Collares de ámbar y dientes

Collares de ámbar para el dolor de dientes

 

Collares de ámbar y dentición: se los quitan de las manos (y jamás del cuello). Hay dos grupos de población proclives a comprar cualquier burra que se les venda: las madres de bebés  y los enfermos con desesperación. Si juntas los dos en uno (una madre desesperada con un hijo al que le salen los dientes), el resultado es un filón.

Para la teoría, agárrense ustedes fuerte: un collar de ámbar que, colocado en el cuello del bebé, alivia las molestias de la dentición.

collares de ambar y dientes

Sólo por el concepto en sí, y porque en prácticamente todas las webs que he visitado sobre collares de ámbar encontraba chacras, energías, espíritus (y, sobre todo, faltas de ortografía), cualquiera con menos tragaderas que yo hubiera mandado a freír monas el asunto. Me refiero a páginas como ésta.

Sin embargo, me topé con esta web que no sólo tenía un aspecto formal más cuidado, sino 5.775 fans en su página de Facebook. Y me preocupé.  Me preocupé porque parecía relativamente serio y creíble. Porque, de algún modo, hablaba de principios activos, de mecanismos de acción y de estudios científicos. Todos ellos absolutamente peregrinos, pero sin parecerlo demasiado.

Mi intención con este post es desmontar esos argumentos, y, fundamentalmente, disparar mi último cartucho para que mi amiga Mónica libere a su futuro hijo de tan absurda carga. La fe es lo último que se pierde.

¿Tiene algún principio activo los collares de ámbar?

Supuestamente, el ácido succínico.

Aunque ni los propios vendedores se aclaran, y hay algunos que hablan de las propiedades electromagnéticas del ámbar, la teoría más extendida es que las bolitas de ámbar, en contacto con la piel, liberan unos aceites que contienen ácido succínico, un potente antiinflamatorio.

Si bien es cierto que el ámbar (y, ojo, sólo el procedente del Mar Báltico) contiene entre un 3 y un 8% de ácido succínico, la realidad es que la Agencia Española del Medicamento no tiene aprobada ninguna indicación para el ácido succínico, más allá de regular el pH (es decir, es un tampón, un buffer, sin propiedades terapéuticas). Tampoco el Martindale menciona ninguna propiedad analgésica o antiinflamatoria.

Sin embargo, un clásico argumento comercial en los productos milagro es tirar de autoridades sanitarias. Así, los vendedores de collares de ámbar afirman que la FDA ha aprobado el uso del ácido succínico en EEUU. Y es cierto, se ha aprobado su uso porque su consumo es seguro, por ejemplo en la industria alimentaria (como aditivo E-363) pero en ningún caso la FDA afirma que el ácido succínico tenga propiedades terapéuticas. 

Otra de sus grandes machadas es apuntar en su causa a Robert Koch (descubridor de la bacteria de la tuberculosis y Premio Nobel de Medicina). Es cierto que Koch realizó estudios sobre el ácido succínico, pero no para probar su poder analgésico, sino para concluir básicamente que su ingesta no era tóxica.

Conclusión: Las autoridades sanitarias afirman que la ingesta de ácido succínico no mata (sólo faltaba), pero tampoco dicen que cure.

¿Cuál es su mecanismo de acción? (Si es que lo tiene)

En contacto con la temperatura corporal, se libera el acido succínico y éste se absorbe y pasa al torrente sanguíneo. Con un par.

¡Ay, si lo llegan a saber los estúpidos laboratorios que invirtieron millones de euros en estudios galénicos, farmacocinéticos y farmacodinámicos hasta dar con los parches transdérmicos! ¡Con lo fácil que era! Que nadie se lo cuente, porque entonces, los que se cuelgan una piedra al cuello son ellos y se tiran acto seguido al mar.

Como todo el mundo sabe, la piel tiene una misión muy clara que es protegernos. Para que cualquier sustancia pase a sangre debe atravesar todas las capas de la piel que son muchas y muy distintas (unas hidrófilas y otras lipófilas). No es precisamente sencillo que cualquier sustancia se absorba y, de hecho, engañar a las capas de la piel y “colarse en la fiesta” es uno de los grandes retos de la industria, fundamentalmente la cosmética.

Por otro lado, que el simple contacto con la temperatura corporal haga exudar un ámbar que lleva resistiendo todos los cambios climáticos desde el jurásico, es otro brindis al sol.

En este apartado me quedo con un par de dudas… la primera, si el 3-8% de ácido succínico que tiene el ámbar y se va liberando gradualmente es infinito o en algún momento “se gasta” y hay que comprar otro collar (de no ser así, un chollo), y la segunda, si el ámbar es tan listo que sabe qué dosis de succínico debe liberar en cada edad (a saber, no es lo mismo el antiinflamatorio que se le da a un bebé de 3 meses que de 2 años). Si alguien sabe algo, agradecida.

¿Qué estudios científicos avalan los collares de ámbar? 

Os juro que he buscado con más interés que cuando perdí el anillo de pedida.

El anillo lo encontré finalmente en la basura y con esto… con esto me ha pasado casi lo mismo. Me temo que el estudio científico de 2003 al que todos sus defensores se agarran (sin atreverse a citar) como el gran aval del collar de ámbar es este estudio chino (procedente de la ciudad en la que nació Confucio) en el que se compara en unos ratoncillos el efecto ansiolítico del ácido succínico frente al del diazepan.

¡ACABÁRAMOS! O sea, que si nos tragamos (como podamos) que todo lo anterior es cierto, y que el ácido succínico es realmente un antiinflamatorio que se absorbe y pasa a sangre, a lo que nos están animando los vendedores de collares de ámbar es a drogar a nuestros hijitos dándoles un primo hermano del Valium. ¡Viva la madre naturaleza y vivan sus remedios!

ÁMBAR VERDADERO Y ÁMBAR FALSO: LA PRUEBA DEL ALGODÓN

Resulta que con los collares de ámbar pasa como con los Rólex de Chinatown. Hay fakes de primera y de segunda. Todos aseguran ser auténticos, pero lo cierto es que muchos collares de ámbar para bebés son de puro plástico, o sea, que ni vienen del Báltico ni llevan ácido succínico (algunos ya se retiraron en 2008). Para saber si el collar es auténtico o no, hay una serie de pruebas que van desde pasarles la lámpara del CSI hasta simplemente echarlos en agua con sal a ver si flotan (si flotan son “buenos”).

Sinceramente, si mi hija llevara un collar de esos me aterraría hacer la prueba y comprobar que:

a) Es de plástico y llevo años haciendo el canelo.

b) Es auténtico y estoy drogando descontroladamente a mi pequeña con sustancias que actúan como ansiolíticos.

SÍ, EL RIESGO DE ASFIXIA O ESTRANGULAMIENTO ES REAL

Por mucho sistema de seguridad, por mucho que cada bolita vaya anudada independiente, lo cierto es que en un bebé, aunque incomode leerlo, una sola bolita tragada o introducida por la nariz puede causar asfixia. Sólo hay una manera de evitarlo al 100%: no poniéndoselo. No insisto más, por obvio.

YA, PERO ES QUE A MÍ ME FUNCIONA

Por supuesto, ¿qué me van ustedes a contar? La esperanza es lo último que se pierde, y por eso mismo le dedico este post a Mónica. Ojalá le ahorre a su pequeño el collar de ámbar.

Con la ciencia en la mano, los collares de ámbar NO son efectivos contra el dolor de dientes en bebés ¿sabes por qué?  -       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

92 Respuestas a los Comentarios

  • trimadre11 Febrero, 2014 a las 08:22

    Yo estaba pensando lo mismo, el pobre collar se quedará consumidico al cabo de un mes no? Ah! que no, que dura foreverandever!! yo es que soy más de poner una vela a la Virgen de Lourdes… ;)) Besitos

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 11:04

      Pensé muchas veces en citar a la Virgen de Lourdes, pero me pareció una falta de respeto… por lo menos ella va de frente y vende “fe”, no ciencia 🙂

      Responder
  • peinetapintxosymimonillo11 Febrero, 2014 a las 09:41

    Jajajaajaj eres única querida, te diré que a pesar de mis locuras por alguna cosa que no termino de entender no soy nada fanática de estas cosas, según el gorila es porque tengo fe ciega en los que llevan batas blancas.

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 11:05

      Las batas blancas tampoco son infalibles, pero, al menos, detrás de ellas suele haber gente que ha estudiado suficientes años como para no tener faltas de ortografía… 😉

      Responder
      • Ana20 Julio, 2015 a las 17:49

        Ojalá… pero oye, aún así, te encuentras con gente con bata que siguen creyendo en la virgen, en los santos, les rezan para que les saque de apuros y fíjate, siguen poniendo faltas de ortografía.

        Responder
  • Mónica11 Febrero, 2014 a las 10:02

    A mí me lo intentaron “vender”, pero simplemente por el pánico de poner un collar a un bebé ni me lo planteé. Si me daba miedo hasta ponerle bufanda aunque estuviera yo todo el rato presente. Me imaginaba que el collar se enredaría y le ahogaría. Niños pequeños, nada al cuello.
    Y los posibles efectos.. bueno, es que es de chiste, me parece bien los amuletos y demás que sean totalmente inocuos, si los padres se quedan tranquilos, pero arriesgar para NADA…

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 11:07

      Teniendo en cuenta que el beneficio es nulo y el riesgo existe, aún me resulta sorprendente que haya gente que no lo vea claro meridiano. Pero así es…

      Responder
  • sarablancos11 Febrero, 2014 a las 10:03

    Me meo nena, cada vez que te leo confirmo lo bien que escribes, sigue así que me encanta. En relación a lo productos milagros hay cosas que te juro por snoopy que no se como los compra la peña, está las plantillas mágicas, la pulsera increíble, los apartos gimnasticos que te ponen buenorra con solo comprarlos, la crema de babas que te deja la cara como el culo de un bebe, la faja que se pone una muchacha de 50 kilos y que naturalmente parece delgada…y la peña lo compra, así sin pensar.

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 11:09

      Oye… igual no sería mala idea ir destripándolos uno a uno. Así en un momento, me armo una sección en el blog 🙂
      Gracias por la idea y por el piropo, moza.

      Responder
  • Alele11 Febrero, 2014 a las 10:25

    jajajajaja, yo voy a contar mi historia con el collar de ambarplástico.
    Me presento diciendo que no me gastaría yo ni un euro en estas chorradas, bueno, ni siquiera en homeopatía.
    Me lo dejó una amiga, para mi segunda niña que babeaba sin control (qué manera de mojar la ropa oye). Y bien sí, dejó de babear tanto.
    Pero si es de plástico! y mi amiga: que va, es de ámbar. Sí, de origen fósil pero ámbar ámbar no es querida.
    La conclusión de otra amiga enfermera esta última, era que hacía masajillo en la garganta y ayudaba a tragar la baba. Entonces da igual que le ponga este horrible collar amarillo o uno megachulo del imaginarium, en fin, mejor no poner un collar a un bebe.
    Resumiendo, al de quince días se lo quité para ir al pediatra porque me daba vergüenza torera, y se me olvidó en un cajón, y allí se ha quedado. La niña sigue babeando, a veces más a veces menos, sobre todo cuando le va a salir un piño.

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 11:50

      Gracias por compartir tu lúcida experiencia. Hiciste bien, seguro que el collar de tu amiga ya estaba agotado en principio activo y no hubiera funcionado 🙂

      Responder
  • desmadreando11 Febrero, 2014 a las 10:26

    Querida Boticaria de mi corassssón:
    Un placer leerla aunque me falte el gremlin en disección.

    Su prosa es verso y su boli perverso…¡Mira que querer matar con evidencia las pobres ilusiones de su amiga Mónica es para ponerle un pedestal o directamente para ofrecerle una colaboración directa para que en su blog venda collares a Desperate Housemothers!

    La fe es ciega y si le soy sincera me doy a placebos , sobre todo ahora ante mi segunda maternidad: hay quién dice que el aceite de rosa mosqueta es milagroso y hay otros que prefieren el Trofolastin (que también mano de santo oiga gracias por la recomendación).

    Yo es que a los fantasmas les tengo su respeto, no me gusta decir que no existen porque si se me aparecen ¡me da un supiritaco! Y pues en cuestiones “energéticas”-chakras-comoustedquierallamarle” puedo decirle que “aprendí” a respetarlas.

    ¡Que sí que mi padre se murió de cáncer y no hubo ámbar que lo salvara! Pero oiga mi cuñado tiene linfoma con 3 tipos de quimio y trasplante y no se podía hacer nada….cambió la alimentación, ritmo de vida, energía, Reiki y todos esos farfarullos y logró salir adelante. ¿Milagro? Pues no oiga…siempre está la ciencia, pero el resto ¿sobra?

    ¿Que un cóllar de ámbar va evitar que yo le de Dalsy o que no tenga fiebre? ¡Pues No! Pero si lo pones y notas que babea menos y que en comparación con el primito que se pone fatal tú hija lo lleva “mucho más light”….pues oigaaaaaa ya le digo yo que en México venden muy buen ámbar (ahí se lo dejó).

    Sabe que soy necia pero no tonta, cuando suelo “recomendarlo” obvio hablo de que no es un milagro y de que hay riesgos que cada madre debe asumir….

    Y por último, ante la sorpresa de mi pediatra pensando que era una “costumbre sudamericana” el collar de ámbar es algo ¡que aprendí de éste lado del charco! 😛

    En fin hermosa, a Critter le duró dos años y medio…Fetín ya tiene el suyo ¡ah y le faltó esclarecer la gran duda de que dicen que el collar mientras más oscuro más funciona!

    Ya ve? El misterio de las artes “oscuras” son inexplicables….

    Con todo mi amor y mi respeto pero sobre todo con toda mi felicidad de verla argumentar tan bien.

    Suya siempre con y sin collar de ámbar,
    Su oso amoroso 🙂

    Atila-mónica-desmadrosa

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 12:22

      Mi querida Atila-Caterpilar, para argumentos los tuyos, que has tocado todos los palos con tu estilo musical. ¿Y si te digo ahora que yo tuve unos pantalones homeopáticos? Tenían el increíble efecto de hacerme aprobar cada examen de la carrera. Al llegar a quinto se tenían de pie y casi respondían solos en los exámenes orales. El poder de la psique y los placebos no es en absoluto despreciable, pero sí lo es jugar con la esperanza, y desesperanza, de los demás para lucrarse. Ésto quizá no pase de la anécdota, de un dolor de encías que todo bebé supera, pero profesional y personalmente conozco casos de pacientes que ha abandonado tratamientos farmacológicos para entregarse a los brazos de unas garrafas de agua con sal, a razón de 200€ cada. ¿Dónde está el límite? Porque una cosa lleva a la otra, a mí, por mera coherencia no me queda más remedio que oponerme enérgicamente a todo.
      Y sin embargo… aun me queda una pregunta que hacerte… ¿tu collar es de los que flotan o no? Curiosidad malsana.
      Gracias por el rato, Atila.

      Responder
      • desmadreando11 Febrero, 2014 a las 19:19

        Curiosidad respondida y avalada ¡es ámbar del bueno bueno! 😛 un placer as always maifriend ¡y que tarde tan diver! 😛

        Responder
        • boticariagarcia12 Febrero, 2014 a las 01:17

          Dicen las malas lenguas que acabaste con las reservas de sal del edificio, pero acepto pulpo 🙂 Tarde de las buenas y de las nuestras. Y las que nos quedan, amiga, ni lo dudes 🙂

          Responder
          • Irene MoRe12 Febrero, 2014 a las 10:29

            jijijiji, con tanta sal yo creo que hasta el de plástico flotaba, jeje. Yo no los he usado con Peque, porque me da miedo y porque no me gustan, pero yo tuve una pulsera, aunque mi madre le daba un uso distinto, según ella, si a un bebé le sube la fiebre, el coral cambia de color (no tengo datos científicos al respecto)

          • boticariagarcia12 Febrero, 2014 a las 11:36

            No conozco la pulsera en cuestión, no sé si me dan más miedo los métodos diagnósticos o los curativos… investigaré 😉

      • Ecbernal2 Septiembre, 2014 a las 16:33

        Sorry no he usado lo del ámbar y no viene a cuento pero……jajajaja yo durante los cinco años de carrera la época de exámenes la pase con mis “pantalones de pensar”

        Responder
        • boticariagarcia3 Septiembre, 2014 a las 09:36

          Yo tenía unos de esos… se me rompieron… ¡Unos vaqueros! Y los cosí. Una historia.
          Eso sí, siempre tuve claro que todo era pura sugestión mía, vamos, magia cero 😉

          Responder
      • UFF!7 Mayo, 2015 a las 09:04

        REIKI??? jajjajaa, me apunté a un curso acelerado de 4 dias para saber que era esto del Reiki, todo me parecia de chiste, pintar mandalas y atrever-se a decir como soy… (no acertó nada) y de preguntarme que sentia cuando lo pinté y reponder, nada! no veas la que lió y lo mucho que se enfadó, pero ya lo que me hizo levantarme del suelo y dejar de escuchar gilipolleces, es que en plena clase y despues de hacernos escuchar la musiquita esa horrible, dijo ” Yo curé a una chica con fibromialgia ” ANDA YA!!!

        Responder
  • Mi Álter Ego11 Febrero, 2014 a las 12:25

    No había oído hablar nunca de esto pero me ha recordado aquellas famosas pulseras con dos bolitas que te curaban todos los males. Todas las épocas tienen su producto milagroso, por lo que veo. Un besote!!!

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 12:27

      Se llamaban Rayma y se prohibieron por motivos evidentes. Nada muy distinto a las Power Balance, por otro lado. Siempre hay alguien dispuesto a comprar, y muchos más dispuestos a vender 🙂

      Responder
  • la madre novata11 Febrero, 2014 a las 15:04

    jajajaja.. conocí los collares estos por vosotras. Pero nuestra amiga es cabezona y es parte de su encanto.

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 18:28

      No lo hubiera dicho mejor. Exótico encanto el de nuestra amiga…

      Responder
  • Maria11 Febrero, 2014 a las 15:27

    Yo no había oído lo de los collares. Será que aquí en Bélgica no se lleva el ámbar…
    Me ha quedado una duda… Yo collares no le pondría al niño pero ¿de qué hay que ponerle las pulseritas para que duerma de un tirón? Jajaja! Estoy tan falta de sueño que con licenciatura en química incluída me la meten doblada cualquier día.

    Responder
    • boticariagarcia11 Febrero, 2014 a las 18:36

      Pues licenciada en química ya sabes… a destilar tus cositas… jarabe simple aliñado… 😉

      Responder
  • Infancia en familia11 Febrero, 2014 a las 19:39

    No sabía que la moda era ahora el collar de ámbar!!! hace unos años era de otro material, bueno y las pulseras rojas para el mal de ojo son lo máximo, son de tela se las pones de bebés y no se las puedes quitar hasta que se les caiga. Pobres niños, he tenido algunos con esas pulseras que casi les cortaban la circulación.

    Eso sí, las ilustradas mamas te decían tan campantes que al médico no que no sabe.

    bueno, bueno….. y algunas te cuentan unas teorías sobre educación, niños y curas de lo más pintorescas. como para escribir un libro “como cuidar a un bebé y no matarlo en el intento”

    Responder
    • boticariagarcia12 Febrero, 2014 a las 01:20

      Entiendo que todo el mundo lo hace con la mejor de las intenciones, pero hay cosas que claman al cielo. Nadie nace sabiendo ser padre y cuidar un hijo, pero ojalá un poquito más de sentido común.

      Responder
    • Raquel, eldiariodetumami28 Julio, 2015 a las 13:29

      Estoy totalmente de acuerdo, pero a lo del medico no que no sabe tampoco es “al medico que todo lo sabe”, porque si les hablamos de lactancia a la mayoría, telita sus respuestas! Pero esto es otro tema que da para otro post xD

      Responder
  • BB11 Febrero, 2014 a las 19:44

    Me gusta como explicas las cosas. Se entienden a la primera.

    Responder
    • boticariagarcia12 Febrero, 2014 a las 01:21

      No es más que lo que hago detrás del mostrador todos los días, muchas gracias!

      Responder
  • cronicasdeunamadreimperfecta25 Marzo, 2014 a las 22:11

    Jajaja ni idea que tenìas otro blog! Genial como el otro anyway. Por cierto el diseño es chulísimo ¿cómo lo has hecho? Un besote, me pasaré a menudo.

    Responder
  • maria29 Agosto, 2014 a las 00:08

    Pues mis hijos lo llevan, y la mayor de tres años nunca se ha qejado.
    Cuantas hijas vuestras llevan pendientes???? Y eso no os parece peligroso???? Mi hija nunca ha tenido ningun problema por rl collar. Ni en mi ambulatorio ni en urgencias de mi provincia conocen casos!!!! No conozco ningun caso de accidente por collar de ambar. Qien no qiera ponerselo q no se lo ponga!!!! Pero no falteis al respeto!
    Ahora sera mas sano darle ibuprofeno a un bebe….. q los medicamentos se usan como gominolas y eso no puede ser!!!

    Responder
    • Yama15 Abril, 2015 a las 18:58

      Gracias… aunque no se que tan viejo sea este post… la verdad es que todos.. los que se burlan y desaprueban las propiedades del ambar.. lo cierto es que aca en ámerica y méxico estamos viendo los resultados… lo unico que hay que tener cuidado cuando los bebes estan con otros porque si se los quieren quitar… pero de alli en fuera… mi bebe duerme con el collar… la verdad yhasta el momento no he tenido problemas.. mis primas lo usan con sus hijos.. yamigas los estan adquiriendo… es muy facil criticar… hasta hoy no he utilizado medicamentos para el baby por su estresss de denticion!. Incluso mi pediatra lo esta recomendando… para que los bebes usen lo menos posible medicamentos. Obvio tiene que ser ambar auténtico… si van a criticar minimo hay que saber que cuando se rompe un collar no salen volando las cuentas… asi que no hay peligro de que los bebes lo traguen… ademas son mas chiquitos que una canica.. mi hijo hasta con una galleta puede ahogarse… gracias!

      Responder
      • boticariagarcia24 Abril, 2015 a las 00:19

        Hola Yama, afortunadamente en España no conozco ningún pediatra que aconseje el uso del collar de ámbar. De lo que estoy absolutamente convencida es que da igual que sea auténtico o no: el efecto es el mismo, es decir, ninguno. No hay ni una sola evidencia científica que lo avale y créame, me he informado exhaustivamente. Saludos.

        Responder
        • maria24 Abril, 2015 a las 06:30

          Tampoco hay evidencia científica de q exista Dios y medio mundo cree en él.
          Podrias decirnos los efectos secundarios del paracetamol y del ibuprofeno? A corto, medio y largo plazo? Y del collar?

          Responder
          • boticariagarcia24 Abril, 2015 a las 14:24

            Creer en Dios es una cuestión de fe. La medicina, para ser considerada como tal, no puede basarse en la fe sino en la evidencia.

            En cuanto a tu pregunta sobre el paracetamol y el ibuprofeno, se trata de medicamentos totalmente seguros y eficaces administrados según la pauta correspondiente. Precisamente por ello son los más prescritos a nivel mundial para tratar el dolor leve y moderado así como la fiebre (tanto en niños como en adultos).

            En cualquier caso, tenemos puntos de vista absolutamente divergentes y creo que es difícil que lleguemos a un punto de entendimiento.

            Un saludo.

          • MercheMar9 Mayo, 2015 a las 11:54

            A BoticariaMaria, eso de que el Ibuprofeno es seguro y eficaz, por favor este afecta a las celulas madre dela medula, asi que por favor, cuidado con los medicamentos, nuestros niños estan desarrollando muchas aplasias medulares debido a estos farmacos y al abuso de antibioticos….respecto alos collares, cada uno haga lo que crea mas conveniente y seguro para sus hijos y siempre estar alerta, los accidentes ocurren cada dia y con lo ke menos esperamos, suerte amigas, Merche

          • ???11 Mayo, 2015 a las 06:30

            Si claro el Iboprufeno es perjudicial, pero tambiés lo es cocinar con el microondas, darles filetes de panga, tambien dicen que el atun lleva plomos etc… la carne de cerdo aditivos, la de los pollos ni se te ocurra porque les pinchan hormonas, cocinar con cosas de aluminio, respirar humo, la contaminación en general, los vegetales que no sean biologicos, y un largo etc… asi que puede que el Iboprufeno en grandes dosis o mal administrado puede ser perjudicial, pero y todo lo demás?? tambien se lo vas ha sacar?

    • Shareli2 Agosto, 2016 a las 20:42

      Pues si te lo dice una boticaria, que vive de eso, que más se puede esperar, ahora resulta que los químicos son mejores que lo natural, por favor!! Pero es obvio si toda la vida nos han vendido esta idea creemos que la medicina es lo mejor, y no es que no sea buena pero para eso está lo natural también, poderosa combinación. La naturaleza es muy sabia. A respetar más!

      Responder
  • Mami María2 Septiembre, 2014 a las 15:11

    Buen artículo! Ahora está mi hija con los dientes fatal y las bienintencionadas abuelas me han buscado el collar de marras del que desconocía existencia y pienso dejar en el cajón.
    Ya puestos me mola más el collar que usaban en tiempo de mis abuelos. Consiste en buscar una serpiente, arrancarle la lengua y con ella hacer un saquito y colgárselo al bebé. Dcen que así el dolor lo pasa la pobre serpiente y no tu hijo. Yo me pregunto que opina la pobre serpiente de semejante salvajada…

    Responder
    • boticariagarcia2 Septiembre, 2014 a las 16:07

      No lo había oído en la vida. Me dejas boquiabierta. La serpiente no sé lo que pensará pero yo no tengo palabras… 😛

      Responder
      • UNA Q PIENSA COMO TU7 Mayo, 2015 a las 08:19

        Si, es cierto yo también lo oí, tambien sirve para que el crio que tiene problemas para hablar , pero vaya tela!! que salvajada y que pocas luces quien lo pone a prueba!

        Responder
  • Ana21 Septiembre, 2014 a las 14:24

    Uy, que monada de artículo. Al habla una vendedora de collares de ámbar al que se los quitan de las manos. Y efectivamente … La gente vuelve a por más. Posiblemente sea de cenutrios el tener faltas de ortografía, … Usted perdone María Moliner…algo en cualquier caso solucionable según su rigor científico y profesional … Pantalones de pensar y sucedáneos aparte, sales minerales y boticarios bienpagados por farmacéuticas que os sacan a bailar de vuestras atribuladas boticas. Así acabáis con la mente chamuscada de tanta diéresis, ceros, ibuprofenos y lorazepan de pata negra. Como podéis comprobar … Que fácil es decir gilipolleces. Tengo una tienda de piedras, soy bastante escéptica al respecto y me han dado en los morros madres con hijos a los que se les ha solucionado cólicos y dentición. Efectivamente me he tenido que tragar mi opinión al respecto y sencillamente he tenido que aceptar que el efecto placebo se puede presentar en los padres prono en los niños. Boticaria Moliner, te recomendaría bajar la voz y hacer oído de cosas que efectivamente por inexplicables no dejan de suceder. Cámbiate el viaje a las Bahamas de Novartis por una entrada al Circo del Sol, quizás aprendas más y tengas que corregir menos, te sentirás liberada, siquiera hará falta que te lo razones… Un beso homeopático pa ti.

    Responder
    • maria21 Septiembre, 2014 a las 17:29

      Q buen comentario, a ver si te contesta, pq a mi no me ha contestado!!!!

      Responder
      • boticariagarcia21 Septiembre, 2014 a las 18:03

        Esto es muy sencillo: vosotras estáis a favor y yo en contra. Vosotras tenéis vuestras razones (que a la gente “le funciona”) y yo las mías (que no hay evidencia científica y que a otra mucha gente “no le funciona”). Como nadie va a cambiar de opinión a estas alturas y creo que todas tenemos cosas más interesantes que hacer en domingo, por mi parte esto es todo.

        Saludos desde las Bahamas.

        Responder
    • moea13 Junio, 2015 a las 00:18

      Hola Ana, totalmente de acuerdo contigo.
      4 collares en 4 niños distintos en mi familia
      Los 4 funcionaron. No hablo de la baba, eso es lo de menos, hablo del dolor, de los lloros de dolor del bebe, esa impotencia de una madre oyendo y viendo el dolor de su hijo.
      Y ese collar hizo q nunca mas volviera a quejarse o llorar de dolor dentinal. Se acabó el sufrimiento. 4 niños EH! 4
      A lo importante, Ana leo q los vendes, por favor envíame un email a mora_brina@hotmail.com

      Gracias Ana y un saludo

      Responder
    • Juanj8 Diciembre, 2015 a las 04:09

      No se pueden poner puntos suspensivos tras una coma y tras estos no se comienza con mayúscula. Un saludo.

      Responder
      • Neus17 Agosto, 2016 a las 07:20

        Está claro que no has entendido lo irónico de su comentario…

        Responder
  • Naye (Maternidad Natural)20 Enero, 2015 a las 20:15

    Conozco el collar, pero nunca lo he usado en ninguno de mis hijos. Por dos razones:

    1) me causa angustia ponerle un collar a un bebé por la cuestión de asfixia, por muy segura que digan que sea no se me hace nada seguro.
    2) soy más partidaria de las cuestiones naturales de hay que dejarlas ser, es decir, creo que un bebé babea en esa etapa es por una cuestión natural su cuerpo genera dicho mecanismo y es parte de su desarrollo. Sólo que a las mamás es a las que les fastidia dicha baba y en lugar de dejarla fluir ¡no! mejor pensamos en como evitar dicho escurrimiento sin parar, y eso de estar limpiándolo parece algo que hoy en día las mamás no están dispuestas, y paradójicamente es en los primero años de vida lo que pasaremos haciendo en otro caso mejor comprar u “nenuco”*.

    Por otro lado, me encantó el post estoy en muchas cosas de acuerdo y me gusta mucho la elocuencia e ironía que usas; sin embargo creo que tampoco debemos creer ciegamente en las investigaciones científicas ( y mira que te lo dice una) ya que desafortunadamente hoy en día sabemos que mucho (no digo todo) de lo que se publica tiene tintes comerciales y mercadológicos, es decir, que si no vende no se publica, es una triste realidad; o peor aún se omite información porque afectará la industria farmacéutica. Claro que igual pasa con las farsas y estafas se aprovechan de la ignorancia y desesperación de las personas sobre todo de las madres que somos vulnerables al querer siempre lo mejor para nuestros hijos; la diferencia con esta última es que no olvidemos que existe el campo de la psicología y en ella se ha comprobado “científicamente” que muchas veces aspectos de mentalización y ánimo pueden más que cuestiones físicas.

    Saludos

    *En México (mi país), nenuco es un muñeco del tamaño y complexión de un bebé muy popular en las niñas de clase media por que lloran, comen y algunos si quieres hacen popó.

    Responder
    • boticariagarcia20 Enero, 2015 a las 23:33

      El tema de los estudios y de las posibles presiones gubernamentales o de la industria sobre ellos, daría mucho juego en un debate. Sin embargo, en este caso no tengo la menor duda de que no hay ningún tipo de argumento científico que justifique el uso de estos collares. Lo que sí ocurre es que hay muchos “problemillas” de difícil solución para los que interesa creer que hay un remedio mágico. Pero no lo hay. Hay cosas que simplemente hay que pasarlas de la forma más llevadera posible. Un saludo y gracias po comentar!!
      Ah!! En España también tenemos Nenuco. Mi hija tiene una pero te diré que prefiere la Baby Alive… una tal Teresa Traviesa que también come y expulsa que da gusto verla.

      Responder
  • Santi11 Marzo, 2015 a las 11:48

    Cualquier articulo serio de carácter cientifico acaba con una bibliografia para poder comprobar lo que se afirma, donde esta la de este?
    La misma charlataneria pero desde el otro lado

    Responder
    • boticariagarcia11 Marzo, 2015 a las 11:59

      Estimado Santi, en el post hago referencia a que ni la FDA, ni la AEMPs ni el Martindale recogen propiedades antiinflamatorias para el ácido succínico, que es el “principio activo” en el que se apoyan los vendedores de collar de ámbar. La prueba es la ausencia de pruebas. Cualquiera que haga una búsqueda en los lugares que menciono encontrará que no hay nada, de hecho, te invito a hacerlo y a que si tienes cualquier estudio que lo avale, lo expongas aquí. Un saludo

      Responder
  • Mamá Intrigada3 Mayo, 2015 a las 19:47

    Gracias por el post, tenía la duda de si en verdad funcionaba. Me has ahorrado un buen dinero y ser estafada! Jajaja seguiremos con las mordederas y zanahoras frías…

    Responder
    • maria3 Mayo, 2015 a las 20:19

      Cuidado con la zanahoria y la manzana cruda, como rompa un trozo y no lo sepa gestionar te vas a llevar un buen susto.

      Responder
  • Núria26 Agosto, 2015 a las 22:56

    Muy bueno y muy bien escrito.
    Gracias!

    Responder
  • viva la libertad oye!23 Septiembre, 2015 a las 22:08

    Pues mira aquí tienes otra madre bien contenta con el collar……lo que me parece alucinante de este post es que más que informativo,lo cual me parecería perfecto, parece inquisitivo.no todo se demuestra con explicaciones lógicas o científicas.porque hay gente que se cura del cáncer y otra desgraciadamente no???las que usamos el collar somos idiotas?kamikaze con nuestros hijos???que sufran,lloren,esten irritables o darles pomadas o medicamentos es mejorar no?yo recomiendo el collar 10000veces cosa que tu blog ni de loca,porque vamos respeto poco…..por las que describimos y por tu amiga haciendo lo imposible por cambiar una decisión que es suya que para algo es su bebe.ah!en mi familia 6niños(el más mayor 10años..Perdón que es que es la moda de ahora no??? )y todos sin dolores…y como parece que somos primitivas infórmate en Francia o Suiza que me parece que no los usa nadie…

    Responder
    • sonia8 Agosto, 2016 a las 01:59

      A mi no sólo me parece inquisitivo, sino que ademas me enerva su mofa. Y si, lo difícil es encontrar un bebé suizo sin él. Que triste que para argumentar una opinión tire de la burla.

      Responder
      • boticariagarcia8 Agosto, 2016 a las 09:21

        Principalmente tiro de evidencia científica, que al ser incontestable es lo que realmente molesta, me temo.

        Responder
    • Neus17 Agosto, 2016 a las 07:18

      Está claro que no has entendido lo irónico de su comentario…

      Responder
      • Neus17 Agosto, 2016 a las 07:38

        Disculpa, se me ha colado este mensaje, esto iba en respuesta a una persona que hablaba de los …

        En respuesta a tu comentario, estoy totalmente de acuerdo. Me parece que habrá que seguir “sembrando semillitas”, como siempre he dicho…
        Y siempre seguiré confiando en que las personas pueden seguir “evolucionando”, no como ha contestado a otro comentario por ahí arriba algo así como, “a estas alturas…”

        Luego explicaré mis razones para volver a este post, tras varios meses desde la primera vez que lo visité, buscando información sobre los collares de ámbar.

        Un saludo

        Responder
    • Montse22 Noviembre, 2016 a las 10:45

      Muy cierto en Suiza siempre a existido el collar de ambar para los peques

      Responder
  • Jenipher5 Noviembre, 2015 a las 04:11

    Tengo mellizas y entre mi desesperación por calmar lo irritable que se ponen por sus dientes, y de paso lograr dormir más de dos horas seguidas que es uno de mis mayores deseos (como cambian los deseos y las prioridades!), me puse a investigar sobre los collares y me encontré con tu post que me gustó mucho. Así que decidí que cuando ya las cosas frías no las alivian les doy calmatol, un jarabe hecho de hierbas que a veces funciona, pero al menos me hace sentir que algo hago por mis pequeñas. Si tienes otra sugerencia a parte de los AINES, bienvenida será. … Por cierto, no pude votar por tu bitácora, al buscarla sale error de la página.

    Responder
  • maria8 Diciembre, 2015 a las 23:41

    Niño 20 meses 8 dientes y saliendo 4 muelas. Desde los 4 meses con collar de ámbar.
    A los 15 meses estuvo dos semanas sin collar, lo extravié, resultado una noche horrible de lloros y al día siguiente le veo el culo rojo rojo, irritado. Se lo puse ese mismo día y no volvió a llorar hasta hace una semana y casualidad o no, llevaba 5 días sin collar. Y lo mismo noche horrible me decía q le dolía la boca y a la mañana siguiente el culo rojo otra vez.
    Hasta hoy!

    Q solo haya pasado 2 noches malas, q se haya despertado con el culo irritado esas dos mañanas en sus 20 meses d vida y q coincida q no llevaba collar de ambar para mi es casi una evidencia científica.
    Y más si tenemos en cuenta q su hermana jamás se quejó de los dientes y siempre llevó collar.
    Y q quieres q te diga, algo q vale 20€ y dura por lo menos 4 años y medio, la edad de mi hija a día de hoy, tampoco me parece un saca cuartos….

    Pero bueno, que cada cual haga lo que quiera, a mi que no me quiten el collar!

    Que explicación tiene mi caso?
    Y no es ninguna moda moderna. El problema es que en España vamos atrasaditos con respecto al norte de Europa.

    Responder
    • Juliana Aguiar S.11 Mayo, 2016 a las 14:46

      Hola María, tu post es un poco antiguo pero me podrías decir donde compraste el collar para tus niños?
      Muchas gracias. Un saludo

      Responder
      • boticariagarcia11 Mayo, 2016 a las 14:48

        Hola Juliana, si quieres hacerle un favor a tu hijo, no lo compres. No es efectivo y usarlo es un riesgo innecesario. Saludos

        Responder
        • Juliana Aguiar12 Mayo, 2016 a las 15:20

          Gracias
          Un saludo!

          Responder
        • Neus17 Agosto, 2016 a las 07:44

          Por mí parte no existe ningún riesgo.

          Según tu comentario, soy una mala madre por ponérselo a mi hijo, siempre bajo mi supervisión, por supuesto…

          ¿?

          Responder
      • María11 Mayo, 2016 a las 14:56

        En Francia en bayona en el bab2 hay una tienda tipo natura.
        Riesgo tiene muy muy poco, no se pq la gente dice que es peligroso no conozco ningún caso de ningún niño que haya tenido percances con el collar. Y por probar no pierdes nada, si acaso los 20€ que cuesta.
        Un saludo

        Responder
        • boticariagarcia11 Mayo, 2016 a las 14:59

          Su uso está desaconsejado por cualquier profesional sanitario, incluidos los pediatras. El hecho de que no conozcas ningún caso de asfixia o atragantamiento por rotura de bolitas no significa que no haya habido, porque los hay. Tal y como se detalla en el post no hay ningún tipo de evidencia que respalde su uso. Saludos

          Responder
          • María11 Mayo, 2016 a las 15:03

            Yo pregunté en mi hospital y me dijeron que no conocían ningún caso. Los pediatras tb desaconsejan el blw, y en muchos hospitales el método canguro, incluso la lactancia materna a demanda en prematuros…
            Sigo? Por si acaso…..

          • boticariagarcia11 Mayo, 2016 a las 15:06

            No es cierto en absoluto que los pediatras en general desaconsejen BLW. De hecho, correctamente realizado es una práctica que muchos de ellos aconsejan. Sinceramente no me creo que en ningún hospital de España aconsejen el collar de ámbar para los dientes. Sería un verdadero escándalo.

          • María11 Mayo, 2016 a las 15:14

            Nunca dije que recomienden el collar. Pero a mi la pediatra sólo me dijo, pónselo bien apretado para que no se le enganche a ningún sitio.
            Y un escándalo tb podría ser que aconsejarán el uso de homeopatía y te lo aconsejan…. Así que nose pq hay tanta gente interesada en que no se use el collar de ámbar. Qué más os dará. Más peligrosas son otras cosas y nadie se echa las manos a la cabeza

          • boticariagarcia11 Mayo, 2016 a las 15:22

            Lo dabas a entender con tu comentario y creía importante matizarlo. Este es un post en el que se intentan exponer los motivos por los que el collar de ámbar no es una buena opción para los bebés. Mi intención era disuadir a la persona que lo ha comentado sobre su uso, si no lo he conseguido, mala suerte, pero por lo menos lo habré intentado. Saludos

          • Neus17 Agosto, 2016 a las 07:46

            Disculpa, pero eso es lo que tú crees.

            El pediatra de mi pequeño cuando lo vio no me lo desaconsejó, todo lo contrario.

            Y he contactado con otras mamás, a los que sus pediatras tampoco.

            Así que parece que no tienes toda la información necesaria.

        • Juliana Aguiar12 Mayo, 2016 a las 15:22

          Gracias María. Pensé q lo habías comprado en España…
          Un saludo

          Responder
          • María12 Mayo, 2016 a las 16:26

            No hay de que!

  • mima22 Enero, 2016 a las 11:28

    Aqui al habla una madre de niña de 7 años que en su momento usó collar. Supongo que efectivamente no habrá ningún estudio científico q avale los beneficios o no del uso de éste, lo que sí sé es que a mi me funcionó. Primero decirte que soy sanitaria de profesión, con lo cual sé de que hablo. Mi hija le puse el collar por las babas, me lo recomendaron y lo compré (tuvieron que pedirlo en la farmacia, porque no tenian), no dudé mucho. Cuando lo llevaba puesto la gente empezó a preguntar y opinar y cansada de comentarios y cuestiones varias se lo quité. Resultado, cuello escocido y con hongos que nos costó una barbaridad eliminar, puesto que era verano y la nena estaba gordita. Se lo volví a poner en cuanto le curamos los hongos y al tiempo no sé porque se lo volvi a quitar. Resultado: Su culete totalemtnte escocido y mis pechos (todavia tomaba lactancia materna) en tratamiento con medicametos tópicos recetados por el dermátologo para curar el eccema que me causaron las babas. Se lo volví a poner y ya creo que le fue retirado cuando echó todos los dientes…. Ahora bien, mi collar no era ambar, era plástico, y lo compré sabiendo lo que compraba. A mi no me lo recomendaron por los beneficios del ámbar, si no por el masaje que las bolitas de plástico, ámbar sintético lo llamaban, que le hacian al niño en la barbilla y repito yo lo compré en la farmacia. En resumen, yo entiendo tus reticencias al uso de estos cacharros, pero entiende que hay gente que les puede ofender… no es mi caso, eh? Es igual que el cubito para bañarlos y sus beneficios sobre el colico del lactante, pues te diré que, en mi caso, el cubito mano de santo, eliminó el uso de sondas rectales semanales, colikin, aero red y llantos infinitos y simplemente es una bañera.
    Al margen de todo esto, enhorabuena por el blog, es buenísimo y el como cuentas las cosas tambien.

    Responder
  • Yazmín Escutia28 Febrero, 2016 a las 18:07

    Excelente post, precisamente estaba buscando algo así, creía que era la única loca que pensaba eso que plasmas en este post. Mi rama de estudio tiene que ver mucho con rocas y minerales así que se me hace una tremenda bobada, tengo claro que la mente es muy poderosa y que si creo firmemente en algo obviamente me funcionará.
    Mi nena tiene casi 9 meses y hasta ahora no ha estado irritable y dolorida por la dentición, pero vaya con tantas muestras de rocas que hay por casa anda tu a saber cual ha sido la que ha evitado los dolores y molestias.
    Gracias por escribir esto, ya se que no estoy tan loca por no seguir estas modas y por ser tan alarmista en cuestiones de seguridad con mi peque.

    Un abrazo

    Responder
  • Vasi23 Marzo, 2016 a las 16:46

    Por supuesto que a algunos les ” funciona”. Simplemente porque sus hijos no tuvieran fiebre ni molestias aunque no lleven el collar. Me entere de que a mi hija le rompian algunos dientes cuando me mordio. Ni fiebre, ni dolor, ni na’. Menudas chorradas de collares magicos y genios en lamparas. Cuentos de 1001 noches.

    Responder
  • Vidas_pixeladas Carla5 Julio, 2016 a las 17:29

    Hace poco me toco comentar sobre ellos y solo pude decir que si queremos ponerle un collar a un niño y no digo bebé pues esos mejor, por tema seguridad pero por lo demás pues un collar,como cuando era pequeña y decían que había unas pulseras anticancer

    Responder
  • Marta19 Agosto, 2016 a las 02:02

    Buenas noches….siento decir que ya hay muchos casos, León (España) de stragantamidnto por rotura de estos collares.te cuentan las bolitas por radiografía y pasate 15 días buscando bolitas en el pañal.yo nunca lo he usado pero doy de un grupo de mamás en Facebook y le ha pasado a más de una.vaya susto!!!!

    Responder
    • Maria26 Agosto, 2016 a las 17:37

      Si se traga las bolitas, dudo que sea más de una, no hay atragantamiento.

      Si es un collar de ámbar especial para la dentición es completamente imposible que se suelte más de una bola
      A no ser que dejes a tu hijo solo con unas tijeras, incluso en ese caso, que se tragara las bolitas sería lo menos peligroso que podría hacer.

      Si tus amigas compraron un supuesto collar de ámbar en los chinos o sitios parecidos, es normal que se rompan. Lo mismo pasa con cualquier juguete..
      Y bueno, no me.creo nada de lo de los casos de León. Si tienes información al respecto, podrías ponerla?
      Gracias!

      Responder
  • mihaela21 Agosto, 2016 a las 19:49

    Ola donde puedo comsegir el collar para mi bebe

    Responder
  • Diego Bolaños22 Octubre, 2016 a las 16:21

    Oiga usted, señora Boticaria tiene toda la razón, quédese usted con ella y déjenos con lo demás. Que para resolver cosas prácticas “su razón” es muy limitada, por más evidencia científica que haya acumulado.

    Responder
  • PGL7 Noviembre, 2016 a las 16:40

    Buenas tardes,me leido TODO el post, conclusión:como dice mi marido las opiniones son como los culos,cada uno tiene el suyo…..también hablaban fe los collares de lactancia……no se si es moda o que. …aquí en Madrid he visto muchos bebes con las piedras de ámbar en los chupetes,para evitar malos ratos he escuchado qué en vez de ponerselos a los bebes si tienen esos efectos lo mejor es tenerlos colgados en el coche o cuna….. solo tiene efectos si los chupan??? en Internet hay millones de collares con piedras gigantes pero es como todo,siempre deberá de tener supervisión de un adulto de qué el bebe no se lleve a la boca nada qué se pueda atragantar…… a mi bebe le salen los dientes de 2 en 2 aun no tiene 1 año y tiene 8 dientes, para evitar sus dolores lo mejor tus manos limpias…. pq si le das algo frio se le puede ocasionar faringitis y esas cosas acabadas en itis como bronquitis etc….. entonces que haces?por suerte una vez que rompen “dicen”qué les deja de doler,pero ningún bebe lo ha demostrado, así que cada uno qué haga lo que crea necesario,respetando la opinion, pero luego qué nadie se eche las manos a la cabeza, ningún parto es igual,ningún niño tampoco….Se hara lo que este en nuestras manos para evitar el sufrimiento de nuestros hijos,llámalo casualidad,ciencia o fe Me ha encantado leeros.un saludo

    Responder
  • Maria7 Diciembre, 2016 a las 11:11

    Jajaja, q buen comentario!!!

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.