4 cosas que hacemos mal cuando nuestro hijo tiene fiebre

Según la Asociación Española de Pediatría (AEPED), la fiebre es el motivo de consulta más frecuente en pediatría. Y sin embargo, pese a ser algo tan común, aún no hemos aprendido del todo a coger el toro por los cuernos cuando sube el termómetro y darle la importancia relativa que merece.

Como todos sabemos, la pregunta del millón, esa que todo padre se ha preguntado alguna vez, es si es mejor administrar Dalsy o Apiretal para bajar la fiebre de sus vástagos. Aquí podéis encontrar una respuesta al gran dilema. En resumen: los dos tienen la misma potencia para bajar la fiebre y hay que valorar otros aspectos para elegir uno u otro. Entre otros, la edad del bebé (el ibuprofeno no suele administrarse en menores de seis meses), o si es necesario o no el efecto antiinflamatorio del ibuprofeno ya que es más agresivo para el estómago.

Hoy hablaremos de 4 cosas que no hacemos del todo bien cuando nuestros hijos tienen fiebre y que debemos empezar a cambiar (le pese a la abuela que le pese). Espero que os guste la infografía:

new-piktochart_17793576_f02559d9089783639cc6040d0ad08392af5d8ea6

 

1. Administar paracetamol o ibuprofeno a la primera de cambio

Comencemos por aclarar que en menores de tres meses ante el menor síntoma de fiebre sí hay que acudir a urgencias. Siempre.

En niños mayores la cosa cambia y salir pitando a urgencias porque de pronto una noche el termómetro marque 37,5º o 38º sin algún otro síntoma grave que reseñar no sólo no es necesario, sino que no es una buena idea. Nada mejor que pasar la velada en una sala de espera de urgencias poniendo en común los bichos de todos.

No todos los niños reaccionan igual ante la fiebre. Algunos niños (como los míos) pueden tener fiebre y seguir botando por la casa disfrazados de Blancanieves o de Obi Wan Kenobi como si tal cosa. Otros se quedan tirados en el sofá como si les hubiera pasado un camión por encima y no reaccionan ni frente a la prueba de fuego de esta generación: ofrecerles un iPad. Si a un niño le ofreces un iPad y no reacciona, quizá va siendo hora de sacar el Apiretal del armario.

En el decálogo de la fiebre publicado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria se indica que la fiebre sólo debe tratarse cuando se acompaña de malestar y dolor. Si va ayudar a mejorar el confort de nuestras criaturas, bienvenido sea el chute de paracetamol o ibuprofeno. Si no, debemos observarlos y no volvernos demasiado locos. No olvidemos que la fiebre es un mecanismo de defensa, la forma que tiene nuestro cuerpo de intentar mandar a la hoguera a los virus y bacterias.

2. Friegas y baños de agua tibia: bye bye

Quizá ésta sea la mejor noticia de todas: su eficacia es mínima así que actualmente están desaconsejados. Han leído ustedes bien. Despelotar a la criatura y ponerle paños en las ingles o meterla en una bañera de agua tibia no ha demostrado ser muy útil, así que, como además no suele ser plato de gusto para ellos, dejemos que sigan tranquilos.

3. Alternar paracetamol e ibuprofeno

Puede que puntualmente algún pediatra lo aconseje, pero en general esta alternancia de antitérmicos no ha demostrado una eficacia mayor que ambos en solitario. De lo que sí hay riesgo con esta práctica es de sobredosificación, porque a las tres de la mañana con la pestaña pegada uno ya no se acuerda de si el último chute era del bote rojo o del bote naranja… Por tanto, salvo indicación contraria, nos centramos en uno de los dos y fuera.

4. La dieta del caldito y el pescado hervido.

Que un caldito puede resucitar a un muerto lo sabemos todos. Reconforta y además es aconsejable para mantener un estado correcto de hidratación, algo importante en estos casos.

Sin embargo, esto no significa que porque un niño tenga fiebre haya que torturarle con menús comúnmente conocidos como “de dieta”, a base de hervidos poco palatables (por decirlo diplomáticamente). El niño tiene fiebre, pero el estómago le funciona correctamente (y aunque tuviera diarrea tampoco habría que torturarle, pero de eso hablamos otro día).

Ya que la criatura está alicaída, al menos que coma feliz.

Comparto con vosotros el decálogo de la AEPap. No sé si es mejor que lo colguéis en la nevera con un imán o que os lo tatuéis en el deltoides. Lo dejo a vuestra elección.

¡Feliz y afebril fin de semana para todos!

como bajar la fiebre en niños

 

Imagen: Pixabay

Fuentes: AEPED, AEPAP

10 Respuestas a los Comentarios

  • tecnomedicina4 Noviembre, 2016 a las 12:37

    Toda la teoría sobre protoolos de actuación en casos de enfermedades deberían tener su aparatito robot en toda casa. Algún artilugio que con sólo apretar un botón nos indicara lo que debemos hacer.
    Y si es con voz, mejor. Y potenciar el desarrollo de prevención y apoyo médico vía tecno.

    Responder
  • Isabel4 Noviembre, 2016 a las 13:59

    Muy interesante como siempre tu blog, pero creo que en este decálogo se han cargado de un golpe muchas de las recomendaciones que nos han hecho nuestros pediatras durante muchos años. La verdad es que no sé si era antes cuando tenían razón o es ahora. Cuando la fiebre es alta y para evitar picos, hemos intercalado paracetamol e ibuprofeno. Les hemos dado baños tibios y los hemos aligerado de ropa… y ahora todo esto está mal parece ser. Menos mal que sí debemos seguir hidratándolos muy bien..

    Responder
    • boticariagarcia10 Noviembre, 2016 a las 01:38

      Realmente la ciencia avanza y se realizan muchos estudios que hasta ahora no se habían hecho. En mi opinión en cada momento debe aplicarse la ciencia en base a la evidencia más actual y si con los datos disponibles la evidencia contradice a los remedios aplicados por tradición… pues quizá no esté mal darle una vuelta a la tradición. Un saludo!

      Responder
  • Mi Álter Ego4 Noviembre, 2016 a las 20:44

    Mi madre era muy de ponerme a dieta. Jajaja. Aunque hay que reconocer que, normalmente, a mí la gripe me solía atacar mucho al estómago, no sé por qué.

    Besotes!!!

    Responder
    • boticariagarcia10 Noviembre, 2016 a las 01:39

      Pobrecita… A mí me ponían a dieta en el internado si tenía cuatro toses y tenía que quedarme en la cama y recuerdo ese brócoli (que ahora me gusta) con verdadero horror…. Besitos!

      Responder
  • Laura4 Noviembre, 2016 a las 23:12

    ????
    “Si a un niño le ofreces un iPad y no reacciona, quizá va siendo hora de sacar el Apiretal del armario”
    Grande, Sra Gcía!!

    Responder
  • Miriam Cano Montoya10 Noviembre, 2016 a las 22:49

    Buenas noches.
    En caso de que le demos por ejemplo apiretal a las doce y a las tres vuelva a subirle la fiebre y tenga más de 38 y medio casi 39,como faltan todavía tres horas para volver a darle apiretal. En ese caso qué hacemos no es conveniente darle el ibuprofeno? No sería peligroso esperar las tres horas? Pienso que tres horas más subiría muchísimo
    Gracias

    Responder
  • Elisa15 Marzo, 2017 a las 22:10

    Hola e leído el articulo y me llama la atención lo de los baños mi experiencia personal yo como adulta e tenido fiebre de 39 a 40 debido a amigdalitis tomo paracetamol y me doy un baño de agua tibia y aunque no este probado que el baño ayude a bajar na fiebre a mi me reconforta y alivia la sensación de estar ardiendo, hoy por hoy soy madre y a mi peque cuando le a dado fiebre alta superior al 39 le e hecho lo mismo baño de agua templada y apiretal, a demás e visto como en urgencias a mi o a otra madre nos preguntan le a dado el antitérmico y si lo hemos bañado entiendo que esto del baño se hace habitualmente en casos de fiebre alta, a mi me resulta y creo que lo seguiré haciendo.
    Aludos

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.