Cómo conseguir la vacuna de la hepatitis A

Cómo conseguir la vacuna de la hepatitis A es el taquillazo de este verano. Tras grandes éxitos como: “Colega, ¿dónde está mi Bexsero?”, “Tos ferina como puedas” o “El último Varivax”, llegó el turno de la vacuna de la hepatitis A, también conocida como Vaqta.

vacunas autismo mito

¿Es posible conseguir la vacuna de la hepatitis A aunque esté en desabastecimiento?

En primer lugar, aclarar que esta vacuna no se administra sistemáticamente en España (excepto en Cataluña, Ceuta y Melilla) porque, pesar del llamativo aumento de casos desde el año pasado, España no es una zona de riesgo. Sin embargo, sí es conveniente administrarla en grupos de riesgo, como viajeros que se desplazan a zonas del mundo donde la hepatitis A sí está extendida. Más información aquí.

El equipo de investigación de Boticaria García, consistente en yo misma intentando conseguirla debido a un próximo viaje, ha llegado no a una sino a DOS soluciones para encontrarla. Allá van:

  • Centros de salud: En la Comunidad de Madrid sólo algunos centros de salud disponen de la vacuna. Desde julio, las únicas explicaciones que he recibido por parte de quienes están al otro lado del teléfono en mi centro de salud han sido: “creemos que llega esta semana”. No hay establecido un sistema de avisos o lista de espera. La única solución, muy adaptada a los tiempos, es llamar por teléfono cada día, hablar con la persona que atiende al público y que esta persona a su vez consulte a enfermería si han recibido vacunas (algo que lleva sus diez minutos de media). Ante el panorama, decidí hacer dos cosas: La primera, buscar en Google el listado de centros de salud y llamar uno por uno a los más cercanos (y luego a los más lejanos) hasta encontrar uno con existencias. Y la segunda, cambiarme “por unas horas” de centro de salud. Afortunadamente, el cambio de centro de salud se puede hacer en casa de forma inmediata con el DNI electrónico o certificado de firma digital. En menos de una hora conseguí localizar el centro de salud, pedir cita online con la enfermera y vacunarme. Lástima que no se me hubiera ocurrido antes. Tras conseguir la vacuna, he vuelto a “matricularme” en mi centro de salud. Y no, no me siento mal por haberme cambiado de centro a mi conveniencia. Como “ciudadana” de la Comunidad de Madrid creo que todos debemos tener el mismo derecho a recibir la vacuna, vivamos en un barrio o en otro.
  • Centro de vacunación internacional. Excepcionalmente, en el centro de vacunación de General Oraa administran la vacuna de la hepatitis A presentando una prescripción médica, sin cita previa. Bueno, eso si hay suerte y ese día tienen vacunas. El lunes pasado tenían, el viernes ya no. ¿Habrá hoy?

Llegado este punto ustedes pensarán, ¿por qué no fuiste a General Oraa en primer lugar si era tan fácil? Porque soy una persona obediente que hago lo que me indican los profesionales sanitarios y administrativos. Durante el mes de julio y agosto en el centro de vacunación internacional de Francisco Silvela me indicaron que la única forma de conseguirla era a través de mi centro de salud. Al parecer, desde principios de septiembre también ofrecen la opción de General Oraa. Pero, ¿cómo se entera uno de ello? ¿Además de perder los diez minutos diarios de la llamadita a mi centro de salud, tengo que perder otros tantos llamando a vacunación internacional por si se les ha ocurrido alguna otra solución para tapar el parche de las vacunas? Todo esto se podría solucionar con una lista de espera que avisara a los viajeros en función de la fecha de petición de la vacuna, urgencia del viaje o los criterios que se consideraran oportunos. Sin llamaditas que colapsan el sistema y sin pérdidas de tiempo para nadie.

El desabastecimiento de la vacuna de la hepatitis A es un gran problema a nivel mundial. Los profesionales con los que he consultado coinciden en que, especialmente en Madrid, andamos escasos por el elevado número de vacunas que se administraron en junio durante el World Pride. Sin embargo, esto no es excusa para marear a los ciudadanos con algo tan serio. La mala gestión asociada a la distribución de las unidades existentes nos lleva, una vez más, a la desconfianza y el resquemor en la población. Y a algo más grave como es desistir de la vacunación, porque les aseguro que yo he tenido que echar muchas ganas para conseguirla. Sobre los problemas de suministro quizá no sea tan fácil actuar, pero organizar una lista de espera creo que sí está en nuestra mano. O mejor dicho, en la de quienes nos gobiernan.

Otros posts sobre vacunación internacional que pueden interesarte:

Vacunación internacional sin cita previa: trucos

Vacunas para viajar al extranjero: ¿Cuáles tengo que ponerme?

Repelente de mosquitos para la ropa

 

Bibliografía: 

https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/Problemas_suministro_HepatitisA.pdf

 

12 Respuestas a los Comentarios

  • Eva Gascon6 septiembre, 2017 a las 13:30

    Y yo que te voy a decir….que segundo la crítica constructiva y que insto a que se pongan las pilas en gestionar bien los medios y recursos de los q ya disponen. Hace tiempo q no viajo a destino internacional y menos de riesgo, pero es cierto que a mi quien SIEMPRE me ha solucionado mis temas de vacunacion para viajes ha sido el centro internacional de vacunación, el centro de salud siempre me ha mirado de reojo😕

    Responder
    • boticariagarcia7 septiembre, 2017 a las 00:36

      Y realmente es en el centro internacional de vacunación donde se administran, pero al haber problemas de abastecimiento, esto se convierte en una jungla… ¡Gracias!

      Responder
  • Eva Gascon6 septiembre, 2017 a las 13:31

    Errata *secundo

    Responder
  • Ana Sáez6 septiembre, 2017 a las 14:56

    En General Oraá el 1 de agosto tampoco había unidades.

    Responder
  • Mira6 septiembre, 2017 a las 22:11

    Mira, puede que te suene a argumento “ad hominem”, y no, porque no voy contra ti sino contra lo que escribes o, más bien, contra cómo lo escribes. El blog sería incluso interesante si no fuese porque te crees graciosa y vas de ello sin tener ni pizca de gracia (para escribir algo con gracia hay que tenerla) con tus “boutades” que no vienen a cuento. Y te lo digo como crítica constructiva, porque venía de vez en cuando a informarme, pero leer petardadas que no tienen nada que ver con el tema del post ha conseguido que no vuelva a entrar aquí, como ya les habrá ocurrido a otros (porque estamos hartos de graciosillos/as de tres al cuarto), espanta y te hará perder lectores, te lo digo de buen rollo, porque cualquiera puede tener un blog con más o menos suerte, pero no necesariamente el que diga más memeces va a tener necesariamente más lectores (aunque desgaciadamnete hoy en día es así), y si te empeñas en seguir soltando gracietas, pues mira, adiós muy buena, me voy a otro blog donde se centren en la información sin necesidad de apoyarse en coletillas y chistes raídos y ripiosos, y a ti que te vaya bonito con tus lectores, que alguno tendrás, y si censuras esta opinión, pues bueno, ya tendré otra opinión, esta vez más personal, sobre ti.

    Responder
    • Y añado:6 septiembre, 2017 a las 22:27

      Respondo a mi anterior comentario para añadir que dice muy poco de ti querer conseguir a toda costa una vacuna que no necesitas (no dices en el post que estés en grupo de riesgo, ni que vayas a viajar a países de riesgo) cuando, ya que hay pocas, no se la dejas a los que realmente la necesitan. Eso es muy miserable.

      Y tu justificación de “cambiarte de ambulatorio momentáneamente” para tener las mismas oportunidades es igual de miserable: hay comunidades en España en que la vacuna está totalmente fuera del alcance, otras en las que solo es por vía hospitalaria y si al m´´dico le sale de las narices ponértela, ¿tenemos culpa de vivir en una comunidad con tales directrices? Mejor nos cambiamos todos “momentáneamente de ambulatorio” como tú has hecho y nos vamos a Madrid todos, nos las ponemos y volvemos. ¿Qué te parece? Pues ni más ni menos lo que has hecho tú, que lo único que eres es una aprovechada por tu condición de “farmacéútica” (suponiendo que lo seas), igual de auxiliar de farmacia no pasas, y no tengo nada contra estos profesionales, pero dime de qué presumes y te diré de qué careces…

      Y a provecharse de la profesión o condición de uno, sea auxiliar de farmacia o lo que sea, dice muy poco sobre una persona y mucho sobre los valores humanos de esa persona: yo, yo, yo y a los demás que les zurren. Hala, maja, que te vaya bien con tus vacunas, pero el día que realmente necesites una y no te la pongan por X razones, espero que te acuerdes de esto, aunuque también te deseo buena suerte.

      Responder
      • boticariagarcia6 septiembre, 2017 a las 23:19

        En el post menciono que he acudido al centro de vacunación internacional y creo que se sobreentiende que próximamente voy a realizar un viaje a una zona de riesgo. Si no lo has entendido así, como veo que te preocupa, aquí estoy para aclarártelo: en el mes de julio estuve en el centro de vacunación internacional y una doctora me hizo una prescripción para la VHA (el papelito azul que menciono en el post, para más señas).

        No presumo de ser farmacéutica, simplemente lo indico porque si no lo hicera, gente como tú me preguntaría que quién me he creído que soy para hablar de vacunas. Y si no te lo crees, pues lo siento. No voy a escribir un post con una foto de mi título, ni del papelito azul de la VHA firmado por la doctora. Total, dirías que he utilizado Photoshop.

        Y en cuanto a cambiarme de ambulatorio, he hecho algo totalmente legal permitido por la Comunidad de Madrid, sin aprovecharme de ninguna condición. Cualquiera, sea cual sea su profesión, podría haber hecho lo mismo. Vacunarme es algo que un profesional me ha recomendado para preservar mi salud (y la de los que me rodean, por extensión). Si tengo a mi alcance una vacuna de forma legal, no vacunarme sería irresponsable por mi parte.

        Por cierto, la expresión “no pasar de auxiliar de farmacia” me parece muy poco respetuosa hacia mis compañeros.

        A pesar de eso, yo también te deseo buena suerte.

        Responder
    • boticariagarcia6 septiembre, 2017 a las 22:34

      Pues nada, de buen rollo te doy las gracias por el comentario de texto. Siento mucho perderte como lector/a pero… no se puede gustar a todo el mundo. De hecho, si le gustara a todo el mundo, creo que me preocuparía. Gracias de nuevo y hasta siempre.

      Responder
  • Silvia7 septiembre, 2017 a las 22:32

    Muy buen post boticaria Garcia, eres una honra para la profesión! Pierdes unos lectores pero… ganas otros.
    Por cierto me pareces muy graciosa

    Responder
  • Cristina Quesada8 septiembre, 2017 a las 04:36

    En el Pais Vasco el Dpto de Salud nos envio una circular a los centros de salud informando q las pocas dosis de teniamos estaban reservadas para vacunar a viajeros a zonas endemicas que viajaran por razones de trabajo o de ayuda humanitaria, y los contactos de casos de hepatitis A q procediera. El resto, ni en farmacia ni cambiandose de centro de salud (q por cierto aqui no esta permitido). Y solo primeras dosis, por ahora nada de segundas dosis para nadie.

    Responder
  • Eva11 septiembre, 2017 a las 11:41

    Muchas gracias por la información que das el tu blog, al que me remitió una compañera tuya farmacéutica. Gracias a tu información y siguiendo los pasos que indicas (pasando por el Centro de vacunación internacional previamente, donde me prescribieron la vacuna VHA) hoy lunes me han vacunado en General Oraá 15. Me dicen que el mismo lunes se les suelen acabar las pocas dosis de la vacuna que reciben. En mi Centro de Salud no la tenían. Ahora por fin puedo viajar mucho más tranquila a China el mes que viene. ¡Gracias!

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.