Remedios para la resaca

Junto con la Navidad ,o el día de tu cumpleaños, no hay mejor momento para hablar de remedios para la resaca que en esta semana grande del verano, la conocida como “semana del puente de la Virgen”. ¿De qué Virgen? Pues yo creo que del 90% de las vírgenes. Cualquier español que se precie tiene un pueblo, o un primo que tiene un pueblo, en el que se celebran ferias y fiestas durante esta semana.

Y para consagrar las fiestas en honor de Ntra. Sra. de Nuestro Pueblo, los españoles bebemos. A ser posible hasta el agua de los floreros. Bebemos vino (y sus variantes festivo-frutales como la sangría y la cuerva), bebemos cerveza, manzanilla, sidra, cava y, por encima de todas las cosas, bebemos el mejor invento español después de la fregona: el cubata. Alguno dirá que cubatas se sirven en todo el mundo, pero no. El auténtico cubata, el que no escatima tres o cuatro dedos de alcohol sobre tres o cuatro hielos como puños, sólo se sirve en condiciones en territorio nacional.

remedios para la resaca

¿Qué ocurre cuando bebemos alcohol?

El alcohol en el organismo se metaboliza en varias fases hasta dejar de ser una sustancia tóxica. En el estómago, mediante la enzima alcohol deshidrogenasa (ADH) se transforma el alcohol en acetaldehído, que es el responsable de la mayoría de los efectos indeseables. Después, el aldehído se metaboliza en el hígado mediante la enzima aldehído deshidrogenasa (ALDH) dando lugar a acetato, que es inofensivo.

¿Qué ocurre cuando bebemos MUCHO alcohol?

Cuando bebemos mucho alcohol, las enzimas ALDH del hígado no dan abasto para para metabolizar todo el acetaldehído existente y es entonces cuando empieza a liarse parda. Si seguimos consumiendo mayor cantidad de alcohol, mayor cantidad de acetaldehído que se pone a la cola para ser eliminado sin éxito. Comienza la fiesta.

10 mitos sobre el alcohol y la resaca

1- Mezclar es lo peor. Falso: lo importante es la cantidad final de alcohol ingerido, independientemente de donde proceda. Lo que suele suceder es que cuando mezclamos, la cantidad final de alcohol es elevada. Queridos todos, en un clásico: “cañas+vino+cava+chupito+copazo” la culpa no la tiene mezclar 5 bebidas, la culpa es la suma de los 5 lingotazos de alcohol que llevamos en el cuerpo.

2- Las mujeres toleran el alcohol peor que los hombres. Verdadero: aunque algunas sean capaces de beberse el nilo, las mujeres tenemos menor cantidad de enzimas metabólicas que los hombres. Además, las concentraciones sanguíneas de alcohol son mayores en la mujer, ya que tenemos mayor cantidad de grasa subcutánea y un volumen sanguíneo menor. Vamos, que además de la tendencia a las curvas, nuestra distribución de la grasa nos hace estas gracietas.

3- Es importante hacer mucho pis para eliminar el alcohol. Falso: únicamente un 5% del alcohol se elimina a través de la orina, sudor o aliento. Es decir, por mucho que vayamos al baño, el tajo sigue estando en el hígado, no en los riñones. El alcohol aumenta la diuresis, cuando bebemos mucho, aumentan las ganas de orinar pero, en contra de lo que creemos, no estamos eliminando alcohol, sino agua. A partir de ahora, cada vez que vayáis al baño en esas circunstancias pensad que la orina de esta noche es la deshidratación de mañana. Tan feo como suena.

4- Tomar combinados con bebidas carbonatadas hace que el alcohol “suba antes”. Verdadero: las bebidas gaseosas pueden acelerar la absorción del alcohol. ¡Ojo! Unos científicos chinos (de la China) afirman que el Sprite acelera la eliminación del alcohol, pero ¡ojo otra vez! no han podido demostrarlo de-verdad-de-la-buena. Como consumidora ocasional durante largos años de whisky con Sprite hasta que el gintonic nos separó, me voy a permitir poner en cuarentena este estudio de los científicos chinos (de la China).

5- Lo mejor para la resaca es seguir bebiendo algo de alcohol al día siguiente. Falso: por mucho que algunos se empeñen, semejante no cura a semejante. En una resaca puntual no hay síndrome de abstinencia y seguir bebiendo alcohol lo único que hará será empeorar nuestro cuerpo jota.

6- Las bebidas “claras” dan mejores resacas que las oscuras. Verdadero: el colocón de vodka o ginebra tiene mejor perspectiva que el de ron o whisky debido a que éstos incluyen derivados de su fermentación que también pueden provocar dolor de cabeza.

7. Un café bien cargado ayuda a mejorar la resaca. Falso: el café no aumenta la velocidad de eliminación del alcohol. Por el contrario, al reducir el sueño tras una larga noche de juerga, puede ser peligroso al hacernos pensar que estamos en condiciones de conducir cuando en realidad no lo estamos.

8. Antes de beber hay que cenar algo rico en grasas para que “haga una película” en el estómago. Verdadero: “Películas” de ciencia-ficción aparte, lo cierto es que una comida rica en grasas puede retrasar la absorción del alcohol y por tanto mitigar sus efectos secundarios.

9- Tomar vitaminas del grupo B ayuda a metabolizar mejor el alcohol. Falso (y ya lo siento): a pesar de que todos nos hemos agarrado con fe en algún momento de nuestras vidas al Benadón (vitamina B6), no está demostrado que su consumo realmente acelere la metabolización del alcohol. A pesar de que no hay evidencia de que la vitamina B6 sirva como antídoto, actualmente se sigue inyectando en los centros de salud ante una intoxicación etílica con el objetivo de mejorar la sintomatología neuromuscular. Actualmente se habla de la Metadoxina (un derivado de la B6) como posible alternativa.

10. Nuestro estado anímico durante la ingesta de alcohol afecta a la resaca. Verdadero: El alcohol actúa directamente sobre el sistema nervioso y una situación emocionalmente inestable mientras se ingiere alcohol puede influir en la posterior resaca.

Fuera del decálogo, aún habría un undécimo mito sobre el alcohol y es que hay quien piensa que el alcohol no aporta calorías. Siento decepcionar a quien lo piense porque el alcohol engorda y en el enlace podéis encontar cómo y cuánto.

Los mejores remedios contra la resaca 

1- Ser responsable. Si bien es cierto que entre los efectos del alcohol se encuentra, irónicamente, el volvernos algo más irresponsables y perder cierta perspectiva sobre la realidad, con la cantidad de primaveras que todos llevamos a nuestras espaldas, lo suyo es que sepamos echar el freno cuando empecemos a notar que dicha “perspectiva” comienza a difuminarse.

2. No beber con el estómago vacío. Algún día mi amiga Ana y yo escribiremos una trilogía: “La noche que salimos por Alonso sin cenar”, “Historias del taxi de vuelta” y, como tercer volumen, el best-seller que nos encumbrará “Amanece en el colegio mayor el día después”.

3. Hidratarse. Beber agua como si no hubiera un mañana. Muchos de los desagradables efectos del alcohol son consecuencia de la deshidratación: dolor de cabeza, náuseas, debilidad… y sí, la lengua estropajosa y las ganas de asaltar una fuente al despertar, también. En el fondo, para salir de copas hay que prepararse como para salir con la bici: hidratarse previamente puesto que se van a perder líquidos, e hidratarse después para reponerlos.

4. Tomar hidratos de carbono. El alcohol disminuye la glucosa en sangre. Tomar hidratos de carbono contribuye a mejorar algunos síntomas de la bajada de azúcar como la fatiga o la debilidad. Es decir, que los macarrones que nos tomábamos en mi casa a las ocho de la mañana en plena feria cuando cerraban los bares ahora cobran todo el sentido del mundo.

4. Analgésicos. A pesar de que el ibuprofeno pueda dañar la mucosa intestinal, el órgano que sale perdiendo en una resaca es el hígado. Por tanto, es preferible el uso de ibuprofeno a paracetamol. Antes de decidirse por uno de los dos analgésicos más populares de la galaxia, es importante saber en qué se diferencian el ibuprofeno y paracetamol.

5. Antiácidos. Si nos “rasca” el estómago a consecuencia de nuestros excesos, se pueden tomar protectores o antiácidos como Álmax, Rennie, Alquén (ranitidina) o incluso Gaviscón para propensos al reflujo.

El consejo de la boticaria

Como decía mi abuela: “por la noche caballos, por la mañana gorrinos”. Los que no vemos la hora de tomarnos la penúltima, solemos tener el defecto de querer dormir por las mañanas para recuperarnos. Y es que no existen píldoras mágicas, dormir la mona con una botella de agua junto a la cama es el mejor remedio para la resaca.

Las fiestas, fiestas son, pero aunque a todos nos gusta divertirnos, es importante recordar que más allá de los remedios para la resaca, el consumo de alcohol siempre entraña riesgos y debe realizarse con moderación. El coche siempre en el garaje y ante la duda ¿cómo estaré mañana si me tomo otra?, no tomarla siempre será la mejor decisión.

 

10 mitos sobre el alcohol y la resaca -       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8043313

http://www.independent.co.uk/news/uk/hangover-cure-finally-found-sprite-8866828.html

 

24 Respuestas a los Comentarios

  • Noemi12 agosto, 2014 a las 10:54

    ¿No comentamos el tema de las enzimas misteriosas que anidan en tu cuerpo sin gota de grasa y que te hacen inmune? 😉
    Lo más grande de este post es la constatación de que las chuletas de la bodega burgalesa son buenas para la resaca. Ole!

    Responder
    • boticariagarcia18 agosto, 2014 a las 15:57

      Mi cuerpo lo que tiene es un training que ya quisieran esos runners de pacotilla (aplicado al campo etílico, claro). Y aquí lo dejo socia, que este es mi blog serio, o medio serio 😉

      Responder
  • Mi Álter Ego12 agosto, 2014 a las 11:24

    Creo que me he emborrachado una sola vez en mi vida. Así de sosainas soy… así que no creo que tenga que tirar de estos consejillos en días venideros pero nunca se sabe cuándo puede estar una especialmente festiva, oye.

    Por cierto, ahora que hablas de antiácidos, el churri sufre muuuucho de acidez. ¿Recomiendas alguno por encima de los demás? Besotes!!!

    Responder
  • Trimadre12 agosto, 2014 a las 12:09

    Whisky con Sprite?? Whisky con Sprite??? en serio?? menos mal que ya te has pasado al lado oscuro… Yo siempre bebí GTs, me decían que era bebida de padres y ahora resulta que en realidad era una adelantada a mi época 😉
    Geniales consejos, que por desgracia podré poner en práctica muy de vez en cuando. Besos!

    Responder
    • boticariagarcia18 agosto, 2014 a las 15:55

      Whisky con Sprite. Y el otro día en una boda en la que había una ginebra infame decidí volver a probarlo y todo el mundo me miró en la pista de baile por los aspavientos involuntarios que me provocó. Horrible

      Responder
  • Martaharias12 agosto, 2014 a las 13:54

    Genial el post boticaria!!
    Me apunto lo de mezcla q yo pensaba q era nefasto!

    Responder
    • boticariagarcia18 agosto, 2014 a las 15:53

      Y yo me apunto ése remedio preventivo tuyo que comentaste en tuiter. Por lo que pueda pasar 🙂

      Responder
  • Papiroflex12 agosto, 2014 a las 15:22

    Menudo post!
    Fantástico y muy educativo.
    Espero que otro día y sin tardar nos hables y nos ilustres de otros mitos que se atribuyen al alcohol y también son mentira.
    Besos

    Responder
  • Mamá en Bulgaria12 agosto, 2014 a las 19:31

    Yo llevo más de dos años de abstinencia alcohólica por embarazo y lactancia, y antes de eso no bebía mucho, pero me parece muy interesante este post y muy bien explicado.

    Responder
    • boticariagarcia18 agosto, 2014 a las 15:52

      Muchas gracias! Nunca se sabe qué día pueden caer dos copitas más de la cuenta! (Lactancia aparte, claro!)

      Responder
  • remorada13 agosto, 2014 a las 14:43

    me he vuelto responsable por fuerza mayor, pero con decirte que bebía hasta el agua de los floreros en la universidad me quedo corta, ingentes cantidades de bebidas de dudosísima procedencia deben haber matado unas cuantas neuronas, aunque, por otro lado, los “apagones” me han hecho olvidar muchas cosas… menos mal…

    Responder
    • boticariagarcia18 agosto, 2014 a las 15:51

      Mucho mejor no poder recordar no sé cuántas cosas, sin duda!! Y en las resacas tomarías ese ibuprofeno con protector famoso, verdad? 😉

      Responder
  • Aniinteutonland15 agosto, 2014 a las 14:45

    Otro post genial que me guardo en favoritos 😉
    Mira por dónde, sin saber, estábamos haciendo cosas correctas como comer pasta o arroz al día siguiente, beber mucha agua y tomar ibuprofeno. Por cierto, qué me dices del zumo de tomate? Yo siempre he oído que es bueno para la resaca, mito o realidad?
    Besotes

    Responder
    • boticariagarcia18 agosto, 2014 a las 15:43

      El zumo de tomate ayuda en la rehidratación y es un “chute” de vitaminas antioxidantes. Sin embargo, no tiene por qué ser diferencialmente mejor que el zumo de otras frutas, como la naranja, que también ayuden a reponer líquidos y minerales.
      En cualquier caso, ya hemos visto que ni siquiera hay certeza de que la administración de vitaminas del grupo B sea efectiva en la resaca.

      Responder
  • Irene MoRe19 agosto, 2014 a las 13:47

    Creo que no he sufrido resaca ni una vez en mi vida. Imagino que el hecho de haberme emborrachado, como mucho, 3 veces, ayudará, claro.
    Tengo la enorme suerte de que no me gusta el alcohol, algún ron flojito de vez en cuando, y con mucha azúcar, si acaso.
    Pero tomo nota, que sí que conozco a gente que no lleva muy bien lo de levantarse después de las fiestas.

    Responder
    • boticariagarcia19 agosto, 2014 a las 13:57

      Ron con mucho azúcar… A ti lo que te gustan son los mojitos!!! Qué lista!

      Responder
  • Pol Pesoa28 septiembre, 2014 a las 12:17

    Nos gustaría aquí hacer referencia a la producción de vinos orgánicos. Las especiales características del cultivo del viñedo orgánico, con aditivos muy restringidos y ausencia de insumos químicos externos, producen vinos de excelentes cualidades organolépticas y, estamos convencidos, con beneficios saludables y ausencia de resacas. Los estudios nutricionales de rigor en cuanto a este producto aún son insuficientes, carencia que esperamos que sea subsanada en breve a nivel internacional. Un saludo.

    Responder
    • boticariagarcia28 septiembre, 2014 a las 16:58

      En este blog los comentarios están abiertos y pueden ustedes hacer referencia a los vinos orgánicos si lo desean. Sin embargo, debo aclarar que mientras los vinos orgánicos posean alcohol en su composición (que es el principal causante de la resaca), por muy orgánicos que sean y por muchos estudios nutricionales de rigor que se se hagan sobre ellos, jamás se podrá hablar de “ausencia de resacas” con su consumo.

      Un saludo.

      Responder
  • Marian7 octubre, 2014 a las 11:32

    Hola, para que se te baje el alcohol rápido te recomiendo tomar este spray DIFRESH ANTI-RESACA que ayuda al organismo en el proceso del metabolismo del Alcohol y favorece su eliminación porque contiene unos componentes como vitaminas B1, B3,y B6 .Sabe a menta fresca que me encanta. Lo compré en “Difresh shop”

    Responder
  • Manu16 junio, 2015 a las 08:58

    Enhorabuena por el post, blog y en general por todo lo que haces, eres una artista! Me gustaría añadir una cosita como remedio que me funciona muy bien. Además de beber agua antes y despues de emborracharse, a mi va muy bien beberla mientras (jejeje), sobre todo en BBC que tienes una gran colección de copas y vasos, no viene nada mal ir diluyendo de vez en cuando. A mi novia que tiene bastante problemas con las resacas aunque beba mucho le funciona de maravilla. Un abrazo y a seguir igual.

    Responder
  • Natalia6 febrero, 2016 a las 00:52

    Si bien hacer pis no elimina el alcohol, sudar sí: yo he regresado a casa completamente ‘limpia’ después de una noche de baile total. Cuando no bailaba, la resaca era monumental.

    A sudar, pues.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.