Cupping olímpico: un cuento chino

Confieso que cuando el domingo leí en diagonal sobre esto del cupping en Twitter pensé que se trataba del contraataque de la copa menstrual en un molón gerundio inglés de esos que consiguen que las cosas se pongan de moda. Por mi imaginación volaban ya conversaciones entre treintañeras enfundadas en lycra fosforita de estas que estiran y calientan en la puerta de El Retiro every morning:

– Pues te diré que desde que me he convertido al cupping se me da mejor el running. 

Y resulta que mi imaginación no iba tan desencaminada porque al final, entre copas y sangre anda el juego. El cupping, técnica de la que muchos no teníamos ni flores hasta que hemos visto los moratones en las espaldas de los atletas olímpicos, es una terapia alternativa perteneciente a la medicina tradicional china que data al menos de 2000 años de antigüedad. Y vaya por delante que 2000 años son una pila de años. Que se lo digan a Jordi Hurtado.

¿En qué consiste el cupping?

El mecanismo consiste en aplicar sobre el cuerpo una especie de copas de plástico, de vidrio o incluso también de bambú con aspecto de museo de los horrores que realizan efecto ventosa. La teoría es que aplicando estos cacharritos sobre distintos puntos estratégicos (al estilo acupuntura) se activan ciertos puntos energéticos del cuerpo, desbloqueando y reanudando el flujo de energía vital también conocido como Qi y también la desintoxicación del organismo. Porque sin detox no hay paraíso. 

Sí, han leído bien. He escrito Qi. Resulta que los nadadores olímpicos y los saltadores de potro ahora encomiendan sus medallas al Qi.

cupping

 

Cupping seco, cupping húmedo

Hay distintas modalidades: el cupping seco por succión tal y como se observa en la siguiente foto, y el cupping húmedo también conocido como Hijama o Stanley Kubrick’s cupping en el que adicionalmente a la succión se realizan incisiones para que la sangre mala fluya hacia el exterior.

También hay un tipo de masaje cupping en el que las ventosas hacen succión pero no tan fuerte de modo que pueden irse desplazando. Las posibilidades son infinitas.

cupping

 

De la técnica Stanley Kubrick no adjunto foto porque todas  son muy desagradables y como estamos en verano todavía les puedo pillar a alguno de ustedes desayunando. En su lugar adjunto otra foto, también desagradable aunque les aseguro que menos, sobre lo que me evoca esto de la succión con sangría de serie: las sanguijuelas.

20 min sanguijuela

Y es que esto de las sanguijuelas, la flebotomía y extraer la sangre para eliminar toxinas de forma generalizada ya lo veníamos practicando también desde hace más de 2000 años hasta que en el siglo XIX a un médico francés le dio por analizar si realmente servía para algo o no. Descubrió que no y con ello, entre otras cosas, Pierre Charles Alexandre Louis se convirtió en el padre de la epidemiología.

cupping

 

¿Por qué los nadadores aparecen con moratones en la espalda?

El efecto vacío de las ventosas provoca la equimosis o hematoma. De este modo, al individuo al que se le aplica tan noble arte le queda la zona como cuando el rollete de turno le hacía a tu amiga un chupetón en el cuello siendo adolescente y el lunes iba a clase con un pañuelito de Tous tapando el desaguisado. Nótese que he hablado en tercera persona porque yo jamás never tuve tal cosa en mi adolescencia. Ni chupetones ni pañuelitos de Tous al cuello (bueno, de esto último no esto tan segura).

cupping

¿Hay evidencia científica sobre el cupping?

Vaya por delante que he empleado demasiado tiempo, mucho más del que sería razonable para escribir un post, en investigar sobre la evidencia existente en la cupping therapy. Y no crean que lo he hecho por amor a la ciencia ni por mi compromiso con la divulgación: lo he hecho por mi propio interés.

Así es. Porque por si no lo saben, dentro de mis objetivos para el próximo curso priorizo el de convertirme en deportista de élite (estoy debatiéndome todavía entre un par de disciplinas, el ping-pong y el remo, lo mismo me vengo arriba y elijo las dos). Y si esto de las ventosas, las copas o las bombillas tiene fuste, pues oye, eso que llevo de adelanto. Me interesa.

No les voy a engañar: de los 645 resultados que arroja el buscador de PubMed con artículos sobre “cupping therapy” no me he leído todos, pero sí unos cuantos. He leído con especial interés las revisiones, como ésta en la que se revisan ensayos donde se ha aplicado la técnica del cupping para el herpes zoster, la parálisis facial, la tos y la disnea, el acné, la hernia de disco lumbar, cervical y espondilosis. Los persas llegaron a describir 1001 enfermedades donde podía ser útil. Incluyendo las bondades en el síndrome premenstrual (al final acabamos en un 2×1 con la copa menstrual, lo veo venir).

¿Cuál es el verdadero problema? Que la calidad de los ensayos clínicos aleatorizados es muy pobre con gran posibilidad de sesgo en los mismos. A día de hoy la conclusión es que no hay estudios de calidad con los que poder afirmar si estas terapias son realmente efectivas. Por mucho que haya resultados “esperanzadores”, por mucho que todas las revistas sobre medicina alternativa y complementaria lancen las campanas al vuelo, lo cierto es que los estudios tienen una baja calidad metodológica y no se pueden extraer conclusiones de los mismos. Excepto que hay que seguir investigando, pero en condiciones.

Decíamos ayer…

En torno al año 1800 un señor inglés se fundió en la noche londinense la herencia de 7000 libras que le había dejado una tía y tuvo que ponerse a pintar para ganarse la vida. Su especialidad era la caricatura social y precisamente esta sobre cupping fue una de las joyitas que nos dejó. ¿Le pondrán a Phelps bombillas en el culete también? Me quedo con la duda.

20 min cupping vintage

No sé si estarán ustedes de acuerdo conmigo en que nos hemos pasado de rosca con lo retro vintage. Una cosa es que el Dúo Dinámico sea cabeza de cartel en el Sonorama y otra volver a la sangrías y a las teorías humorales hipocráticas.

Y es que cada uno es muy libre de hacer lo que quiera con su Qi… pero me da a mí que en estas olimpiadas, además de sorberles las carnes, a más de uno lo que le han sorbido es el seso.

 

Imágenes: Burns Archive, Commons Wikimedia, Flickr, GTRES

84 Respuestas a los Comentarios

  • Chitin10 Agosto, 2016 a las 11:54

    Esto es más viejo q la tos…mi abuela sabía hacer esto, ella lo llamaba “poner ventosas” y se lo hacía a mi padre cuando se había “mancado” (AKA hacerse daño) al coger peso.
    No será científico y todo lo q tú quieras..pero cuando mi padre tenía algún músculo o tendón mal le funcionaba.

    Responder
    • Román Israel Gallego11 Agosto, 2016 a las 10:05

      Pues la razón la tenéis, son ventosas y sí que funcionan cuando se ha mancado.

      Responder
  • Kernel10 Agosto, 2016 a las 12:18

    Que a tu padre le funcionase es el mayor grado de evidencia científica, así que seguro que funciona.

    Responder
  • Jose10 Agosto, 2016 a las 12:20

    Funciona funciona, y la exposición por contra es injusta y desproporcionada, ganas de criticar de una persona que si se ciñe a la medicina que nos da la sanidad pública debería darse un repaso, porque es insuficiente y pobre.

    En cuanto a la antigüedad, está demostrado que a ma´s actualidad más ignorancia, menos formación humanista y más estupidez tecnológica. La tecnología no es ciencia, sirve a la ciencia, esas ventosas, si son ciencia.

    Responder
    • Kernel10 Agosto, 2016 a las 12:22

      Sí, por eso la esperanza de vida en la china milenaria era como mínimo la misma que a día de hoy…

      Responder
      • Alex10 Agosto, 2016 a las 13:07

        Pues dependiendo si la china de hoy en día vive con agua corriente y medidas suficientemente higiénicas o por el contrario es una pobre campesina, lo cual no dista mucho de la misma esperanza de vida de una china de hace 1000 años… Más que el inflarse uno a pastillas, lo que ha dado el salto a la calidad de vida es el lavarse y mantener una higiene, las 90% de las medicinas te curan una cosa y te jode otra, tu toma mucho ibuprofeno cuando tengas resaca, ya verás donde se te va el hígado, o tomarte un omeoprazol cuando tienes algo de acidez…

        Responder
        • jessy10 Agosto, 2016 a las 13:13

          Si los usas mal normal que te estés jodiendo las cosas, que quieres que te diga.

          Responder
          • Alex10 Agosto, 2016 a las 13:22

            Usar mal? Te has leído los prospectos de las medicinas? dan ganas de no tomarlas, y la mayoría de las veces, cuando te mandan medicación, es porque tu dieta es una mierda y te has jodido algo, o no te mueves y tu cuerpo se ha jodido por inacción, o porque fumas, o porque bebes o porque… Lo que se usa mal es el propio cuerpo coño, si uno no se cuida y te vienen las enfermedades, pues es mucho mas fácil confiar en una pastillita, que te quita el dolor aquí pero te lo pone allí y que no te cura el cerebro para que te cuides como Dios manda…

        • Kernel10 Agosto, 2016 a las 13:24

          Yo nunca tengo resaca, tampoco tomaría ibuprofeno i la tuviese. Y tomar omeprazol cuando tienes acidez es no tener ni idea de cuándo de ha de tomar omeprazol.
          Evidentemente todos los fármacos pueden tener evectos adversos. Es una cuestión de riesgo/beneficio. Trata una infección o una leucémia aguda con ventosas en lugar de con antibióticos o quimioterapia y verás que alegría le das al paciente. Es sólo un ejemplo de cosas que jamás curarás con ventosas o lavado de manos (aunque reconozco que la higiene y el saneamiento de aguas tienen una importancia enorme).
          Bueno yo también te podría recomendar que ante una resaca, acidez, infección o cáncer te aplicases la vestosas, pero no lo haré. Espero que si te encuentras en alguna de esas situaciones acudas a un médico y se te pueda aplicar el mejor tratamiento disponible en base a la evidencia científica actual. Será lo que tendrá mayor probabilidad de curarte. Un saludo.

          Responder
          • Alex10 Agosto, 2016 a las 13:36

            Yo tampoco tengo resacas porque no bebo, acidez no tengo porque procuro comer equilibrado y no pasarme, y lo de usar ventosas para un cáncer es una soplapollez, como intentar curarlo solo a base de aspirinas, pero el problema que veo y es evidente que aquí el problema lo tiene mucha gente, es denostar medidas médicas como estas simplemente por no venir en cápsulas… Si tienes un cáncer, lo mejor es un tratamiento conjunto de medicamentos de hoy en día con medicina tradicional, y eso es así, y muchas veces viene el cáncer por excesos, tanto de comidas, de bebida, de tabaco etc, pero claro, confiamos en hacer lo que nos salga del nabo y luego ala, que me cure la ciencia, en vez de tener la cabeza suficiente para cuidarse uno antes, y si te cuidas pero tienes la mala suerte de padecer un cáncer lo dicho, mezcla de medicina actual de la milenaria.

          • Alex10 Agosto, 2016 a las 13:46

            Y lo de la toma indiscriminada de medicamentos es el pan nuestro de cada día, cosa que hace millones de personas por su cuenta y recetadas por los médicos (“doctor, me siento triste- Tomese lexatín” muchas, muchas veces pasa esto). Y las ventosas sirven para lo que sirven, como la acupuntura y demás métodos, pero claro, sacando todo de contexto queda mejor, ya que nadie te va a decir que te va a curar un cáncer con ventosas, y quien lo diga es un timador, como los hay en todos los campos profesionales.

    • Lorena10 Agosto, 2016 a las 21:49

      Y ya está. Tan pancho.
      No existe tal “medicina que nos da la sanidad pública”. Existe una ciencia y unos ensayos e investigaciones que se realizan a nivel mundial. Y que todo aquel con un poco de ganas de saber, puede buscar y sacar sus propias conclusiones.
      Respecto a lo de la antigüedad, creo que hasta cierto punto puede ser cierto porque gracias a la antigüedad y a ciertos procedimientos que usaban en civilizaciones hemos podido mejorar y perfeccionar esos tratamientos hasta llegar al día de hoy. No creo que nadie quiera volver a usar sanguijuelas, o realizar operaciones sin anestesia. Me gustaría saber también dónde sale demostrado eso de que “más actualidad, más ignorancia”, porque yo considero que es justamente todo lo contrario.
      Como bien dices, la tecnología sirve a la ciencia, ayuda en las investigaciones, eso es verdad. Y ya en fin, las ventosas pueden funcionar o no (aquí se dice que aún no queda demostrado al 100% su efectividad) pero lo que está claro es que no son ciencia. Ciencia para mí es otra cosa, no un objeto u otro.

      Responder
      • Alex12 Agosto, 2016 a las 02:29

        No hay nada que funciones 100% y el médico que te diga que tomándote tal pastilla o haciéndote tal operación te curarás 100% pues o miente o lo hace para tranquilizarte, porque sino no existirían los prospectos con las reacciones posibles ni los consentimientos firmados antes de cualquier intervención.

        Responder
  • se pierde la esperanza en especie racional10 Agosto, 2016 a las 12:24

    A mí cuando me hablan de técnicas milenarias, me pongo a la defensiva. Y cuanto má smilenarias, más yuyu les tengo.
    Tanto las técnicas de equilibro de los poderes interiores, la fuerza del mal de ojo, que ni supermán en sus mejores tiempos, como los puntos de luz que dice llevamos dentro y ni siquiera los ve una ecografía, ellos, los milenarios, resulta que ven más, otras energías, otros universos paralelos dond eduplicar nuestros egos. También existen técnicas de unión de cuerpo y mente, y es precisamente en las sociedades de las que nacieron donde más se odia el cuerpo y más represión existe. Es increíble a lo que puede llegar el cerebro humano: a poner un pie en la Luna y a meter la pata en un agujero negro del que no sale ni por muchas clases que les den.

    Responder
    • Alex10 Agosto, 2016 a las 13:13

      Claro, es que los médicos del equipo olímpico de Estados Unidos van en taparrabos y antes de hacer algo llaman al gran Manitú para tratar a Phelps, Serena Williams, o Kevin Durant, creo que se lo enseñaron en tercero de carrera en Harvard… Lo que hay que leer…

      Responder
      • Chiwi10 Agosto, 2016 a las 13:33

        jajajajaja. Estoy contigo…

        Responder
  • Anto10 Agosto, 2016 a las 12:34

    Por fin sé lo que eran esos círculos que tenía Michael Phelps en el hombro!
    Un saludo!

    Responder
  • Walewska10 Agosto, 2016 a las 12:36

    Pues yo sé de más de una que si hay que hacerle cupping o whatever a Phelps se apuntan. Por supuesto, amigas mías, yo no, faltaría más.

    Responder
  • Mati Matarredona Martínez10 Agosto, 2016 a las 12:42

    Cuidar de nuestros seres queridos produce un fuerte efecto placebo, las madres lo hemos comprobado miles de veces en los hijos. Pero de ahí a que a alguien se le ocurra poner de moda que te succionen pagando… pues no sé, no creo .. ahora a cuenta de esto y que el Phels ha ganado no sé cuántas medallas se pone de moda. Una señora que cuido cuando le vi esos moretones en los hombros “para aliviar el dolor que produce una metástasis en los hombros”… su hija me preguntaba si “¿mi madre levanta mejor el hombro para ayudarte en el ducha?”, lo único que atiné a decirle.. “En qué te gastes el dinero no es mi problema”….

    Responder
    • Serena10 Agosto, 2016 a las 16:17

      Eres una borde. Te creerás que con contestar así a una hija preocupada, y por tanto a una persona sufriendo con metástasis, te hace superior. Pues no, te hace poco humana. A mí me contesta así alguien que esté cuidando a cualquier familiar o a mí misma y me falta tiempo para echarla a patadas. Sinceramente, espero que nadie más te contrate y te pudras en el paro. Qué poca empatía y cuánta deshumanización.

      El Phels, sí, muy conocido.

      Responder
    • Alex10 Agosto, 2016 a las 16:35

      Lamentable es poco si es así la contestación que diste y en esa situación, vaya personaje…

      Responder
      • Serena10 Agosto, 2016 a las 17:48

        Pues ya ves, Alex. La pregunta de la hija sólo requería de un “sí” o un “no”, para saber si el tratamiento o lo que fuera daba algún resultado, y va la tía y le suelta una bordería. Se creerá original, pero como persona, y sobre todo “cuidadora” deja mucho que desear. Pobres madre e hija, qué mala suerte tuvieron al dar con este mal bicho…

        Responder
        • Mati Matarredona Martínez10 Agosto, 2016 a las 23:53

          Pensar es libre, lo que no es de recibo es que una señora de 74 años con unos dolores terribles en vez de llevarla al médico para que le alivie de verdad la lleven a un chamán para que le ponga la espalda negra de moretones … eso no es de recibo…porque el dolor continuaba ahí… soy borde sí … la más borde…. pero también profesional…. y no es de recibo que un anciano/a tenga esos “cuidados” que pueden agravar su situación

          Responder
        • Emilio Molina11 Agosto, 2016 a las 11:19

          La respuesta correcta era “lo siento, pero os están estafando por vuestra ignorancia en pseudoterapias, logrando que estés maltratando a tu madre en lugar de proporcionarle paliativos reales si así los necesita”.

          Aquí el único mal bicho es el estafador que está haciendo su agosto a costa de la vulnerabilidad ajena…

          Responder
  • Alex10 Agosto, 2016 a las 12:49

    Claro, mucho mejor inflarse a pastillas…

    Responder
  • Alfonso10 Agosto, 2016 a las 13:03

    O sea, ¿suponemos entonces que los médicos del equipo olímpico de los USA son unos ineptos y que usan terapias que no sirven para nada? ¿No han estudiado también en facultades de medicina?

    Recuerdo una partícula llamada bosón de Higgs de la que algunos iletrados hablaban y que finalmente se ha encontrado. O sea, que la falta de evidencias científicas no significa que algo no exista, o no funcione, sino sólo que hay falta de evidencias científicas. Y eso lo dice un científico…

    Responder
    • boticariagarcia10 Agosto, 2016 a las 13:39

      Supongo que son médicos de la misma cuerda que los que hace cuatro años llenaban a sus atletas de cintas de colorines y ya no lo hacen. O de la cuerda de los que llenaban las narices de los futbolistas con bandas para respirar y ya no lo hacen. O médicos como los del Rey, que serán buenos médicos (se supone) y le aconsejaron ponerse unos parches de titanio en el cuello. Parches que ya no lleva tampoco. Supongo que sí, que serán este tipo de profesionales los que aconsejan el cupping.

      Responder
      • Alex10 Agosto, 2016 a las 13:53

        Pues las cintas kinesiológicas o de colorines se siguen usando y mucho para tratamientos fisioterapéuticos ya que ayudan a recuperar y a sujetar, para ser “boticaria” no se en que mundo te mueves…

        Responder
        • boticariagarcia10 Agosto, 2016 a las 13:56

          Me muevo en el mundo de que tras el boom de su lanzamiento están en franca decadencia. Sólo tienes que echar un vistazo a los atletas que las usaban hace años y ahora.

          Responder
          • Alex10 Agosto, 2016 a las 14:06

            Y que no está en franca decadencia por esa regla de tres? Cada día por algo que se utilizaba hace 5 años salen 2 métodos nuevos, eso quiere decir que lo que se usaba hace 5 años es una estafa y no sirve de nada o que se han encontrado nuevos métodos que mejoran lo ya descubierto? Lo de las cintas es simplemente por el mal uso que se tomó al principio, ya que no son milagrosas, pero si se ha demostrado que para lesiones de primer grado y fatiga muscular ayuda, pero no para deportistas de alta competición como se usaba antes, por eso que ya no se vea a Nadal con las cintas. Por eso las ventosas sirven para lo que sirven, como todo en esta vida, pero claro, sacando las cosas de contexto pues pasa lo que pasa, a ver para cuando uno post de la sobremedicación que sufrimos en el primer mundo y que causa muchos más daños que las ventosas…

          • Elena11 Agosto, 2016 a las 00:55

            Las ventosas se utilizan desde hace miles de años, tanto para dar masaje, curar un resfriado, quitar molestias por contractura en la espalda.. Y por suerte cada vez se utilizan más en Medicina, alternativa se llama cuando es combinada la oriental y la occidental. Si en PubMed no has encontrado ningún artículo que evidencie su eficacia científica, te recuerdo que en PubMed los artículos la mayoría se pagan, y los más interesantes suelen estar en inglés (no sé si acostumbras a leer artículos en inglés) te recomiendo que busques y leas..La MTC es más de lo que tú has puesto, me encanta leerte pero no has estado nada acertada con éste Post!
            Un abrazo

          • boticariagarcia11 Agosto, 2016 a las 01:12

            Lamento que las conclusiones de mi post no sean esta vez de tu agrado pero me temo que no es un problema de idiomas o de falta de información como sugieres. Como docente universitaria tengo acceso a otros buscadores además de PubMed, y por si no lo has visto, la revisión que enlazo, que es probablemente la más reciente y completa que hay, está en el idioma de Shakespeare. Al igual que muchos compañeros sanitarios, que estamos informándonos sobre este tema a raíz de las olimpiadas, he leído muchos, muchos artículos. Y hasta el momento no he encontrado ninguno de metodología aceptable que evidencie la eficacia del cupping. Mis compañeros tampoco. Será quizá que no sabemos buscar ninguno… El post se basa en la evidencia científica sobre un tema concreto, evidencia que hasta la fecha es inexistente. El error por mi parte sería afirmar lo contrario y alentar el uso de una técnica que a día de hoy no ha demostrado nada. Un saludo.

        • Chiwi10 Agosto, 2016 a las 13:58

          El “kinesiotapping” o vendaje neuromuscular se usa un montón todavía. Tanto en el mundo del deporte como fuera de éste. No es ni mucho menos una moda pasajera. El problema viene cuando se usan mal. ( Por ejemplo cuando se compra en el “LIDL” o en cualquier farmacia y se la coloca uno mismo en casa)

          Responder
      • Alfonso10 Agosto, 2016 a las 15:23

        Me resulta difícil de creer que en una competición del más alto nivel mundial, un equipo (que por cierto está arrasando) y que con toda seguridad se surtirá de los mejores especialistas en medicina deportiva de los USA, que tampoco es Bostwana, con todos mis respetos para los doctores de Bostwana, usen técnicas que no sirven para nada. Partiendo de la base de que idiotas no creo que sean, si lo usan será porque han visto que les proporciona ventajas frente a otras técnicas más habituales.

        Tu artículo concluye con que hay que seguir investigando y publicando estudios estadísticamente representativos para ser inequívocos, con cuya afirmación seguramente todos coincidimos. Lo que me sorprende es una crítica tan dura de un tema sobre el que sí que existen publicaciones y que, aunque quizá no tengan la calidad requerida para demostrar inequívocamente su eficacia, tampoco creo que del análisis de las publicaciones se pueda concluir exactamente lo contrario. Yo no me he leído esos artículos y no puedo juzgar por ello pero si me parece que la tuya es una crítica “apresurada” y escrita al calor de las fotos de Phelps, para dar marcha al blog.

        Si quieres hacer una segunda parte de este artículo, mándale un mail al médico del equipo olímpico de los USA preguntándole por qué las usa. A ver qué te dice…

        Responder
        • boticariagarcia10 Agosto, 2016 a las 15:43

          Como ya te he comentado y por algún motivo has decidido obviar, esa misma clase de médicos son los que hace años propusieron en sus atletas otras técnicas pseudocientíficas que han caído por su propio peso (cintas, bandas nasales, parches de titanio, etc.). ¿O acaso estaban menos preparados los doctores de hace cuatro años que promovían en su momento el uso de estas terapias fallidas? ¿Por qué estos doctores del cupping tienen que inspirar más confianza que los anteriores?

          En cualquier caso, poco científico es recurrir al hecho de que “como lo ha prescrito un doctor que se supone que es bueno, tiene que ser bueno”.

          El hecho de que Phelps esté arrasando nada tiene que ver con las ventosas (ya ha arrasado otras veces sin ellas). Lo que claramente existe es un componente psicológico importante en todo este tipo de pseudociencias que encuentra un nicho fácil dentro del deporte donde la sugestión ocupa un papel muy importante. Y de hecho, creo posible que como con cualquier otro placebo, haya atletas a los que resulte útil apoyarse en esta técnica. Al igual que Marta Domínguez se aferraba a su cinta rosa como fetiche, puede que a algún nadador el hecho de ver sus moratón les dé alas. Y oye, no es poco.

          Te invito a que eches un vistazo a alguno de los 600 artículos que se encuentran en PubMed sobre el asunto. Como científico que eres no te llevará mucho tiempo observar que la metodología empleada en ellos no es buena. También es interesante analizar qué tipo de revistas son las que emplean esta metodología y los resultados a los que llegan. Ni con el mejor de sus esfuerzos consiguen una contundencia en los resultados. También como científico sabrás que hay que demostrar que algo existe y no lo contrario. Si durante 2000 años de técnica no se ha conseguido demostrarlo, malo.

          He dedicado bastante tiempo en investigar muy distintas fuentes para redactar este post así que puede tener de todo, menos apresuración. Y sí, como sanitaria y divulgadora me parece importante tratar los temas de actualidad. Si consigo que alguien se lo piense dos veces antes de que un amigo le aplique unas ventosas (ya corre por Twitter la forma de hacerlo y también las fotos de desastrosos resultados), lo doy por bueno.

          Saludos

          Responder
          • Alex10 Agosto, 2016 a las 16:28

            Ahora justamente estaba viendo el balonmano femenino de Rio y he contado a tres jugadoras con cintas de colorines como las llamas… En fin, y ya lo de poner este post para evitar como argumento que si tu primo de Cuenca vaya y te ponga ventosas así por las buenas es de traca, como el que se toma medicinas así por las buenas porque su vecina le ha dicho que le va bien, o sin ir más lejos te dejarías operar de apendicitis por el fontanero de tu comunidad porque confías en él? Si te dejas, entonces serías igual de inconsciente como la gente que se deja que el primero que pase por tu puerta le haga acupuntura, ventosas o punción seca sin ir más lejos. Y lo de la confianza es lo que tiene la medicina, alternativa científica o chamánica, porque puedes confiar mucho en un médico y cagarla igual que cualquiera y dejarte tieso en una mesa de operaciones, y sobre las técnicas hay infinidad que resultaban muy eficientes años atrás y ahora no se usan por el simple hecho de que han sido cambiadas por otras distintas, o es que ahora se opera como se operaba hace 20 años? Los cirujanos de entonces eran farsantes y operaban a la buena de Dios? Las cintas parches y demás métodos tienen su problema en la mala utilización de las mismas y para objetivos que no son los indicados, pero como yo no dejaría que alguien que no tiene ni puta idea de albañilería me arreglase el cuarto de baño, tampoco me dejaría que alguien que no sepa lo que está haciendo me meta mano y si hay gente que si lo hace, ni todos los post del mundo les hará ser más listos…

          • Alfonso10 Agosto, 2016 a las 21:16

            Sin ánimo de polemizar ´(mucho) más. Básicamente acabamos concluyendo que el doctor del equipo USA es un majadero que usa “magia” para tratar a los atletas pero que conseguiría los mismos resutados poniéndoles en la cartera una estampita de San Pancracio. Me gustaría saber su opinón (la del medico USA) al respecto.
            Que la medicina china es básicamente un camelo. Quiero recordar que los chinos abren su primera facultad de medicina unos 500 años antes que la de Salerno, que es la primera occidental y que algunas terapias de medicina china como la acupuntura estan reconocidas por la OMS.
            Que las medicinas tradicionales son “magia”. Sería bueno recordar también que el Nobel de Medicina 2015 se ha otorgado a la Doctora Youyou Tu, por descubrir un remedio para la malaria en una formula de farmacopea china del año 340 antes de Cristo. O sea, que los chinos de tontos… más bien tienen poco.
            Espero que el próximo Nobel no se lo den a otro médico chino por descubrir cómo funciona el cupping… o alguen tendrá que escribir otro artículo…

        • Alex10 Agosto, 2016 a las 22:45

          Na, la china esta tuvo suerte, seguro que le ha metido algo de ácido acetilsalicílico al remedio tradicional para la malaria sino no es comprensible XD fuera coñas, el problema como todo son los extremismos, no se puede abogar por todo medicina contemporánea porque sin ir más lejos lo que hoy es buenísimo mañana le salen efectos secundarios, a veces muy graves, de medicinas prescritas diariamente, ni decir que solo hay que tratarse con medicina tradicional porque tampoco es así, hay que tomar una mezcla de ambas, porque cada una vale para lo que vale, lo que no es de recibo es tratar de descalificar unas porque no estemos de acuerdo con ellas con una mentalidad puramente científica, hacer comparaciones descabelladas al respecto (como lo de las sanguijuelas o las sangrías sin más) y prácticamente solo argumentar “no tienen contundencia en los resultados” y “lo hago para que tu primo Paco que es jardinero de día maestro reiki de noche no te ponga ventosas en las ingles” y quedarse tan pancha… No se, no me parece serio…

          Responder
          • boticariagarcia10 Agosto, 2016 a las 22:52

            Pues para no gustarte las comparaciones extremas te has quedado tan pancho como yo… Y sí, desde luego que me quedo con la “medicina contemporánea” y la “mentalidad puramente científica”. Con esa parte de tu resumen estoy completamente de acuerdo. Al jardinero del Reiki te lo has inventado tú y con respecto a la ganadora del Premio Nobel, está por la primera palabra en su contra que salga de mi boca. Está claro que puestos a desvariar podemos seguir hasta el infinito. Por mi parte aquí lo dejo y quien quiera succionarse los músculos allá él. Si le dan el premio Nobel al inventor pediré disculpas y me flagelaré en público (o me pondré las ventosas y lo colgaré en Instagram, ¿hay humillación peor?), pero hasta entonces, o hasta que haya un estudio de calidad (sí, de calidad, qué pesada soy, qué manías tan raritas que tengo) que lo avale, mi postura es firme. Buenas noches a todos.

    • Ema10 Agosto, 2016 a las 13:41

      No hay que suponer nada sobre los médicos estadounidenses, sólo alcanza con saber que Phelps sigue una terapia sin evidencias a favor.
      Y, además, ¿vos confiarias en una terapia sin evidencias científicas a favor? Por algo en 2000 años no las pudo tener…

      Responder
  • Marisa, la estresada10 Agosto, 2016 a las 13:07

    A mi me gustan los bichitos que servían tanto para hacer sangrías como para que la abuela prohibiese meter un dedo en el pilón del pueblo.
    Esas técnicas milenarias sin un brujo indio de la tribu de los pies negros con pipa y tido, no funcionan.
    Si siquiera aumentan la inteligencia de los pacientes.
    Busca alguna con la que me haga rica, porfa

    Responder
  • Poderdelavara10 Agosto, 2016 a las 13:08

    Me parece estupendo que des tu opinión, porque al fin y al cabo es lo que haces. Intentas desprestigiar una técnica sin aportar nada objetivo para ello.
    Si bien dado que se ha puesto de moda la mayoría de personas que aplican estas técnicas no son mas que charlatanes y se inventan aplicaciones y bondades, si es una técnica efectiva en el tratamiento de algunas dolencias del sistema locomotor como pueden ser algunas contracturas.
    Antes de “dilapidar” una técnica que en algunos usos específicos es muy válida, podría usted contactar con la AEFI en lugar realizar una investigación de dudosa “seriedad” ya que ni siquiera cita a las fuentes.

    Responder
    • boticariagarcia10 Agosto, 2016 a las 13:37

      Hay un claro enlace a la fuente de la revisión (igual se te ha pasado) y puedes comprobar que en las más de 600 referencias de PubMed a las que hago alusión no se encuentra evidencia sólida de su eficacia. Creo que son datos bastante objetivos.

      Responder
      • Poderdelavara10 Agosto, 2016 a las 15:31

        Si vi tu enlace, pero reitero que no veo las evidencias. En el se ciñen a decir que hasta el año 2010 “Los estudios fueron en general de baja calidad metodológica” (EN GENERAL, vamos, que generalizan. Ya empezamos bien). En el mismo “enlace” se mencionan una serie de afecciones tratadas sobre las que re han realizado los estudio, pero ninguna de ellas son las cotidianas como pueden dolores musculares localizados. Este es el caso del señor Phelps, ya que las marcas de las ventosas se podían observar sobre su hombro derecho, nada tiene que ver con energías cósmicas o falacias de chamanes. El señor Phelps tiene problemas con su hombro derecho desde hace tiempo, y esta técnica no es mas que un complemento o una mas de las usadas por su fisioterapeuta. No es medidina en si misma o una solución a sus problemas, solo una técnica para “manipular” sus músculos y reducir en la medida de lo posible sus molestias.

        Todos sabemos que cuando algo se pone de moda se explota hasta la saciedad, y los boticarios no sois ajenos a ello, (solo hay que ver toda la morralla que se expone en algunas farmacias), se ha sacado de contexto una técnica terapéutico mas de las que usan en fisioterapia, se ha relacionado con su origen en la medicina tradicional china, y de ahí han divergido numerosas aplicaciones de dudosa o nula efectividad.

        Entiendo tu postura, pero generalizas y te has atrevido a comentar sobre un tema que pareces desconocer. Tus conjeturas las encauzas siempre hacia lo mitológico y las antiguas creencias. Por usar un símil al que has recurrido tu, las flebotomías son una aberración tal cual se vendían en su tiempo, pero hoy en día siguen teniendo algunos usos específicos como algún tratamiento de la porfiria cutánea tarda por ejemplo.
        Ahora bien, si quieres seguir relacionando esta técnica con temas esotéricos, puntos de energía y demás parafernalia, eres libre de hacerlo.

        Responder
        • boticariagarcia10 Agosto, 2016 a las 15:55

          Como te comentaba, además de la revisión hay 600 artículos sobre el tema indexados en PubMed y ninguno ha conseguido demostrar con la metodología adecuada su eficacia. Sospechoso es un rato. Y que curiosamente se emplee metodología de baja calidad para llegar a los resultados pretendidos en algunas revistas, también. Puedes entretenerte si quieres en mirarlos. Yo me aburrí cuando llevaba unos cuantos. No hay NADA potable que echarse a la boca. Y con 600 estudios ya es para que se hubiera concluido algo.

          Por cierto, un pelín rebuscado lo de la porfiria cutánea tarda, ¿ eh? Aquí todo el mundo sabe de lo que estamos hablando cuando me refiero a las sangrías. Por supuesto que puede seguir teniendo alguna aplicación puntual esta técnica, pero claramente y así lo indico, en el post me refiero a las sangrías para “detoxificar” o “limpiar la sangre” de forma general como se hacía hasta el XIX, algo que está ampliamente superado.

          Y sí, seguiré relacionando estas técnicas con lo esotérico porque mucho más allá de los pobre razonamientos fisioterapéuticos lo que hay con el tema de las ventosas, de las bandas de colorines, de los parches de titanio, y de cualquiera de estas modas absurdas, es un efecto placebo brutal. Que oye, pues igual funciona como cualquier otro placebo, pero no perdamos de vista el porqué.

          Responder
  • remorada10 Agosto, 2016 a las 13:14

    Hola Boti, cuánto tiempo! te he leído en la sombra (que no hay mucha en esta época, dicho sea de paso)

    Te cuento que hace unos 5 años fui a probar la acupuntura y, ya puestos, me hicieron esto, que lo llamaban “ventosas” a secas. No me vi las marcas esas hasta llegar a casa y aunque no voy a negar que me gustó el color fue la última vez de mis incursiones alternativas, eso no puede ser nada bueno!

    Responder
  • Susana10 Agosto, 2016 a las 13:17

    Efectivamente las ventosas de toda la vida que de pequeña me daban más miedo que un nublao…
    Ni todo lo milenario es bueno ni lo último lo mejor, pero nos estamos dando un baño de vintagismo intentando recuperar tiempos pasados que nos tiene que dar que pensar.
    O es la búsqueda de lo auténtico en nuestra era digital tan despersonalizada que nos arrastra a un mundo aséptico?
    Ahí lo dejo como pensamiento de verano

    Responder
  • Chiwi10 Agosto, 2016 a las 13:29

    Dejando fuera el “Qi” y las energías. Con esta técnica se consigue llevar flujo sanguíneo a una zona expuesta a sobrecarga, como es la espalda y brazos de un nadador olímpico. Cuando hay sobrecarga o contractura hay un déficit de oxigeno en las fibras musculares que se consigue aumentar con esta técnica. También ayuda al correcto deslizamiento, y por tanto, funcionamiento de las fascias, ya que con la elevación le la piel facilita la separación de estas capas subdérmicas, que en ocasiones se encuentran adheridas. Todo esto explicado de forma muy tosca claro 😉

    Responder
    • boticariagarcia10 Agosto, 2016 a las 13:42

      Sinceramente me cuesta creer que lo mejor para mejorar el flujo sanguíneo en una zona sea crear una lesión en la misma con edema, extravasación de líquidos y un bonito hematoma de tecuerdo. Me cuesta mucho creerlo, de verdad. Y de momento lo cierto es que no hay evidencia de que así sea.

      Responder
      • Chiwi10 Agosto, 2016 a las 13:54

        Yo también creo que existen mejores técnicas con el mismo fin y mejores resultados. Pero tampoco es para desprestigiarla de esta forma. Siempre desde mi punto de vista y respetando la opinión de todo el mundo. Y sobre todo no haciendo burla de nadie

        Responder
  • Daniel L.10 Agosto, 2016 a las 13:46

    qué tontos estos nadadores y sus preparadores, que se ponen cosas que no funcionan…

    Responder
  • Serena10 Agosto, 2016 a las 16:14

    A una tal Mati Matarredondo Martínez: Eres una borde. Te creerás que con contestar así a una hija preocupada, y por tanto a una persona sufriendo con metástasis, te hace superior. Pues no, te hace poco humana. A mí me contesta así alguien que esté cuidando a cualquier familiar o a mí misma y me falta tiempo para echarla a patadas. Sinceramente, espero que nadie más te contrate y te pudras en el paro. Qué poca empatía y cuánta deshumanización.

    Responder
    • Emilio Molina11 Agosto, 2016 a las 11:23

      Es difícil responder “mira, te están tomando el pelo, y encima a costa del bienestar de tu señora madre”. Estoy seguro de que seres de luz como tú lo harían mejor, pero el resto de la gente no es tan perfecta.

      Responder
      • Alex12 Agosto, 2016 a las 01:32

        Pues yo no veo la dificultad por ningún lado de dar una respuesta empática en vez de soltar esa gilipollez, y no hace falta cagar luz para eso, es tener dos dedos de frente, y si tu no lo ves pues tal vez por algo será…

        Responder
  • Susi10 Agosto, 2016 a las 16:35

    Tu querías hablar de la copa y punto

    Responder
    • susi10 Agosto, 2016 a las 16:36

      Menstrual por supuesto! ;-D

      Responder
      • Lur13 Agosto, 2016 a las 19:59

        Todo por una copa

        Responder
  • Pedrotabo10 Agosto, 2016 a las 20:48

    Jajaja. Es que con esto del Cupping parece que han descubierto una forma de dopaje que no deja rastro.
    Siempre hay un listo que engatusa a los crédulos. Y lo peor, esa credulidad se extiende como la pólvora.

    Responder
  • Jesús10 Agosto, 2016 a las 22:07

    Todo lo que sea perjudicar a la multimillonaria y desvergonzada industria farmacéutica internacional es un cuento chino.

    Responder
  • Jesús10 Agosto, 2016 a las 22:09

    Por cierto, muy racista lo de “chino”, propio de quien se cree pertenecer a una cultura superior (la misma de los nazis).

    Responder
    • boticariagarcia10 Agosto, 2016 a las 22:11

      No sé, a mí no me molesta que me llamen “española”. ¿A ti sí?

      Responder
  • carlos10 Agosto, 2016 a las 23:15

    Boticaria García, sigue en tu línea científica y pasa de los trols.
    Mucho ánimo y mucha cultura.
    Otro boticario

    Responder
  • Eva G10 Agosto, 2016 a las 23:32

    La polémica está servida. He leído todos los comentarios…si, todos ?
    Phelps es un señor de otro mundo, pariente de Bolt y Serena. Simplemente máquinas humanas que nacieron para brillar y sus cuerpos se han ido puliendo hacia la perfección. Pero el deporte de élite pasa factura (una lo sabe bien).
    Yo solo puedo aportar que en una ocasión me vi con la espalda hecha un ocho, tenia un centro donde se aplicaban técnicas alternativas y según me vieron me ofrecieron las ventosas (ojo q estoy hablando de hace 6 años) yo me fié de la profesionalidad de estas personas y me dejé hacer.
    Como dato, para q los artículos puedan seguir engrosando las listas de estadísticas, diré que mi espalda entró como un 8 y que a las horas del tratamiento milagroso estaba como una pasa. Doblada y sin poderme mover.
    Pagué a los dos días a un fisioterapeuta de carrera (antes me dijo que imposible tocar la espalda con esos hematomas) y salí nueva de la sesión.
    La sugestión es un arma poderosa y debe usarse pero no para sacar dinero ni engañar al pueblo llano.
    Gracias por dar voz a tantos Boticaria y poner un contrapeso en la más que probable balanza de los que engrosarán el lado favorable del cupping o ventoseo ?

    Responder
    • Alex11 Agosto, 2016 a las 00:40

      “Cada uno cuenta la feria como le fue en ella”, conozco a bastante gente que ha ido también a fisioterapeutas y les han dejado peor de lo que estaban, ojo, en muchos otros casos no es así, las experiencias personales son eso, personales, pero de fisioterapeutas que no arreglan una rotura de 2 centímetros en un gemelo y su consiguiente dolor, a que uno con metidos tradicionales si lo logre también pasa, el otro día sin más a un amigo, será por algo y no por obra de magia o voodoo… Pero esto es como todo, alguien que sea un profesional de medicina tradicional no es un timador por el simple motivo de ser profesional en dicho campo, ni un fisioterapeuta será un sanador milagroso por el simple hecho de sacarse el título, malos profesionales hay en todo, por lo que hay que juzgar los resultados, no la profesión en si…

      Responder
  • Marcos11 Agosto, 2016 a las 04:45

    y..? pq me he quedado con las ganas de un analisis mas o menos cientifico del proceso. Al final no dices nada de nada..

    Responder
    • boticariagarcia11 Agosto, 2016 a las 10:00

      El verdadero problema es que no se puede hacer un análisis científico de algo que no lo es. ¿Se puede hacer un análisis científico de la ineficacia de las Power Balance o de las Pulseras Rayma? Es más bien al contrario: los defensores de las térapias alternativas deben responder mediante la evidencia de su efectividad. Y hasta ahora, con más de 600 estudios, no han sido capaces de hacerlo. Será quizá porque “alternativo” quiere decir “alternativo a la ciencia”.

      Responder
      • María R15 Agosto, 2016 a las 22:47

        ¡Buff, que agresiva está la gente estos días! Debe de ser el calor. Bueno, te olvidas del “AGUA IMANTADA”, jajaja. Aquello si que fue para alucinar en colores. No sé cuántas veces tuvimos que explicar mi hermano y yo a familiares que el agua no se podía imantar; pero nada, que no había manera. Todo lo que se anunciaba en la tele/radio era considerado verdad (igual que la gente creía que los libros de caballería y otras ficciones eran reales porque en los preliminares aparecía la autorización real para publicar). Esto me recuerda a aquella vez que mi prima, hace unos 20 años o menos le puso una castaña pilonga a su bebé debajo de la cuna porque tenía mal de ojo. Sigo sin entender cómo a estas alturas se puede pensar así… y ella no vive en una aldea aislada y perdida.

        Responder
  • AlbertoHV11 Agosto, 2016 a las 08:38

    Quizas entre todos esos articulos en el pubmed que comentas no has encontrado ninguno que provenga de China, informate un poco mas alla y sobre todo desde quienes actualmente usan a diario estas tecnicas y encontraras resultados mas favorables de los que has encontrado. (Mi mujer lo usa habitualmente, contamos con un kit en casa y le funciona principalmente para sacar el frio del cuerpo, que y como no me preguntes por que no tengo ni idea, pero desde que la conoci hace ya mucho años en Beijing lo usa con cierta frecuencia)

    Responder
    • boticariagarcia11 Agosto, 2016 a las 09:55

      Te invito a hacer la búsqueda tú mismo en PubMed. Te sorprenderá ver que mayoría de los artículos son de autores chinos y publicados en revistas especializadas en terapias alternativas. Y ni por esas, ni queriendo, son artículos de calidad con resultados concluyentes.
      Muy interesante lo de “sacar el frío del cuerpo”. Investigaré también sobre eso. Saludos

      Responder
      • Alex12 Agosto, 2016 a las 01:50

        Lo que viene siendo calentarse… unos se meten un copazo de coñac, otros se ponen un brasero, algunos hasta se pegan de tortas, ella usa ventosas, tampoco hace falta mucha investigación….

        Responder
        • Lur13 Agosto, 2016 a las 20:05

          Pubmed es la mayor base de datos de artículos científicos del mundo.

          He dicho mundo? Si he dicho mundo. Porque es una base de datos cm Google. Lo q n este ahí es q no existe. Y de por sí no todos los artículos van a valer puesto q la estadística no es válida para el estudio. Por eso se llaman estudios y se apellida científicos. Pq tiene q haber resultad que se puedan comprobar al hacer ese mismo estudio.
          Las terapias alternativas son muy psicológicas y el de toda la vida es tan científicos como la terapia milenaria china. Que no la MEDICINA milenaria china. Pero q si las copas q te absorben músculo., la quia para todo, las cintas de colores q todo el mundo termina diciendo q sabe poner y no sabe y tal vale… Viva la pepa

          Responder
  • Aida11 Agosto, 2016 a las 11:18

    Hay que saber LEER. Creo que es básico. Sin sacar de contexto frases ni palabras. Sencillamente leer. A ser posible con la mente un poco abierta y sin el cuchillo en la mano para atacar a la mínima.
    Tan respetable es el que se quiere poner ventosas, el que se quiere poner cintas, el que quiere tomar aspirina o el que prefiere curar sus males en un balneario perdido en los pies de una montaña.

    Cuando alguien tiene que hablar sobre algún tema lo lógico es que se informe. E informarse no es leer dos posts y los mensajes de twitter. Es leer publicaciones médicas, artículos que avalen o desacrediten, comentar con colegas de profesión. Y esto no deja se ser un blog, así que, además de exponer y explicar, uno da su opinión. Y la opinión es algo respetable (aunque he leído comentarios en los que no se ha respetado para nada eso).

    Me gustan tus post, Marián. A veces estoy más de acuerdo o menos en tu opinión (¡faltaría más :p) pero los escribes desde la profesionalidad y se nota que detrás de cada post hay trabajo y mucha lectura (en inglés o en lo que más te apetezca).

    Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo pero no hace falta faltar al respeto para demostrar una opinión, y aquí he visto algunas y no me parece justo.

    ¡Un abrazo!

    Responder
  • Emilio Molina11 Agosto, 2016 a las 11:26

    Estaría bien reseñar que la técnica, además de pseudoterapéutica, no está extenta de riesgos. No sólo “cuando se hace bien”, sino que además en la variante donde se usa fuego para conseguir el vacío, hay un peligro adicional a que las cosas salgan mal…

    Buscad “cupping burns” en imágenes de google. No comáis nada antes.

    Responder
    • Alex12 Agosto, 2016 a las 01:42

      No claro, y los consentimientos hasta para quitarte un juanete por si te quedas paralítico o peor son puros formalismos porque cualquier intervención esta exenta de peligros… Si se hace mal, y el que lo hace es un timador o un mal profesional (médico, fisioterapeuta, dentista, médico tradicional, médico alternativo, etc), pasan desgracias, y no solo con la cupping sino con todo… A ver si tenemos un poco más de seriedad y comentar con un poco de cabeza e información, ya que la cupping se usa sobretodo para movilizar la sangre que queda en contracturas musculares y lesiones parecidas, similar a lo que hacen los fisios al quitar contracturas pero con esta formula es más fácil descongestionar la zona, luego ya si hay gente que suelta que con ello te arranca los malos espíritus y tu te lo crees pues…. Pero claro, sin tener ni idea de lo que se habla se comenta puta madre….

      Responder
  • Diantir11 Agosto, 2016 a las 22:44

    Para puntualizar puntualizar sobre artículos académicos sobre el uso de las ventosas, una de las herramientas de uso común en la medicina tradicional china, coreana, vietnamieta y japonesa, podeís leer:
    http://www.cqvip.com/qk/95999x/200110/5722856.html
    En este estudio clínico, realizado en 2001, se pone de manifiesto que el uso de las ventosas mejora la oxigineción local, mejorando el metabolismo y ayudando a la recuperación de lesiones musculares.

    journal.9med.net/upload/pdf/41/717/40927_8747.pdf
    En este pdf se analiza el uso de las ventosas para el tratamiento de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica. En las conclusiones podemos leer que el tratamiento con ventosas mejora la sintomatología de dicha enfermedad y, además, mejora la circulación sanguínea y aumenta el flujo.

    http://www.cqvip.com/qk/93962x/200407/10249013.html
    En este artículo se analiza un estudio clínico cobre la aplicación de las ventosas a la recuperación de pacientes que han tenido ACV. En las conclusiones podemos leer que el huso de ventosas acelera la recuperación de pacientes con ACV.

    Es sólo una pequeña muestras de los cientos de artículos sobre el tema publicados en google académico en chino o en japonés.

    Nuestra visión del mundo no es la única. Nuestra forma de ver y entender la medicina no es la única. Nuestra “ciencia occidental” no es la única. Nadie tiene la verdad absoluta.
    Aún juzgamos, despreciando, desde la visión eurocentrista y colonialista.

    Responder
    • Alex12 Agosto, 2016 a las 01:35

      Así es, pero cuando la gente va con orejeras por todos lados pasan estas cosas….

      Responder
  • José Antonio15 Agosto, 2016 a las 13:36

    Estimados todos, yo confieso que de esto del cupping entiendo y sé poco. Y en general, tengo poca idea de todo o casi todo lo referente a la salud y a lo sanitario, salvo lo que uno va cogiendo de aquí y de allá a lo largo de la vida (y tengo ya 56 añitos). Desde un tiempo acá, debo confesar que he aprendido bastante más desde que sigo el blog de boticaria garcía y lo confieso con alegría porque en bastantes ocasiones sus consejos me han ayudado a mí y a mi familia a resolver casos de los que ella plantea.
    Aún a riesgo de resultar pesado, lo repetiré una vez más, tengo poca idea de cuestiones sanitarias… Yo soy filólogo y docente y he constatado que en esta, en teoría, exposición educada y cortés de distintas opiniones y puntos de vista, (sobre todo) uno de los “contertulios” (además de boticaría garcía) da la impresión de estar informado en este tema, puede que muy informado, y maneje o disponga de información con base científica sobre el mencionado asunto, no lo sé, es sólo mi impresión. Lo que sí voy a asegurar, con respeto pero con rotundidad, es que Alex (el tertuliano al que me refiero) debería ser más comedido en sus intervenciones, no en apasionamiento ni en intento de convencer, sino en el uso que hace de expresiones o giros lingüísticos que muestran desdén y enorme carencia de educación. Las formas han de cuidarse, si no se corre el riesgo, frecuentísimo, de no convencer a nadie. Expresiones como: ” …y cagarla…”, ” …ni puta idea…”, ” …fuera coñas…”, “…en vez de soltar esa gilipollez…”, “… no hace falta cagar luz…”, … “Pero claro sin tener idea de lo que se habla se comenta puta madre…”, es porque tu dieta es una puta mierda…”, “…para ser boticaria no se en que mundo te mueves…”, “…lo que hay que leer…”, “… y lo de usar ventosas para un cáncer es una soplapollez…”, “… pero claro, confiamos en hacer lo que nos salga del nabo…”. ¿?
    Para mí está claro, no puedo seguir los consejos ni recomendaciones de alguien que utiliza tales expresiones para apoyar sus aseveraciones. Mientras tanto, continuare siguiendo los consejos de Boticaria García, de los que me fío infinitamente más, por dos motivos, porque los hace apoyándose en bases científicas (de la medicina moderna, sí, aunque también nos habla de remedios de toda la vida) y porque lo hace con una exquisita educación.
    Por si acaso, ya digo que no voy a contestar a nadie que conteste a este comentario, yo no soy de polémicas, sí de conversar con buenas formas con cualquiera que también las tenga. Perdón por la extensión y saludos a todos.

    Responder
    • Alex18 Agosto, 2016 a las 15:18

      En ocasiones usar lenguaje coloquial y expresivo, tal vez vulgar si así se considera, sirve para enfatizar las opiniones vertidas y responder así con cierta sorna o ironía a comentarios, que sin usar dicho vocabulario expresado con antelación, ofende a muchos profesionales que trabaja con estos procedimientos, desprestigiando y menospreciando de forma gratuita y desde el más hondo desconocimiento. Por lo tanto, ya que no estamos en un sitio oficial donde la corrección política es necesaria, el usar vulgarismos o alguna que otra palabra mal sonante no me parece causa suficiente para rasgarse las vestiduras ni tachar de mal educado al interlocutor, sobretodo sin saber la educación recibida por el mismo, mientras que sí me parece a resaltar reírse, bularse e incluso faltar al respeto a la gente que da y recibe dichos tratamientos, ya que se les ha tratado por varios usuarios prácticamente como timadores, analfabetos, o estafadores. A esa gente, la cual usando su forma de proceder, voy a tacharles de mal educados por actuar de tal manera, les contesto con este lenguaje como bien ha señalado, y lo seguiré haciendo, porque no por usar la corrección como usted dice, se deja de ofender en ocasiones como he comentado, y no por no usarla, se ofende. Tampoco espero que nadie siga los consejos vertidos en este foro de debate, sería ridículo, y si lo hacen, bajo su responsabilidad, pero usar el castellano, en todas sus vertientes, no debería ser impedimento para al menos, pensar en lo expresado, ya que nos dejaríamos guiar por las apariencias y no nos dejarían ver el fondo de la cuestión, ya que por ese mismo proceder, y disculpándome de ante mano por la comparación, nos perderíamos a uno de nuestros pocos Premios Nobel, don Camilo José Cela, conocido bien por su uso del lenguaje. No nos dejemos guiar por lo tanto de manera tan exagerada por la corrección política y veamos más allá, no prejuzgando de forma tan gratuita.

      Un saludo

      Responder
  • Pilar25 Agosto, 2016 a las 10:26

    Perdonadme que me descuelgue con un asunto que no entra en la polémica*. Solo quería decir que la palabra inglesa “evidence” significa ‘prueba’ en español. El asunto no es baladí porque precisamente la ciencia funciona a base de pruebas, no de evidencias; de estas tiran las supercherías, que siempre proclaman cosas del tipo”es evidente que esto es así porque lo he visto yo/le ha funcionado a mi pariente/se hace desde hace mil años… El lenguaje no es neutro, así que me parece conveniente evitar ese falso amigo lingüístico.

    Un saludo

    Responder
    • boticariagarcia25 Agosto, 2016 a las 10:38

      La segunda definición de “evidencia” en la RAE es “prueba determinante en un proceso”. Por tanto la palabra evidencia estaría correctamente empleada en este caso. Saludos.

      Responder
  • Ana30 Agosto, 2016 a las 12:19

    Boticaria, gracias por tu trabajo. De verdad que no entiendo a la gente que se dedica a meter cizaña; ánimo, somos muchos quienes esperamos tus post y agradecemos tu tiempo y toda la información valiosa que nos proporcionas

    Responder
  • FRASCA19 Mayo, 2017 a las 13:16

    HABIA OIDO LOS BENEFICIOS DE LAS VENTOSAS Y QUISE PROBAR, NO SE CUAL SERA EL RESUTADO, TENGO QUE VOLVER EN UNOS DIAS Y MI PRINCIPAL PREGUNTA ES, ¿ POR-QUE NADIE HACE ALUSION AL DOLOR QUE PRODUCEN AL SER APLICADAS O SOLO ME HA PASADOA MI ?, AGRADEZCO CON ADELANTO CUALQUIER COMENTARIO, PUES ME SIENTO ANGUSTIADA Y NO SE SI DEBO SEGUIR.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.