¿Chupete sí o chupete no? ¿Es tan malo como dicen?

El chupete tiene tantos defensores como detractores. Desde aquellos que se agarran a él como un clavo ardiendo porque les proporcionan paz (de hecho en inglés su nombre es “pacificier”) hasta los que le acusan de deformar los dientes, el paladar y no sé cuántas más penas del infierno. ¿Qué hay de verdad en todo ello? En el vídeo de hoy analizamos uno de los grandes clásicos de la puericultura…

Una Respuesta al comentario

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.