase. Pero por poder, se puede, sino la raza humana se habría extinguido ya en la época de las cavernas.
      Este post no ataca ni ofende a nadie, simplemente recoge una verdad (la LM es mejor que la LA) y dice que hay que respetar a cada madre decida lo que decida, sin juzgarla. Hay que tener la piel muy fina para ofenderse con esto…

      Responder
  • Mamá despierta1 Agosto, 2017 a las 17:22

    Muy buen post, no entiendo porque hay madres que se sienten atacadas con este post, sólo enumeras beneficios de la lactancia (beneficios innegables) y dices que igualmente cada una es libre de elegir lo que quiera, entonces… qué tiene de malo?
    Es verdad que muchas veces se critica a otras madres por lo que hacen, cosa que está mal, pero éste no es el caso.

    Responder
    • AGA7 Agosto, 2017 a las 13:33

      La ofensa esta en el punto que dice que todas las mujeres pueden dar el pecho menos si tienen alguna enfermedad. Y no es verdad, aqui mismo muchas mujeres lo pueden corroborar. El mio es otro caso parecido. Lo intentas de mil maneras, haces caso a los consejos de matronas y asesoras de lactancia, aguantas el dolor como puedes… y no hay manera. Y aun tienes que aguantar el que te digan que si puedes, que lo que te pasa debe estar en tu cabeza porque todas las mujeres pueden (eso lo mas ligero, que seguro que todas han escuchado los comentarios que directamente nos llaman blandas, vagas o nos dicen que nos rendimos a la primera) Y tu, con tus pezones sangrantes y tu hijo hambriento te sientes fatal por no poder darle lo que sabes que es mejor. Yo llegue a pensar la mala suerte que tenia mi hijo por tener la madre que tenia, que todas las mujeres pueden dar el pecho, teoricamente, y justo yo no habia manera. Sumale a eso las hormonas y lo desorientada que estas, sobre todo con el primero, y te aseguro que el resultado es una madre que no deja de llorar, que en vez de disfrutar de su bebe lo pasa fatal, un sentimiento de culpa horrible…

      Asi que si, nos sentimos atacadas.

      Responder
  • nuria1 Agosto, 2017 a las 17:45

    me ha encantado el artículo. está claro que las leches de fórmula además de llevar casi todas aceite o derivados de palma cuyos efectos ya conocemos, es una imitación barata a la leche materna. está claro que si no hay otro remedio, hay que usarla ñero defiendo a ultranza que si se puede, se debe de dar el pecho porque es lo más sano, lo más completo y lo más placentero para ambos.
    en caso de no poder, se debería de ayudar más por parte de matronas a la mujer en el momento del nacimiento, desde el hospital y unos días en su casa para evitar malos enganches,grietas,mastitis y demás. si esto fuera así, casi todas podríamos, en caso de querer, dar leche materna.
    yo si soy niña de biberón y enferma de cronh, no sé si por ese motivo o no… pero demostrado está q las inmunoglobilinas que la leche materna facilita no son las d la leche de fórmula. ejemplos como el hospital 12 octubre que tiene banco de leche para prematuros y bebés enfermos es un ejemplo de ello. yo soy donante y nada sectaria pero deseo que se respete y se apoye y ayude a la madre que quiera dar el pecho. no es una moda es la naturaleza en estado puro.

    Responder
  • Gabi Ruiz1 Agosto, 2017 a las 17:50

    Como pediatra con 25 años de experiencia he visto todo tipo de casos. El problema con la lactancia es que no se discute si es mejor la leche materna, que sin duda alguna lo es, el problema es que se juzga a la madre. Y se la juzga haga lo que haga, si da leche adaptada, si “no funciona” la lactancia materna, si da lactancia materna más allá del año de edad,…
    Algunos de los autores de los comentarios precedentes no han leído bien el título del post. Éste dice: “¿es mejor dar pecho o biberón al bebé?” No dice: “¿qué madre es mejor la que da pecho o la que da biberón a su bebé?

    Estoy plenamente convencido que la lactancia materna es lo mejor para el bebé (y hay múltiples estudios que lo corroboran) y en mi consulta la apoyo todo lo necesario. Pero también es cierto, y lo veo con frecuencia, que la lactancia materna no es todo de color de rosa y conlleva a veces una serie de sacrificios y renuncias personales por parte de la madre. Y aquí es dónde puede surgir el problema, porque se tiende a pensar que la madre que “se sacrifica” por su hijo es “mejor” madre. Algunas madres lo hacen con más facilidad que otras, pero cada madre es diferente y tiene sus circunstancias personales, que cuentan y mucho.
    (Otro tema es que a nivel institucional, y como sociedad, se deba hacer todo lo posible para facilitar y promocionar la lactancia materna. Sin duda, hay que hacer más al respecto)

    En mi experiencia, y en mi opinión, la madre bien informada, tiene la decisión última de cómo quiere alimentar, y criar, a su hijo de la manera que se sienta más a gusto y satisfecha con esa crianza. Y una vez tomada esa decisión debe ser apoyada y asesorada, no juzgada. Por suerte una madre tiene muchas maneras de demostrar amor por su hijo.

    Responder
  • Isabel1 Agosto, 2017 a las 18:16

    Ante un post como éste, que algunas mujeres se sientan atacadas no me entra en la cabeza, parece que el apoyo a la lactancia materna fuera un agravio, cuando la realidad es que no se valora como se debería.
    Si sale una nueva vacuna corremos a las farmacias, pagamos lo que haga falta y sin embargo, a la lactancia, que es como una vacuna diaria y gratuita no le damos la importancia que merece.
    Eso no quiere decir que sea un camino de rosas, pero la culpa de la mayor parte de los fracasos es la falta de información y apoyo.

    Responder
  • Bego1 Agosto, 2017 a las 22:44

    No entiendo los comentarios del principio. La lactancia materna es lo mejor pero en general no es fácil, hay mucha desinformación y suele ser bastante sacrificada. Cada familia hace lo que puede y eso es lo más importante. Eso es lo que dice el post, nada más.
    Yo animo a todas las familias que deseen optar por la lactancia a contactar con algún grupo de apoyo a la lactancia de su zona. Ayudan muchísimo a que las lactancias tengan éxito. A mí me salvaron la mía cuando ni los pediatras sabían qué pasaba…

    Responder
    • Una que va1 Agosto, 2017 a las 23:23

      Pues conmigo no hicieron más que machacarme psicológicamente y negar la evidencia. Cuando se puede se puede y cuando no, no. Ni desinformación ni leches, yo sabía lo que había y seguro que pocas de las que dan el pecho y no han tenido problemas se habrían sacrificado tanto como yo en el primer mes ( y como tantas otras).

      Responder
  • MxNk2 Agosto, 2017 a las 12:09

    No pude dar el pecho a ninguno de mis dos hijos. Hice todo por intentarlo y fracasé. Con mi primer hijo me costó asumir que no iba a poder amamantarlo… Casi caigo en una depresión post parto por este motivo.
    Esto no hace que sea una defensora del biberón frente al pecho. No. La teta es lo mejor sin duda alguna. Pero si no te queda más remedio o simplemente no quieres ofrecerla, hay que respetarlo. Y eso es lo que extraigo de este artículo…
    Así que, muy buen post! 👌

    Responder
  • Araceli2 Agosto, 2017 a las 16:30

    Soy de la opinión que si no me gusta lo que leo, por los motivos que sean, paso de largo.
    Soy madre de tres hijos, trabajadora y con lactancias prolongadas porque para mi no es un suplicio, sino lo mejor

    Responder
  • Monstruua5 Agosto, 2017 a las 03:46

    En realidad lo mejor son unos profesionales sanitarios formados alrededor de madres y bebés, así como una red de apoyo a las madres e inversiones en investigación.

    Responder
  • Vanessa5 Agosto, 2017 a las 06:00

    Hola, Yo estoy de 37 semanas y me gustaría dar el pecho…en los cursos de preparación al parto me han explicado bien cómo reconocer y poder seguir dando pecho con mastitis e incluso con un absceso, lo que es una ingurgitación, y otras cosas más. Además he leído bibliografía que cuenta de forma detallada la mayoría de los casos (léase Carlos González, un regalo para toda la vida) y he visto algunas charlas (del mismo pediatra español que ha dado conferencias incluso fuera de España, Eduart Punset y el cerebro del bebé, The baby human). Ni en los cursos de preparación al parto, en los libros, en los vídeos o en este artículo se demoniza a nadie. Se habla de la lactancia. Como he dicho quiero dar el pecho a mi hijo; intentaré si tengo grietas engancharlo bien, si tengo mastitis y no le gusta el sabor de ese pecho de leche salada, pues ponerlo en el pecho sano y sacarme la leche del enfermo… y mil cosas más y si, a pesar de todo la salud de mi hijo está en riesgo, pues haré lo necesario para que esté bien alimentado. No veo mayor problema en la alimentación artificial que prepararla correctamente (poca agua puede deshidratarlo y mucha no aportarle los nutrientes que necesita….) En fin. Creo que la idea más importante que puedo extraer de este asunto es que debemos tener desde el principio profesionales que nos guíen adecuadamente, sean cuáles sean nuestras elecciones o imperativos. Y a lo mejor ahí radica el problema: yo no he visto NUNCA (desde la edad en la que puedo acordarme cómo) a nadie dando un pecho; y contados con los dedos de una mano a alguien cambiando un pañal o bañando a un niño…. pero todos salimos adelante. El ensayo y error es innato al desarrollo del ser humano. Yo misma admito que tenía ciertas ideas preconcebidas que a lo largo de estos meses, en los que he ido acercándome al mundo del recién nacido he cambiado, no sé si a mejor o peor, pero sí sé que ahora mi marido y yo tenemos más recursos que el día que el predictor nos dijo que seríamos padres…. Y lo que debe prevalecer por encima de todo es el amor a nuestros hijos. Perdón por la parrafada y gracias Marián por el artículo.

    Responder
  • la_de_burgos8 Agosto, 2017 a las 00:07

    A mi, todo lo que nos cuenta la boticaria no me resulta novedoso, ya que tras tres pequeños y buscar información sobre lactancia solo en especialistas un post como este es un buen resumen.
    También creo, que hay que ir preparado tras el parto para que la cosa pueda no ser fácil (y si luego va sobre ruedas, mejor), que los profesionales que te vean los primeros días son clave para que esto funcione y que, sobre todo, hay que querer; que cada uno elija, pero sin culpabilidad, por favor, que bastante maternidad queda por delante…
    En mi opinión para los primeros meses es lo más cómodo, rápido y efectivo, aunque nadie pueda sustituirte.
    Dicho esto, también he de decir que mi cuerpo está mejor sin leche chorreando, pechos duros, durmiendo mejor, etc. pero es una etapa 🙂
    Nota: con mi primer peque estuve seis meses con el sacaleches porque no quiso enganchar…
    Mi consejo: si estás interesada, no te vayas del hospital sin la seguridad de que esto marcha bien.

    Saludos.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.