¿Cuánto engorda una torrija?

Hoy es Lunes Santo y toca hablar de torrijas. Antes de dar el primer bocado,  cuánto engorda una torrija es la pregunta que a más de uno le nublará la mente mientras unos acordes de King África retumben en su conciencia. Booooomba.

 

cuanto engorda una torrija

BREVE HISTORIA DE LA TORRIJA

Se dice que las torrijas se inventaron en la Cuaresma, a raíz de la prohibición de consumo de carne, con el doble objetivo de dar salida al pan sobrante y conseguir un alimento energético que supliera el déficit calórico debido al ayuno y abstinencia. Las torrijas no nacieron ayer, la primera receta aparece ya en 1604, en un libro de cocina titulado “El Arte de Cozina”. Y, por muy invento nacional que nos parezcan, la idea de mezclar pan con leche y pasarlo por una sartén no sólo se nos ocurrió a nosotros. Las french toasts o el pain perdu suenan mucho más exóticas pero vienen a ser algo parecido.

LA TORRIJA ES BELLA

No, lo cierto es que no lo es en absoluto. Estos días las torrijas compiten duramente con cupcakes y galletas con fondant por hacerse un hueco en las vitrinas de las pastelerías, pero las comparaciones estéticas son odiosas. A pesar de ello, ahora todo lo que suena a retro genera interés. Y si se trata de poder vender cara una materia prima barata, el interés se multiplica. Ayer la revista Yo Dona dedicó una página a las torrijas mencionando varios restaurantes de moda  en los que se sirven con aspecto impecable, acompañadas por helado y fruta, como postre delicatessen. Por si alguien quiere probar a hacerlo distinto y bonito, mis amigos de Afreirpimientos, siempre un paso por delante, ya publicaron el año pasado esta receta de torrijas infusionadas en leche con regaliz y acompañadas de sorbete de leche con una presentación similar a las que encumbran en la revista.

CUÁNTO ENGORDA UNA TORRIJA

Según el programa informático SATN2009, una ración de torrijas de 100 g equivaldría a unas 203 kcal. ¿Parace mucho? Pues sabed que esas 200 kcal corresponden a una torrija elaborada con leche semidesnatada y sin miel. Con leche entera y una cucharadita de miel, los 100g de torrijas se nos ponen en más de 300 kcal.

CONCLUSIONES DE LA BOTICARIA

Si bien los dulces navideños juegan la baza de la almendra y en diciembre pude hacer la defensa apasionada del turrón, las torrijas son indefendibles desde el punto de vista nutricional. Sus bondades nutritivas (fundamentalmente las proteínas de la leche, calcio, e hidratos de carbono) serían las mismas sin freírlas en aceite y bañarlas en azúcar. De hecho, una variante para conseguir torrijas menos calóricas consiste en no freírlas y cocinarlas al horno con sacarina.

Sin embargo, vengo en son de paz. El hecho de que yo tenga guardia en Semana Santa no implica que tenga que torturaros a vosotros con cuánto engorda una torrija. Por ello es de justicia hacer una pequeña defensa comparativa. Un Donut, de 40g, tiene prácticamente las mismas calorías que 100g de torrija, y sin embargo, la tercera parte de calcio y el doble de grasas saturadas. Algo similar sucede con los nuevos dulces de aspecto Play Doh de fabricación industrial. A pesar de que estos últimos también pueden elaborarse en casa a partir de ingredientes de calidad, la simplicidad (y lo barato) de un postre elaborado a partir de pan, leche, huevos y azúcar es difícilmente superable. Sin matricularte en talleres de frosting. Sólo con la receta de la abuela. Y por dos duros. El no va más.

En Semana Santa unos llevan la cruz y otros comen torrijas. Lo que no mata, engorda. -       

Powered by Vcgs-Toolbox

Actualizado 15/04/2014 con algunas de vuestras recetas propias de torrijas sugeridas en Twitter. Por lo visto son pocos a los que les importa cuánto engorda una torrija:

El Sur

No es blog para abuelas

Remorada

 

 

 

 

27 Respuestas a los Comentarios

  • marialu14 Abril, 2014 a las 11:34

    Adios Donuts, hola torrijas!! (Creo que no he entendido el post, jajajaja)
    Un besito,
    Marialu

    Responder
    • boticariagarcia14 Abril, 2014 a las 12:06

      Lo has entendido perfectamente. Donde esté el producto casero que se quite el señor Panrico (aunque su apaño nos haga). Besitos 🙂

      Responder
  • peinetapintxosymimonillo14 Abril, 2014 a las 11:50

    Esto…..con lo poco que me deja comer HK como se me entojo una torrija ya puedes hacer 100 post que le pienso atizar con ganas, he dicho ( y puedes favoritear mi comentario si quieres 😉

    Responder
  • matronaonline14 Abril, 2014 a las 12:07

    Pues nada, a hartarnos a torrijas, que tienen mucho calcio (cada una interpreta el post con toda la subjetividad del mundo según más le convenga…) XD

    Responder
    • boticariagarcia14 Abril, 2014 a las 15:21

      Es una gran interpretación, haré como que no he leído nada 🙂

      Responder
  • Maria14 Abril, 2014 a las 14:14

    Yo quiero un KitchenAid a 30$. Seguro que esta interpretación es un poco rara pero es lo primero que he pensado.
    Y lo segundo es que en esta casa sobra muy poco pan de ayer… Qué pena

    Responder
    • boticariagarcia14 Abril, 2014 a las 15:23

      ¡A 29$! Ya ves… quién la pillara. No sé dónde le haría hueco en mi cocinita de juguete, pero se lo haría, sin duda alguna…

      Responder
  • Gemma/El Sur (@Gemma_311)14 Abril, 2014 a las 14:55

    Pues a mi me encanta que defiendas un producto típico de las fiestas, sano, natural, alimenticio, barato.
    Que lo que engorda es esa forma de vida que tenemos en Oxidente(mi nuevo palabro favorito) de sedentarismo y bollería industrial.

    Responder
  • Hermanas Bolena14 Abril, 2014 a las 14:57

    Nada! Habrá que mezclar la dieta “paleo” con la torrija. Menú: 7 lonchas de pavo a pelo + 1 torrijita sin azúcar, con stevia o como se llame, leche desnatada y en papel secante… Ozú qué asquete de metabolismo!

    Yo quiero más info sobre “el día de la curva de la glucosa” que me ha sonado a “el día de la Bestia” y me quiero morí!

    Besazos Boti,

    Ana B.

    Responder
    • Herenia14 Abril, 2014 a las 16:46

      Primero, Ana B, estas preñi?

      Boticaria, un poquitín de azuquita en bollería casera no viene mal no? Qué sepas que aún no he comido ninguna y me has generado la necesidad de comer una! Tu no serás experta en publicidad subliminal y te han contratado las monjitas de clausura para que compremos torrijas?

      Responder
      • boticariagarcia15 Abril, 2014 a las 00:08

        Eso quedará para siempre entre las monjas y yo. Secreto de confesión 🙂

        Responder
    • boticariagarcia14 Abril, 2014 a las 23:58

      Pues me da a mí que la dieta Paleo y las torrijas son como el agua y el aceite porque los paleos no sólo no admiten leche ni azúcares, sino tampoco pan… ¡la torrija invisible!

      Lo de la curva de la glucosa es una prueba que se les hace a las embaradas para controlar la diabetes gestacional. Tranquila que cuando te llegue “tu día de la bestia” te enterarás.

      Un beso querida!

      Responder
  • Mamá en Bulgaria14 Abril, 2014 a las 17:55

    Yo las hago a menudo sin importar si es cuaresma o no, en Bulgaria se comen todo el año, con queso fresco y miel en vez de azúcar. Y no me importa las calorías que tengan, la vida es muy corta para andar contandolas.. Creo que nada es demasiado malo si no se abusa. 🙂

    Responder
    • boticariagarcia15 Abril, 2014 a las 00:12

      Así es, una torrija (o como se llame en búlgaro) es un “capricho” sin ningún tipo de trascendencia. 300kcal o 400kcal extra un día no significan nada dentro de una dieta equilibrada, y lo que venía a decir al final es que precisamente es más “escandaloso” el aporte calórico y de grasas saturadas de un donut, que sí que están introducidos alegremente en muchas de nuestras dietas diarias. 🙂

      Responder
  • Krisamant14 Abril, 2014 a las 18:18

    Yo es que soy de letras… lo de contar no es lo mio, y menos aún calorías… uf qué pereza!
    Si me apetece un donut me lo voy a comer, aunque reconozco que en esta casa casi toda la repostería es casera, por eso de que es más sano para los niños, no porque me guste pringarme de harina (que también le veo un punto divertido) XDD

    Responder
    • boticariagarcia15 Abril, 2014 a las 00:12

      Yo soy fatal para pringarme las manos, pero a los niños voy viendo que les encanta y quizá no me vaya a quedar más remedio que remangarme dentro de poco… 🙂

      Responder
      • Maria15 Abril, 2014 a las 09:14

        Con el KitchenAid puedes hacer un montón de cosas sin pringarte

        Responder
  • planeandoserpadres16 Abril, 2014 a las 10:18

    ¡Ay, preferiría no haberlo sabido nunca! Aunque era de prever que serían bombas calóricas.

    Responder

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.