Adiro 100 mg y 300 mg: ¿para qué sirve?

Adiro 100 mg y 300 mg

Según los datos de la consultora QuintilesIMS, en 2016 Adiro fue el medicamento más vendido en España. Nada más y nada menos que 18,5 millones de unidades dispensadas. Para quien tenga curiosidad, el analgésico Nolotil se quedó pisando los talones con 18 millones. El tercero en el podio, pero ya a bastante distancia, otro clásico como Enantyum (11,3 millones).

Imperdonable que a estas alturas de la película no le hubiera dedicado a este fármaco unas palabras. No me lo tengáis en cuenta.

adiro

¿Qué es Adiro?

Es un viejo conocido: ácido acetilsalicílico pero a dosis más bajas que la popular Aspirina. Mientras que la presentación habitual de la Aspirina (en comprimidos o efervescente) es de 500 mg, el Adiro está disponible en 100 mg y 300 mg.

Adiro: un medicamento genérico

Como curiosidad, a pesar de su nombre de fantasía “Adiro”, este medicamento del laboratorio Bayer tiene la categoría EFG (es un medicamento genérico).  Es decir, si la receta viene prescrita como “ácido acetilsalicílico”, en la farmacia a usted pueden dispensarle indistintamente Adiro, o, por ejemplo, ácido acetilsalicílico Cinfa o ácido acetilsalicílico Kern.

¿Para qué sirve el Adiro?

Se utiliza como antiagregante plaquetario. Todos nos acordamos de que en “Érase una vez el cuerpo humano”, las plaquetas se daban la manita y se apiñaban para formar un coágulo (merece la pena que os regaléis un momento nostálgico y volváis a ver el vídeo a continuación). Pues bien, el ácido acetilsalicílico actúa impidiendo que las plaquetas se den la manita y formen esa barrera. Lo hacen mediante la inhibición de una enzima llamada COX-1 (ciclooxigenasa 1). Al inhibir la COX-1 se impide la formación de tromboxano, que es el “pegamento” para las plaquetas.

Los lectores con más solera recordarán que cuando hablábamos de cómo sabe el ibuprofeno dónde actuar, veíamos que esta molécula también inhibía la COX-1. ¿Cuál es la diferencia? Mientras que el resto de AINES (ibuprofeno, diclofenaco, dexketoprofeno, etc.) inhiben la COX-1 de manera reversible, la inhibición del ácido acetilsalicílico sobre esta enzima permanente.

La española cuando besa, besa de verdad y la Aspirina cuando inhibe, inhibe de verdad. 

Las plaquetas son células anucleadas (sin núcleo) y no pueden sintetizar proteínas. Es decir, no pueden reponer la enzima COX-1 y las pobres quedan condenadas a no poder realizar labores de coagulación durante toda su vida (7-9 días es “toda su vida”, no creáis que viven una eternidad). Esto, que para ellas es una faena, para los pacientes que veremos a continuación es la manera de tener la sangre “más fluida” y prevenir episodios de trombosis.

¿Para quién está indicado este fármaco? 

Para que ellos que hayan sufrido previamente alguno de estos eventos:

  • Un infarto de miocardio o una angina de pecho.
  • Un accidente cerebrovascular no hemorrágico transitorio o permanente.
  • Una intervención quirúrgica, del tipo angioplastia coronaria o by-pass coronario

Actualmente es el antiplaquetario de referencia en prevención secundaria tras la aparición de un evento agudo. Una vez que se comienza a tomar, su administración se debe mantener indefinidamente, salvo que existan contraindicaciones. Algunos ejemplos de contraindicaciones podrían ser alergia, complicaciones gastrointestinales o hemorragia.

 

¿Quién no debe tomar Adiro?

Hay numerosas causas por las que el uso de este medicamento puede estar contraindicado. No deben tomarlo, por ejemplo, las personas alérgicas al ácido acetilsalicílico (o que hayan presentado reacciones alérgicas con otros antiinflamatorios o analgésicos), aquellas que presentan úlcera gastroduodenal, las personas con antecedentes de hemorragia o perforación gástrica tras el tratamiento con Adiro y otros AINES, tampoco aquellas que padezcan enfermedades graves del hígado, riñón o corazón… Las contraindicaciones son numerosas y pueden consultarse en el punto 2 de la ficha técnica de la AEMPS.

Es importante destacar entre las advertencias la importancia de avisar al médico antes de tomar Adiro en el caso de que haya sido recientemente operado o vaya a operarse en la próxima semana. Esto incluye las intervenciones quirúrgicas dentales, por leves que parezcan.

¿Cuál es su posología?

La dosis habitual es de un comprimido diario. En cualquier caso, se trata lógicamente de un medicamento sujeto a prescripción médica y, como tal, corresponde al médico pautar la dosis de forma individual.

¿Hay que tomar Adiro con comida?

Es aconsejable tomar el medicamento de forma regular (a la misma hora cada día) y hacerlo antes de las comidas o junto a algún alimento para limitar el efecto gastrolesivo.

¡Ojo! La ingesta de Adiro 100 mg junto con más de tres bebidas alcohólicas al día puede originar una hemorragia gástrica.

 

¿Cuáles son sus posibles efectos adversos?

Algunos de ellos están relacionados directamente con su mecanismo de acción: al disminuir la agregación plaquetaria puede aumentar el riesgo de sangrado y de sufrir anemia.

Entre los efectos adversos más frecuentes encontramos trastornos gastrointestinales (como úlceras o sangrados), respiratorios (como espasmo bronquial o rinitis) o urticaria y erupciones cutáneas.

Entre los menos frecuentes están el Síndrome de Reye, razón por la cual uso el uso de la Aspirina está contraindicado en menores de 16 años con fiebre, gripe o varicela. Hoy en día el síndrome de Reye es muy poco frecuente.

 

Y sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer…

Pese a lo bonita que me ha quedado la explicación de las plaquetas, hay un pequeño “pero” y es que esta inhibición de la COX-1 no siempre funciona a la perfección. El Adiro sólo reduce los eventos clínicos en torno al 30%. De hecho, existe de forma cada vez más habitual algo llamado «resistencia a la aspirina» o «fracaso en el tratamiento con aspirina» que obliga a desarrollar nuevas alternativas terapéuticas al ácido acetilsalicílico. Otros conocidos inhibidores de la agregación plaquetaria, que actúan mediante diferente mecanismo de acción son, por ejemplo, el clopidogrel o el prasugrel (Efient).

Hoy en día, gracias a los avances en genómica y proteómica es posible profundizar en la investigación antiplaquetaria. Descubrir nuevas dianas terapéuticas que impidan a las plaquetas darse la manita, aunque sea haciéndoles cosquillas, sigue siendo el objetivo.

 

 

Fuentes:

Baigent C, Blackwell L, Collins R, Emberson J, Godwin J, Peto R, et al. Aspirin in the primary and secondary prevention of vascular disease: Collaborative metaanalysis of individual participant data from randomised trials. Lancet. 2009;373:1849-60.

Badimon, Lina, and Gemma Vilahur. “Mecanismos de acción de los diferentes agentes antiplaquetarios.” Revista española de cardiología suplementos 13 (2013): 8-15.

Sutcliffe, P., et al. “Aspirin for prophylactic use in the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: a systematic review and overview of reviews.” Health technology assessment 17.43 (2013): 1-253.

http://cincodias.com/cincodias/2016/12/02/empresas/1480709773_232091.html

Imágenes:

Vimeo, Wikimedia Commons.

8 Respuestas a los Comentarios

  • Paula13 febrero, 2017 a las 12:22

    La verdad es que yo no conocía el Adiro como tal (sí la aspirina) hasta que por circunstancias de la vida me ha tocado tomarlo. Y es en uno de los casos que no mencionas, pero imagino que por poco común o porque los médicos aún no saben por qué funciona pero funciona (o eso me dijo el hematólogo a mí). Me refiero a los abortos de repetición o fallos de implantación, que por lo que se está viendo en ocasiones están ligados a problemas genéticos de coagulación. Vamos, que yo no sabía que mis plaquetas se daban la manita de más hasta que intenté quedarme embarazada (y por lo visto el embarazo de por sí es un estado de hipercoagulación)… y aquí estoy, con mi Adiro 100 por las mañanas, mi heparina todas las noches y de cinco meses…

    Responder
  • Mi Álter Ego13 febrero, 2017 a las 16:52

    Primera vez que oigo hablar de esto. Parece que no vivo en el mundo… Besotes!!!

    Responder
  • Yo soy, cerdos14 febrero, 2017 a las 03:07

    Hijos de puta sabed que la redención esta cerca.

    Volved a vuestros orígenes y sed dignos del Señor.

    Este diario digital está perdido.

    Salvaos vosotros y no os creáis toda esta mierda publicada.

    Gran parte de estos, serán condenados para perdición.

    Así será.

    Este diario es peor que la más grande de las inmundicias

    Responder
  • Fernanda14 febrero, 2017 a las 08:58

    Muy buena explicación. Yo conocí el Adiro hace tres años, me lo recetó el ginecológo tras dos abortos, cuando conseguí embarazo nuevamente tuve que tomar una pastilla de Adiro 100 hasta la semana 37. Aunque no tenía problemas de coagulación, creo que fue más por prevención.

    Responder
  • Edu10 abril, 2017 a las 01:37

    Una pregunta: c puede toma una mujer embarazada esté medicamento?gracias

    Responder
  • Antonio15 agosto, 2017 a las 09:23

    Es posible tomar Adoro 100 y dos cápsulas al día de ajo desodorizado

    Responder
  • Mari8 septiembre, 2017 a las 09:00

    fui al medico porque tengo mal la circulacion de la sangre
    y me receto Adiro,,,y yo por lo que me estoy informando
    se lo mandan a personas con trombosis o problemas de corazon
    y claro mi caso no es ese,,,se lo comente a mi medico y me dijo q para la circulacion
    tambien se toma,,pero no me convence,,
    Que me aconsejais???gracias

    Responder
  • spigon16 noviembre, 2017 a las 11:35

    Tengo 80 años. Salud excelente. Llevaba unos dias con pesadez de piernas y la cabeza algo “turbia”. Desde hace diez dias estoy tomando un Adiro 100 mg. diario y me encuentro mucho mejor. Si se lo cuento a mi medico me va a decir que no hace falta que lo tome , pero si yo me encuentro mucho mejor, y supongo que es por tomarlo ¿ Hay algun inconveniente en seguir haciendolo ?

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.